Teletrabajo en equipo: la consultoría jurídica virtual

Laborales

El marco legal para la prestación de servicios a través de Internet está todavía en formación. Es que no se trata de abrir un sitio web y ya está, sino que se deben respetar los derechos de los usuarios y los autores del contenido del sitio. Por eso, el asesoramiento legal y jurídico para y por Internet es una de las especialidades más solicitadas y una gran oportunidad para el teletrabajo en equipo.

Internet y la asesoría legal y jurídica
Una breve revisión de las solicitudes de asesoramiento legal y jurídico nos demuestra que Internet está presente en muchos aspectos, y no solamente en el hecho de permitir el acceso a las oportunidades laborales, sino que además, muchas de las solicitudes están relacionadas con Internet.   Por ejemplo:

  • Asesoramiento legal sobre derechos de autor para saber si se están violando las normas o cometiendo plagio;
  • Asesoramiento para instalar una tienda en línea;
  • Redacción de documentos sobre condiciones de uso y términos de privacidad de datos personales para los usuarios;
  • Contratos de verificación de datos aclarando responsabilidades y compromisos;
  • Otros contratos más específicos, relacionados con venta de cursos o acuerdos de confidencialidad…
  • y mucho más.

Asesoría para todos los gustos
Los usuarios y administradores de sitios web o los que realizan operaciones a través de Internet necesitan protección y marcos legales para sus actividades; baste mencionar la resonante situación de Megaupload, una compañía dedicada a brindar a los usuarios música y filmes en forma gratuita o a bajo costo que además era utilizada por el público para almacenar datos personales, una de las aristas más filosas del caso. De hecho, cientos de miles de usuarios habían almacenado datos y documentos personales en los más de 1000 servidores que utilizaba la compañía y, al haberse bloqueado el acceso al sitio, tampoco pueden recuperar esos elementos.

Sin embargo, no sólo se puede brindar asesoramiento para Internet, sino para otras actividades que no necesariamente se realizan a través de la red, como:

  • Trámites de licencia y patentes de productos;
  • Redacción de contratos y convenios para todos los rubros, desde laborales hasta inmobiliarios;
  • Redacción de estatutos e inscripción de sociedades y organizaciones civiles;
  • Asesoramiento legal de todo tipo, inclusive para algunas excentricidades como un sitio dedicado al ¡estudio de la “cannabis sativa”!

Cómo trabajar en asesoría virtual
Si piensas dedicarte a la consultoría jurídica virtual, debes tener en cuenta que se trata de un campo muy complejo que requiere profundos conocimientos de la legislación de diversos países. En realidad, la consultoría o asesoramiento jurídico virtual es un trabajo de equipo que incluye especialistas en varias áreas: manejo de Internet, redacción, terminología legal, conocimientos específicos, idiomas… y además, sean capaces de trabajar en equipos virtuales, para aprovechar al máximo todas las oportunidades que brinda Internet y brindar al cliente las mayores posibilidades de intercambio y comunicación. De acuerdo al relevamiento realizado, los especialistas cotizan su trabajo de diferentes formas: por hora, por trabajo terminado, en forma mensual o por temas a desarrollar.

Garantías y obligaciones que adquirimos ante un cliente ante la prestación de un servicio como trabajadores freelance

Laborales

Muchos se piensan que cuando ofrecemos o vendemos un servicio y/o producto de modo freelance, lo hacemos legalmente de forma distinta que cuando lo hacemos en unas dependencias físicas o bien a través de otro tipo de organigrama, estructura o denominación, pero en realidad, ello para nada, en esencia, es así.

Veamos para empezar y dicho de forma muy resumida: nuestras obligaciones con nuestro cliente y los derechos del mismo en relación a nosotros en virtud del servicio u producto que le hemos vendido, prestado, alquilado, etc., son las mismas sean la modalidad como sea que se lo hemos vendido, es decir, nuestras obligaciones y sus derechos nacen por la mera prestación del servicio o ejecución de la transacción comercial, no por la forma de la misma.

