Probablemente el mejor trabajo del mundo… lo vaya a tener una española

Blog

Estamos en crisis, es difícil encontrar un trabajo y muchos españoles tienen que salir fuera a encontrar uno. Y no sólo en España, que las cosas están mal en muchos países. Parece que a Julia Matos esto le ha ido muy bien ya que puede llegar a ser la persona con el mejor trabajo del mundo.

Julia Matos ha llegado a convertirse en la única española que se ha clasificado entre los 25 finalistas que optarán al mejor trabajo del mundo, tras más de medio millón de personas de muchos países que querían esta puesto en Australia.

Julia Matos es una leonesa de 26 años que produce vídeos como freelance tras haber estudiado comunicación audiovisual. Uno de sus vídeos podría llevarle a tener el mejor empleo del mundo, y es que vitalidad y originalidad no le falta.

En medio minuto ha sido capaz de plasmar muchas cosas, poniéndose unos esquíes para subir a una cima nevada, recogiendo hortalizas en un huerto y mucho más hasta que al final del vídeo se le ve haciendo surf encima de una furgoneta en movimiento. Probablemente sus 35 segundos mejor aprovechados de la vida en un vídeo muy original, impactante y con una gran selección de imágenes. De hecho, ha sido tan bueno que ha conseguido destacar entre cientos de miles de candidaturas para ser una de las 25 seleccionadas.

Serán 3 los elegidos para completar el proceso de selección final de cara a un puesto muy especial en que hay que conservar el parque natural de Queenstand (Australia) con el alojamiento, viajes pagados y un salario de 12680 euros al mes (lo que son 100000 dólares por 6 meses). Lo que viene siendo mucho más que un guardabosques (sin tener que estar pendiente del Oso Yogui de Yelowstone) en un parque natural hermoso con un salario realmente muy atractivo, disfrutando mientras trabaja.

Consejos de organización y gestión de tiempo para freelance

Consejos

Uno de los problemas que tenemos algunos trabajadores freelance es que no sabemos organizarnos. Y esto es un grave problema, porque organizándose bien el tiempo rinde mucho más y se pueden hacer más cosas.

Hay muchas personas que piensan que dedicar el tiempo a la organización es una “pérdida de tiempo”, pero organizarse mejor permite tener más tiempo para trabajar, poder conseguir mayores beneficios, poder compatibilizar mejor la vida familiar y profesional y tener más tiempo para sí.

La principal clave de organización del tiempo es no recibir más trabajo del que se puede abarcar, no pensar que se puede dar a todo cuando no es así, y es que el problema de intentar abarcar más de lo que se puede es que hay menos tiempo para dedicar a las cosas y eso supone o menos tiempo de descanso (el descanso es muy importante) o un trabajo peor realizado.

También existe otra solución, aprender a delegar. Esto es bueno cuando ya se tiene un trabajo afianzado, unos clientes fijos, y se puede contar con algunas personas de confianza para hacer las funciones a desempeñar, aunque siempre es recomendable revisar el trabajo antes de la entrega final al cliente.

Hay que minimizar las distracciones porque sólo hacen que se pierda la concentración. Es cierto que a los clientes les gusta que la otra persona les responda al momento, pero esto no siempre es posible, y seguro que les gusta más tener el trabajo al tiempo que alguien que les atienda en todo momento pero tarde más tiempo en entregar su trabajo. Así que teléfono, redes sociales y otras distracciones fuera. Si se trabaja en casa, hay que concienciar a la familia de “no molestar” cuando se está trabajando a menos que sea algo urgente (realmente urgente).

Tener un buen espacio de trabajo ayuda a organizarse mejor. No es lo mismo trabajar en un cuarto desordenado con todo tirado por ahí en el que no se encuentra un papel si se necesita que tenerlo todo bien ordenado y lo que se necesita a mano. Además, ofrece un mayor clima laboral y se trabaja mejor.

