Cómo ser más competitivo siendo freelance

Blog, Consejos, Recursos

Hay muchas cosas que puedes hacer para ser más competitivo como profesional, que puedes realizar antes de iniciar tu actividad o posteriormente para mejorar en tu profesión como freelance.

  1. Ofrece los servicios básicos, complementarios y algún servicio a mayores que pueda llamar la atención de tus potenciales clientes.  Cuanto más ofrezcas mejor ya que llegarás a más personas, pero que no sea más de lo que puedes abarcar o algo que no sepas realizar bien. Diversifica con cabeza.
  2. También puedes especializarte y buscar llegar a los clientes que buscan exactamente lo que ofreces (redactor de cocina, diseñador de logos, etc).
  3. Asóciate con otros freelance. Si te asocias con personas que ofrecen productos o servicios complementarios todos ganaréis, ya que la otra persona puede mandarte clientes que no obtendrías de otra forma y tú podrás mandarle clientes a los que no puedes ofrecerles lo que buscan. Haz buenas alianzas y ganarás mucho.
  4. Mantén contacto con personas que tengan tu misma profesión, con “tu competencia”, y con personas de tu sector.  No son tus enemigos, e incluso puedes crear alianzas beneficiosas para ambas partes.
  5. Aprovecha los beneficios que como profesional puedes ofrecer, aquellos que grandes negocios no proporcionan, como el trato personal, la flexibilidad y otros.
  6. Fórmate constantemente, adquiere más conocimientos sobre tu trabajo y conocimientos complementarios que te pueden ayudar a mejorar en tu trabajo. Infórmate también de la evolución de tu sector y profesión.
  7. Dedica tiempo a la promoción de tu negocio por todas las vías posibles, aprovechando también los beneficios de internet. Busca nuevas formas de llegar a tus clientes, como plataformas de trabajo freelance.
  8. Descubre en qué destacas por encima de los demás y poténcialo.

Cómo fijar el precio a negociar en cada uno de los servicios ofertados a clientes

Blog, Consejos

Llega el momento en que hay que negociar la tarifa con un cliente, un momento complicado en que se deben indicar los precios de partida que se han determinado, ya que en base a ello se puede ganar o no un cliente. Por eso, es importante fijar concretamente la tarifa que se ha de cobrar por cada uno de los servicios a realizar.

Cómo determinar el precio de los servicios ofertados

El precio de los servicios se debe determinar en base a una serie de factores fundamentales, pero sobre todo el tiempo que lleva hacer cada uno de los trabajos. ¿Qué hacer entonces para fijar las tarifas de cada servicio que se ofrece?

  • Hacer una lista de los principales servicios que se van a ofertar.
  • Calcular el número de horas estimadas de cada uno de los servicios.
  • Indicar el precio que cobrar por hora.
  • Hacer el cálculo del precio de cada servicio ( precio x nº horas de cada servicio).
  • Añadir una cantidad de dinero determinada (por ejemplo 10%) por imprevistos.
  • Hacer lo mismo con servicios adicionales que se suelen solicitar.
  • Hacer una plantilla con servicios principales y precios de cada servicio teniendo en cuenta todo lo anterior.
  • Indicar el precio de cada servicio cuando los clientes lo soliciten, tal cual se ha calculado. Si hay solicitudes a mayores, o se considera que va a tardar más por alguna razón, hacer el cálculo de nuevo para hacer el presupuesto.

Cómo fijar el precio por hora a cobrar

Para poder calcular el precio por hora que se va a cobrar en los servicios ofertados, que puede ser diferente según los distintos servicios, se debe tener  en cuenta una serie de elementos fundamentales.

  • Los clientes que se puede llegar a tener mensualmente (un estimado).
  • Las horas estimadas que se van a trabajar diariamente.
  • Las horas que se dedican a ciertas funciones no relacionadas con el trabajo.
  • El salario que se quiere cobrar mensualmente (para conocer cuánto cobrar por cada hora efectivamente trabajada teniendo en cuenta que se van a destinar más horas a otras funciones).
  • Los impuestos a abonar (iva, irpf).
  • Los gastos relacionados con el puesto de trabajo (oficina, suministros, internet, teléfono, utensilios de trabajo, desplazamientos, asesoría, material de oficina, etc).
  • Conocer las tarifas de la competencia.

