Las asociaciones de emprendedores más representativas

Blog

El Consejo de Representatividad de las asociaciones profesionales de trabajadores autónomos acaba de declarar las asociaciones más representativas en cuanto a autónomos. Es por eso que, en este orden las asociaciones de emprendedores más representativas son:

  1. UPTA. Unión de profesionales y trabajadores autónomos.
  2. ATA. Federación Nacional de trabajadores autónomos.
  3. FOPAE. Antigua OPA.
  4. UATAE. Unión de Asociaciones de trabajadores autónomos y emprendedores.
  5. CEAT. Federación española de autónomos.

UPTA es la asociación más representativa para autónomos, seguida de ATA. Por eso mismo, el Consejo ha declarado la condición de más representativas, por un período que corresponde a cuatro años, a la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) con un total de 30 puntos y a la Federación Nacional de Asociaciones de Empresarios y Trabajadores Autónomos (ATA) con un total de 28 puntos. A todo esto se ha llegado tras un estudio de los expedientes presentados, por lo cual el departamento dirigido por Valeriano Gómez ha otorgado una resolución. Las demás entidades también es las considera representativas ya que han superado la puntuación mínima de 16 puntos. Entre los aspectos a tener cuenta, se ha valorado el grado de afiliación, el número de sedes permanentes, el número de convenios o acuerdos de colaboración, los recursos materiales humados, las actividades que realizan para dar a conocer y ampliar el trabajo autónomo y los acuerdos de interés profesional que se han realizado. Podemos contemplar también que hay entidades que no gozan de representación tras este estudio por no tener la puntuación requerida. Estas entidades son la de Trabajadores Autónomos Discapacidatos de España (Atrade), la Confederación de Autónomos y Profesionales de España (Caype), la Confederación Intersectorial de Autónomos del Estado Español (CIAE) y la Federación de Asociaciones de Autónomos y Microempresas para el Fomento de la Formación para el Empleo y la Competitividad (CEFFA). También ha surgido controversia en esta resolución, ya que ATA pretende reclamar la resolución, ya que indica que tiene más posiciones elevadas que las que se le ha considerado. ATA considera que debería quedar primera en cuanto a representación, sin embargo no es así y quiere reclamar la posición que cree que se merece. Con esto se creará el Consejo del Trabajo Autónomo, que pretende ser un medio de comunicación directa, periódica y oficial con las Administraciones por parte de los representantes de los colectivos autónomos, y de esta manera tener representación directa en las decisiones de las Administraciones, un paso más adelante para que se reconozcan los derechos de los autónomos.

Teletrabajo: ¡cuidado con el fraude en Internet!

Consejos

¿Qué sale si unimos la vieja costumbre de los timos y “cuentos del tío” con las nuevas tecnologías de la información y la comunicación? Seguramente, la posibilidad de ser víctimas de alguna estafa cibernética. De hecho los estafadores existen desde los comienzos mismos de la Humanidad: individuos pícaros que saben aprovecharse de la credulidad y las necesidades de sus congéneres.

Claves para evitar ser estafado
El sitio RatRaceRebellion (RRR) (en inglés) cuenta con un medidor de estafas diario que establece la relación entre puestos de teletrabajo ofrecidos genuinos y fraudulentos; en el mes de mayo de 2011 la relación fue 60:1, es decir, ¡sesenta presuntos fraudes por cada puesto genuino!  Por eso, si te estás iniciando en el mundo del teletrabajo, es interesante tener en cuenta algunas claves para evitar caer en manos de personas inescrupulosas que lo único que buscan es hacerte perder tu tiempo… y tu dinero.