Elegir los mejores momentos para trabajar puede ayudar a rendir mucho más y con mayor eficiencia. Si se trabaja en momentos de menor concentración o en que se rinde menos al final consigue que se hagan menos cosas en el mismo tiempo. Hay que conocer los tiempos muertos, los tiempos de mayor rendimiento y concentración para poder aprovecharlo de cara al trabajo por ejemplo haciendo tareas rutinarias o más sencillas en tiempos de menor concentración.

Puede ser bueno contar con buenos recursos que ayuden a trabajar mejor y en menos tiempo. Esto pueden ser inversiones para mejorar en el trabajo, pero no hay que abusar de ello queriendo por ejemplo “comprar la tablet de último modelo que acaban de lanzar porque lo necesito para el trabajo” cuando es algo de lo que se puede prescindir, y es un ejemplo, porque si alguien necesita la tablet la puede comprar (claro está). Utilizar software libre y recursos gratuitos ayuda a un mayor rendimiento en el trabajo ahorrando dinero.

No es bueno hacer dos cosas a la vez porque se puede perder la concentración de una a otra, aunque es cierto que sí es bueno combinar cosas con frecuencia para no aburrirse de hacer siempre lo mismo. Si bien no se pueden escribir por ejemplo 3 artículos a la vez, sí puede ser bueno hacer uno de salud, otro de turismo, otro de salud después, aunque si crees que puedes hacer los 3 a la vez y acabas antes pues adelante, pero no es lo frecuente. No es recomendable tampoco dedicarse a dos proyectos grandes a la vez si los dos requieren estar el 100% del tiempo en ellos, porque esto sólo hace que las cosas se hagan mal y los tiempos de entrega se retrasen.

Crear objetivos y cumplirlos, organizar las propias ideas, pensar en una agenda y organizarse en base a ello ayudará mucho en la planificación del tiempo de trabajo como freelance.

Cómo elaborar un buen contrato de servicio entre el freelance y el cliente

Consejos

Aunque muchos profesionales freelance no lo sepan (y siempre hablando desde la realidad de la legislación española, aunque también la de otros muchos países, si bien en algunos puede que pueda o pudiera diferir) cuando un cliente nos contrata un servicio como profesionales freelance existe un contrato de por medio aunque no exista el mismo, pero hoy no vamos a centrarnos en ello, vamos a centrarnos en los requerimientos que debe de tener un buen contrato.

Centrémonos en ello pero antes aclaremos lo que se venía diciendo, lo que se mencionaba de que en realidad la ausencia de contrato es contrato, en todo caso lo que faltará será el formato papel del mismo, y lo más esencial: la forma de probar la existencia del acuerdo y de los términos del mismo, pero en realidad contrato, acuerdo existirá. Dicho de otro modo, la existencia de un contrato (en la mayoría de los asuntos) no pasa porque exista un papel que lo certifique, pasa porque el mismo exista en cualquier forma, incluso en un pacto verbal, si bien como se dice lo difícil en estos casos en muchas ocasiones era poder demostrar lo que hemos pactado, pero si podemos hacerlo, lo mismo puede tener la misma fuerza probatoria y válida que un contrato.

Por ello guardarnos todas las comunicaciones con el cliente que nos hagamos escritas, incluso por email, guardarnos cualquier presupuesto que le enviemos y que él nos dé su conformidad, y también puede resultar clave aprovechar que cualquier otra persona (testigo por conocedora de nuestro acuerdo con el cliente) pudiese corroborar que existía ese acuerdo nuestro con el cliente. Todo ello pueden resultar piezas clave para resolver entuertos en este ámbito ante conflictos posteriores que se presenten.

Ahora bien, aquí centrémonos en el caso de que existe un contrato firmado, de que se realiza la firma de ese contrato acordado en un documento de papel, entonces en se caso (que a la postre es el más que recomendable) valgan algunas recomendaciones al respecto:

Por una parte diremos que el lograr la firma de un contrato siempre ya es un logro por si mismo, pero el mismo debe de quedar atado, bien detallado para que nos suponga una ventaja y nos proteja adecuadamente en caso de controversia, por todo ello la redacción del mismo por parte de un profesional es más que recomendable para que el mismo tenga plenas garantías y se consiga el mejor resultado posible. Ahora bien, puede haber casos en los que prestemos un servicio muy estandarizado que con una simple plantilla contractual adaptada a los datos de cada cliente y alguna particularidad más que pueda haber puede resultarnos válida. Pero atención, en general está será la excepción, la extraña excepción debe de ser, pues no hay mejor contrato que el contrato personalizado, y no hay peor contrato que el contrato mal elaborado.

