Inicio, trámites y requisitos para el acceso a la prestación por cese de actividad

Blog

A partir de este mes, los autónomos españoles podrán cobrar la prestación por cese de actividad. El Consejo de Ministros ha aprobado recientemente el real Decreto que desarrolla la Ley de 5 de agosto de 2010, el REAL DECRETO 1541/2011, de 31 de octubre, en que recoge el sistema específico de protección por cese de actividad de trabajadores autónomos.

Este sistema de prestación es la respuesta a una demanda que se venía realizando desde hace un tiempo a situaciones en que los autónomos se encontraban desamparados. Según José Blanco, España es el primer país europeo con un sistema de protección exclusivo para autónomos y va a beneficiar a más de 500000 cotizantes, a los que hay que sumar el próximo año otros 150000 del régimen agrario.

Debemos saber que la cuantía de la prestación  va a ser el 70% de la base cotización del trabajador en los últimos doce meses, entre las cantidades comprendidas entre los 595 y los 1397 euros mensuales. Este derecho se produce siempre que el autónomo se encuentre en situación de alta una vez se produzca el cese de actividad habiendo cubierto todas las contingencias profesionales y cediendo en la actividad del RETA.

El período mínimo es de 12 meses continuados e inmediatamente anteriores a la situación de cese del autónomo.

El motivo de esta prestación será el cese de actividad, acreditando la persona que lo pide su disponibilidad para la reincorporación al mercado de trabajo. No se debe hacer cumplido la edad originaria para tener derecho a la pensión contributiva de jubilación, a no ser que no tenga acreditado período de cotización que se requiere para ello.

Si hubiera trabajadores al cargo, se debe acreditar la baja mediante declaración jurada, comunicando la extinción de empresa o cese de la actividad a la seguridad social tal como las bajas en su régimen de los trabajadores a su cargo. Se debe haber cubiertas todas las contingencias profesionales y las cuotas el régimen especial de la seguridad social a fecha del cese de actividad.

Se debe acreditar la situación legal de cese de actividad por motivos técnicos, económicos, productivos y organizativos mediante declaración jurada, siendo en casos necesaria documentación fiscal; la acreditación de situación legal de cese de actividad en casos de violencia de género; la situación legal de cese de actividad por fuerza mayor; cese de actividad por divorcio o separación matrimonial; cese de actividad de trabajadores autónomos económicamente dependientes; etc.

Este derecho se puede pedir hasta el último día del mes siguiente al que se produjo la situación legal por cese de actividad, cumplimentando el impreso de solicitud y aportando los documentos que sean necesarios.

Del acceso a la jurisdicción social, de la preparación de una demanda y de la subsanación de errores en la misma para poder acceder al proceso judicial

Blog

Por el título de este artículo ya se puede imaginar que el tema que se va a desarrollar en el mismo es denso y complejo, y efectivamente así es. Por ello es intención del autor del mismo exponerlo de una forma desgranada, desglosada y especialmente didáctica y llana. Vamos allá.

Introducción

¿A qué se refiere de forma simple y llana un título tan complejo como el que lleva este artículo y qué relación tiene con el mundo de los freelance? Pues bien, el título no se refiere a otra cosa que a como un trabajador freelance que tenga que interponer una demanda de carácter laboral puede y debe interponerla, y en como puede corregir los errores que cometa en la presentación de la misma.

Decir por supuesto que tanto el acceso a la jurisdicción (el derecho a presentar una demanda dicho coloquialmente) no se corresponde únicamente a la jurisdicción social (a los juzgados que tratan temas laborales), sino que es inherente a los derechos básicos de los ciudadanos y que es transversal a otro tipo de jurisdicciones como la de lo civil, penal, etc.

Dicho lo anterior, tampoco está de menos decir que en el desarrollo de su actividad profesional, el freelance puede no tener que acudir a la jurisdicción social, y sí que tener que interponer una demanda ante juzgados de lo civil, de lo penal, de lo contencioso-administrativo u otros según los casos, y si bien en todos estos casos el derecho de acceso a la justicia puede ser el mismo (pues en el caso español se encuentra consagrado en el artículo 24.1 de la Constitución, donde establece que “todas las personas tienen derecho a obtener la tutela efectiva de los jueces y tribunales en el ejercicio de sus derechos e intereses legítimos, sin que, en ningún caso, pueda producirse indefensión”. ), también es cierto que en todos los casos ni la forma de poder acceder a la misma, ni los procedimientos o requisitos serán los mismos (necesidad de abogado y procurador, etc.).