  • “Trabaje desde casa”: la idea es perfecta y además es lo que estás buscando. Si decides entrar al sitio web, imagina que estás dentro de un lugar físico. ¿Cómo te impresiona? ¿Es sobrio, sencillo, hay clima de trabajo… o por el contrario, parece un festival de luces de neón? Además, los sitios serios ofrecen garantías de privacidad, no exhiben publicidad de las llamadas “3P” (píldoras, póker, pornografía) y cuentan con una dirección física.
  • “No hace falta experiencia”: en el mundo real todos los trabajos requieren algo de experiencia y además, te explican razonablemente qué se espera seas capaz de hacer. Sin embargo, en el mundo de los estafadores ¡es mucho más importante tu ingenuidad que tus conocimientos! En ocasiones tampoco se describe el trabajo a realizar.
  • Dinero: en algunos casos solicitan el pago de una suma para obtener información adicional. En otros, prometen sumas impresionantes por trabajar sólo cuatro horas por día. En realidad, ninguna persona que necesite contratar a otra para realizar un trabajo, le solicitará dinero para informarle qué espera que haga; por otra parte, desconfía de las promesas de ingresos exagerados.
  • Ofertas de trabajo no solicitadas: por más que la idea de trabajar desde casa con tu ordenador esté rondando tu mente desde hace tiempo, desconfía si, milagrosamente, recibes un correo electrónico ofreciéndote trabajar en casa por Internet. Con seguridad tu dirección de correo ha sido “pescada” por un estafador en los sitios habituales de consultas sobre trabajo por Internet.
  • Estafas habituales: Lees el anuncio, remites tus datos, y a vuelta de correo te solicitan una suma de dinero para empezar. Bien; envías la suma de dinero y recibes una carta dándote instrucciones… ¡para colocar el mismo anuncio! Otra: prometen una cierta cantidad de dinero por procesar aplicaciones y te solicitan un pago para enviarte el programa que necesitas para procesar las aplicaciones.

Antes de comenzar
Realiza una evaluación de tus habilidades y experiencia. ¿Qué sabes hacer? ¿Qué puedes ofrecer? ¿Quiénes pueden ser tus potenciales contratistas? Las respuestas a estas preguntas te ayudarán a orientar la búsqueda.  Si sencillamente escribes  “trabajar desde casa” en el más popular de los buscadores, es probable que arroje millones de resultados sin ninguna aplicación práctica. Utiliza frases completas, “inteligentes”, como las que emplean los oferentes genuinos de trabajo en casa, por ejemplo: “debe tener una conexión a Internet de banda ancha”, “asistente virtual”, “estamos buscando una persona para trabajar desde su casa”, etc.

Te recomendamos suscribir tus datos para teletrabajar en un sitio serio y transparente en cuanto a la consideración de sus usuarios dentro de la comunidad.

Para finalizar: no creemos que sea necesario que compres un libro electrónico para aprender que los buenos resultados ¡sólo se consiguen con esfuerzo y perseverancia!

Sobre la composición de los órganos de Gobierno de las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades

Blog

Una vez más parece que se margina al colectivo de los autónomos en situaciones que les afecta directamente, y esto es el caso que podría surgir en cuando a la negociación abierto sobre la composición de los órganos de Gobierno de las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades, recordando que  no son pocos los autónomos que están afiliados a ellas sino todo lo contrario.

El Presidente de ATA, Lorenzo Amor, ha afirmado que “nadie tiene la potestad de incumplir la ley del Estatuto del Trabajo Autónomo que en su artículo 21.5 letra b) otorga capacidad jurídica a las asociaciones profesionales representativas de trabajadores autónomos para ser consultadas en todas aquellas medidas que incidan sobre el trabajo autónomo”, y señala “es evidente que cualquier decisión relativa a las Mutuas afecta a los trabajadores autónomos y por tanto por ley debemos ser consultados”.

Por eso mismo, los autónomos deben estar presentes en las negociaciones de las mutuas, comola negociación abierta relativa a la composición de los órganos de Gobierno de las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades, en que los autónomos también deben tener peso de decisión ya que más del 95% de los autónomos están mutualizados. Es imprescindible que los autónomos tengan poder de decisión en el debate sobre los órganos de gobierno de las Mutuas, ya que tienen una representación muy importante de mutualistas.

Lorenzo Amor se queja de que se está dejando de lado en estas cuestiones, al igual que en muchas otras, a los representantes de los autónomos que representan a un colectivo muy importante a nivel económico pero también un colectivo muy importante en cuanto que una proporción superior al 95% de ellos están mutualizados.

Por eso mismo, no tiene sentido que se les margine y no se les deje defender sus derechos en estos aspectos, negándoles a defender sus intereses y seguir las coberturas del colectivo. La participación supone tomar decisiones y defender los derechos, sin embargo parece que hay que reclamarlo.