Atención que dicho esto no significa (y esto es a lo que iremos a continuación) que no sea distinto que le prestemos el servicio por ejemplo desde una localización u otra, y que nuestro servicio sea por ejemplo el que emana de una relación profesional liberal o de una venta comercial de comercio minorista por poner dos simples ejemplos.

Y conste también que una vez dicho esto, y a pesar de que la razón, la lógica y la legislación, pueda decir que las garantías y los procesos pueden ser tales, en realidad y en la ejecución práctica del día a día, en muchas de las relaciones freelance, no es tan fácil, sino ya determinar, sino perseguir o reclamar, los problemas que surjan a lo largo de la prestación. Pues es obvio, que en muchas ocasiones cuando se trata de servicios freelance a distancia, o casi no se sabe bien a quien reclamar, o bien la dificultad (y los costes) de hacerlo superan muy mucho los beneficios, las ventajas y los resultados de iniciar un proceso de reclamación en toda regla.

Pero dicho lo anterior, uno y ateniendo al literal de lo que establece la ley, y de lo que se supone que debería de ser (independientemente de la complejidad de los casos anteriormente expuestos, o de aquellos casos por ejemplo donde la relación comercial entre el prestador de servicios y el cliente se da entre entres de distintos países), es destacable, que en esencia nuestras obligaciones y sus derechos (por los derechos del cliente) son los mismos.

Y ¿cuáles son esos derechos de nuestros clientes?, ¿y cuáles son nuestras obligaciones? Pues obviamente también, los derechos y las obligaciones son distintos y de distinta naturaleza según sea la naturaleza del producto o servicio que ofrezcamos, pero en general y a grandes rasgos, bien podríamos hablar de las dos siguientes categorías:

Por una parte nos encontramos con la categoría de la garantía y el recibir un producto no defectuoso y ausente de taras, problemas o vicios ocultos. En este caso, nos encontramos ante uno de esos casos en los que por ejemplo si de una venta comercial minorista se trata, la legislación competente, independientemente de nuestra localización, es la que emane de la localización del cliente, pues si bien en otros muchos casos, el fuero aplicable es distinto o es negociable entre las partes, en el mundo del comercio minorista online (u offline), la legislación (derechos del consumidor, etc.) son las del comprador y no el vendedor, con los consiguientes problemas que ello nos puede representar si no somos capaces de dar una cobertura comercial en el ámbito territorial donde estemos vendiendo (sin que ello signifique que esos problemas sean fáciles de perseguir), etc.

Y por otra parte nos encontraríamos ante un caso muy distinto, pero para nada menos importante, nos encontramos por ejemplo con el caso de aquellos profesionales freelance, que prestando una profesión liberal (médicos, abogados, arquitectos, etc.) se ven con la obligación (y sus clientes con el derecho) de realizar unos servicios acordes a la legislación, sin negligencias, etc.

En este último caso, es obvia y notoria la diferencia primero que se tendrá que hacer entre profesiones que requieran de regulación o titulación específica, pues en estos casos se estará a tenor de lo que se establezca reglamentariamente donde se va a prestar físicamente el servicio para prestarlo adecuadamente, so pena de cometer acto ilícito por distintos motivos. Y también se deberá diferenciar entre aquellos profesionales que ejerciendo adecuadamente su función no consiguen sus objetivos o consiguen objetivos contrarios al perseguido (por ejemplo un abogado que pierde un caso, o un médico al que se le muere un paciente en la mesa de operaciones), y otra la de aquellos profesionales cuyos “accidentes” se producen por dolo, negligencia o mala fe.

Y por último y para finalizar, también deberemos diferenciar entre aquel derecho u obligación que nazca de nosotros mismos como freelance autónomos en la prestación de un servicio prestado directamente (fontaneros, abogados, programador, etc.) que si por ejemplo vendemos un producto defectuoso como representantes comerciales freelance a salario de un tercero. Resulta obvio que en el primero de los casos, la responsabilidad será plenamente nuestra, y en el segundo (y sin perjuicio de que existen otras variables pero que perturbarían la comprensión de este artículo), la responsabilidad será la de la empresa que ofrece el producto, pues nosotros seríamos (a priori) de ella meros intermediarios.