Y un contrato bien elaborado debe de reunir todos aquellos puntos que protejan a las partes, y no nos engañemos especialmente a nosotros, por lo que si podemos ser nosotros quien impone el modelo a firmar de buen seguro que si lo hemos redactado bien, podremos tomar cierta ventaja, podremos haber incorporado ciertos detalles que nos harán más robusto el contrato para que sea más favorable a nosotros.

Y de lo anterior se desprende la bondad de que el mismo, de que el contrato sea realizado por un profesional, pues si bien todos sabemos escribir e incluso a muchos les puede parecer que “dominan” o que es fácil copiar el lenguaje, sólo un profesional sabe darle ese toque, ver esos matices, poner esa coma en aquel lugar concreto, cambiar una palabra por otra casi de idéntica que parezca que dice lo que dice pero que en realidad no dice lo que parece que dice y factores importantes por el estilo.

Aún y así si insistimos en elabóranos nosotros mismos el contrato el mismo debe de tener algunos detalles básicos incuestionables: los datos que identifiquen a las partes adecuadamente, el servicio que se va a prestar lo más detalladamente posible, la forma en la que se va a prestar el servicio y los plazos de ejecución, a la vez que obviamente la remuneración a percibir, estableciendo el cuánto, pero también el cómo y el cuándo cobraremos, etc.

Otros puntos ineludibles en cualquier contrato son la vigencia del mismo, el lugar y fecha de firma, la jurisdicción competente, así como todo lo que tenga que ver con las condiciones de privacidad y de protección de datos que puedan existir. Por supuesto entre otras muchas consideraciones y elementos que dada la particularidad de cada caso en particular, de cada asunto susceptible a ser plasmado en un contrato, es imposible de reflejar aquí en su plenitud sin extendernos infinitamente en el texto.

Qué es el TAE y cómo evitarlo

Consejos

¿Qué te parece que significa la sigla TAE? Para descubrirlo, sólo debes relacionarla con una de las cuatro estaciones del año… ¡Acertaste! Es el “trastorno afectivo estacional”, “winter blues” o, sencillamente, “tristeza de invierno”, un desorden que afecta a millones de personas cuando se aproxima la época más fría del año y que hasta puede llegar a influir sobre la productividad. ¿Es tu caso? No te dejes ganar por la tristeza y… ¡alegra tu invierno y el de tus colaboradores!

Radiografía del TAE
El TAE o trastorno afectivo estacional es más frecuente en las regiones en las que los inviernos son extremadamente fríos; en el resto del mundo, para la mayoría la llegada del invierno sólo exige un pequeño reajuste. Sin embargo en algunos casos las personas pueden llegar a deprimirse, debido especialmente a la falta de luz solar y, como es sabido, la depresión afecta la vida en todos sus aspectos, incluido el laboral.
El TAE se caracteriza por:

  • Permanente sensación de tristeza
  • Pereza, falta de deseo de ir a trabajar cada día
  • Pérdida de la creatividad

Según los actuales estudios sobre el TAE, si no se desarrollan estrategias para controlarlo puede extenderse casi hasta el verano. En ese lapso pueden pasarte muchas cosas como por ejemplo… ¡poner en peligro tu continuidad laboral! Sin llegar a este extremo, muchos especialistas en productividad laboral recomiendan a los gerentes implementar algunas estrategias no solamente para evitar que baje la productividad sino, especialmente, para que los trabajadores se sientan mejor y puedan superar este trastorno.