Recordemos que los autónomos no son un colectivo pequeño ni un colectivo insignificante, sino un colectivo que a pesar de que en muchas ocasiones se encuentra discriminado es un colectivo con mucho poder, sobre todo a nivel económico, ya que los autónomos son fuentes de creación de empleo, son mayor riqueza para las mutuas, son mayor riqueza para el país en el que se encuentran y son un colectivo que debe tener los mismos derechos que los demás.

¿Qué es y cuáles son las ventajas de ser autónomo por módulos?

Consejos

La estimación objetiva para la tributación de los autónomos es a lo que se le llama módulos. Los módulos son impuestos mediante los que se tributa en función a unos parámetros que ha establecido Hacienda, y se pagan trimestralmente.

Existen los módulos en las actividades con epígrafes que los permita, y en función de estos mismos epígrafes es cómo tributa el autónomo por módulos, cuestiones de tributación que suelen ser diferentes según una actividad u otra. Es importante saber que los módulos se presentan trimestralmente.

Una de las desventajas de trabajar por módulos es que nunca saldrá a devolver el iva y siempre se tiene que pagar incluso aunque el negocio vaya mal. La ventaja es que se paga una cuota fija de manera que por muy bien que pueda ir el negocio no se pagará más. Para saber si el sistema por módulos conviene hay que hacer cuentas sobre cuánto podría salir con esta opción o con la opción directa, aunque a menos facturación va interesando más la otra opción, a más ganancias es mejor ir por módulos.

Con esta opción no se puede tener un beneficio anual superior a  450000 euros, ni más de tres empleados. Hay que registrar todas las facturas que haya en el poder, tanto de gastos como de compras, separando las facturas que pueden suponer una inversión y que podrán favorecer en la cuota a pagar. No es necesario llevar contabilidad en los módulos. En caso de que se produzcan pérdidas en el negocio, lo mejor es renunciar durante un tiempo a los módulos para no tener que tributar ese fijo pese a las pérdidas, por lo dicho anteriormente.

No existe la posibilidad de facturar por módulos en ciertas actividades, por lo que antes de decantarse por esta opción hay que conocer si está disponible en la actividad que se quiere realizar. En las actividades en que es posible hay que valorar si conviene esta o la otra opción, aunque generalmente el autónomo lo hace por ganar dinero y por tanto suele compensar por módulos. En los tiempos de crisis en que estamos, a muchos negocios les interesará renunciar durante un tiempo a esta opción.

Cobrar, recibir y recoger pagos por 2Checkout

Pagos

2Checkout.com es una forma de pago en línea que suelen hacer preferentemente los profesionales con tiendas virtuales, combinando en muchas ocasiones con otras formas de pago o como pago único, pero como opción de cobro online para los vendedores a través de internet.

Para cobrar con 2Checkout.com tan sólo hay que añadir los productos a una base de datos y añadir los botones o vínculos en la página web. Cuando los compradores acceden al pago, se gestiona la venta mediante un entorno seguro y muy cómodo. El pago aparecerá en tu cuenta de vendedor y cuando quieras hacer el cobro total de las ganancias obtenidas puedes hacerlo. Es una alternativa a Paypal u otros métodos de pago, como variantes.

Las opciones de pago para los compradores que acepta 2Checkout.com son: Visa, Mastercard, Paypal, Paypal Pay Later, tarjetas de débito con Visa y Mastercard, Discover, American Expres, Diners, JCB; de manera que los compradores que utilicen cualquiera de estas opciones podrán pagar en tiendas que utilicen sólo 2Checkout.

Una vez que el comprador hace el pedido, le llega un email al vendedor para que lleve a cabo el proceso de la transacción.

Tarifas de 2Checkout.com

Para poder acceder al sistema de pago 2Checkout se necesita tener seguridad de que se van a hacer ventas, ya que hay que pagar una tarifa de establecimiento única de 49 dólares.  Cada cuenta adicional te cuesta por 30 dólares la apertura, y el cambio de web cuesta 19 dólares.