Por todo ello aquí, vamos a centrarnos en uno de los casos más simples y que más comúnmente afectan al trabajador freelance: a los casos que se dirimen en los juzgados de lo social. Y entendiendo siempre que en este artículo simplemente nos referimos a la primera parte del proceso, es decir, a la de la presentación de la demanda, y no nos adentraremos en el desarrollo del proceso judicial mismo que debe de concluir en sentencia, ni mucho menos nos adentraremos en los posibles recursos que después de dicha sentencia se pueden acometer, pues ello alargaría en exceso esté artículo, entraría en un terreno muy complejo que se aleja del valor didáctico de este artículo y podría incluso crear confusión en el lector o lectora.

Del acceso a la jurisdicción social

Llegado el caso de que nos haya surgido un conflicto en el transcurso de nuestra relación laboral como trabajadores freelance y que este conflicto sea competencia y se deba dirimir en la jurisdicción social, lo primero que deberemos conocer es que para acceder a la misma no será obligatoria la presencia de abogado ni procurador, es decir, que si lo deseamos tendremos todo el derecho de presentar la demanda por nosotros mismos, y no será necesario que en el proceso contemos con el abogado o procurador que nos asista, factor (el de la presencia de abogado y procurador) que si que resulta preceptivo y obligatorio en otro tipo de los ámbitos de los juzgados.

Ante lo anterior, destacar, que si bien, en la jurisdicción social no se da la obligatoriedad de comparecer o de llevar el proceso asistidos de abogado y procurador, Esa no obligatoriedad, no significa que no sea altamente recomendable que acudamos provisto de quien nos asista, pues evidentemente (y aunque los juzgados que nos van a atender se basen en el principio pro actione, es decir, en el derecho a ser oídos por un juez y a que se nos permita el acceso a la justicia) no tendremos las mismas “armas” para defendernos a lo largo de todo el proceso, que una parte que si que comparezca con abogado y procurador o bien sea ducha en derecho laboral.

De la preparación y subsanación de una demanda

Si dicho lo anterior, decidimos tirar adelante por nuestra cuenta con la demanda, debemos saber que para preparar la misma deberemos reunir unos requisitos indispensables y básicos para que esta sea admitida por el juzgado y se inicie el proceso judicial.

Destacar que en base a ese principio pro actione mencionado, y en base al derecho fundamental consagrado como se ha visto en el artículo 24.1 de la CE, las formalidades que deberá reunir una demanda para que esta sea admitida son pocas, pero existen, y se encuentra establecido en el artículo 80 la Ley de Procedimiento Laboral, concretamente estableciendo textualmente que:

“1. La demanda se formulará por escrito y habrá de contener los siguientes requisitos generales:

a. La designación del órgano ante quien se presente.

b. La designación del demandante, con expresión del número del documento nacional de identidad, y de aquellos otros interesados que deban ser llamados al proceso y sus domicilios, indicando el nombre y apellidos de las personas físicas y la denominación social de las personas jurídicas. Si la demanda se dirigiese contra un grupo carente de personalidad, habrá de hacerse constar el nombre y apellidos de quienes aparezcan como organizadores, directores o gestores de aquél, y sus domicilios.

c. La enumeración clara y concreta de los hechos sobre los que verse la pretensión y de todos aquellos que, según la legislación sustantiva, resulten imprescindibles para resolver las cuestiones planteadas. En ningún caso podrán alegarse hechos distintos de los aducidos en conciliación o en la reclamación administrativa previa, salvo que se hubieran producido con posterioridad a la sustanciación de aquéllas.

d. La súplica correspondiente, en los términos adecuados al contenido de la pretensión ejercitada.

e. Si el demandante litigase por sí mismo designará un domicilio en la localidad donde resida el Juzgado o Tribunal, en el que se practicarán todas las diligencias que hayan de entenderse con él.

f. Fecha y firma.

2. De la demanda y documentos que la acompañen se presentarán por el actor tantas copias como demandados y demás interesados en el proceso haya, así como para el Ministerio Fiscal, en los casos en que legalmente deba intervenir.”