El precio por hora que se va a cobrar ha de tener en cuenta todos estos aspectos, aunque solo alguno de ellos sea el principal. Se puede cobrar similar que otros competidores, se puede cobrar en función del sueldo que se quiere ganar al mes, etc. O quizá lo mejor es que las tarifas solicitadas mantengan un equilibrio entre todos ellos.

¿Y si un cliente ofrece menos?

La decisión de cobrar más o menos si el cliente regatea el precio depende de la decisión de cada uno, pero si se quiere ganar la vida con ello lo recomendable es mantener las tarifas prefijadas en cada uno de los servicios, y actualizando las tarifas en función de lo que realmente se destina a cada uno de ellos.

Actualizar tarifas con la experiencia

Pasado el tiempo, se debe actualizar tarifas no solo porque se tiene más experiencia y reputación sino porque será más fácil calcularlas desde una perspectiva más realista. Las tarifas han de ser en cierto modo competitivas, de acuerdo a la propia valía, pero las suficientes para obtener un sueldo decente cada mes.

Cómo defender legalmente la reputación en Internet de un profesional freelance

Blog

La posibilidad de anunciarse y dar a conocer los servicios profesionales que se ofrecen a través de Internet ha supuesto una auténtica revolución y, sin duda, ha supuesto la apertura de un gran abanico de posibilidades que, hace tan sólo unos pocos años, antes ni tan siquiera podían imaginarse ni intuirse pero a la vez, como todo en la vida, toda cara tiene su cruz y existen riesgos que se deben conocer.

Una de las grandes ventajas que ha traído consigo Internet en el ámbito que en este artículo se está tratando es la posibilidad de posicionarse en un mercado mundial desde una única computadora, de competir entre los más grandes siendo pequeño, y ello pasa en gran manera por construirse una marca personal muy potente, por construirse la reputación online.

Construirse la reputación online (de un profesional freelance, de una empresa, etc.) resulta indispensable para darse a conocer, y tan importante es crearla como mantener la misma y saberla cuidar.

Uno de los aspectos más importantes para cuidar la reputación online es defender la misma de posibles ataques que puedan sufrirse. Debe tenerse en cuenta que crear la reputación es algo muy laborioso, es una tarea muy ardua, mientras que destruir la reputación puede destruirse en un único momento, de ahí la importancia -y a la vez fragilidad- de la reputación es que resulta tan importante cuidarla.

Cuidar la reputación online debe tenerse muy presente que debe basarse en una actitud proactiva basada en una acción de aquellos atributos positivos que se posean. Así, la construcción de la reputación online debe pasar sobre todo básicamente por generar día a día inputs positivos, por generar contenido, material, conversación positiva sobre nosotros en la red, etc.

Pero, una vez más, no debe olvidarse que toda parte positiva tiene su cara negativa, así una vez más deberá asumirse que toda reputación online que se pretenda construir positivamente de buen seguro que tendrá su cara negativa, la cara de aquellas críticas y de aquellas cosas no tan favorecedoras que de nosotros puedan publicarse en la red.

Muchas personas se piensan que para mantener una reputación online positiva se debe luchar encarecidamente, a toda costa y a todo precio contra cualquier contenido negativo que de nosotros pueda aparecer, y ello no es para nada así.

Obvia y evidentemente que cuanto más y mejor se hable de nosotros en Internet y más cosas positivas se vean mejor. Obvia y evidentemente que nuestro desempeño profesional deberá ser cuidado y adecuado para no dar motivos de queja a clientes, proveedores, etc., y obvia y evidentemente que nuestra marca personal debe construirse sobre aspectos personales pero debe tenerse en cuenta que evitar todo lo negativo no siempre será posible, ni lo más adecuado, pero debe cuidarse.

En realidad, lo malo no es que existan críticas contra nosotros que pongan en peligro nuestra reputación, en realidad lo malo es la dimensión de esas críticas y la respuesta que les demos.

