Cuánto cobrar siendo freelance

Blog, Consejos

Para muchas personas, lo más complicado de ser freelance (y eso que hay cosas y cosas) es saber cuáles son las tarifas que se van a cobrar. Así que te vamos a asesorar para que puedas crear tus propias tarifas, aunque la última palabra la tienes tú.

En primer lugar, piensa lo que necesitas y los gastos que vas a tener:

  • ¿Cuál es el sueldo mensual que te querrías asignar?
  • ¿Qué gastos fijos vas a tener, tanto de negocio como otros? Seguridad social o gastos sociales, impuestos, servicios, alquileres, internet, etc.
  • Calcula cuántos días quieres de vacaciones o de libre disposición, incluso de enfermedad, ya que tendrás que compensarlos de alguna forma
  • Y piensa en una cantidad para imprevistos

Un caso práctico

Imaginemos que vives en España y quieres tener un sueldo de 1000 euros, más otros 200 para imprevistos, y gastarás 250 euros en seguridad social, no pagas alquiler, pagas 30 euros de luz, 50 de internet y teléfono, 20 de móvil, 50 de asesoría, 10 de hosting y dominio y nada más. Necesitas facturar 1610 euros al mes, y a eso hay que añadirle que también se pagan impuestos (21% de irpf y 21% de iva).

Si trabajas 22 días, 8 horas diarias, son 176 horas en total al mes (sabemos que la mayoría de freelance trabajan mucho más, pero lo vamos a calcular así). Tienes que dividir 1610 euros entre las horas que trabajes para ver cuánto deberías cobrar por hora. En este caso, te sale a menos de 10 euros la hora.

A esto súmale el iva y el irpf (o los impuestos en tu país) para no llevarte sorpresas a final de mes. Además, es recomendable que pienses en asignar algo más para poder cubrir días imprevistos que no se puedan trabajar y días de vacaciones que se quieran tener. Hemos llegado a una cifra mínima de 15 euros (iva incluido), aunque puede ser recomendable asignar por ejemplo 18 euros, no sólo por vacaciones o imprevistos, sino también porque en ocasiones calculamos menos tiempo del que realmente necesitamos (y además hay que atender a los clientes, preparar presupuestos, hacer facturas, etc).

Ahora ¡haz tu caso práctico! Hay personas que necesitan 1000 euros para vivir, otras 600, otras 2000, otras quieren cobrar 3000 e incluso hay quien con 300 tiene más que suficiente. Hay quien tiene que pagar el alquiler, quien tiene otros gastos y necesidades, así que sólo tú puedes calcular tu precio por ahora. Y también en función de país los gastos son distintos.

Cuánto te va a llevar un trabajo

Teniendo en cuenta el tiempo que te puede llevar un trabajo de media, es el momento de pensar en tu tarifa o precio por servicio. Si vas a hacer una traducción que te va a llevar dos horas, puedes cobrar desde 10 hasta 36 euros en el caso práctico, pero habrás calculado lo que asignarías en tu propio caso.

Por supuesto, calcula el tiempo en función de lo que vayas a rendir en un nivel óptimo, ya que el cliente no tiene por qué pagar que un día rindas la mitad de lo normal o que no te organices bien. Aunque también piensa lo que vas a gastar con el cliente en otras cosas, o en funciones con las que no contabas. Piénsalo bien, porque acabar negociando con el cliente después no es bueno.

Y ahora mira cuánto cobran los otros

Para ser más competitivo y no dejar que el mercado nos coma, a veces hay que ajustar los precios, aunque esto suponga ganar un poco menos cada mes o tener que trabajar algunas horas más. Mira cuánto están cobrando otras personas por el mismo servicio para ver si puedes ofrecer un servicio adecuado y competitivo, y si no puedes no lo hagas, no te rebajes, busca nuevos proyectos. En el caso de la traducción, si ves que los demás están cobrando 30 euros puedes ajustar tu tarifa para ser más competitivo/a y captar al cliente con vistas de conseguir más trabajos y con el tiempo subir las tarifas.

Experiencia

Y por supuesto, tus tarifas y tu “sueldo” lo debes asignar en base a tu experiencia. Al principio se va a cobrar menos porque se está ganando experiencia, y porque además no se conocen muchas cosas y llevan más tiempo y  no se hacen tan bien como cuando se adquiere experiencia, y por eso alguien que acaba de empezar (sin ser explotado) puede llegar a aceptar tarifas más bajas. Aunque debería ser de una forma provisional mientras aprenda, aunque en realidad debería adquirir esos conocimientos con prácticas o trabajando con otras personas para no rebajar las tarifas haciendo algo similar a la “competencia desleal”.