El Plan antifraude trae muchas novedades: tributación por módulos, facturas, etc

Laborales

El Plan Antifraude impulsado por el anterior Gobierno en España ha traído muchos cambios, por una parte la amnistía fiscal para las personas y empresas que decidan poner al día y regularizar su situación, por otro lado la persecución a los autónomos que emitan facturas falsas y por otro lado una limitación de pago en efectivo para operaciones empresariales con un máximo de 2500 euros (en turistas hasta 15000 euros).

Se limitan los pagos en efectivo a cantidades inferiores a 2500 euros. Los infractores serán tanto pagador como receptor con un 25% del valor del pago en efectivo, aunque el límite es de 15000 euros para particulares no residentes con el objetivo de aceptar las mayores compras de turistas.

Pero es que además otro de los principales cambios es que los empresarios que facturen menos del 50% a particulares y tengan un volumen de negocio superior a los 50000 euros al año no pueden incluirse en el sistema de autónomos por módulos. Se excluyen del sistema de módulos actividades con la retención del 1% por lo que afecta a fabricantes de ferreterías, confección, madera y mueble, carpinteros, albañiles, pintores, cerrajeros, escayolistas, empresas de transporte y mudanzas y más. Estos autónomos tendrán que pagar en función de su actividad real y asumir un mayor control tributario siempre que se cumplan las condiciones anteriormente indicadas.

Hay que informar de las cuentas en el extranjero, las deudas fiscales vinculadas a cuentas en el extranjero no prescriben nunca, se vigilarán mejor a los artistas e importaciones en Asia, se tomarán medidas preventivas para que los deudores no se declaren en situación de insolvencia, se evitarán las falsas facturas a empresas por parte de autónomos por módulos, se aprovecharán las posibilidades legales del embargo preventivo, se endurecerán las sanciones por resistencia a las inspecciones, etc.

A partir del 1 de enero del 2013 entrará en vigor la totalidad del proyecto que busca luchar contra el fraude fiscal y cuya principal novedad es la modificación de sistema de módulos que utilizan muchas empresas y autónomos.

Se están haciendo muchos cambios para evitar el fraude fiscal, aunque más con el miedo que con la concienciación, con estas medidas se espera recaudar más dinero y evitar a muchos defraudadores. Ahora tenemos las medidas para evitar el fraude fiscal, ¿pero dónde están las demás, dónde están las que ayudarán a las familias y favorecerán el empleo, dónde están las medidas de apoyo a los autónomos y no sólo castigo a los defraudadores? Habrá que esperar a ver dónde nos lleva todo esto.

España lidera la pérdida de autónomos en la Unión Europea del 2011

Laborales

España ha cerrado el año pasado con una pérdida de trabajadores autónomos de nada menos que 107800 autónomos, una cifra que se vuelve más significativa si se compara con el resto de la Unión Europea.

España lidera la pérdida de trabajadores autónomos con un 3,7% de descenso, frente a un -0,6% de media en Europa, unas cifras bastante significativas. La cifra se aleja mucho de los crecimientos que se registraron en otros países, como Holanda, Alemania, Reino Unido y Francia. España es líder en algo, pero no especialmente positivo.

En toda la Unión Europea se perdieron en el año 2011 un total de 203200 autónomos, cifra que si comparamos con la de España vemos que más de uno de cada dos autónomos (el 52.9%) perdidos son de España. 11 de los 27 países de la Unión Europea han experimentado un crecimiento de autónomos y 16 países han tenido pérdida de trabajadores autónomos. Los datos de Eurostat así lo demuestran.

Con respecto a autónomos empleadores o no empleadores, los empleadores descendieron un 3% de media en la Unión Europea mientras que los no empleadores crecieron un 0,4%. En España, los autónomos no empleadores crecieron un 0,1% mientras que los demás descendieron un 10,8%. En Europa, 7 de cada 10 autónomos no tienen trabajadores a su cargo, En España la cifra es ligeramente inferior a la media, 68,2%.