Efecto invernal
Es sabido que durante los meses fríos naturalmente disminuye la actividad metabólica de los seres vivos, a fin de ahorrar energía para enfrentar el crudo invierno. Durante el otoño la mayoría de los vegetales han perdido sus hojas y su lozanía y aparecen mustios y grises. Algunos animales prefieren irse a dormir (¡tal vez muchos de nosotros querríamos hacer lo mismo! ) pasando los meses del invierno en estado de hibernación. El principal factor que influye para provocar estos comportamientos es la falta de luz solar, que se manifiesta aún en los climas más benignos disminuyendo la cantidad de horas de luminosidad. Los humanos, en cambio, debemos continuar con nuestras actividades diarias y no podemos dedicarnos a reducir nuestra actividad como hace el resto de los seres vivos, pero sí podemos intentar algunas estrategias para mitigar el efecto invernal.

Combatiendo la tristeza de invierno

  • Permanece más tiempo a la luz solar: si el día está soleado o el clima no es demasiado riguroso, invita a tus colaboradores a abrigarse muy bien y… ¡salir a caminar unos minutos!
  • Optimiza la iluminación natural: quita las cortinas y todo lo que obstaculice la entrada de luz natural; mueve los escritorios para que reciban más luz del día (de paso cambias un poco el escenario de trabajo).
  • Instala artefactos lumínicos brillantes y de colores alegres
  • Realiza las reuniones de trabajo en salas con abundante luz natural
  • Decora con plantas
  • Organiza al grupo para que tenga la oportunidad de salir unos minutos para disfrutar del sol y el aire libre, aprovechando para caminar o hacer ejercicio
  • Induce a tus colaboradores a traer fotografías de sus niños o su familia que los retraten en días soleados
  • Procura que ingieran alimentos sanos y jugos de fruta
  • Organiza el trabajo para que tus colaboradores puedan tomar unas mini-vacaciones los días más fríos.

¿Cuál es tu experiencia con la tristeza de invierno? ¡Compártela!

Algunos consejos para antes de emprender un negocio

Consejos

No hay nada que garantice el éxito de un negocio, aunque sí existen indicios de que algo puede ir bien o no.

Si vas a adentrarte un negocio más vale que conozcas de antes el sector, sino te será muy complicado entrar en ese mundo desconocido. Se puede conocer por los estudios, e incluso muchos han tenido experiencia trabajando para otras empresas y quieren dar el salto (o se han quedado sin trabajo). Si no sabes nada, es mejor esperar y formarse o adquirir experiencia, a menos que tengas la total seguridad de que debas iniciar en el negocio cuanto antes.

A cualquier negocio hay que entrar con dinero, aunque haya negocios en que se requiere poco dinero y mucho trabajo, así que es bueno contar con el dinero que se necesita para iniciar el negocio (y recomendable tener un fondo de emergencia). Si no se cuenta con el suficiente dinero, es mejor pedirlo a familiares y amigos que a los bancos (o empresas privadas).

Si no tienes dinero, compénsalo con trabajo. Si no quieres trabajar, entonces has de compensarlo con dinero, aunque emprender sin querer trabajar… ¡no es lo más idóneo!

Descubre cómo diferenciarte de la competencia, ten creatividad, crea algo diferente que no haya ya en el mercado o al menos en el mercado que se va a abarcar. Muchos negocios no triunfan porque no saben gestionarse, pero otros simplemente ofrecen lo mismo que empresas que llevan mucho tiempo en el sector y que cuentan con una buena cartera de clientes.

Si necesitas dinero y no lo tienes pero tienes una idea innovadora, puedes contactar con Business angels o empresas de capital riesgo que se interesen por el proyecto, incluso pueden participar con algo más que con dinero.

Es muy importante crear un buen plan de negocio, ya que ayuda a visualizar mejor lo que se pretende hacer y es una buena herramienta para emprender. Un plan de empresa también es una buena herramienta para saber si el proyecto es viable, qué estrategias se pueden y se deben utilizar, cómo es la situación de la competencia, conocer el mercado objetivo al que enfocarse, saber la cantidad de dinero que se requiere e incluso es importante si se busca financiación o subvenciones.

Si tienes un trabajo y no quieres arriesgarlo todo, puede mantener el trabajo fijo mientras se inicia el negocio, por lo menos hasta el momento en que el negocio empiece a ir bien y permita vivir de él. El trabajo por cuenta ajena es un salario fijo que puede ayudar a vivir en los inicios de un negocio e incluso para cubrir gastos hasta que empiece a mantenerse solo. Si tanto crees en tu negocio y tienes dinero para él, puedes dejarlo todo ¡pero piénsalo antes muy bien!

