Crecen las empresas y emprendedores que recurren a crowdlending

Blog, Financiación, Recursos

Ante las pocas posibilidades de financiación de muchos autónomos y empresas, cada vez son más los emprendedores y pymes que recurren a crowdlending como alternativa para financiar sus proyectos empresariales.

El crowdlending es un sistema de financiación alternativa y participativa que lleva un tiempo en funcionamiento, pero cada vez está más en auge, siendo una importante baza para autónomos y empresas que quieren digitalizarse o conseguir financiación para crear o hacer crecer su empresa.

El crowdlending consiste en un préstamo entre particulares y empresas por medio del que se consigue financiación con préstamos o créditos a pymes con un número alto de prestamistas particulares o empresas que invierten sus ahorros o dinero (pueden ser pequeñas cantidades hasta completar entre todos lo que necesita la empresa) en ello a cambio de un tipo de interés más alto que si lo invirtieran en otros productos de inversión.

Se realiza por medio de plataformas de crowdlending, las cuales se aseguran de que ambas partes cumplan. Los inversores solo tienen que conocer estas plataformas, no necesitan experiencia previa en inversiones. Es sencillo para utilizar por ambas partes, de manera que todos ganan con ello, las empresas se financian para lo que quieren y los inversores consiguen sacar más provecho a su dinero a la vez que hacen un beneficio social.

Casi el 25% de pymes españolas ha decidido comercializar sus productos en internet, según un estudio de ebay, mientras que el 60% de pymes según otros datos ven imprescindible digitalizar sus negocios. Pero la financiación para esta y otras cosas es cada vez más difícil por medios tradicionales, por ello recurren al crowdlending. Estas son las principales razones por las que el año pasado se movieron solo en plataformas de crowdlending en España cerca de 61,5 millones de euros.

El crecimiento del crowdlending se debe principalmente a:

  • Imposibilidad de acceder a fuentes de financiación habituales
  • Rechazo a los bancos
  • Rápido desarrollo de internet y nuevas tecnologías online
  • Popularidad de comunidades online y redes sociales
  • La sofisticación de los inversores
  • La búsqueda de obtener más dinero por los ahorros o capital privado
  • Demanda de inversores de alternativas éticas y transparentes más allá de los servicios y productos financieros habituales

Las empresas y emprendedores recurren a ellas tanto para obtener financiación que los bancos no le dan como para diversificar sus fuentes de crédito. Los inversores, que pueden ser también emprendedores y empresas si lo desean, pueden obtener una mayor rentabilidad de su dinero, generar un impacto positivo y una transparencia sobre el uso que se le da a su dinero.  Con todo, aún le queda mucho por crecer en España, Latinoamérica y muchos otros países porque tiene mucho potencial.

Facebook, red social preferida por emprendedores españoles

Blog, Recursos

Facebook es la red social que prefieren los emprendedores españoles para dar a conocer sus ideas de negocio y conseguir clientes. El 56,2% de españoles considera que Facebook es una herramienta imprescindible para dar a conocer y promocionar su idea de negocio según el estudio de Spaces.

El 3,6% de ellos piensa que las redes sociales no son importantes, mientras que el 40,1% considera que sí aunque hay otras herramientas más necesarias. Más de la mitad, el 55,1% de ellos, considera que Facebook es la más importante para sus negocios.

Tras Facebook, otra red social que consideran importante el 26,2% de los autónomos españoles es LinkedIn. Para el 9,8% la más importante es Twitter, y para el 8,9% es Instagram.

Los autónomos prestan más atención a las redes sociales cuando la mayoría de sus clientes o potenciales clientes usen internet y redes sociales, cuando sus clientes sean suficientes como para rentabilizar la inversión y cuando cuenten con los recursos necesarios para tener presencia en redes sociales de acuerdo a su negocio.

Facebook es quizá la preferida porque cuenta con muchísimos más usuarios, más de 1.860 millones de usuarios en todo el mundo y más de 20 millones en España. LinkedIn quizá por ser red social profesional, mientras que Instagram es una red social con la que comunicar noticias instantáneas y más breves.

Las redes sociales son claves hoy en día para que los autónomos puedan crecer en sus negocios, ya que cada vez más usuarios las consultan para tener información de ellas o establecer contacto con las empresas. Por eso, incluso en ellas se ha apoyado al colectivo con hashtag como #autónomosconderechos iniciada el 13 de Julio de este mismo año para mejorar las condiciones laborales y fiscales del colectivo de autónomos.