¿Qué está pasando? La situación económica está afectando mucho, de hecho muchos negocios han tenido que cerrar por no poder aguantar la presión, las ayudas existen pero en la actualidad no parecen ser suficientes. La actual reforma laboral no existía por aquel entonces, así que habrá que ver las consecuencias que tiene en una nueva comparativa, pero no es la medida para salir de la situación que existe. Muchas familias no tienen poder adquisitivo para las compras, y los negocios están pasando también un mal momento. Parece un círculo vicioso del que no se va a salir en un tiempo, por lo que está claro que hay que hacer algo, algo porque en España se están perdiendo muchos más autónomos que en todo el resto de la Unión Europea, y esto es algo bastante significativo.

¿Qué está pasando? ¿Qué podemos hacer para salir de esta situación y recuperar autónomos? ¿Qué opinas?

Ya se puede confirmar el borrador de la Declaración de la Renta 2012

Laborales

El 3 de mayo empieza la Campaña de la Declaración de la Renta, aunque ya se puede solicitar el borrador del irpf desde el día 10 de abril hasta el día 2 de Julio, borrador que se puede confirmar por internet, por teléfono o personalmente. Ya podemos ver nuestros datos de la declaración por internet con un sistema de alertas por sms mejorados o con certificados digitales como el DNI electrónico.

Aunque ya se puede acceder al borrador de la declaración de la renta por internet, Hacienda empezará a enviar por carta el borrador a partir del 3 de Mayo a todos los contribuyentes que no lo hayan pedido ya por internet. Este borrador puede ser enviado, modificado o ampliado en su información. La confirmación del borrador no podrá hacerse después del día 27 de Junio.

Si los ingresos proceden de un solo pagador no es obligatorio declarar en caso de no llegar a los 22000 euros al año, tampoco lo es en caso de dos o más pagadores si la suma de ellos no supera los 1500 euros (en cuyo caso la renta máxima anual es de 11200 euros). Si se deduce por cuenta ahorro-empresa, por doble imposición internacional o inversión en vivienda se debe declarar, así como siendo autónomo o empresa hay que hacer la declaración de la renta.

Podrán solicitar el borrador los contribuyentes que tengan sólo rendimientos del trabajo, Letras del Tesoro, rendimientos del capital mobiliario con retención o ingreso a cuenta, imputación de rentas inmobiliarias de dos inmuebles como máximo, ganancias patrimoniales que se encuentren sometidas a retención o ingreso a cuenta y subvenciones para la adquisición de vivienda habitual.

La base máxima de deducción por inversión en vivienda actual, tanto de adquisición como rehabilitación, se eleva a los 9040 euros. En caso de obras por discapacidad, la base imponible de desgravación es 12080 euros. Por alquiler, se puede deducir hasta un 10,05% de la cantidad pagada en caso de renta inferior a 24107 euros. En caso de vivienda arrendada, no hay que pagar el 60% de lo ingresado por alquilar, no hay que pagar el 100% en caso de alquilar a jóvenes entre 18 y 30 años.

Información para autónomos:

Hay que tener los datos que justifiquen los ingresos y gastos, inversiones amortizables, como cuenta de pérdidas y ganancias y balance. Se pueden deducir varios gastos derivados de la actividad profesional. Hay que tener además certificado de empresas a las que se factura y retiene, una copia de los impresos de los pagos trimestrales, las retenciones del banco a las cuentas, además de todo lo demás que se declararía como trabajador por cuenta ajena. Cada apartado va en su casilla, existe una guía de Hacienda que puede orientar a la realización de la declaración para aquellos autónomos que no cuenten con la ayuda de un asesor.

Hacienda calcula que el 76% de las declaraciones van a salir a devolver, y estiman que el importe estimado de devolver será de 10955 millones de euros.