Cada transacción, 2Checkout recibe una comisión del 5,5% del precio de transacción más 0,45 céntimos fijos por la venta.

Los pagos se calculan los miércoles y son enviados los jueves a los vendedores, descontando las comisiones del servicio.

Para los no residentes de Canadá y Estados Unidos, el depósito y payoneer cuestan 0 dólares, el cheque 4 dólares, y 10 y 15 dólares por las demás opciones.

El cobro con checkout facilita la venta en las tiendas online, ya que su implementación es muy sencilla y suele estar adaptado a las principales tiendas virtuales prefabricadas, además de ofrecer un sistema seguro de pago y con garantías tanto para compradores como vendedores incluyendo diversas formas de pago.

Emprendedores y emprendedoras: mejor en pareja

Blog

¿Cuántos emprendedores o emprendedoras comenzaron a desarrollar un proyecto, llenos de ilusiones, para verlo naufragar irremediablemente a los pocos meses de iniciado? ¿Qué fue lo que falló? ¿Capacidad, conocimientos, equipamiento, financiación? ¿Faltó “espíritu emprendedor”? Hoy analizaremos qué influencia tienen ciertos factores de la personalidad en el éxito de un proyecto.

¿Por qué estudiar a los emprendedores y emprendedoras?
Los cambios en el llamado “mercado laboral”, la desaparición de miles de puestos de trabajo, la desocupación, el acceso a Internet en los hogares, junto a otros factores económicos y culturales, han llevado en los últimos años a una explosión de emprendimientos y microemprendimientos, muchos de ellos promovidos y hasta financiados por gobiernos locales, a fin de dar una respuesta a las necesidades de la población. Al mismo tiempo, instituciones y universidades han comenzado a estudiar el fenómeno, tratando de identificar los factores determinantes que hacen al éxito o el fracaso de un proyecto. De hecho, los emprendimientos son analizados actualmente por la Economía como un factor clave para el desarrollo económico y social, por su contribución a la generación de ingresos y creación de nuevas actividades. Por otra parte, los proveedores de fondos para emprendimientos (el gobierno, la banca pública, organismos internacionales, asociaciones locales) necesitan tener algún grado de certeza o garantía acerca de que el proyecto funcionará, apoyado en la fortaleza o caracterización del emprendedor o emprendedora.

¿Qué es un emprendedor?
Esta pregunta no es tan sencilla de responder como parece.  De hecho, parece que es la pregunta que desvela a economistas y funcionarios gubernamentales.  Podríamos decir que un emprendedor o emprendedora es una persona que tiene una idea de negocio para desarrollar que, según su proyecto, le generará los ingresos necesarios como para vivir y continuar. Sin embargo, si el emprendedor necesita apoyo externo como proveedores de fondos u organismos de gobierno, se evaluarán otros factores, entre ellos la historia laboral y el grado de aversión al riesgo. Según un estudio de una universidad chilena en base a datos de la Encuesta de Protección Social, una de las características de los emprendedores/as es la experiencia laboral y un razonable gusto por el riesgo. También se analizaron los resultados de los emprendimientos anteriores y si ha ganado experiencia en el descubrimiento de nuevos nichos o formas innovadoras para hacer las cosas.  Además se evaluó un factor muy interesante: el conocimiento por parte del emprendedor, de las características del sistema financiero como un factor determinante. En cuanto a los factores externos, es decir, más allá de la personalidad y conocimientos del emprendedor, se valora el papel del grado de desarrollo económico local, la tecnología disponible, la cultura y las instituciones.

Mejor en pareja
Según el mencionado estudio, un emprendedor o emprendedora se caracteriza no tanto por sus conocimientos en un área específica, sino su equilibrio en un conjunto de habilidades. El conocimiento del sistema financiero es un factor de peso, de manera que, si estás por comenzar tu emprendimiento y no sabes nada del tema, es conveniente que comiences a informarte. Pero hay algo más. Según el estudio chileno estarían en mejores condiciones de obtener financiación o ayuda estatal… ¡las personas que están en pareja! De hecho, esta variable fue tan importante como la menor aversión al riesgo y el conocimiento del sistema financiero, y más relevante, a la hora de identificar candidatos a obtener financiación estatal para un emprendimiento, que la experiencia anterior o el nivel de estudios.