Si la idea de negocio es muy innovadora (e incluso aunque no)… empieza cuanto antes. A veces emprender no consiste en pensar hacerlo sino en ponerse en marcha desde el mismo momento en que surge la idea.

No todo tiene que ser perfecto para emprender, se puede empezar con algo básico que se puede mejorar con el paso del tiempo. Esto ayuda a ganar tiempo y a emprender aunque no se cuente con el suficiente dinero para grandes inversiones.

Ten mucha paciencia, te hará falta. Hay que pensar que los negocios no suelen tener ingresos hasta pasado cierto tiempo, e incluso muchos negocios fracasan, pero no hay que pensar en lo peor y se debe tener paciencia.

No te creas todo lo que te dicen, ni para bien ni para mal, ten tus ideas propias.

En 2015, más del 30% de la población trabajará como freelance online

Blog

Según las estimaciones de McKinsey, en unos años, concretamente en el 2015, más del 30% de la población trabajará como freelance en el campo online. Ya en la actualidad uno de cada cuatro trabajos se puede realizar de forma remota.

Esto es debido especialmente a la posibilidad de trabajar de forma remota por medio de la tecnología móvil, sumada a que cada vez se impone más el autoempleo frente a las contrataciones, lo que hace que muchas personas emprendan como alternativa a no encontrar un trabajo por cuenta ajena.

Las ventajas de ser freelance según #twagotrends teniendo en cuenta datos de la Unión Europea son:

  • Mayor flexibilidad en organización y ejecución del trabajo
  • Amplitud y pluralidad de empresas y proyectos en que colaborar
  • Mayor autonomía siendo su propio jefe
  • Capacidad para trabajar a distancia
  • Capacidad para tomar las propias decisiones

Si hablamos de España, veremos que los perfiles más buscados son los programadores, seguidos por el almacenamiento de datos, diseño web, expertos en social media y diseño gráfico. También se buscan muchos profesionales de la redacción de textos, aunque en un porcentaje menor.

Si tenemos en cuenta el informe que publica el Grupo Adecco todos los años podemos ver también que los puestos de trabajo en que se buscan más profesionales se inclinan hacia los perfiles tecnológicos y estratégicos, especialmente en los sectores de las ventas e informática, sobre todo programadores web y community managers. La comunidad freelance lo sabe y por eso cada vez más personas se forman en el campo del social media, marketing digital, sem, seo y otros.

A esto se le suman los datos de la Encuesta Global de Outsourcing del 2012 de Deloitte en que se muestra que cada vez se utiliza más la subcontratación de procesos como herramienta fundamental para el crecimiento, expansión y desarrollo de organizaciones.

Está claro que el campo del trabajo freelance cada vez se está teniendo más en cuenta como una alternativa, y todo esto pese a que muchos autónomos tienen que cerrar sus negocios porque no les son rentables o porque no son capaces de mantenerlos adelante en una situación económica complicada.

Por qué muchos blogger abandonan la profesión y blogs

Blog

Está claro que muchos blog, si no la mayoría de los que se crean, abandonados, y por supuesto existen muchas razones para ello. Como también existen razones para abandonar proyectos profesionales de otros, ¿quieres saber cuáles son algunas de estas razones?

Por qué se abandonan los blogs

Puede ser el caso de las personas que inician un blog por impulso, un blog personal o un blog para ganar dinero, y al darse cuenta de que todo no es como esperaban desisten. O simplemente se aburren. Si se pretenden ganar grandes sumas de dinero desde un principio lo más probable es que se acabe abandonando, porque como cualquier negocio hace falta mucho tiempo hasta conseguir ganar algo de dinero, y mucho más hasta conseguir unos buenos beneficios.

Hay quien piensa que su blog va a ser único en el mundo, el mejor de su temática, y cuando se dan de bruces con la realidad y no son capaces de afrontar que existen otros se desmotivan y lo abandonan. Hay que buscar la diferenciación y también saber llegar a lo que otros no han llegado, pero no por eso creerse los dioses de la red.