Legislación, huelga y trabajador freelance

Laborales

Que en general vivimos momentos cambiantes y convulsos es más que evidente, como evidente es que en momentos convulsos, la conflictividad, el clima social, se ve alterado, y una de las máximas manifestaciones de tensión o rotura en el clima social son las huelgas, encontrando ellas en la huelga general su máximo exponente, pero ¿qué afectación tiene una huelga en el trabajador freelance? Veamos.

Destáquese, que aunque obviamente quien firma tiene una opinión y una posición formada al respecto de las convocatorias a (nótese que no digo de huelga, sino a huelga) huelga y de la configuración del derecho a la huelga, en este artículo (y a pesar de que ser completamente neutro y aséptico resulta prácticamente imposible) el firmante intenta dar más información que opinión.

Dicho todo ello, primero es muy destacable de decir que en este artículo nos ceñiremos a la realidad española, pues resulta obvio, que en otros países dicha configuración del derecho a huelga puede resultar muy distinto, incluso diametralmente opuesto al modelo español.

Primero de todo diremos que en todo caso el derecho a hacer huelga por parte de los trabajadores, es eso, un derecho reconocido, pero en ningún caso una obligación. Digo ello, pues muchas veces por la presión que ejercen los sindicatos pueda parecer que todo trabajador viene obligado a hacer huelga cuando ellos la convocan,  pero ello para nada es así, y el trabajador, también el freelance, que los días de huelga desee trabajar debe (o debería) poderlo hacer con total normalidad, sin imposiciones en contrario.

Dicho esto, diremos que el derecho a la huelga es un derecho fundamental de los trabajadores que emana del artículo 28.2 de la Constitución Española. Un artículo que reconoce dicho derecho, y un derecho que se encuentra desarrollado por el RDLRT 11/1977, entre otras normativas que le puedan resultar de aplicación.

Situados en la legislación en la que se enmarca principalmente el derecho a la huelga, deberemos decir para ser ciertos, que en realidad para el trabajador freelance (un trabajador freelance que quien este mismo artículo firma en este mismo lugar a dicho en numerosas ocasiones que a pesar de que en la actualidad se ha extendido esa denominación a muchos profesionales, pero que en realidad su esencia es la de aquel trabajador autónomo que presta sus servicios profesionales para un tercero del cual no depende), no debería tener mayor afectación más allá de su voluntaria adscripción o no a la convocatoria y participación en todo caso en los eventos de protesta o reivindicación que se organicen, pero legalmente al trabajar por cuenta propia poco impacto legislativo o de otras consideraciones tiene.

Ahora bien, existe otro tipo de trabajador freelance, menos común (aunque en gran auge en muchas profesiones) y a entender del firmante no siendo el “freelance puro”, pero freelance al fin y al cabo, al que si que una convocatoria de huelga afecta de lleno: ese es el trabajador asalariado, el que trabaja por una empresa bajo contrato y nómina convencional, pero que presta sus servicios desde casa, a distancia, etc.

Para este último caso decir que la afectación en el trabajador freelance asalariado es completa y que se encuentra recogida y en lo dispuesto en las normas que regulan el derecho a huelga y sus consideraciones para cualquier otro trabajador asalariado.

Así, para un trabajador freelance asalariado, deberemos estarnos en lo dispuesto en el artículo 7.1 del mencionado RDLRT 11/1977. Un artículo que establece que un trabajador que se acoge al derecho a huelga lo realiza mediante “la cesación de la prestación de servicios”

Y ¿qué quiere decir lo anterior? Pues lo anterior quiere decir, que un trabajador en huelga (entendiendo que se encuentra dentro del supuesto de encontrarse dentro de una huelga legal y lícita, de no ser así, estaríamos hablando de un caso muy distinto de incumplimiento contractual), mientras dure su situación de huelga no ve extinguido obviamente su contrato de trabajo, pero si que lo ve “suspendido”, con las afectaciones que ello conlleva.