Cómo ser más competitivo siendo freelance

Blog, Consejos, Recursos

Hay muchas cosas que puedes hacer para ser más competitivo como profesional, que puedes realizar antes de iniciar tu actividad o posteriormente para mejorar en tu profesión como freelance.

  1. Ofrece los servicios básicos, complementarios y algún servicio a mayores que pueda llamar la atención de tus potenciales clientes.  Cuanto más ofrezcas mejor ya que llegarás a más personas, pero que no sea más de lo que puedes abarcar o algo que no sepas realizar bien. Diversifica con cabeza.
  2. También puedes especializarte y buscar llegar a los clientes que buscan exactamente lo que ofreces (redactor de cocina, diseñador de logos, etc).
  3. Asóciate con otros freelance. Si te asocias con personas que ofrecen productos o servicios complementarios todos ganaréis, ya que la otra persona puede mandarte clientes que no obtendrías de otra forma y tú podrás mandarle clientes a los que no puedes ofrecerles lo que buscan. Haz buenas alianzas y ganarás mucho.
  4. Mantén contacto con personas que tengan tu misma profesión, con “tu competencia”, y con personas de tu sector.  No son tus enemigos, e incluso puedes crear alianzas beneficiosas para ambas partes.
  5. Aprovecha los beneficios que como profesional puedes ofrecer, aquellos que grandes negocios no proporcionan, como el trato personal, la flexibilidad y otros.
  6. Fórmate constantemente, adquiere más conocimientos sobre tu trabajo y conocimientos complementarios que te pueden ayudar a mejorar en tu trabajo. Infórmate también de la evolución de tu sector y profesión.
  7. Dedica tiempo a la promoción de tu negocio por todas las vías posibles, aprovechando también los beneficios de internet. Busca nuevas formas de llegar a tus clientes, como plataformas de trabajo freelance.
  8. Descubre en qué destacas por encima de los demás y poténcialo.

Consideraciones básicas de la LOPD, y de la LSSI, en su afectación en el freelance

Recursos

A veces puede parecer que por la supuesta (que no siempre cierta) informalidad en la que se desarrolla la actividad profesional de muchos profesionales freelance, los requisitos que estos deben de cumplir ante la ley son más laxos o menos existentes que los que deben cumplir empresas o profesionales de todo tipo, y ello para nada es así, pues si bien es cierto que existen determinadas diferencias entre tipos de empresas, profesionales, y demás consideraciones, también es bien cierto que el tronco general, que la ley es (o debe ser) igual para todos.

Y ello es así en cualquier ley, regulación o normativa que podamos imaginar que afecta a cualquier empresa o profesional, pero es especialmente así en lo que el marco de este artículo trata. Es especialmente así en lo que se refiere al cumplimiento que estos profesionales freelance deben de hacer de la LOPD (y por extensión de la LSSI o de otras leyes, si además tienen sitio Web propio, etc.), en virtud de los datos personales de terceros que estos traten o almacenen en el desempeño de su actividad profesional.

Primero de todo decir, que obviamente, en este caso, nos referimos al profesional freelance que trabaja por cuenta propia. Pues evidentemente (y más allá de ciertas normas y responsabilidades que este pudiera tener), si se entiende por freelance a aquel que trabajando por cuenta ajena lo hace de forma freelance, ese sería otro caso, pues en todo caso, gran parte de todas estas consideraciones, serían de aplicación y responsabilidad de la empresa que tiene a su cargo al trabajador freelance (sin, es de reiterar, que este no debiera cumplir entonces con obligaciones relativas al adecuado uso de dichos datos personales a los que tuviera acceso en el desempeño de su relación laboral).

Pero para enfocarlo en el que es nuestro objetivo, encuadrándolo en la legislación española y utilizando un lenguaje y una forma llana para que sea lo más fácilmente comprensible, diremos primero de todo, y de forma muy simple y resumida, que todo aquel profesional freelance que en el desarrollo de su actividad profesional maneje y almacene datos de carácter personal de terceros esta sujeto al cumplimiento de la LOPD (Ley Orgánica de Protección de Carácter Personal, Ley 15/1999 de 13 de diciembre). Si además este profesional freelance por ejemplo, tiene un sitio Web donde se promociona o anuncia sus servicios, realice comercio electrónico o no, y sin menoscabo de particularidades concretas o consideraciones particulares, diremos que además quedará sujeto a la ley conocida como LSSI ( Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, LSSICE, Ley 34/2002, de 11 de julio), ley vigente pero actualizada mediante la Ley 57/2007, de 28 de diciembre, por la Ley de Medidas de impulso de la Sociedad de la Información.