Sea decía que obvia y evidentemente no se pueden evitar las críticas y bien cierto que ello es, pero una cosa es que no se puedan evitar y otra cosa es que tengamos muchas críticas negativas. El problema no es que haya alguien descontento, el problema es que se demuestre que gran parte de nuestro trabajo genera descontento. Del mismo modo, el problema no está en que alguien nos critique, el problema es cómo respondemos. Así, responder agresivamente, de malas formas o de una forma displicente puede ser tan o más nocivo que la propia crítica.

Ahora bien, una cosa es la crítica, la crítica que incluso puede llegar a ser constructiva o la legítima queja de nuestros servicios (que no debe combatirse, debe aprender a sobrellevarse) y otra cosa es cuando sobre nosotros se vierte información que manifiestamente es mentira, ya que ello va a dañarnos directamente publicando material delicado, etc.

Para este segundo de los casos la reserva, es decir, el intentar no responder en línea generando un campo de batalla es una gran recomendación, pero en este caso emprender además las acciones legales que correspondan no es una mala idea.

En primer lugar, las acciones deben de ir encaminadas a intentar que quien está conculcando nuestros derechos perjudicando ilegítimamente nuestra imagen cese en su acción y se elimine en la medida de lo posible de Internet y, en segundo lugar, corresponderá luchar por lograr algún tipo de resarcimiento por los daños sufridos.

La línea a seguir dependerá de la gravedad de la situación, puede ir desde contactar directamente con el “atacante” a través de Burofax directamente o a través de los abogados que tengamos hasta acudir directamente a la comisaría de policía más cercana o al juzgado correspondiente.  Defender la reputación no es una tarea fácil, pero resulta una acción imprescindible si quiere garantizarse la calidad de la reputación online de alguien.

Cómo negociar la tarifa con un cliente

Blog

Uno de los problemas que se tienen en los tiempos actuales, en cuanto a la prestación de servicios, es que los mismos pueden llegar a tener un precio que aparentemente es caro. O barato, según el cliente. Habrá momentos en los que sea necesario negociar las tarifas. Y en esos instantes es imprescindible que haya una cierta inteligencia a la hora de llevar a cabo todo el proceso.

¿Cómo se negocia la tarifa con un cliente? Hay que tener en cuenta varios aspectos. Por una parte, esencial, hay que saber la importancia y el tiempo que conllevan las tareas. Tampoco hay que olvidar los materiales y recursos que se han empleado en las mismas. De hecho, algunos trabajos son bastante caros no por el propio tiempo, sino por la maquinaria utilizada, la cual puede llegar a ser extremadamente costosa.

Aunque por lo general no se tiene en cuenta, algunos trabajadores, a la hora de negociar sus tarifas, también tienen en cuenta la situación personal del cliente. En todo caso, este trato debe ser tomado con pinzas debido a los peligros que conlleva puesto que en muchas ocasiones las circunstancias no son como las imaginamos.

Por último, no hay que olvidar los impuestos incluidos en las propias facturas, los cuales pueden aumentar el coste final de manera considerable. Este aspecto debe ser sabido por el cliente, ya que será el mismo el que tenga que desembolsar el dinero correspondiente.

Cuando se esté negociando la tarifa con el cliente, es imprescindible no olvidar ninguno de estos aspectos. Son de vital importancia y pueden dar al traste o no con una negociación que podría repercutir en numerosos beneficios. Aparte, cuando se negocie es importante que no se tenga una postura ni defensiva ni atacante. Las cosas deben hacerse en su justa medida. Es necesario saber cómo solicitar esta tarifa desde sus inicios o cuando se busca una subida del precio antes pactado.

Negociar una tarifa con los clientes es algo muy sencillo. Eso sí, se debe saber hacer de la manera correcta con el fin de no dar lugar a fracasos. De ello depende que el cliente diga sí o no a trabajar con uno. Pero también es cierto que en muchas ocasiones esto es necesario para la propia supervivencia del freelance o para no hacer resentir los trabajos de todos los clientes (por acumulación de trabajo).