Una vez dicho esto, destacar que aun y en el caso de que en la presentación de la demanda incurramos en defectos en la misma (es decir, que no incorporemos todos los datos que nos pide y exige la ley, etc.) o que cometamos algún error, tampoco debemos tener miedo a que la misma nos sea rechazada automáticamente de pleno derecho. Pues la ley, también en beneficio del acceso a que el ciudadano pueda ejercer libremente su derecho a la tutela judicial efectiva establece que el juzgado deberá dar cuenta a la parte que ha incurrido en esos defectos para que los subsane. Esta regulación de la subsanación de la demanda se encuentra establecido en el artículo 81 de la LPL donde se establece concretamente que (atención pues este artículo ha sido reformulado desde la entrada en vigor de la Ley 13/2009 y ha quedado redactado de la siguiente forma):

“1. El Secretario judicial advertirá a la parte de los defectos u omisiones de carácter formal en que haya incurrido al redactar la demanda, a fin de que los subsane dentro del plazo de cuatro días.

2. Si a la demanda no se acompañara certificación del acto de conciliación previa, el Secretario judicial advertirá al demandante que ha de acreditar la celebración o el intento del expresado acto en el plazo de quince días, contados a partir del día siguiente a la recepción de la notificación.
3. Realizada la subsanación, el Secretario judicial admitirá la demanda. En otro caso, dará cuenta al Tribunal para que por el mismo se resuelva sobre su admisión.

Para finalizar este artículo y como otro dato que puede favorecer al demandante destacar que de dicho artículo 81, en su parte tercera, no se desprende que de no subsanarse correctamente todos los defectos subsanables la demanda no sea admitida a tramite automáticamente, sino que establece que en caso de no ser subsanada, el secretario judicial (que es quien en primera instancia dictaminará la admisión de la demanda) dará cuenta al tribunal (es decir, al juez) para que decida si nos admite o no la demanda.

Dicho lo anterior de otro modo, será el mismo juez el que decidirá si los defectos no subsanados nos impiden el acceso o no a la jurisdicción. Denegación que por otra parte podría abrirnos las puertas a acudir (después del debido recurso de reposición ante el mismo tribunal que ha dictado la no admisión, y demás preceptos) al tribunal constitucional para garantizar nuestro derecho a la tutela judicial efectiva, pero ese en todo caso es otro (y controvertido) tema, que se aleja muy mucho del objetivo y alcance de este artículo.

Cómo elaborar un plan de negocios

Blog, Recursos

Muchas veces las compañías de crédito, los bancos o los gobiernos solicitan a los emprendedores un “plan de negocios”, antes de autorizar el anhelado crédito. Es que, por buena que sea tu idea, debes convencer a los funcionarios de que, además de brillante, la idea es perfectamente factible y el éxito del negocio tiene cierto grado de seguridad.

Transmitiendo la idea

Pareciera que los funcionarios creen que los emprendedores no saben nada de las disposiciones que regulan el otorgamiento de préstamos, y los emprendedores creen que los funcionarios no saben nada de la realidad.

El problema no es que los emprendedores no sepan lo que quieren; en realidad, lo que necesitan saber es cómo transmitir correctamente el proyecto. Lo mejor es realizar una presentación siguiendo ciertas reglas que le permitan al funcionario captar los datos que son importantes para el banco o el gobierno. Así, se sentirá más seguro en cuanto al riesgo que está por asumir. De hecho, las compañías financieras y los bancos evalúan:

  • La historia de la empresa
  • La situación al momento de solicitar el préstamo
  • El Plan de negocios (cuál es el proyecto o en qué se utilizarán los fondos que se solicitan).

El Plan de Negocios es tan importante que hasta puede ayudar al propio emprendedor, en el momento de elaborarlo, a rectificar o perfeccionar aspectos que podría haber pasado por alto en otro momento.

Contenidos del plan de negocios
El objetivo del plan de negocios es convencer a los funcionarios acerca de la viabilidad de la idea. Se debe explicar qué parámetros fueron analizados, cuáles son las dificultades que pueden surgir y cómo se piensa superarlas. El Plan de Negocios es un documento escrito que explica, con palabras y números, quiénes somos, qué hacemos y qué queremos hacer. Como mínimo, el “quiénes somos”, es decir, la presentación de la empresa debería contener:

  • Memoria de su empresa
  • Responsables del proyecto
  • Concepto y objetivos de la empresa
  • Requerimientos financieros y recursos humanos necesarios para implementar el proyecto
  • Objetivo del proyecto
  • Por qué el proyecto es exitoso
  • Tasa de retorno (es decir, en cuánto tiempo crees que podrás devolver el dinero que te prestaron).