Los blogs también se crean como una moda, y como buena moda que es se termina abandonando. Parece que tener un blog está guay, pero mantenerlo no es tan fácil, no se sabe qué decir, se acaban las ideas, etc.

También se crean blogs para apoyar a otros en la promoción, son blogs que casi no se tocarán ni se actualizarán pero están ahí como respaldo.

Para no abandonar un blog, está claro que no hay que crearse muchas expectativas, no hay que pensar ganar mucho dinero desde el principio ni hacerlo sólo por el dinero, si se le pone pasión el dinero puede llegar pero si la única motivación es el dinero probablemente sea un proyecto que fracasa. Y por no decir los blogs que se hacen por dinero, y ciertas temáticas parece que pagan más, se acaba escribiendo sobre esas temáticas aunque no gusten nada, y llega un momento en que no se puede más.

La falta de ideas y de motivación es otra razón importante. Después de un tiempo faltan las ideas y no se sabe cómo encontrarlas.

Por qué los blogger abandonan la profesión o ciertos proyectos profesionales

Ya hemos comentado por qué los Blogger abandonan sus propios blog, pero ¿por qué abandonan los proyectos de otros?

Existen muchas razones, y una de ellas es la falta de tiempo, y muchas veces no es porque falte el tiempo que antes había sino que se priorizan otras cosas que interesan más o resultan más rentables. Muchas personas se dedican a sus estudios, encuentran un trabajo, prefieren divertirse o encuentran otros proyectos donde les pagan más.

Esto está íntimamente relacionado con lo que les pagan, porque hay muchos Blogger que empiezan fuerte pero cuando se dan cuenta de que la paga que les dan (o incluso la que exigen para obtener proyectos y competir con otros) es insuficiente, lo que hace que personas que contratan a Bloggers que les resultan muy buenos se den cuenta que acaban abandonando y tienen que encontrar a otros a los que paguen poco (bien porque quieren o porque no pueden pagar más) aún a riesgo de saber que es posible que acaben abandonando. O eso o plantearse pagar más. Aunque al principio muchos redactores rebajen sus pretensiones llega un momento en que empiezan a valorar su trabajo, en que son conscientes de que tienen que profesionalizarlo o desistir, y entonces es cuando tienen que abandonar aquello que les supone un “lastre” de cara a su crecimiento. A veces incluso aunque la otra persona pagara más ni se le propone, porque hay cierto miedo a pedir más.

Otra de las razones de abandono es porque se escribe sobre temas que se desconocen, que desmotivan, y cada vez es más complicado afrontarlos. Llevan mucho más tiempo y acaba siendo un gran impedimento.

En ocasiones simplemente lo hacen porque se les acaban las ideas. Tras haber escrito, por poner un ejemplo, 500 artículos sobre un mismo tema, se acaban las ideas y ya no saben sobre qué escribir. Es cierto que existen muchos temas, diferentes enfoques y perspectivas, pero las ideas se acaban o los pensamientos se nublan.

Algunos lo hacen por cuestiones personales. Bien porque se encuentran mal en casa, porque se encuentran mal física o psicológicamente, por estrés, por nervios, por una ruptura de trabajo. Las condiciones laborales no importan tanto, es que la persona no se siente bien para trabajar.

Otros porque aunque la paga es buena las condiciones laborales son malas. Un jefe que les pide muchos cambios, un mal ambiente de trabajo, un desprecio constante hacia su trabajo, diferentes factores que hacen que la persona no se sienta valorada y desista.

Estos son algunos de los casos por lo que redactores abandonan sus trabajos, sus proyectos, los proyectos de otros o empresas. ¿Te identificas con alguno? ¿Indicarías alguno más?

Ideas de negocio: crear aplicaciones móviles

Blog

Una de las oportunidades de negocio para las personas que quieren ganar dinero con su actividad puede ser la creación de aplicaciones móviles, ya que por medio de ellas se puede ganar dinero por una cuota, con publicidad o por encargo de empresas que necesiten su propia aplicación.