Cómo proteger legalmente y dar a conocer las creaciones musicales de un freelance

Blog

Dicen que Internet ha matado la música, pero nada más lejos de la realidad. Quizás Internet ha dañado de muerte a una determinada industria discográfica o ha cambiado la forma de crear, distribuir y consumir música, pero de eso a que la haya matado media un trecho y muy largo.

En la actualidad, como nunca antes en la historia, las oportunidades que se presentan para todo tipo de artistas (sin importar lo conocidos que son o que dejan de serlo e incluso sin importar si disponen de recursos económicos o carecen de ellos) son enormes, y todo ello es gracias a Internet.

Internet se ha convertido en la plataforma y en el vehículo ideal para desde crear la música, hasta distribuirla y ponerla en manos del consumidor en general y, por supuesto, Internet se ha convertido en la plataforma ideal para darse a conocer como artista o como creador general.

Y, del mismo modo que sucede en con los escritores, ahora más que nunca en la historia existe una explosión creadora, una explosión de generación de contenidos y de subirlos a la red. Luego podremos hablar de la calidad de muchos de esos contenidos o de incluso la dificultad final de lograr un impacto con los mismos, pero la plataforma existe, millones de usuarios potenciales están ahí y millones de creadores están intentando hacerse un hueco en el mercado, muchos de ellos freelance.

Las barreras de entrada al mercado musical se han roto enormemente y hoy crear una canción, crear música o cualquier composición es más fácil que nunca, tan sólo se trata de cantarla o grabarla y colgarla en Internet e intentar que la escuchen el máximo de personas posibles pero deben tenerse aspectos legales de importante consideración para no llevarse desagradables sorpresas posteriores, conviene conocer las mismas.

Obviamente, no vamos a hablar de cómo ceder los derechos de autor en el caso de que una de las creaciones que ya se ha realizado tiene éxito y debemos llegar a un acuerdo con quien quiere comprarnos la creación o contratarnos, pues ello ya nos situaría en un escenario muy posterior. Vamos a hablar de aquello que se debe hacer de entrada, cuando se cuelga la creación por primera vez, en ese momento en el que nadie cree, casi ni uno mismo que esa creación va a tener éxito.

La mayoría de veces el éxito es aleatorio y muy pocas son las personas que han subido una creación musical suya  en Internet con la sensación de que iban a triunfar. Normalmente, todo empieza como una prueba y, por sorpresa, esa canción o la creación que sea gusta e incluso en los casos más extremos salta a la fama. Debe estarse preparado para esos casos.

Lo más común es que se suban creaciones y creaciones y, en la mayoría de ocasiones, no triunfen. En estos casos puede pensar que da lo mismo pensar en la protección legal de tales obras y, obviamente, en parte así, puede ser de no ser por dos motivos de suficiente peso: por un lado, una creación nuestra es una creación nuestra, tenga éxito la misma o no, y eso no da derecho a que nos la roben, a que nos la plagien si nosotros no queremos que lo hagan. Y, en segundo lugar, tiene que tenerse muy claro que una creación que en un presente no ha calado no significa que no vaya a calar en un futuro, en el momento menos esperado. Por ello, por si acaso, es importante para cuando llegase ese hipotético momento demostrar que esa creación es nuestra y de no llegar nunca ese momento ya va bien tenerla protegida y que nadie pueda apropiarse (o le resulte más difícil hacerlo) de aquello que hemos creado con esfuerzo e ilusión.

Por todo lo anterior registrar la obra adecuadamente en un registro de propiedad intelectual se torna como la primera piedra angular al finalizar cualquier creación musical, antes de darla a conocer y antes de subirla a la red en ningún lugar.

Con lo anterior ya tendremos una pieza importante del puzle lograda, una parte importante de la protección pero sin duda no será suficiente. A partir de allí existirán dos puntos clave a tener muy en cuenta, dos nuevos aspectos a tener muy presentes.

Por un lado, deberá tenerse muy presente subir a la red la música en lugares fiables, conocidos y reconocidos. Subirlo en según qué lugares que nos lo puedan plagiar o que subirlos suponga ceder irremediablemente los derechos de autor, sin duda, no resulta la opción más inteligente. Y luego siempre debería realizarse regularmente una monitorización (existen herramientas para ello) de que no se encuentre nuestra obra colgada en la red en sitios para su descarga o usos no autorizados por nosotros.