Pero después, se cobra más porque lógicamente se tiene mucha más experiencia, se cobra en función de lo que se puede aportar al cliente. Y aunque se tiene miedo de las personas que están cobrando menos, si en realidad no valen o no aportan a las empresas lo que necesitan, los clientes acabarán volviendo a ti…. Aunque cobres más que ellos, porque lo vales.

Así que piensa en tus tarifas y asígnatelas tal cual. A veces puede que las tengas que rebajar un poco… pero nunca demasiado.

Cómo registrar nuestras ideas y proyectos

Consejos

Muchos profesionales freelance (no todos, ni mucho menos, por supuesto) se dedican a actividades profesionales de las que emanan elementos merecedores de ser debidamente protegidos como autores o creadores de los mismos. Estamos hablando de aquellos elementos relacionados con la propiedad intelectual (obras escritas, audiovisuales, etc) que merecen debido registro para que el profesional autor y creador de las mismas vea reconocida y protegida su obra. De todos ellos, y también de los relacionados con la propiedad industrial, vamos a hablar en este artículo.

Y decimos lo anterior pues son muchas las personas que se piensan que en realidad la propiedad intelectual y la propiedad industrial son lo mismo, se piensan que por ejemplo registrando en el registro de la propiedad intelectual un escrito con la idea, el proyecto o la marca todo ello queda protegido, cuando en realidad ello no puede estar nada más lejos de la realidad, pues como veremos nada tiene que ver la propiedad intelectual con la industrial como a continuación vamos a ver.

Dicho de forma sencilla, podemos decir que lo que vamos a registrar mediante la propiedad intelectual es la expresión por cualquier medio (escrito, audiovisual, etc) de la idea o del proyecto, no la plasmación de la idea o del proyecto en sí misma, que en todo caso correspondería a la propiedad intelectual. Expresado de otra manera: mediante la propiedad intelectual registraremos y protegeremos el cómo expresamos una idea o proyecto, mediante la propiedad industrial podremos decir que registraremos y protegeremos el cómo la plasmamos.

Así, y refiriéndonos ahora a la propiedad industrial vemos que ésta (a través del organismo que es la OEMP (Oficina Española de Patentes y Marcas en el caso español), o sus análogos en otros países, podremos registrar “títulos de propiedad industrial referidos a las invenciones, los diseños industriales, los signos distintivos y las topografías de productos semiconductores”,es decir, todos aquellos elementos plasmados de una idea que hayamos tenido o de un proyecto que hayamos desarrollado.

Destacar cabe también que las marcas comerciales son registrables en la OEMP y que cualquier registro en la OEMP adquiere eficacia en todo el territorio español. Paralelamente existen otro tipo de registros como son las patentes internacionales y demás que además de tener eficacia en España pueden tener eficacia internacional según el caso.

Un detalle importante que no se nos debe escapar es que si decíamos que en la OEMP podremos registrar y proteger, podremos reclamar los títulos de propiedad que nos correspondan de propiedad industrial pero que ello no debe de confundirse con lo referido a la propiedad intelectual (que para los que no lo sepan diremos que deben ejercitarse en los registros de propiedad intelectual correspondiente u en otros organismos privados que existen para asegurarnos nuestros derechos emanantes de la misma, si bien no cabria en realidad registro aunque el mismo es sumamente conveniente pues en realidad todo derecho nace por el mero hecho de la acción de ser los autores pero ese sería en todo caso sería otro tema), también debemos tener claro lo que no podremos registrar y proteger en la OEMP: los planes de empresa, los proyectos de negocio.

Y cabe decir lo anterior pues son muchas las personas que una vez han tenido una idea y la han plasmado en un producto o procedimiento concreto se piensan que no sólo pueden proteger esa idea o procedimiento, sino que pueden proteger el negocio que nazca de ella, y ello para nada es así, pues tal y como manifiesta la misma OEMP, el artículo 4 de la Ley de Patentes excluye específicamente del concepto de patentabilidad “los planes, reglas y métodos. etc. para el ejercicio de actividades económico-comerciales”, así “en la Oficina Española de Patentes no pueden protegerse las ideas de negocio al no tratarse de invenciones de aplicación industrial, es decir, aparatos, mecanismos, instrumentos, productos, etc. que se fabriquen en una industria”

Dicho de otra forma también, mediante la OEMP podremos pretender solicitar la titularidad que nos corresponda respecto a la aplicación industrial concreta que hayamos desarrollado pero no podremos solicitar titularidad ni ningún derecho sobre la forma de llevar al marcado la misma, no podremos protegernos de la forma de desarrollar en un negocio la aplicación protegida, pues ello no representa una invención en sí misma, la novedad patentable o registrable es la invención no el negocio que se haga con la invención.