Legislación sobre el domicilio profesional del trabajador freelance

Blog

El auge de las profesiones relacionadas con las tecnologías de la información y la comunicación y en general el auge de las profesiones desarrolladas por trabajadores freelance ha traído consigo un aumento de una realidad incontestable: la utilización del domicilio
habitual del trabajador freelance como lugar de trabajo. Y eso, que a priori puede parecer completamente normal, merece algunas consideraciones al respecto.

Para empezar se deberá aclarar que no en todas las jurisdicciones ni realidades nacionales, incluso en muchos casos ni en distintas realidades regionales la regulación será la misma. En este artículo se va a tratar concretamente sobre lo que dice la legislación española, básicamente a través de lo que indica la LAU (Ley de Arrendamientos Urbanos) que es la ley que regula primordialmente estos aspectos. Es obvio tal y como se
mencionaba, entonces, que la realidad podrá ser completamente diferente en otra zona del mundo, pero esta realidad aquí expuesta sirve de buen punto de partida para situar al lector o lectora en el ámbito de sus actuaciones profesionales en el marco de la vivienda donde tenga establecida su residencia habitual.

Obviamente un primer punto que deberemos conocer es el punto que versa sobre el concepto mismo de vivienda habitual. Así y al respecto vemos que la LAU establece que “se considera arrendamiento de vivienda aquel arrendamiento que recae sobre una edificación habitable cuyo destino primordial sea satisfacer la necesidad permanente de vivienda del arrendatario” (Art. 2.1 de la LAU). En consecuencia podemos comprobar que la legislación marca como requisito indispensable que para ser considerada una vivienda destinada al uso de vivienda personal habitual la
misma debe de “….satisfacer la necesidad permanente de vivienda del arrendatario…”.

En virtud de este artículo mencionado vemos que la legislación no establece que la vivienda sea para un uso profesional del arrendatario. Como mínimo no lo establece en el marco en el que este artículo se expresa, que es en el de aquella persona que no ha alquilado específicamente la vivienda para un uso profesional (locales de negocio), que en todo caso se regiría por sus propias condiciones y particularidades. Si no que este artículo se refiere al caso más habitual, al caso de una persona que vive en una casa y paralelamente en ella practica actividades profesionales.

Así vemos que la LAU a priori no autoriza pero tampoco niega expresamente la realización de actividades empresariales o profesionales en la vivienda, por lo que evidentemente una interpretación simple de la LAU podría llevarnos a la conclusión de que no existe impedimento alguno para poderlas practicar, pero no es exactamente así.

Y no es exactamente así, dado que en caso de practicar actividades empresariales o profesionales en la vivienda se podría interpretar que la vivienda no tiene el exigido uso de vivienda primordial del arrendatario, pudiendo ello generar controversia con el propietario y que este pudiera pedir ejercer derechos de resolución contractual. Por lo que una lectura en superficie nos lleva a la conclusión de que es apropiado que en el momento de formalizar el contrato en cualquiera de las formas admitidas en derecho (“Las partes podrán compelerse recíprocamente a la formalización por escrito del contrato de arrendamiento” Art. 37 de la LAU), figure la autorización expresa de que en la vivienda arrendada por el arrendatario el mismo puede practicar actividades profesionales y el alcance y límite en todo caso de las mismas, y no que figure la cláusula en contrario tal y como es habitual en los contratos de arrendamiento mayoritariamente.

Y es en ese caso, en el de figurar la autorización expresa de que en la vivienda puedan practicarse actividades distintas al uso de vivienda habitual donde la LAU si que establece unas consideraciones muy claras al respecto:

En primer lugar la LAU reconoce que el arrendatario en caso de tener la vivienda arrendada para usos profesionales tiene derecho en todo caso a ceder el contrato de arrendamiento sin contar con el consentimiento del arrendador. Concretamente la LAU establece este derecho en su artículo 32.1 donde textualmente establece que “Cuando en la finca arrendada se ejerza una actividad empresarial o profesional, el arrendatario podrá subarrendar la finca o ceder el contrato de arrendamiento, sin necesidad de contar con el consentimiento del arrendador”. Por contra y en contrapartida la LAU establece el derecho del arrendador a “una elevación de renta del 10 % de la renta en vigor en el caso de producirse un subarriendo parcial, y del 20% en el caso de producirse la cesión del contrato o el subarriendo total de la finca arrendada” (Art.32.2 de la LAU)