Aumenta la brecha salarial entre hombres y mujeres

Laborales, Noticias

Aunque los esfuerzos durante los últimos años en igualdad en el trabajo entre hombres y mujeres han aumentado, parece que los resultados obtenidos no han sido los mejores. No en vano, los últimos estudios arrojan resultados negativos que confirman que, en algunos aspectos, la igualdad de género no es así.

UGT ha realizado un informe en el que se aclara que la mejoría de la economía española no se ha traducido en una mejora de la situación de las mujeres en el mercado laboral. Al parecer, las brechas de género en los sectores laborales han aumentado. Se informa de que las mujeres acceden a peores condiciones, promocionan menos a puestos de responsabilidad y obtienen salarios menos altos. Además, se afirma que siguen asumiendo casi en solitario las responsabilidades familiares.

Los datos de la EPA informan de que en España existen 1.660.000 mujeres ocupadas menos que hombres. El nivel de ocupación femenina ha sido inferior. Decir que el mayor número de mujeres en paro está en sectores como el comercio al por mayor y menos, la reparación de vehículos de motor y la Hostelería.

El trabajo a tiempo parcial también tiene consecuencias. Por ejemplo, se afirma que el 98% de los permisos de maternidad son disfrutados únicamente por la madre, mientras que solo el 2,04% de los padres lo comparten. Las excedencias no retribuidas por cuidado familiar también son casi exclusivas de las mujeres.

UGT ya ha propuesto varias medidas a ejecutar sobre las empresas que no cumplan las normativas sobre igualdad de género. Algunas de las medidas suponen incrementar las sanciones a los negocios que no tengan en cuenta las normas, además de obligar a la revisión de las clasificaciones profesionales y la valoración de puestos de trabajo. Por último, se recomienda establecer planes de igualdad en los negocios a partir de 25 trabajadores.

Según el informe, las condiciones entre géneros no son igualitarias. Parece que habrá que trabajar en algunos aspectos, sobre todo también teniendo en cuenta que estas desigualdades también afectan al colectivo de autónomos en muchos aspectos.

El perfil del autónomo en España 2017

Blog

El perfil del autónomo en España es un hombre  español de 40 a 54 años que cotiza por la base mínima del RETA que se dedica al comercio sin trabajadores a cargo y desempeña su actividad en Madrid, Cataluña o Andalucía. Vamos a desglosar un poco más estos datos para conocer más a fondo sobre los autónomos en España con datos actuales, pero lo que está claro es que este perfil está evolucionando con el paso del tiempo .

Hay más de 3.191.291 autónomos cotizando en el RETA, según datos de diciembre del 2016 ofrecidos por ATA, con un incremento de 24.479 nuevos autónomos con respecto al año anterior. El 61% de ellos son personas físicas mientras que el 38,2% constituyen algún tipo de sociedad.

El perfil de autónomo en España

De  todos los autónomos que hay en el país el 86% cotiza por la base mínima, fijada este año en 893,10 euros hasta que se aprueben los Presupuestos Generales del Estado. En menores de 40 años, el porcentaje se incrementa al 90% de autónomos que cotizan por la base mínima.

El perfil del autónomo en España es:

  • Hombre. El 65,2% de autónomos españoles son varones, con un crecimiento de autónomas del 1,3%.
  • Entre 40 y 54 años, con un 45,7% del total. Solo hay 1,9% menores de 25 años, una cifra muy baja sobre todo teniendo en cuenta que hay la tarifa plana de 50 euros.
  • Con 5 o más años de antigüedad, ya que el 55,2% de autónomos llevan 5 o más años cotizando en el RETA (algunos más de actividad).
  • Español, puesto que el 91% de autónomos tienen nacionalidad española, pese al crecimiento del 5,8% de autónomos que no han nacido en España.
  • Dedicado al comercio, ya que el 23,8% de autónomos se dedican a este sector de actividad. El 11,9% a agricultura, el 10,6% a construcción, el 9,2% a hostelería, el 8,2% a profesiones técnicas y científicas, el 7,2% a transporte, el 4,5% a industria, el 3,7% a actividades administrativas, el 3,6% a actividades sanitarias, el 2,9% a educación, el 2,2% a actividades artísticas, el 2,1% a actividades financieras, el 1,8% a información y comunicación y el 0,9% a actividades inmobiliarias.
  • Sin trabajadores a su cargo, solo el 21,6% los tienen ya que el 78,4% son autónomos sin trabajadores a cargo.
  • Realiza su actividad en Cataluña, Andalucía o Madrid, siendo donde más autónomos hay.
  • Además cotiza por la base mínima y es persona física, como ya hemos dicho.