Para poner las ideas en orden y para hacer una exposición de las obligaciones que pueden resultar de aplicación en el profesional freelance, y que dependerán muy mucho que tipo de datos personales trata este en su actividad profesional, y que también dichas obligaciones estarán muy condicionadas por la articulación de este en su actividad profesional (es decir, si articula su trabajo por cuenta propia como autónomo o como sociedad), y otras consideraciones, destacar que si el mismo maneja y almacena datos personales de terceros (datos de clientes, proveedores, etc.) puede verse sujeto a las siguientes obligaciones emanantes de la LOPD:

– Inscribir los correspondientes ficheros en la AGPD (Artículo 26 de la LOPD)

– La obligación de elaborar un documento de seguridad

– Realizar las comunicaciones pertinentes y que resulten de aplicación (uso y motivo del almacenamiento de datos, etc.)

– Poner a disposición de terceros los mecanismos legales que permitan a estos el ejercicio de sus derechos (acceso, rectificación, cancelación y oposición) que les otorga la LOPD

– Garantizar la seguridad de los datos que obren en nuestro poder (el nivel de seguridad vendrá determinado por la tipología concreta de los datos que disponga, utilice u obren en poder el trabajador freelance)

– Realizar auditorias periódicas para asegurar el adecuado, actualizado y escrupuloso cumplimiento de la legislación vigente

Como se ha dicho, si además (como es habitual hoy en día) el profesional freelance utiliza medios como Internet, entonces además le aplicará la mencionada LSSICE. Decir que en realidad, no es que se pueda hablar de que nos aplicará la LOPD o la LSSICE, pues en realidad no es excluyente la una de la otra, ni mucho menos, al contrario. A lo que queremos referirnos es que puede que en algunos casos sólo nos aplique la LOPD y en otros ambas, o bien a que por ejemplo en el cumplimiento de la LSSI, en el uso (por ejemplo) de una página Web nuestra como medio para vender o para recolectar información de posibles clientes, además también deberemos obviamente cumplir la LOPD.

Dicha explicación, realizada de esa forma, puede resultar un poco complicada, así que es mejor probablemente explicarlo de la simple y sencilla siguiente forma esquematizada:

– Siempre que tratemos con datos personales de terceros estaremos sujetos a la LOPD (es decir, por ejemplo, los datos que obtengamos de un cliente siempre deberemos tratarlos según y conforme a la LOPD, provengan estos datos de Internet o no, provengan estos datos de donde provengan, entendiendo obviamente siempre que dicha obtención se ha obtenido lícitamente, sino también estaríamos hablando de otro tema)

– Para nuestra presencia en la red, además, nos aplicará la LSSICE

Dando algunos datos concretos sobre la LSSICE, decir que la misma por ejemplo nos podrá obligar como trabajadores freelance, a disponer de distintos textos legales en nuestra Web. Dichos textos por ejemplo serán el de “Aviso legal” en todos los casos, un documento legal, que a modo resumido, diremos que se incorporará de forma accesible (y no faltada de visibilidad) en todas las páginas o subpáginas Web que dispongamos.
Dicho documento de “Aviso legal” contendrá por una parte todos los datos que permitan identificarnos, por otra parte toda la información relativa a la propiedad intelectual del lugar, en tercer lugar incorporará todo el condicionado relativo a la protección de datos, y por último, las exclusiones o limitaciones de responsabilidad que el profesional freelance establece, y que siempre deberán ajustarse a derecho (en este caso, al marco jurídico español), pues de no hacerlo pueden ser declaradas cláusulas nulas de pleno derecho, por ejemplo por abusivas.

Luego, si por ejemplo somos trabajadores freelance, que a través de nuestro sitio Web incorporamos un típico formulario donde los clientes puedan contactarnos facilitándonos sus datos personales. Los mismos, deberemos tratarlos ajustándonos a la mencionada LOPD, y si por ejemplo realizamos como profesionales operaciones de comercio electrónico en nuestra Web (es decir, si directamente vendemos en nuestra Web nuestros productos o servicios), deberemos incorporar un documento legal específico con las “Condiciones generales de contratación”.