Y ¿cuáles son las afectaciones más comunes que conlleva la suspensión del contrato de trabajo mientras dure el periodo de huelga? Pues de modo resumido y sin extendernos (pues excedería del objeto de este artículo y podríamos extendernos mucho y mucho), diremos que la principal afectación es el resultado de dejar de percibir la remuneración salarial correspondiente que la suspensión conlleva, así como la afectación en las cotizaciones sociales a lo largo de los días de huelga, así como para el computo del derecho a vacaciones y demás (destáquese que encontrarse con el contrato suspendido suspende la obligación de asistir al lugar de trabajo y de ser remunerado por ello, pero no suspende otras obligaciones que se emanen de la vinculación contractual como es mantener la buena fe o la imposibilidad de cometer faltas laborales, pues el contrato aunque suspendido, resulta en vigor).

Evidentemente todo lo dicho en el párrafo anterior, con sus debidos matices y consideraciones. Y no en algunos conceptos u ocasiones sin controversia, pues es común que algunos aspectos se hayan puesto en tela de juicio al tratarse de un derecho fundamental y se ha discutido mucho (aunque el TC ha sentado amplia doctrina al respecto) sobre ello.

Más de una de cada dos nuevas altas es de autónomos extranjeros

Laborales

Hemos comentado hace muy poco que crece el número de autónomos en España, y por eso no puede sorprender el hecho que, aún no pasado un año desde que indicamos que casi el 30% de los nuevos autónomos son extranjeros, en la actualidad nos encontremos con que el 50% de los nuevos autónomos son extranjeros, uno de cada dos nuevos autónomos es extranjero.

El número de autónomos extranjeros ha crecido en febrero en 27430 emprendedores, lo que supone un crecimiento del 1,2%. De las nuevas altas de autónomos cabe descacar que el 51,5% de los nuevos autónomos son extranjeros, más que el número de nuevos autónomos españoles, una cifra bastante importante que nos tiene que hacer reflexionar. ¿Por qué emprenden más extranjeros que españoles, por qué se animan a crear un nuevo negocio los extranjeros en la misma medida o más que los españoles, y teniendo en cuenta que el número de españoles cabe ser más en España?

Cuatro de cada diez nuevos autónomos en España son de Rumanía y China, el 40,6% de las nuevas altas. El crecimiento de autónomos rumanos es de más 579, los Chinos más 408 y 975 de las nacionalidades minoritarias. Todas las nacionalidades crecen como autónomos, excepto Argentina. Todos los sectores, excepto entretenimiento y actividades artísticas, tienen un mayor crecimiento de autónomos extranjeros, aunque se dedican especialmente a construcción industria, hostelería y comercio.

No sabemos todavía si es un hecho puntual o una tendencia positiva del crecimiento de autónomos, por lo que habrá que esperar un poco a ver cómo evoluciona. Todo esto nos lo informa ATA en su nueva noticia en que indica que los emprendedores extranjeros centran una de cada dos nuevas altas de autónomos a lo largo del mes pasado.

¿Es esta una noticia positiva o negativa? Lógicamente es positiva, ya que se ven que existen posibilidades de iniciación de actividad, de crecimiento en el trabajo autónomo y esto genera más riqueza para el país. La pega es que, por alguna razón, el colectivo de nuevos autónomos extranjeros es incluso algo mayor que el de nacionales, y esto tiene que deberse a algo, ¿es algo puntual?¿los españoles no se atreven? ¿existe alguna razón concreta para esto?

Búsquedas laborales… del otro lado del espejo

Laborales

Cuando se habla de búsquedas laborales, generalmente se piensa en la persona que demanda el trabajo y no en la que lo ofrece.  Abundan los artículos acerca de cómo teletrabajar, herramientas necesarias para el teletrabajo, cómo organizar el tiempo, cómo diseñar un buen currículum, cómo prepararse para la entrevista laboral, etcétera, etcétera, etcétera… Pero si eres el empresario y tu búsqueda de trabajadores o teletrabajadores no ha dado el resultado esperado, te proponemos revisar algunos aspectos del diseño del pedido de colaboradores, pues no es tan sencillo como parece.