La importancia del descanso para los autónomos

Blog

Los autónomos, al igual que otros trabajadores, necesitan de sus tiempos de descanso para mantener su rendimiento en el trabajo. Aunque parezca una tontería, lo cierto es que un buen descanso es la clave del rendimiento de muchos autónomos y algo a lo que debemos prestar atención en nuestros trabajos, como también es la clave de una vida sana.

Hay 3 tipos de descanso clave para los autónomos:

  • Los descansos en el tiempo de trabajo, necesarios para mantener un ritmo de trabajo adecuado parando de vez en cuando para no saturarse.
  • El descanso nocturno, ya que es imprescindible dormir al menos 8 horas en la noche para mantener sano nuestro organismo y cerebro.
  • Las vacaciones, a veces no utilizadas por los autónomos o no aprovechadas por no saber desconectar en vacaciones.

Dormir 8 horas al día

No dormir de forma adecuada puede causar problemas físicos y psíquicos en las personas, y por su puesto afecta a su vida laboral. Un estudio de la Universidad de Cambridge realizado a más de 21.000 trabajadores británicos desveló que dormir menos de 6 horas diarias reduce la eficiencia en el trabajo más incluso que beber o fumar.

No dormir lo suficiente afecta a la energía de la persona, a su humor e incluso provoca irritabilidad, desgana, ansiedad y otros sentimientos negativos. El descanso es bueno para la concentración, la productividad, la memoria y muchas otras cosas.    Un estudio de de la Universidad de Notre Dame dice que el sueño consolida la memoria, favorece que produzcamos ideas nuevas y más creativas.

Por ello, es necesario que los autónomos duerman al menos 8 horas al día para mantener su rendimiento en el trabajo, aunque en ocasiones piensen que el tiempo no les llega para todo lo que tienen que hacer. Es necesario dedicar el tiempo suficiente a dormir en sus horas.

Pausas pequeñas, pero frecuentes

Por otro lado, no hacer descansos para desconectar un poco, pequeños descansos, puede reducir la productividad.  Un estudio publicado en la revista Journal of Applied Psychology ha valorado cuál es el mejor momento del día para hacer una pausa en el trabajo llegando a la conclusión de que el mejor momento es a mediodía, en lugar de esperar a la tarde después de comer. Es mejor hacer pausas más cortas y frecuentes que descansos más largos pero menos frecuentes. Se recomienda hacer pequeñas pausas de 5 minutos cada hora de trabajo.

Las vacaciones, imprescindibles

Las vacaciones son clave para que los autónomos vuelvan con las pilas cargadas y nuevas energías al trabajo, por eso es importante organizarse para tener al menos unas vacaciones al año… si no es de un mes que sea de dos semanas o una semana. Pero es importante tomarse unas vacaciones y no pasarse todo el año trabajando.

Los tipos de sociedades que hay en España

Blog

Además de diferenciarse en microempresas, pequeñas, medianas y grandes empresas en función de su tamaño, las empresas tienen diversas clasificaciones según su forma jurídica, el ámbito de actividad, la propiedad del capital, el sector de actividad y más.