Todo ello nos lleva a la conclusión de que un trabajador freelance, en el caso de no constar prohibición expresa y siempre y cuando mantenga la función de vivienda habitual, no debe de tener problemas para trabajar por su cuenta en el mismo domicilio, y más cuando entendemos que en la mayoría de estos trabajadores no existe maquinaría o demás consideraciones que desvirtúen el sentido de la vivienda más allá de un equipo informático y poco más. Si bien es cierto que existen profesiones que por su propia naturaleza e idiosincrasia pueden tener casos más complejos.

Evidentemente ello no tiene relación con las implicaciones en impuestos municipales u otros que pueda tener en un profesional freelance ejercer actividades profesionales en su hogar. Y evidentemente todo ello sin relación con los derechos por ejemplo que pueden dar lugar a la resolución del contrato en el caso de que las actividades (personales o profesionales) que el inquilino realice en el domicilio resulten inapropiadas.

En el caso de lo establecido en el marco de la última parte del párrafo anterior, la LAU también es clara al respecto, y por ejemplo establece los siguientes importantes puntos. Puntos que tienen relación directa en todo lo mencionado a lo largo de este artículo y que concretamente se encuentran regulados en el artículo 27 de la LAU. Siendo de especial mención en relación a lo que se refiere a lo expuesto en este artículo los puntos D, E y F del mencionado artículo. Quienes por orden y respectivamente establecen que dará derecho a la resolución del contrato cuando se de un incumplimiento de obligaciones, concretamente cuando en la vivienda se produzca “la realización de daños causados dolosamente en la finca o de obras no consentidas por el arrendador, cuando el consentimiento de éste sea necesario” (Art. 27.D de la LAU), o bien “cuando en la vivienda tengan lugar actividades molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilícitas” (Art. 27.E de la LAU), o en el último caso que nos incumbe en este artículo “cuando la vivienda deje de estar destinada de forma primordial a satisfacer la necesidad permanente de vivienda del arrendatario o de quien efectivamente la viniera ocupando de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 7” (Art. 27.F de la LAU).

Para finalizar tan sólo indicar que nunca debemos olvidar que un buen pacto previo nos evitará o podrá evitar tal y como ya se ha visto multitud de conflictos posteriores. Y para finalizar también tan sólo indicar que obviamente estos conflictos, supuestos y demás apartados mencionados en este artículo no significa que en la relación contractual que une a un arrendatario con un arrendador no existan otros motivos que puedan dar pie a otros conflictos e incluso peticiones de resolución contractual, independientemente de que en la vivienda se ejerzan actividades profesionales o no. Las mismas pueden ser de diversa índole y calado, pero en la mayoría de casos se refieren al pago de las rentas o bien a la realización o la falta de realización de las obras de mantenimiento requeridas, pero esos son otros casos.

El teletrabajo, también para PYMES

Blog

Hasta hace poco tiempo, el teletrabajo era visto como una posibilidad para dos grandes grupos: el de teletrabajadores independientes, o las grandes empresas, que podían implementar programas de teletrabajo para sus empleados tomando a su cargo el equipamiento necesario. Sin embargo, actualmente empresas de menores dimensiones también encuentran en el teletrabajo una opción para reducir gastos y compensar a los empleados.

Una tendencia mundial

Según Sonia Boiarov, directora del Centro de Teletrabajo de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, adoptando esta modalidad las PYMES podrían ahorrar entre un 20% y un 40% de sus presupuestos destinados a gastos de personal, por ejemplo en utilización de recursos tecnológicos y reducción de superficie ocupada destinada a puestos de trabajo. En España, por su parte, se analiza la promoción del teletrabajo como una estrategia de empleo en estos tiempos de la sociedad de la información, ofreciendo a los empleadores una serie de directivas y recomendaciones para que puedan implementarlo. De todas formas, recién estamos en los comienzos de una etapa que podría tener beneficios importantes para sectores tradicionalmente postergados, como las mujeres, los jóvenes, las personas mayores de 50 ó 45 años y los que sufren alguna discapacidad que les impide movilizarse hasta los lugares de trabajo.