Lo que se necesita para crear aplicaciones web es contar con una buena idea, un ordenador, un compilador java y conocimientos de la realización de aplicaciones. Si no se tienen conocimientos, la primera base es formarse para tal efecto, e incluso si se tienen hay que perfeccionarlos.

¿Qué se puede hacer?

  • Aplicaciones móviles para empresas que lo necesiten y hagan encargos. En este caso, se puede conseguir un buen encargo en que ganar mucho dinero, aunque también se exige mucha dedicación.
  • También se pueden hacer aplicaciones de información en tiempo real, de lo que se quiera, tanto para empresas como de información que pueda ser interesante a los usuarios.
  • Creación de páginas web adaptadas a dispositivos móviles, o plugins o aplicaciones de estas páginas web.
  • Y todo lo que pueda interesar.

También se pueden crear aplicaciones, juegos y videojuegos para móviles. Se suelen monetizar con el pago de una cuota, una cuota mensual o incluso sólo por publicidad sin cobrar nada a los usuarios. Hay que pensar cuál será el modelo de negocio y fijar un precio (si lo hay) que sea interesante para los usuarios que adquieren la aplicación, precio que no tiene que venir determinado precisamente por una cuota. Se pueden hacer desde aplicaciones más sencillas a otras más elaboradas que podrían tener más éxito.

Lo primero es hacer las aplicaciones pensando en la plataforma para la que se adaptará, o buscar los primeros clientes, y después promocionar aquello que se ofrece, darlo a conocer, para empezar a ganar dinero con ello. En un principio es algo que puede resultar complicado, porque hay que abrirse camino, pero una vez que se hace es una idea de negocio muy interesante.

Si no se tiene ningún encargo completo, hay que pensar una aplicación que pueda ser interesante y desarrollarla para al menos darse a conocer y ganar reputación e incluso quizá algunos clientes. Si se tiene el encargo, hay que dedicar tiempo a este encargo e incluso a mejorar las exigencias para crear grandes aplicaciones.

Consejos para vender más y mejor

Consejos

Para vender más y mejor existen una serie de estrategias que se pueden adaptar a cada negocio, pero se debe empezar por conocer al cliente, porque sólo así se le puede ofrecer lo que quiere, lo que se necesita y se puede conocer la mejor manera de llegar a él.

Se puede llegar al cliente con una buena atención, con un buen precio, con exclusividad, con extras o conociendo lo que necesita para poder ofrecérselo. Se puede llegar de diferentes formas pero hay que saber cómo llegar a cada cual. Pero sobre todo la atención al cliente es un punto fundamental de todo negocio, porque a todos nos gusta que nos traten bien y nos valoren.

Es muy importante conocer muy bien el sector en que se mueve y los productos que se ofrecen, ya que el cliente valora los consejos y asesoramiento de los que le venden algo.

Detectar necesidades es clave, porque haciéndolo se puede buscar las formas en que los productos pueden cubrir esas necesidades. Más que las características importan los beneficios. Esto se puede conseguir sólo con escuchar al cliente y hacer las preguntas correctas.

También ayuda conocer a la competencia, sabiendo qué es lo que vende y conocer en qué se diferencia el negocio de los demás.

También son efectivas las promociones y los regalos. Las promociones llevan a los clientes a la tienda, y los regalos los animan a la compra y fidelizan.

Utilizar la imaginación y tener nuevas ideas ayudará en la empresa, porque con ellas se pueden conseguir grandes cosas.

Manejar correctamente las quejas es clave, porque se trata de que el cliente se sienta satisfecho con lo que se le ha vendido. Si hay un cliente insatisfecho hay que buscar soluciones para satisfacerlo sin perjudicar el negocio. Por eso mismo, en ciertos sectores es muy importante dejar por escrito todo, y por eso no hay que hacer falsas promesas.

Una buena trayectoria y reputación personal y profesional ayudará a ganar la confianza de los clientes anteriores, presentes y futuros.