En definitiva, un enjambre de requisitos y de particular hades, que explicado así puede resultar muy difícil de entender, pero que luego puesto en práctica vemos que en realidad no es tan complejo. Ahora bien, como cualquier cumplimiento legal, por poco complejo que sea, esta sujeto a múltiples matices, detalles y particularidades legales que se nos pueden (y que no se nos deben) escapar. Por ello si no somos especialistas en la materia y vamos a emprender una actividad freelance, bien haremos en previamente a iniciar nuestra actividad en asesorarnos adecuadamente al respecto. Esa sin duda, será la mejor forma de evitarnos posibles, y graves, problemas en un futuro.

Tarifa Movistar Autónomos: tarifas de telefonía móvil

Recursos

Existen varias tarifas de telefonía para los autónomos con MoviStar, y en vista de que a muchas personas les interesa este aspecto es importante mencionar cuáles son las tarifas más importantes que ofrece MoviStar.

Dentro de ellas, existe la tarifa de contratación según lo que se llama, Contrato Negocios Tarifa Única, la cual tiene un consumo mínimo de 9 euros al mes y precio de 17 céntimos al minutos, pagando sólo por lo que se habla.

Lo más interesante para los que hablan mucho van a ser las tarifas planas, por eso existen las tarifas planas Habla 24 horas, que son:

  • Habla 24 horas 25. Por 25 euros al mes se accede a una tarifa plana de 24 horas de llamadas con un límite de 250 minutos
  • Habla 24 horas 35. Por 35 euros al mes se disfruta de una tarifa plana de 24 horas en llamadas con un límite de 450 minutos
  • Habla 24 horas 50. Por un precio de 50 euros se disfruta de una tarifa plana de 24 horas en llamadas hasta 1000 minutos.
  • Habla 24 horas 19. Por 19 euros al mes, esta tarifa plana ofrece 0 céntimos el minuto las 24 horas del día, con un límite de 1000 minutos y 5000 llamadas, pagando establecimiento de llamada. Ahora mismo, existe una oferta de 3 cuotas al 50%.

Existen varias promociones en estas tarifas, que se pueden consultar dando a Contratar en la web oficial, en tienda o en alguna web relacionada con Movistar. De hecho, en varias de ellas se disfruta del 50% hasta finalizar el año, aunque las promociones dependen del momento.

También existen otras opciones, como tarifas de Internet o las tarifas Habla Horario Oficina, para llamar durante el horario de oficina, para los que no se llevan el trabajo a casa… o en horarios fuera de oficina.

  • Habla Horario Oficina 15, ofrece en horario de oficina una tarifa plana por 15 euros al mes y máximo de 250 minutos.
  • Habla Horario Oficina 25, ofrece en horario de oficina una tarifa plana por 25 euros al mes y máximo de 450 minutos.
  • Habla Horario Oficina 35, ofrece en horario de oficina una tarifa plana por 35 euros al mes y máximo de 1000 minutos.
  • Habla Horario Oficina 12, ofrece en horario de oficina la ventaja por 12 euros al mes de 0 céntimos el minuto, pagando establecimiento de llamadas.
  • Habla Horario Oficina y Fin de Semana 9, exige un compromiso de permanencia de 9 euros al mes, con 9 céntimos el minuto en horario de oficina y tarifa plana en fin de semana.

Todas estas tarifas permitan que los autónomos, tengan las necesidades que tengan, puedan llamar sin preocupaciones en la factura en la contratación de los servicios con Movistar.

Cómo hacer una factura: datos imprescindibles en la factura

Recursos

Para hacer una factura sin saber cómo empezar existen unos ciertos parámetros, y es que hay cosas que no deben faltar en una factura. Actualmente existen varios programas que permiten realizar facturas, alguno de ellos gratis, incluso para los autónomos con gestor pueden delegar esta función. Sin embargo, si una persona no cumple estas cosas y necesita hacer una factura, su primera factura, debe saber de qué consta una factura.

La factura debe contener los aspectos identificativos de la persona o empresa que la realiza y de a quién va dirigida, los servicios o productos que se ofrecen, el importe, el iva y el irpf.