Y para finalizar, decir a los que estén pensando en patentar o registrar una idea o proyecto, una marca comercial o cualquier otro elemento merecedor de ser debidamente protegido al amparo de la ley de propiedad industrial decirle que lo podrá hacer por vía telemática o presencial, que los modelos y datos a aportar diferirán mucho de cada una de las peticiones que ante tal organismo se pueden realizar. Destacando que algunos datos comunes a todas las peticiones son: la debida identificación del solicitante, así como una expresión clara e inequívoca de la solicitud de título. Además de que en los casos que corresponda (modelos de utilidad y patentes) nos soliciten descripción y reivindicación/es concretas,y en los casos de diseño industrial una reproducción del signo distintivo o diseño industrial con la debida explicación de la aplicabilidad en los productos que corresponda de dicho diseño o signo distintivo.

Análisis: El 70% de los freelance dice tener menos estrés que otros trabajadores

Blog

El trabajo freelance es una alternativa laboral que crece año tras año. Cada vez hay más personas dispuestas a trabajar bajo esta modalidad y más ofertas de trabajo enfocadas a ello.

Teniendo en cuenta una encuesta realizada por la Unión Americana de Freelance, nos damos cuenta de que el 70% de los 1300 freelance encuestados aseguran que esta modalidad de trabajo les permite reducir el estrés y mejora su calidad de vida. Entre otras cosas, puede favorecer la conciliación de la vida familiar y laboral, la optimización de tiempo y ofrece muchas otras ventajas. Por otro lado, las empresas consideran que ahorran hasta un 40%.  Está claro que, en cierto modo, el trabajo freelance es una modalidad de trabajo con mucho futuro y expectativas, tanto para los trabajadores como para las empresas.

Pero ¿es todo tan bonito como parece? En muchas ocasiones no es así. Por un lado, porque los trabajadores autónomos no tienen los mismos beneficios que los trabajadores por cuenta ajena, a menos que sean autónomos dependientes declarados en cuyo caso la modalidad freelance puede sí ser la deseada, ni a nivel de paro ni de vacaciones ni de muchos otros tipos; y por otro porque en muchas ocasiones hay que trabajar más que los trabajadores por cuenta ajena.

Aunque se diga que el 70% de freelance tienen menos estrés, lo cierto es que este tipo de trabajo puede conllevar mucho estrés en momentos puntuales, ciertos trabajos u ocasiones.

Lo cierto es que para saber manejar el estrés en el trabajo, tanto por cuenta ajena en una empresa como en la modalidad freelance, hay que tomar ciertas medidas. En primer lugar, hay que respetar los horarios autoimpuestos, dejando al menos tiempo libre para dormir 8 horas al día seguidas, comer, descansar, darse tiempo para sí y hacer algo de ejercicio. Además de eso, hay que comer bien, sano y a sus horas, aprender a relajarse, hacer ejercicio y actividades placenteras.

Lee: cómo liberarse del estrés siendo autónomos.

Día de la Oficina en Casa, 21 de Junio

Blog

Hoy día 21 de Junio es el Día de la Oficina en casa, una iniciativa promovida por Microsoft con el objetivo de dar a conocer y promover un modelo de trabajo más flexible del que estamos habitualmente acostumbrados impulsando la productividad de los trabajadores mediante el teletrabajo.

Microsoft, con la colaboración de HP, Nokia, Intel y Vodafone, celebra por tercer año consecutivo este día. Para ello sacarán la oficina a la explanada de Nuevos Ministerios de Madrid, recreando un entorno de trabajo flexible que ofrece muchos beneficios tanto a trabajadores como empresas.

Las empresas españolas cada vez se adaptan más al teletrabajo, aunque hay muchas empresas que no confían en esta modalidad de trabajo, y es una pena porque es un país preparado para el teletrabajo. Sólo el 13,2% de las empresas tiene implantada una política por medio del trabajo flexible, según datos de la consultora IDC. Otros países podrían encontrar también una buena oportunidad en el teletrabajo tanto para las empresas como a modo freelance.