Los datos que no pueden faltar
En el caso de las búsquedas por Internet, hoy en día la mayoría de los sitios web dedicados al mercado laboral facilitan mucho las cosas al categorizar las tareas y ofrecer simples formularios para rellenar con los datos más importantes, como la cotización o salario ofrecido, horario o tiempo de entrega del trabajo.  Sin embargo, no es raro encontrar preguntas de los usuarios solicitando más información y hasta preguntando qué es exactamente lo que se necesita.  Un futuro empleador no puede esperar que sus potenciales colaboradores adivinen la mitad de las cosas; el anuncio o búsqueda debe contener los datos imprescindibles como para orientar adecuadamente a los solicitantes, evitar pérdidas de tiempo para todos y actuar como un necesario filtro desde el comienzo.

Valores agregados
Una fundación dedicada a la ecología solicitó una secretaria virtual, comenzando la descripción de su candidato o candidata de la siguiente manera: “Alguien que con pasión quiera hacer algo para salvar la biosfera”.  Interesante, ¿no es cierto? Realmente este pedido debería ser un caso de estudio, ya que además de un gran dominio de la lengua inglesa, diplomacia y amabilidad, experiencia en redes sociales y búsquedas en Internet, solicitaron una persona “muy inteligente, buena organizadora, tenaz para conseguir citas, portadora de soluciones, no de problemas”.  Más allá del ejemplo, es importante detallar alguna cualidad en especial que esperes de tu futuro colaborador o colaboradora, como por ejemplo: prolijo, detallista, independiente, organizado…  sabiendo por supuesto que, en el caso de cumplir con requisitos extra, el o la postulante también será más exigente a la hora de cotizar su trabajo.

No a la discriminación
En algunos países están en vigencia leyes referidas a los contenidos de las búsquedas laborales, para evitar la discriminación por sexo o edad.  Más allá de la existencia o no de legislación vigente, es muy positivo para las empresas describir sus búsquedas laborales evitando, excepto que sea absolutamente necesario, definir de antemano el sexo o edad de su futuro colaborador.   Es cierto que muchas empresas de todas formas aplican filtros para seleccionar finalmente lo que desean (por ejemplo un hombre joven o una estudiante), pero en principio es importante que, al menos en el texto, no se establezca ninguna forma de discriminación.  Después de todo… ¡nunca sabes quién puede responder a tu anuncio! Tal vez aparezca alguien impensado, fuera de tu esquema original, pero que te proporcionará mayores satisfacciones y ayudará al éxito de tu empresa.

La guerra de los sexos en el mundo empresarial

Laborales

Según un informe de la Escuela de Negocios de la Universidad de Columbia y la Universidad de Maryland, Estados Unidos, a las empresas que tienen mayor cantidad de mujeres en los puestos directivos les va mucho mejor.  Analizaron los resultados de las 1500 empresas más grandes de su país y los relacionaron con la presencia – o no – de mujeres en sus directorios.  Señores accionistas y directores, vayan tomando nota.

El difícil ascenso de las mujeres
En los aproximadamente 200 años que lleva la historia de la liberación femenina, las mujeres hemos conseguido dar pasos gigantescos para alcanzar la igualdad de derechos sociales, civiles, políticos y económicos en la sociedad.  En los últimos tiempos muchos varones nos acompañan, convencidos de esta necesidad.  De todos modos las mujeres continuamos soportando sobre nuestras cabezas, especialmente en el mundo laboral y empresarial, el “techo de cristal”: una barrera invisible pero infranqueable, que no nos permite ascender hasta las más altas jerarquías institucionales.

Más mujeres = mejores resultados
Aunque entre 1996 y 2006 la cantidad de mujeres directoras de empresas se multiplicó por 12  en 2010 apenas superaba el 10 %.  Sin embargo, muchos analistas se preguntan si las mujeres son capaces de liderar más eficientemente que los varones.  Según el mencionado estudio, las empresas que cuentan con una mayor participación de las mujeres en sus niveles directivos resultan ser más innovadoras, democráticas y participativas, y en consecuencia sus integrantes se sienten más cómodos y mejor representados, existiendo un más favorable clima laboral.