La estructura de una factura quedaría de esta manera:

  • Datos de la persona o empresa que realiza la factura
  • Número de la factura (todas las facturas tienen una numeración según el orden que se van entregando)
  • Datos de la persona o empresa que recibe la factura
  • Fecha de la factura
  • Concepto de la factura (descripción de productos o servicios comprados)
  • Importe total de la operación (cantidad monetaria a pagar)
  • Retención del irpf
  • Iva
  • Total a cobrar
  • Forma de pago (al contado, domiciliación, tarjeta, otros)

En los datos de la persona o empresa se debe poner: nombre y apellidos o  razón fiscal, nif o cif, dirección fiscal, código postal, población, teléfono. Como se puede ver, realizar una factura es algo sencillo pero no se debe olvidar ningún paso, sobre todo cuando se trata con empresas que declararán esas facturas.

Los profesionales y autónomos deben realizar una factura por los productos vendidos o los servicios prestados, ya que consiste en un documento mercantil que da información acerca de la actividad económica del autónomo, garantizando además los derechos de la persona que recibe la factura. Si se factura a empresas y se trabaja como profesional, debe restarse el irpf, que es del 15% habitualmente, aunque los primeros dos años de actividad puede ser del 7%.

Existen facturas negativas, cuando se ha producido un error o se aplican devoluciones, y también existen facturas rectificativas cuando se ha cometido un error en una factura que ha sido enviada.

La factura es obligatoria y además obliga, esto quiere decir que hay que declarar el iva e irpf que consta en la propia factura. Las facturas se pueden hacer en Word, en Excel, en pdf o en lo que se quiera, pero sobre todo debe estar validada mediante la firma de la empresa o autónomo. Hay que tener en cuenta con los errores en las facturas, ya que pueden salir caros.

Aunque existe la opción de la factura electrónica, para muchos autónomos es una opción bastante costosa y no merece la pena.

Recursos para emprendedores: estrategias 2.0

Recursos

Aproximadamente hasta la segunda mitad del siglo XX, el marketing o estrategias de comercialización de las empresas se centraban en el producto. Sin embargo, algunos grandes movimientos cambiaron el mundo, como los ecologistas y los usuarios y consumidores. Hoy en día el centro de la estrategia es el cliente, que puede ejercer una gran influencia a partir de las redes sociales.

Mucho más que un sitio web
Cuando comenzó a popularizarse el acceso a Internet, la mayoría de las empresas se vio en la obligación, necesidad o deseo de crear un sitio web. Al comienzo, los sitios web institucionales eran más bien estáticos, informativos y con algún escaso canal de comunicación con el cliente. De la mano de la evolución de Internet estos sitios web comenzaron a incorporar nuevas herramientas que les permitieron desarrollar un diálogo mucho más rico con el usuario: información, pero sobre todo comunicación y posibilidades de interactuar. En la actualidad, los sitios institucionales incluyen diversas formas de comunicación, espacios para profesionales, relaciones internas y con la comunidad, invitaciones a formar parte de la organización o a suscribirse a un boletín electrónico. Muchas tienen un blog que sirve también a la comunicación institucional pero más informalmente y lo más moderno, que es la participación en las redes sociales. Un interesante estudio muestra cuarenta y seis casos exitosos de empresas que utilizan y combinan estos recursos con la publicidad y comunicación tradicionales.

Causas y consecuencias
Si bien en Internet todo es muy dinámico y bastante vertiginoso, siempre debemos tener presente que en los comienzos de la red, la publicidad empresaria, cuya primera manifestación fue el correo electrónico, se convirtió en un verdadero dolor de cabeza para los usuarios, hasta que comenzaron a desarrollarse políticas en defensa de su derecho a la privacidad y a no recibir publicidad no deseada. Por otra parte, es interesante tener en cuenta que los primeros en llegar a utilizar las redes sociales para quejarse o alabar el comportamiento empresario, fueron los usuarios. Todo el mundo conoce las 95 tesis del “Manifiesto Cluetrain”, un conjunto de ácidas reflexiones acerca de las relaciones entre los usuarios y consumidores y las empresas en el nuevo mundo de las redes sociales, como: 

  • “Las personas que participan en estos mercados interconectados han descubierto que pueden obtener mucha mejor información y soporte entre sí  mismos que de los vendedores. Ya basta de la retórica corporativa acerca de añadir valor a productos de consumo general”.
  •  “No hay secretos. El mercado en red sabe más que las empresas acerca de sus propios productos. Y ya sea que las noticias sean buenas o malas, se las comunican a todo el mundo”. 