Un 61,9% de hogares tiene conexión de banda ancha en casa., y un 73% de empleados consideran que su vida sería mejor bajo un trabajo flexible. Y de hecho, ayuda a mejorar la conciliación de la vida laboral y familiar, entre otros muchos beneficios que incluyen el ahorro tanto de las empresas como de los trabajadores y un mejor entorno de trabajo.

Para conseguir que esto sea efecto, es necesario que la empresa planifique la estrategia y utilice todas las herramientas a su disposición para lograr los objetivos marcados. También los trabajadores por cuenta propia pueden encontrar una buena forma de trabajar si logran solventar los inconvenientes que puede suponer el teletrabajo tomando ciertas medidas que facilitarán la actividad.

La edición anterior fue un éxito ya que logró movilizar a más de 300 empresas que se unieron a la iniciativa. Actualmente, la apoyan más de 232500 personas.  Hoy se celebra y se espera igualmente una buena acogida.

Nuevas reflexiones sobre la oficina en casa

Blog

Si partimos de la idea de que el 25% de los hogares alberga una oficina doméstica, comenzaremos a darnos cuenta de la importancia que está adquiriendo el teletrabajo y la necesidad de adecuar los ambientes de la casa a un nuevo estilo de vida. El plano clásico de una casa o apartamento en un barrio suburbano o una ciudad-dormitorio de las afueras (dos habitaciones, cocina, comedor, sala de estar y baño) ya no responde a las necesidades de los nuevos residentes, y los arquitectos, cada vez más, registran pedidos de diseños que incluyan un estudio o escritorio.

La oficina en casa… ¿en cualquier rincón?
Cada vez más gente trabaja desde su casa pero… las casas no están preparadas para este nuevo estilo de vida. Frente a la necesidad, o la decisión, de quedarse en casa para trabajar o teletrabajar, comenzamos a buscar algún lugar apto para instalar nuestro espacio laboral al que llamaremos, cariñosamente… la oficina. En la mayoría de los casos, la oficina en casa es sólo un lugar en el que podemos colocar una mesa para el ordenador, algunos estantes y casi nada más: bajoescaleras, pasillos, esquinas o bajo ventanas son los rincones preferidos aunque en la mayoría de los casos no hay mucho más para elegir. Estos espacios casi nunca satisfacen la necesidad prioritaria de la persona que teletrabaja desde su hogar: estar alejado del movimiento ordinario de la casa, para no distraer ni distraerse. Aunque muchas veces la publicidad muestra un teletrabajador cómodamente instalado en el comedor, realmente no es el mejor lugar de la casa pues probablemente esté encendido el televisor o los niños lo utilicen para hacer sus tareas escolares. De manera que por muy optimistas que sean algunos decoradores o diseñadores… “cualquier rincón” no es el lugar ideal para instalar la oficina en casa, y si no hay otro sitio disponible, la solución pasa más bien por organizar los horarios para trabajar cuando la casa se encuentra más tranquila.

Instalaciones ad-hoc
En el otro extremo se encuentran los ambientes diseñados específicamente para trabajar, es decir las instalaciones ad-hoc (al efecto): mobiliario, iluminación, accesorios y detalles exclusivamente pensados para la oficina en casa y su usuario o usuaria principal. No todo el mundo puede darse este lujo… sin embargo, si estás buscando una nueva casa o apartamento, te recomendamos analizar diseños que cuenten con una oficina doméstica, aunque en la actualidad no teletrabajes (quién sabe qué te depara el futuro).  De esta manera te garantizarás la mayor comodidad si necesitas teletrabajar o un lugar tranquilo en el hogar para leer o estudiar, pues estos espacios cumplen con todos los requisitos: están alejados de los espacios de mayor circulación en el hogar, cuentan con la iluminación adecuada, instalaciones eléctricas de bajo consumo, accesibilidad y conectividad.