Ventajas para las Pymes

Según los últimos estudios, las Pymes que se animen a implementar un programa de teletrabajo podrían transformarse en estructuras empresariales más dinámicas y productivas, modernizándose y ganando en eficiencia y capacidad de adaptación. Por otra parte, un programa de teletrabajo debe combinar el trabajo presencial con el remoto.

Puntualmente podrían:

  • Reducir gastos de infraestructura, energía y equipamiento
  • Obtener mayor productividad por parte de los empleados al trabajar por objetivos
  • Mejorar la gestión del tiempo, calidad y eficacia del trabajo
  • Mayor compromiso del trabajador con la empresa ya que mejora su compensación al reducir los gastos y costos que implica estar fuera de casa
  • Disminuir el desgaste físico y emocional
  • Posibilidades de contratar miembros de colectivos desfavorecidos incentivados por beneficios fiscales
  • Estructuras más flexibles
  • Impulso a una nueva imagen organizacional, comprometida con sus trabajadores y la comunidad

Candidatos y candidatas al teletrabajo

Las PYMES que deseen implementar un programa de teletrabajo deben saber ante todo que, de acuerdo a la legislación y prácticas vigentes, debe ser una opción voluntaria para los empleados que decidan participar. A partir de esta comprensión, será necesario determinar qué tareas y qué empleados o empleadas pueden asignarse al programa, pues como es sabido, no todos los empleados tienen las características psicológicas y anímicas necesarias como para trabajar en forma remota. Por otra parte, todos los empleados de la empresa deben comprender que el teletrabajo no es un premio ni un castigo, sino una forma diferente de trabajar, con ventajas y desventajas, y que el objetivo del programa es mejorar la eficiencia de la organización de la que ellos forman parte.

Para comenzar un programa de teletrabajo, es conveniente selecciones candidatos:

  • Fuertemente automotivados
  • Autodisciplinados
  • Competentes y preparados
  • Flexibles e innovadores
  • Con un ambiente familiar dispuesto a aceptar al teletrabajador

Psicología y Teletrabajo

Blog

En el año 2002 se publicó un interesante estudio realizado por el Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos de España: “Teletrabajo y Salud, un nuevo reto para la Psicología”.  Su lectura nos proporciona algunas pistas acerca de lo que podemos hacer para prevenir y proteger nuestra buena salud mental como teletrabajadores/as.

¿La culpa es de las TICs?
Las posibilidades del teletrabajo son hoy en día casi incalculables; constamente se incorporan nuevas opciones. Inclusive se están transformando aquellas tareas para las cuales se consideraba imposible el teletrabajo, por ejemplo la atención al público; este video  nos muestra cómo puede hacerse mediante teleconferencia.    Pero al tratarse de una actividad tan novedosa, las consecuencias psicológicas o las enfermedades psíquicas derivadas del teletrabajo son un campo por explorar.

El teletrabajo está unido en forma indisoluble a las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs), y se sabe que es de allí de donde provienen los mayores riesgos para la salud; sin embargo, no son las tecnologías en sí las que pueden tener un impacto positivo o negativo sobre el teletrabajador o teletrabajadora,  sino más bien el contexto, el ambiente y la forma en la que se teletrabaja, son los factores que pueden convertir o no esta utilización en un riesgo para la salud física y mental.

Tecnoestresados
Según el estudio se ha conseguido identificar dos tipos básicos de consecuencias sobre la salud psíquica del teletrabajador: las relacionadas con la utilización de las tecnologías, y las relacionadas específicamente con el teletrabajo. En este sentido, el perfil ideal del teletrabajador nos presenta una persona disciplinada, constante, con gran capacidad de adaptación a un medio de trabajo de escaso contacto social y casi sin supervisión, y con los recursos formativos como para desempeñar la tarea propuesta, a la vez que poseedor de un alto manejo de la tecnología y capacidad para autoorganizarse cumpliendo horarios y fechas de entrega con eficacia.  El exceso o falta de estas características puede conducir a la aparición de patologías específicas.