De hecho, la comprensión, por parte de las empresas, del poder de las redes sociales, es lo que las ha impulsado a crear las suyas propias, independientemente de las de los usuarios, para difundir sus opiniones y aplicar estrategias. Otra de las consecuencias para las empresas, grandes o pequeñas, es la necesidad de administrar correctamente sus contactos y comunicaciones a través de las redes sociales.

Nuevas especializaciones
Actualmente hay una gran diversidad de redes sociales y cada una tiene sus propios trucos y secretos para manejarse correctamente. Por otra parte, las redes sociales se masifican en forma rápida y llega un momento en que se genera tal volumen de intercambio que es casi imposible para el ejecutivo de comercialización mantener la red actualizada dedicándole sólo unos minutos al día. Esto ha llevado a la aparición de una nueva especialidad: el/la “Community Manager”, un profesional capaz de dialogar con los usuarios y no solamente escuchar o comunicar.  Sus características son:

  • Comunicativo, dinámico
  • Debe poder explicar al interior de la organización los beneficios de la utilización de las herramientas 2.0
  • Profundo conocimiento de la empresa, sus productos, su filosofía y su cultura para transmitir adecuadamente los valores institucionales de la organización en un mundo cambiante.

Validez de los presupuestos y derecho de desistimiento en las contrataciones freelance

Recursos

En muchas ocasiones las contrataciones de trabajadores Freelance (como en general la de muchos productos o servicios que deseen contratarse sea el profesional o la empresa que sea de la modalidad que sea) se realizan por medio de la elaboración previa de un presupuesto, y conviene conocer algunas consideraciones previas sobre ellos. Así, como posteriormente adentrarse en el derecho que asiste al contratante de deshacer el acuerdo contratado.

Antes de iniciar concretamente en las consideraciones formales y/o legales de ello, es importante reseñar que todo lo mencionado se entiende a la regulación y a las recomendaciones generales de cualquier freelance. Sin perjuicio de por ejemplo los compromisos que tanto el contratado como el contratante adquieran por ser miembros, participar o contratar (o ser contratados) por plataformas de contratación freelance, intermediarios o similares. En estos casos los mismos quedarán sujetos a la normativa de estos, pues las aceptan expresa e irrenunciablemente para formar parte de ellas, sin que ello anule en el ámbito externo a la plataforma la aplicación de la ley general.

Pero si de por ejemplo un presupuesto cualquiera se habla, en la que un posible cliente ha solicitado a un profesional un presupuesto para ejecutar por ejemplo un determinado servicio, es de destacar que este presupuesto será en un primer momento el documento que regulará la prestación del servicio. Y compromete y obliga a su cumplimiento en caso de ser aceptado. Por ello, es especialmente necesario poner especial decoro y atención en la elaboración de este.

Para la elaboración de un presupuesto, es necesario destacar que en el deben de constar lo más detalladamente posible todas las condiciones en las que se prestará el servicio, pues a todas luces un presupuesto actúa a modo de contrato (sin perjuicio de que paralelamente a un presupuesto se redacte un presupuesto completo que establezca más detalladamente y con más detalles legales todo el marco de la colaboración) y por ello en el deben de constar los datos más importantes.

Concretamente es especialmente indispensable nombrar en el contrato el precio completo del servicio, las fases (si las hubiere) en las que se ejecutará el proceso, plazos de ejecución y entrega, condiciones (formas y medios) de pago, y cualquier otra consideración que se considere importante, y que pudiera dar lugar a controversia.

También es importante que en un presupuesto figure un periodo de validez máximo del mismo, pues desde la elaboración de este por parte del profesional y su entrega al cliente, el profesional se compromete a respetar las condiciones establecidas. En consecuencia y de no existir una fecha límite para la aceptación del contrato en esas condiciones (por ejemplo siete, diez, treinta o noventa días), el mismo se entenderá indefinido, y el contratante podría exigir a futuro esas condiciones. Del mismo modo y en otro orden de cosas, el contratante, por medio de la aceptación del contrato en el plazo establecido, se comprometerá a aceptar las condiciones establecidas.