Soluciones intermedias
Realmente la creatividad humana no tiene límites… y menos aún cuando se trata de instalar la oficina en casa, pues para muchas personas en realidad este espacio está destinado a convertirse en su refugio, su ámbito para la creación y la producción, prácticamente “su lugar en el mundo”. Recorriendo algunos sitios de arquitectura y decoración hemos encontrado las ideas más sorprendentes: desde un lavadero o galpón de herramientas convertido en acogedora oficina hasta un contenedor metálico instalado en una terraza, pasando por oficinas portables que se cierran como baúles o soluciones industrializadas que pueden montarse en un jardín o azotea. Cuando se trata de adaptar ambientes existentes, diseñados para otra función, al uso de oficina doméstica, puede ser necesario realizar modificaciones y reparaciones a fin de garantizar iluminación, ventilación y protección contra la entrada de polvo, agua o insectos. Si en cambio se opta por un módulo o una solución habitacional industrializada probablemente haya que construir basamentos o contrapisos y realizar la extensión de las redes de servicios. Desde este punto de vista la solución menos costosa parece ser la de adaptar cualquier rincón, pero a menos que realmente no haya otra alternativa, es preferible realizar alguna inversión al comenzar que demostrará su utilidad con el correr de los meses y los años.

Freelancing y CoWorking – El futuro es estar conectado

Blog

El CoWorking es una forma de trabajar en la que profesionales independientes comparten el mismo entorno de trabajo, generan ideas y amplían su red de contactos. En lugar de trabajar solos en casa, miles de jóvenes freelancers prefieren pagar por utilizar un escritorio en una oficina compartida y así conectar con otros emprendedores afines, lo que les brinda la oportunidad de hacer nuevos amigos y ampliar su red de contactos profesionales.

La popularidad de los espacios de CoWorking se está extendiendo rápidamente en todo el mundo. Compartir oficina ofrece la ventaja de contactar con la gente en persona y no virtualmente a través de las redes sociales. Aunque trabajar desde casa tiene sus ventajas, también tiene la mala reputación de la falta de productividad por aburrimiento, pereza y aislamiento. Los freelancers son creativos por naturaleza y anhelan la colaboración inspiradora y estimulante de estar en contacto directo generando ideas.

El futuro del freelancing

Dado el inestable clima económico actual, en el que vemos gran cantidad de trabajadores despedidos y otros muchos trabajando en empresas que ofrecen muy bajo nivel de seguridad, cada vez más gente toma la iniciativa de trabajar por cuenta propia. España se ha convertido en uno de los países de Europa con mayor crecimiento en el número de autónomos registrados. La idea de emprender nunca había sido tan popular y las cifras podrían multiplicarse para 2020.

Los universitarios ya no confían en que la titulación les ayudará a conseguir un puesto de trabajo en el campo elegido. Los estudiantes han visto como las tasas universitarias y gastos de manutención se han disparado en el último par de años. Con este panorama los jóvenes brillantes que normalmente se hubieran decantado por los estudios educación superior no pueden permitirse el lujo de ir a la Universidad. En lugar de perder el tiempo en un trabajo aburrido trabajando para una empresa sin futuro por un sueldo de miseria eligen ir por libre.

Las ventajas del CoWorking

La creciente popularidad del CoWorking se debe a la ventaja que supone compartir entorno con otra gente creativa ­y además permite socializar. La gente que se reúne habitualmente puede llegar compartir ideas, hacer amistades que incluso pueden ir más allá de del entorno profesional, o simplemente hacer nuevos contactos para ampliar la red social o profesional.

Por otro lado, trabajar con emprendedores facilita la generación de ideas, encontrar copartícipes en campos comunes y quizás ofrecer una amplia gama de servicios en un único paquete para sus respectivos clientes. También es una forma de sacar a la gente de casa, motivada para la acción y genuinamente inspirada.

Entornos de CoWorking

La idea del CoWorking proviene de empresas como Regus que alquilan entornos de oficinas para empresas y particulares. El escritorio es alquilado a un precio asequible y esto permite al emprendedor compartir la oficina con otros profesionales. Con la facilidad de elegir de entre varios tipos de contratos flexibles para poder alquilar por horas, días o semanas dependiendo del presupuesto y el tiempo que se necesite utilizar las instalaciones.

El estigma social de considerar que el trabajo por cuenta propia no es un “trabajo real” se está convirtiendo en una cosa del pasado de acuerdo a los cambios y nuevas tendencias. Gracias a iniciativas como el CoWorking puedes trabajar por tu cuenta con la motivación de levantarte y salir de casa para ir a trabajar, con la ventaja de que con el CoWorking tú eliges el horario.