La feminización del trabajo
Sin embargo no todo son rosas en la larga lucha de las mujeres.  Según algunas estadísticas europeas, el 82% de los puestos de trabajos perdidos por la crisis eran desempeñados por varones, pero estos puestos u otros nuevos están siendo cubiertos por mujeres.  No es para alegrarse demasiado: lo hacen en condiciones de mayor precarización, inseguridad o inestabilidad que tenían sus antecesores.  Este fenómeno se conoce como “feminización” del trabajo, se produce en los niveles medios y bajos de la estructura empresarial o social y no tiene nada que ver con las capacidades o habilidades de las mujeres para desempeñar una determinada función.

Las cuotas de participación
Volviendo a la cuestión anterior, una de las formas que se ha encontrado para aumentar la participación de las mujeres allí donde parecen existir barreras más altas o difíciles de salvar, es la llamada “discriminación positiva”, que determina cuotas de participación, por ejemplo en las listas de candidatos a cargos públicos electivos.  La Comisión Europea parece haber tomado nota de lo que planteábamos al comienzo de esta nota y, basándose en la discriminación positiva, se propone avanzar en una verdadera innovación: conseguir que el Parlamento Europeo y los Estados miembro obliguen a las compañías a incorporar más mujeres a sus consejos directivos hasta alcanzar un equilibrio razonable ya que, según se evaluó, al paso que vamos, se necesitarían 40 años para alcanzar una participación del 40%.

Nuevas medidas del gobierno para el pago de deudas a autónomos y quién podrá cobrar antes de las administraciones públicas

Laborales

No es nuevo que las administraciones públicas deben dinero a los autónomos, de hecho es algo de lo que muchos autónomos se quejan debido a que por esta causa muchos han tenido que abandonar la actividad. Han surgido nuevas iniciativas para el cobro de deudas de las administraciones, algo que gusta a algunos y a otros no les parece bien.

El presidente de CONAE ha indicado que el plan del Gobierno para el cobro inmediato de las deudas con las administraciones públicas es deseado y acertado, de hecho indicó que se trata de una medida valiente e ingeniosa que va a permitir mayor liquidez a las empresas.

UPTA ha valorado bien el decreto-ley aprobado para agilizar el pago de deudas de los ayuntamientos, aunque posteriormente ha indicado que los requisitos que se piden a los proveedores a la hora de cobrar son excesivos, de hecho no parece sentar bien el hecho de que los autónomos que decidan perdonar parte de la deuda sean los que cobren antes, de hecho indican que esta norma exige descuentos “prácticamente obligatorios” para cobrar las deudas, ya que esta es la única forma de poder cobrarlas antes que los demás, además de perdonar los intereses generados.

El que quiera cobrar antes tendrá que perdonar parte de la deuda y los intereses

El nuevo decreto-ley permite ofrecer un nuevo sistema de financiación con el Estado como avalista para que las entidades locales puedan pagar lo que deben, aunque no se conoce muy bien cómo va a funcionar todo esto, pero los ayuntamientos deben dar al gobierno antes del día 15 de marzo una lista con las facturas pendientes. Se espera que se empiece a cobrar este dinero a partir de mayo, y esto parece ser positivo para empresas y autónomos con los que existen deudas, pero el problema viene más allá de esto, las condiciones de la devolución.

En el decreto-ley existen dos medidas para que se pueda cobrar antes: la antigüedad de las facturas y la renuncia a parte de la deuda. Quien cumpla estas condiciones podrá cobrar antes, es decir, quien esté dispuesto a perder dinero de lo que se les debe podrá cobrar lo que “le corresponde” preferentemente, el resto no.

UPTA ha indicado que tiene la intención de pedir al gobierno que tengan prioridad de pago las deudas de menos de 10000 euros que tengan más de 3 meses de antigüedad, pero esto es algo que no está concretado y no se sabe si el gobierno lo aceptará.

Los autónomos podrán empezar a cobrar lo que les deben muy pronto, pero la gran pega es la renuncia a la que tendrán que hacer para poder cobrar.

Guardar filtro
×