Algunos de los principales tipos de sociedades son:

  • Empresario individual. Autónomo, trámites sencillos de realizar aunque con responsabilidad ilimitada en la propia persona.
  • Comunidad de bienes, fácil de realizar con reparto de cargas fiscales entre los comuneros y responsabilidad ilimitada.
  • Emprendedor de responsabilidad limitada. Con un mínimo de un socio, sin mínimo legal de capital social y responsabilidad ilimitada con excepciones.
  • Sociedad Civil, con la que dos personas depositan cierto capital para repartirse los beneficios.
  • Sociedad Limitada. Con gestión sencilla dentro de lo que cabe y responsabilidad limitada de los socios. Ideal para sociedades con pocos socios y baja inversión. No hay muchas posibilidades de captar capital ajeno. Capital social no inferior a 3005.06 euros.
  • Sociedad Limitada Nueva Empresa, con responsabilidad limitada al capital aportado y un mínimo de 1 socio con un máximo de 5. La denominación social se compone de los dos apellidos y el nombre de uno de los socios fundadores. Sus trámites  son más sencillos y rápidos que en otro tipo de sociedad.
  • Sociedad Anónima. Altos costes de constitución pero responsabilidad limitada y con posibilidades de obtención de capital y financiación. Idónea para grandes sociedades que tienen muchos accionistas.
  • Sociedades Cooperativas. Creadas para conseguir beneficios para sus integrantes, no con ánimo de lucro. Creadas por trabajadores, consumidores o productores.
  • Sociedades Comanditarias. Con dos tipos de socios, los que participan en la empresa y cuentan con responsabilidad ilimitada y los socios comanditarios que no participan en la gestión y tienen responsabilidad limitada al capital aportado.
  • Sociedades profesionales. Para ejercer una actividad profesional.
  • Sociedad de Garantía Recíproca. Entidades financieras que facilitan la financiación de pequeñas y medianas empresas.

Estos son algunos tipos de empresas que conviene tener en cuenta, pero hay muchos más por lo que conviene dedicar tiempo a tomar una decisión entre el tipo de sociedad que se va a crear. En función del destino de beneficios, también existen las empresas con ánimo de lucro y las empresas sin ánimo de lucro.

Los autónomos o freelance generalmente tienen dudas sobre si crear una Sociedad Limitada o una Sociedad Limitada Nueva Empresa o seguir en su actividad como autónomo, pero si el negocio crece mucho o se tienen otras necesidades puede que la duda esté entre otro tipo de sociedades. ¿Qué tipo de empresa iría mejor a tu negocio?

Más de 70 mil empleos netos creados por autónomos en 2016

Noticias

Si los autónomos ya son una de las principales fuentes de empleo en distintos tipos de sector, con altas que se suceden día tras día, hay que mencionar que también son los encargados de que cada vez haya más empleados. O, al menos, eso indican las estadísticas.

Según los últimos números, referentes al año 2016, los autónomos han sido los encargados de crear, al día, una media de 193 puestos de empleo. Si contabilizamos el año, se puede decir que se han generado 45.011 nuevos puestos de trabajo asalariado, además de 25.479 nuevas personas que se han sumado al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos. Es decir, 70.490 nuevos empleos al año.

El informe no tiene en cuenta a los autónomos societarios, ante los cuales las cifras se verían aumentadas. La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos ha destacado que los trabajadores por cuenta ajena contratados por un autónomo persona física ha pasado de los 811.895 contabilizados en diciembre de 2015 a los 856.906 en diciembre de 2016. Es decir, el empleo generado por los autónomos ha crecido en un porcentaje de aproximadamente el 5,5%.

Desde las asociaciones se ha comentado que “cada vez hay más autónomos empleadores, y cada vez más el empleo generado”. De hecho, dos de cada tres autónomos persona física llevan más de tres años encargándose de su negocio. El 55,2% tiene más de cinco años de antigüedad en su trabajo.

Por otra parte, los autónomos siguen esperando a que se solucionen los problemas que más demandan: que se les pongan las cosas  más fáciles y se les proporcione una cierta estabilidad. Se trata de un potencial de trabajo muy importante, pero que también tiene desventajas importantes en estos momentos.

Queda demostrado que los trabajadores autónomos pueden generar bastantes empleos. Eso sí, siguen necesitan ayuda en algunos de los aspectos de los que se encargan ya que los autónomos no están todo lo valorados que se requiere ni están lo suficientemente respaldados.

Guardar filtro
×