La clave del éxito del emprendedor según el cofundador de Tuenti está en el trabajo duro

Blog

Conoce en Trabajofreelance por qué deberías emprender en estos tiempos de la mano de Zaryn Dentzel, cofundador de la red social española Tuenti.  Cualquiera puede hacer algo como Tuenti, e incluso algo mejor, sólo hace falta tener la idea, el empuje para llevarla adelante y el trabajo para conseguirlo.

El cofundador de Tuenti presenta un nuevo libro llamado “El Futuro lo decides tú” , con el que pretende favorecer el crecimiento del número de autónomos ayudando a superar el miedo a los fracasos. Zaryn Dentzel es un joven de 29 años que ha logrado crear una gran red social con 15 millones de usuarios jóvenes por la que se ha interesado Facebook y que se ha visto en la necesidad de demostrar que “cualquiera puede crear algo como Tuenti”. No necesitas ser un gran superdotado o tener un gran talento para crear algo importante.

Con su nuevo libro pretende animar a los jóvenes (y no tan jóvenes también) a emprender y desarrollar las ideas en las que creen, pese a que actualmente existe un ambiente de pesimismo por los momentos complicados que existen. Por ello, cuenta cosas como su vida desde sus orígenes, la llegada a España y la creación y desarrollo de Tuenti. Y por ello vamos a comentar hoy algunos de sus principales consejos.

La principal base del éxito de Zaryn es que “se consigue a base de trabajo duro”, responsabilidad para seguir adelante y contar con gente válida alrededor. Es necesario aprender de los errores y formarse continuamente. Afirma que las riendas del destino de cada persona dependen de uno mismo. En sólo 10 consejos pretende animar a aquellos que tienen un espíritu emprendedor pero no terminan de animarse a crear sus propios proyectos.

Una cuestión muy interesante que no podemos más que dejar de destacar es su afirmación de que “es un error pensar que todo está creado, porque falta muchísimo por desarrollar”.

Con respecto a España afirma que “Emprender en España es un problema cultural y de formación. El fracaso está mal visto y, sin embargo, el éxito que hemos logrado no hubiera sido posible sin todos los fracasos vividos”.

Mi intención, lejos de promocionar el libro del cofundador de Tuenti, es reafirmar algunos de sus consejos como básicos para emprender en cualquier país. Hay que defender nuestras ideas, luchar por ellas y trabajar muy duro. Y me siento también en la obligación de reafirmarlos porque muchas personas piensan que sólo hace falta un gran talento o mucha suerte, pero la realidad es que  son pocos los negocios (por no decir ninguno) que llegan arriba sin trabajarlos.

Cómo proteger las creaciones digitales del profesional freelance

Blog

La economía digital, los negocios por Internet y los trabajos freelance han traído consigo nuevas profesiones, han reinventado muchas otras y han otorgado un espacio privilegiado a las profesiones relacionadas con el ámbito creativo y cultural, es decir, con aquel ámbito de creación de obras y elementos que merecen una protección autoral, pero ¿sabemos protegerlos adecuadamente como profesionales freelance que somos?

Obviamente en este artículo nos estamos refiriendo a aquellas obras creativas (tanto sean literarias, escritas de cualquier tipo, audiovisuales u otras) que merecen protección en relación a lo que establece la Ley de Propiedad Intelectual, o dicho de otro modo, en relación a los derechos de autor de las mismas.

Para entrar en materia deberemos decir que un profesional freelance, del mismo tipo que cualquier otra persona es merecedora de la protección que le brinda la Ley de Propiedad Intelectual y que tiene reconocida los derechos de autor sobre sus creaciones, pero ¿qué sucede cuando realiza estas creaciones para terceros? ¿Y qué sucede cuando estas creaciones por ejemplo finalmente el tercero, el cliente, no las paga? Vamos a intentar resolver ambas cuestiones.

Por un lado nos encontramos con los distintos tipos de derechos de autor que existen (que resultan plenamente aplicables también a todas aquellas creaciones que hagamos por ejemplo para promocionarnos, sin venderlas o lo que sea a terceros), pues por una parte nos encontramos con los derechos materiales, patrimoniales o de explotaciones, o por otro lado con los derechos morales. Así, mientras en el primero de los casos son los derechos diremos que de beneficios que podremos obtener por aquella obra, por aquel elemento que habremos creado, en el segundo de los casos estamos hablando de nuestros derechos como “padres de la criatura”, como creadores de ello.