Pero lo que no es tan conocido es el derecho de desistimiento que asiste al contratante una vez ha aceptado cualquier contrato, y obviamente si se entiende a un presupuesto como un contrato que mediante su presentación y aceptación vincula y obliga, se entiende una relación contractual en toda regla (destacar que todo ello se entiende en el marco jurídico español, pudiendo diferir en otros países).

Concretamente la LGDCU (Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios), establece y regula entre sus artículos 68 y 79 (ambos inclusive) dicho derecho de desistimiento, y otorga al consumidor y usuario “…la facultad del consumidor y usuario de dejar sin efecto el contrato celebrado, notificándoselo así a la otra parte contratante en el plazo establecido para el ejercicio de ese derecho, sin necesidad de justificar su decisión y sin penalización de ninguna clase” (Art.69 de la LGDCU). Ello quiere decir que el contratante siempre tendrá la facultad de resolver un contrato (previamente a su puesta en marcha) al que se haya comprometido.

Es de destacar que este derecho de desistimiento es inalienable y que no se podrá obligar al consumidor o usuario a firmar cláusula de renuncia en contrario, pues la misma sería considerada nula en pleno derecho. Y también es destacable que el usuario o consumidor no deberá reunir ninguna formalidad o explicación para su ejercicio.

Mencionar también que este derecho de desistimiento se entiende celebrado para todo tipo de contratos celebrados en España, y que es sin perjuicio de que en determinados y muy concretos casos este derecho no aplicase por la propia naturaleza del servicio a prestar o similar.

Y en un último orden de cosas, decir que la ley si bien no pone muchos límites a dicho ejercicio, si que la misma acota el periodo para poder ejercer de desistimiento. Concretamente la LGDCU establece al respecto en su artículo 71.1 que “El consumidor y usuario dispondrá de un plazo mínimo de siete días hábiles para ejercer el derecho de desistimiento. Será la ley del lugar donde se ha entregado el bien objeto del contrato o donde hubiera de prestarse el servicio, la que determine los días que han de considerarse hábiles”.

¿De dónde surgen las ideas de negocios?

Recursos

Es cierto que muchas ideas aparecen de pronto, en los momentos más inesperados y lugares menos pensados… con toda la apariencia de venir de “la nada”. Sin embargo, puedes estar seguro de que esa idea es el resultado de varias jornadas de trabajo inconsciente por parte de tus neuronas. Pero, ¿es la idea tan brillante como parece? A continuación, una pequeña guía para saber si la idea es realmente una idea de negocio.

Historia de un filtro de papel
Una de las historias de negocios más famosas del mundo es la de los célebres filtros de papel para café. Según se cuenta, Melitta Bentz era sólo un ama de casa de Dresden que se cansó de lavar filtros y de que el café adquiriera sabor amargo a causa de la suciedad de los filtros. Era el año 1908 y nacía la primera fábrica de filtros de papel para café, hoy en día convertida en un grupo económico de 50 empresas y más de 3.300 empleados.

¿Cómo puede haber llegado la idea a la cabeza de la Sra. Melitta? No lo sabemos, pero posiblemente a partir de relacionar y observar tres factores clave: las necesidades, las tendencias y las capacidades. Las necesidades son aquéllas aún no satisfechas por el mercado (recordemos que no siempre deben ser nuevos productos, también pueden ser formas nuevas de utilizar los productos existentes); las tendencias a observar no son tanto las del mercado como las de la propia sociedad. Todo esto se debe combinar con nuestra propia capacidad personal para dar una respuesta. En realidad, mucha gente trata de comenzar un negocio pensando qué sabe o qué puede hacer; esto es muy positivo pero a veces resulta limitante. Para llegar más lejos, lo mejor es buscar inspiración y mirar a nuestro alrededor.

Paseadores de perros
Hasta hace algunos años, una ocupación como “paseador de perros” parecía algo impensable. Sin embargo, aparecieron los paseadores de perros, los y las planificadores de bodas, los asistentes de compras, las secretarias virtuales, y un sinnúmero de propuestas que están relacionadas, precisamente, con los cambios en la sociedad.