Respecto de la utilización de las tecnologías, se ha llegado a definir un nuevo concepto: el “tecnoestrés”, un término acuñado en 1999 por estudiosos como Salanova, Cifre y Martin. Proviene básicamente de la exigencia que siente el teletrabajador de estar siempre actualizado y la necesidad de adaptarse constantemente a nuevos programas y equipos. El tecnoestrés se manifiesta de dos formas: una relación conflictiva con las tecnologías de la información o bien una identificación exagerada con dichas tecnologías. En la vida diaria podemos reconocerlas por ejemplo en la dificultad para manejar un dispositivo sencillo como un teléfono móvil en el primer caso, o la obsesión por revisar a cada momento el correo electrónico o extender la jornada laboral con tal de estar conectado a Internet, en el segundo.

Para analizar y reflexionar
Si tienes alguno de los síntomas que se detallan a continuación, te recomendamos prestar atención pues puede ser que el teletrabajo esté influyendo negativamente sobre tu salud mental:

  • Percepción de soledad
  • Percepción de estancamiento profesional
  • Dificultades para conciliar trabajo y familia
  • Desajuste entre tus características personales y las necesarias para el teletrabajo que desempeñas.

Para terminar te proponemos dos frases célebres para reflexionar:

  • “Así como no debemos tratar de curar los ojos sin la cabeza o la cabeza sin el cuerpo, tampoco debes tratar el cuerpo sin el alma… ya que las partes nunca estarán bien si la totalidad no lo está”. Platón.
  • “Nuestro cuerpo es la expresión física de los pensamientos, sentimientos y emociones, y es el depositario de todas y cada una de nuestras experiencias desde el despertar da la vida”. John Ivarleck.

Gastos que puedes desgravar siendo autónomo

Consejos

Uno de los principales problemas que te encontrarás en la actividad como autónomo es la necesidad de desgravar el máximo posible de gastos, aprovechando lo máximo posible, sin pasarse, ya que desgravar algo que no es un gasto de trabajo puede llevarte a muchos problemas. Por eso, lo más aconsejable es consultar con un asesor para que te indique exactamente los gastos que te puedes deducir, o que te haga todos los trámites necesarios.

A la hora de deducir gastos, es muy importante que tengas la factura de estos gastos, no ticket sino factura. Puedes deducir todos los gastos que estén relacionados con la actividad laboral, y ten cuidado con no pasarte deduciendo gastos ya que podrías estar  incitando a que hagan una revisión de tu declaración. No valen ni compras personales ni gastos que no tienen que ver con tu actividad laboral ni la factura de la compra de alimentación. Sí son deducibles gastos de representación, como gasolina para visitas, taxis, comidas de “empresa” o reuniones de negocios, etc.

Algunos de los gastos que puedes deducir como autónomo, los más importantes, son:

  • Cotización a la Seguridad Social.
  • Equipos informáticos.
  • Dietas
  • Taxis y transporte
  • Internet
  • Asesoramiento legal o fiscal
  • Mobiliario de oficina
  • Programas informáticos
  • Consumibles
  • Colegios profesionales, asociaciones
  • Libros y material de trabajo
  • Teléfono móvil y gastos del teléfono móvil

Además, puedes deducir otros gastos en función del consumo que vayas a utilizar para la actividad profesional. No es conveniente abusar de las facturas para deducir más de lo necesario. La electricidad, el gas, el agua, el teléfono fijo y el alquiler del piso pueden ser deducidos en la declaración considerándolos como gastos profesionales, hasta un máximo del 50% según el gasto y en función de lo que se utilice a nivel profesional. No deduzcas el alquiler del piso más allá de un 49% ya que sino sería local comercial.

A la hora de declarar el iva y a la hora de la declaración de hacienda ten en cuenta los gastos que estén relacionados con la actividad que estás desarrollando, y los gastos que de lógica son los que utilizas con motivo del trabajo. Si sientes que no eres capaz de llevar a cabo estos trámites por tu cuenta, puedes contar con un asesor, cuyo iva también te desgrava.

Es tan importante saber desgravar todos los gastos como no pasarse.

Guardar filtro
×