Pero, ¿qué sucede cuando un cliente nos encarga un pedido por ejemplo de artículos o un diseño gráfico y nos exige que, obvia y legítimamente, se los entreguemos “libres de derechos” para que él pueda darle el uso que estime conveniente al pedido que nos ha contratado y pagado? Existen muchas fábulas y mala información al respecto.

Y quien firma y dice lo anterior, pues como titular de un despacho de abogados que es, le duele a la vista, le enferma y desespera ver las mentiras, falsas interpretaciones y datos erróneos que se dan en Internet de ello, de la mala información, de mejor dicho la desinformación que aportan falsos expertos, gente que se hace pasar por entendida en todo y no es entendida ni en saber llevar su casa y cosas por el estilo.

En realidad, no nos engañemos, sólo por ser creadores de la obra, sólo por ser los padres de la criatura ya tenemos los derechos de autor reconocidos, y en lo que concierne a los derechos morales nada ni nadie podrá arrebatárnoslos, ni nosotros mismos podremos renunciar aunque sea voluntariamente a ellos. Dicho de otro modo, somos los padres de la criatura por el mismo acto de haberla concebido y eso nada ni nadie lo pueden cambiar, por tanto todo lo que emane de los derechos morales de la misma nos ocupa a nosotros y sólo a nosotros decidirlo, y cualquier pacto en contrario, siempre será nulo de pleno Derecho.

Entonces ¿ello significa que da igual que cedamos los derechos pues no los podemos ceder? No, no, para nada ello es así, pues otra cosa es que nosotros cedamos legítima y legalmente los derechos patrimoniales de la misma (es decir, que por ejemplo cedamos a otro todos los beneficios económicos que pueda obtener por ella), otorgándole el derecho a explotarla, es decir, por ejemplo a venderla o incluso el derecho a que no se nos nombre a otros como autores y se le nombre a esa persona, pues comercialmente le habremos cedido los derechos y ello será válido y admitido plenamente en Derecho.

Y ¿qué sucede si por ejemplo hemos cedido los derechos de explotación de la obra y luego el cliente no nos paga lo acordado? Pues obviamente que deberemos instar a la dicha resolución de ese contrato por incumplimiento del contratante y notificar que dada la ruptura contractual volvemos a poseer todos los derechos de la misma. Ello es extremadamente aconsejable establecerlo en el marco contractual que nos una al comprador.

Pero para finalizar vamos a ver un caso más complejo: nosotros hemos creado una determinada obra, por ejemplo una obra literaria, cedemos todos los derechos para que el cliente pueda hacer uso de la misma, venderla y lo que sea, pero en un futuro nos arrepentimos y queremos recuperar esos derechos, ¿podemos hacerlo?

Evidentemente, a colación con lo que quien este mismo artículo firma había establecido (la imposibilidad de que se nos quiten y renunciar a la paternidad, a los derechos morales de la obra) puede parecer que sí que podamos recuperarlos, y bien cierto es que en base a esos derechos podremos según la ley decidir sobre la integridad de la obra o las modificaciones u obras derivadas que de la misma se realicen, pero ello no quita que si hemos “vendido” la obra a un tercero, este, sí existe un contrato en vigor, se cumple y todo está en orden tenga unos derechos que se le deben respetar y que si no lo hacemos podemos incurrir en un incumplimiento contractual, por no respetar un acuerdo comercial entre las partes.

La red y la financiación para estudiar

Blog

Una de las mayores dificultades que encuentran las personas que desean continuar sus estudios superiores o especializarse, ya sea en su país, en el exterior o a través de Internet, son los costos de este tipo de estudios. Durante mucho tiempo, la única forma de encontrar financiación era aspirar a una beca, solicitar un préstamo o contar con la ayuda de la familia. Sin embargo, hoy en día Internet abre un mundo nuevo a los aspirantes a estudiar. ¿Quieres conocerlo? ¡Acompáñanos!

Un mundo de oportunidades
Para empezar, Internet es una formidable herramienta informativa. Antes de la era Internet era muy difícil estar actualizados respecto de la existencia de becas o préstamos para estudiantes y muy pocas personas podían acceder a esa información. En la actualidad, en cambio, las instituciones universitarias, fundaciones, empresas y gobiernos que ofrecen financiar estudios vuelcan su información en Internet y cualquiera puede acceder a la misma. Realmente, Internet ha abierto un mundo de oportunidades a quienes quieran especializarse o continuar estudios superiores. Aún más: muchas instituciones ofrecen formación en línea o a distancia, de manera que hasta… ¡se han acortado las distancias para quienes quieren estudiar en el exterior! Probablemente de la mano de estas facilidades se hayan elevado los costos o las exigencias, pero quienes quieran afrontar estos desafíos pueden encontrar hoy en día nuevas herramientas de financiación.