Y por supuesto, hacer un buen seguimiento de los clientes puede ayudar a que permanezcan fieles al negocio y conseguir más ventas. Incluso se debe hacer con potenciales clientes que sólo “recuerdan” lo que querían en el momento en que se les vuelve a ofrecer.

Los buenos modos, el positivismo, la confianza y la paciencia han de acompañarte en todo momento.

Si no logras vender lo suficiente ¡sáltate algo de las reglas! Prueba algo diferente.

La emotividad, una estrategia para encontrar trabajo

Blog

Internet, libros, oficinas públicas de empleo, rebosan de consejos acerca de las diversas formas de encontrar trabajo. En realidad no existen recetas mágicas, y para conseguir el trabajo deseado, valga la paradoja, hay que “trabajar”. Las nuevas tecnologías invitan a crear presentaciones originales e interactivas…  ¿Nada de eso te ha dado resultado? ¡Prueba con la emotividad!

La emotividad en tiempos de crisis
¿Por qué hablar, en estos crudos tiempos de crisis, de emotividad, sentimientos, valores? Precisamente por eso: porque la crisis puede llevarnos a re-descubrir lo mejor que tenemos, lo que nos permitió elevarnos sobre el reino animal: nuestras emociones. Nuestra capacidad para sentir sorpresa, curiosidad, solidaridad, para relacionarnos con los demás, conocer mejor al otro y expresar todo esto en palabras. Algunas empresas también son capaces de revalorizar su relación con las comunidades de las que forman parte, expresando estos valores en sus declaraciones, sobre todo teniendo en cuenta la influencia de Internet y las redes sociales. De hecho, la comunidad está reclamando el retorno a los valores básicos, apelando para conseguirlo no solamente a la protesta, también al humor no exento de crítica y otros recursos como la emotividad.

Reflexiones sobre el desempleo
El desempleo es quizás la característica más contundente de la crisis actual. Así lo confirman las estadísticas más serias, como las de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) que advierte acerca de los niveles de desempleo y subempleo actuales y de los próximos años si no se toman medidas para revertir esa situación. Aunque el desempleo golpea con más fuerza en algunos sectores sociales como las mujeres y los jóvenes, no es raro ver hoy en día personas de cualquier sexo y edad, inclusive con altos niveles de capacitación y en la plenitud de su fuerza laboral, buscando empleo o intentando un emprendimiento después de haber sido despedidos de sus trabajos.  Las fusiones que provocan despidos masivos muchas veces se deciden en lujosas oficinas alejadas, tanto física como mentalmente, de las necesidades, sueños, aspiraciones y proyectos de sus colaboradores.   Tal vez haya llegado el momento de escribir todo esto en tu CV.

CV y emotividad
Una de las más grandes dificultades del CV es conseguir que resulte efectivo desde la primera impresión. La mayoría de las veces, el primer filtro que deben atravesar los CVs es un estudio o consultora contratado para la búsqueda laboral; es decir que, en realidad, el CV debe recorrer un camino antes de llegar a las manos de los reclutadores de la compañía. En otros casos, el postulante remite el CV a las compañías o se contacta a través de los sitios web que ofrecen opciones como “Trabaja con nosotros”. El objetivo es llegar a los niveles de decisión para mostrarte como eres: una persona creativa, inteligente y sobre todo sensible. La emotividad en el CV tiene como objetivo motivar al reclutador para que sienta interés en entrevistarte y para ello la estrategia consiste en demostrar que no eres sólo un largo listado de títulos y experiencia, y que quieres ser algo más que un anónimo engranaje de la maquinaria. Para conseguirlo, te sugerimos construir un CV que te muestre como eres, informando tus valores, con originalidad y estilo propio, alejado del discurso típico. Habla de tu familia, de los lugares del mundo que conoces y por qué (es la oportunidad para hablar de residencia, viajes y estudios), tu predisposición y gusto por aprender cosas nuevas y las experiencias que te han dado los empleos anteriores, y cómo puedes volcar a la comunidad estos conocimientos y experiencia. Si  te parece que el CV debe ser más bien formal,  puedes optar por acompañarlo con una carta de presentación, que te permitirá mostrar tu entusiasmo y motivación.

Guardar filtro
×