Hoy en día la gente tiene menos tiempo, muchas personas viven solas (por ejemplo se calcula que en España las personas solas alcanzan al 20% de la población), la mayoría de las mujeres va a vivir en pareja y decide ser madre casi diez años mayores que sus antecesoras, las familias son más pequeñas… Muchos cambios en poco tiempo, pero también muchas más oportunidades que hasta hace algún tiempo: cambios sociales más necesidades no satisfechas. Sólo falta saber en qué medida tu capacidad personal puede entrar en este juego.

Tu tienda en internet
Hoy en día instalar un negocio es casi gratis: una tienda en Internet tiene un costo prácticamente cero y la posibilidad de llegar a millones de personas ubicadas en cualquier lugar del mundo.   Aún los servicios personales pueden ser difundidos a través de Internet; yo misma por ejemplo necesitaba hace algunas semanas un técnico en prótesis dentales y encontré uno a pocos minutos de mi casa… ¡por Internet! Explora las posibilidades de Internet para crear y difundir tu propia tienda, desde inscribir tus servicios en un buscador hasta tener tu propio sitio web. Los avances tecnológicos actualmente permiten aplicar un sinnúmero de herramientas que facilitan enormemente la gestión de negocios. Solamente debes mirar la realidad con otros ojos: los de tu propia, y quizás desconocida, capacidad para los negocios.

La factura electrónica en el trabajo autónomo

Recursos

La factura electrónica es un documento electrónico que tiene los requisitos legales que se exige a las facturas tradicionales, donde se puede demostrar la integridad y autenticidad de su contenido y origen. Por su puesto, para que tenga la misma validez que una factura habitual se debe tener consentimiento por ambas partes, y se debe garantizar la autenticidad de la factura.

La factura electrónica debe garantizar la seguridad de que es lo que dice ser y es de quien dice ser, de manera que se debe almacenar en un fichero de datos y está firmada con certificado digital o electrónico. Las facturas electrónicas se pueden almacenar o enviar por medios electrónicos garantizando la autenticidad de la factura, ya que son los equivalentes a la factura en papel.

Es necesario que la factura electrónica tenga los siguientes campos, para que tenga la misma validez que una factura en papel:

  • Número de factura
  • Fecha expedición
  • Razón Social emisor y receptor
  • NIF emisor y “receptor”
  • Domicilio emisor y receptor
  • Descripción de las operaciones (base imponible)
  • Tipo impositivo
  • Cuota tributaria
  • Fecha prestación del servicio (si es distinta a la de la expedición)

Este tipo de factura ofrece nuevas posibilidades a los autónomos, sobre todo si trabajan a distancia, para agilizar su trabajo, sobre todo en el campo de la facturación, y permitir un ahorre de costes en papel y envío de las facturas. Ofrece garantías a los clientes y comodidad a los autónomos, ya trabajen en un local o ofrezcan sus productos o servicios a distancia o por medio de internet. Es un recurso muy interesante para los autónomos y empresarios.

La factura electrónica ofrece una serie de ventajas:

  • Es indicada para el teletrabajo o trabajo por medio electrónico
  • Da confiabilidad a los clientes
  • Produce un ahorro en el gasto de papel y envío de facturas convencionales
  • El proceso de creación es eficiente y rápido

Frecuentemente la factura electrónica viene en los formatos: pdf, xml o edifact.

Las normas que rigen la factura electrónica en España son:

  • Real Decreto 1496/2003 Reglamento de Facturación
  • Real Decreto 87/2005 Modificaciones al Reglamento de Facturación
  • Orden Ministerial EHA/962/2007, de 10 de abril, por la que se desarrollan determinadas disposicio­nes sobre facturación telemática y conserva­ción electrónica de facturas, contenidas en el Real Decreto 1496/2003, de 28 de noviembre, por el que se aprueba el reglamento por el que se regulan las obligaciones de facturación. (BOE, 14 de abril de 2007)
  • Orden Ministerial PRE/2971/2007, de 5 de octubre, sobre la expedición de facturas por medios electrónicos cuando el destinatario de las mismas sea la Administración General del Estado u organismos públicos vinculados o dependientes de aquélla y sobre la presentación ante la Administración General del Estado o sus organismos públicos vinculados o dependientes de facturas expedidas entre particulares. (BOE 15-octubre de 2007)

En cada país se rige por sus propias normas, aunque todas tienen unos mismos puntos en común, y es ser el equivalente a una factura en papel con las mismas garantías, datos y una autenticidad real que haga que no se pueda copiar ni falsificar.

Guardar filtro
×