Becas en Internet
Las becas son una de las formas de financiación de estudios más populares. Hay muchos sitios web donde puedes encontrar información acerca de becas, pero antes de empezar te conviene realizar un análisis de tus capacidades e intereses para afinar la búsqueda. Por ejemplo, preguntarte por qué una determinada institución o gobierno debería otorgarte una beca. También debes tener bien en claro cuáles son tus intereses, en qué tema te gustaría especializarte, e investigar si existen instituciones, empresas o universidades locales que ofrezcan becas para estudiantes. Otro paso interesante puede ser dirigirte al Ayuntamiento o gobierno local para investigar si cuentan con algún servicio de asesoramiento para aspirantes a becas. También es importante conocer la extensión de la beca, qué tipo de gastos cubre y si te exigirán realizar algún tipo de servicio o trabajo social en compensación por las sumas asignadas.

Microfinanciación e intercambio
Una de las grandes oportunidades que ofrece Internet son los proyectos de microfinanciación. Son desarrollados por bancos, empresas o instituciones independientes, en las cuales puedes presentar un proyecto  y difundirlo en tus redes sociales para que aportantes anónimos voluntarios realicen una donación en favor de tus estudios. Otra excelente posibilidad es el llamado “intercambio estudiantil”: generalmente aplicado al aprendizaje de idiomas, cuenta con la participación de familias e instituciones que ofrecen apoyo mutuo, garantizando alojamiento y comida para estudiantes en diferentes ciudades del mundo y permitiendo combinar el placer de viajar y conocer otras culturas con el estudio y el ahorro.

Consejos para una correcta conciliación de la vida familiar y profesional en autónomos

Consejos

Con respecto al colectivo de autónomos, hay dos posiciones bien diferenciadas con respecto a la conciliación de la vida laboral y personal: los que piensan que por ser autónomo es más fácil la conciliación y los que piensan que precisamente por ello es más complicado poder una conciliación.

Existen dos factores para pensar eso, los que tienen en cuenta que por ser el propio jefe se tiene más capacidad de decisión y actuación, y los que consideran que como se es autónomo hay que trabajar más horas y dedicar menos tiempo a la familia.

Pero sea cual sea la postura de las personas, se pueden tomar algunas medidas para ayudar en este aspecto, pero sobre todo lo más importante es ganar tiempo para poder dedicarlo a la familia o a las cosas que interesan. Para ello, es necesario no aceptar más trabajo del que se puede asumir, y en caso de hacer esto se puede delegar en otras personas algunas labores, y además es necesario planificar muy bien el trabajo bajo una buena organización.

Contar con un espacio de trabajo limpio, organizado y agradable puede no parecer tan importante, pero es mucho más de lo que parece y ayuda a trabajar con mayor comodidad.

Si se trabaja en un local distinto a la casa, algo muy frecuente en muchos casos, es bueno teletrabajar una o dos veces a la semana para así pasar más tiempo en familia, aunque estableciendo ciertas normas para evitar interferencias que compliquen en el trabajo.

Las multitareas son una buena solución, aprovechar el tiempo para hacer varias cosas a la vez, y buscar cada momento para pasarlo en familia y hacerlo agradable.

Aunque esto depende del presupuesto con el que se cuenta, puede ser interesante ir con la familia a algún viaje de negocios, aunque no se tenga todo el tiempo disponible para ello. Si es posible, se puede hacer reuniones por videoconferencia o llamadas para ahorrar tiempo y dinero en desplazamientos.

Dedicarse un tiempo para algún hobby o algo agradable, además de buscar formas de estar mejor, ayuda a estar mejor con la familia y aprovechar el tiempo lo máximo posible. Incluso puede ser buena idea encontrar hobbies compartidos y buscar cómo pasar el tiempo en familia.

Aunque parezca que no hay mucho tiempo para el ocio, siempre hay que dedicar un tiempo al año a las vacaciones en familia.  Siempre tenemos la constante impresión de que no vamos a dar a todo o que vamos a tener cualquier problema, pero surge un imprevisto y al final logramos llegar a todo, por eso mismo aunque parezca que no hay tiempo sí hay que crear un hueco en la agenda para las vacaciones.

Guardar filtro
×