Los datos importantes del plan de negocios son:

  • Un resumen de sus aspectos principales
  • Descripción del producto o servicio
  • Sector en el que competirá;
  • Estrategias de promoción, precios y distribución

Cómo preparar un plan de negocios

Para empezar, debes definir ante quién o quiénes presentarás el plan de negocios y con qué objetivo (a veces, cuando se presenta el plan a funcionarios gubernamentales, no es para solicitar dinero sino participación en alguno de los programas promocionales que pueda haber diseñado el gobierno).

Debes destinar tiempo y esfuerzo a la preparación del Plan de Negocios. Un buen plan de negocios no se puede hacer en un par de horas en la soledad de la oficina.  Necesitas la colaboración de tu equipo. Además es conveniente mostrarlo a alguien de confianza antes de presentarlo a los funcionarios, como un colega, un amigo o alguien de la familia.

Debes escribir el plan de negocios. Como dijimos, el plan de negocios es un documento escrito. Escribirlo, leerlo, y volverlo a leer, te ayudará a ver no sólo los errores de redacción sino también saber si puede ser leído como una buena historia o desde los primeros renglones resulta un aburrido mamotreto.

Queda mucho en el tintero, como la necesidad de destacar los puntos importantes y asegurarse de que las proyecciones financieras son realistas, pero lo dejaremos para un próximo encuentro

Ideas de teletrabajo en internet

Consejos

A lo largo del tiempo hemos visto nuevas ideas de teletrabajo en internet, y si bien hace unos años trabajar en la propia casa era un sueño inalcanzable para muchos, la realidad es que a día de hoy es una opción que se está haciendo cada vez más patente dentro de las empresas o como opción para los nuevos autónomos, por la facilidad de crear un negocio en internet y la menor necesidad de recursos.

Hemos comentado muchas ideas de teletrabajo: bibliotecarios a distancia, asistente virtual, trabajar con el propio blog o web, escribir artículos para sitios web y mucho más. También hemos planteado el teletrabajo en relación de dependencia y la necesidad de la conciliación laboral y familiar. Todo esto nos hace una idea muy patente de la importancia del teletrabajo en la actualidad además de las opciones que se nos están planteando para salir de la crisis económica en que se encuentra mucha gente. En estos tiempos que a penas existen opciones de trabajo en la calle, se presentan nuevas opciones de trabajo y autoempleo en internet desde la propia casa.

Existen muchas alternativas para trabajar desde casa en el campo de la informática, de la redacción, de las traducciones o de la asesoría:

  1. Soporte técnico
  2. Diseño web
  3. Diseño gráfico
  4. Mantenimiento de servidores
  5. Redacción para otros
  6. Redacción en la propia web
  7. Marketing online
  8. Posicionamiento web
  9. Traducciones en el idioma que se conoce
  10. Asesoría online
  11. Atención al cliente online
  12. Mantenimiento de páginas web
  13. Soporte legal
  14. Realización de informes
  15. Tareas rutinarias a través del ordenador
  16. Redacción de documentos y pasar apuntes
  17. Y más.

Una cuestión muy importante del teletrabajo y que cualquier persona se debe plantear antes de iniciarse en esta actividad es que: nadie dijo que fuera fácil. Existen muchas oportunidades, sí, hay que hacerse valer y destacar, hay que encontrar las oportunidades, a veces hay que empezar tirando bajo para hacerse cambio hacia las verdaderas opciones, hay que dedicar horas y horas, hay que esforzarse. Nadie se va a hacer millonario trabajando tres horas a la semana, estas “oportunidades” de trabajo son mentira y estafas, sino que la mayoría de las veces hay que dedicar al menos esas 8 horas diarias para lograr el nivel de vida necesario, incluso otras veces incluso más, ya que por no dejar escapar ocasiones que pueden traer a nuevas ocasiones hay que dar más de sí.

Hay que tener en cuenta que el teletrabajo es precisamente eso: trabajo. Se puede encontrar trabajo en el campo que nos gusta, que nos apasiona y así lograremos que el tiempo se nos haga más grato y llevadero, pero eso no quiere decir que una persona se pueda hacer rica sin dedicarle tiempo, ya que es un caso entre muchos millones. Eso sí, el teletrabajo es una opción que a día de hoy está creando muchas oportunidades y muy gratificante.

Agregando valor a nuestros servicios

Consejos

Aunque parezca una paradoja, la clave de la globalización está en la diferenciación. Es que aún en el océano global, la gente espera encontrar en la tienda electrónica o en el profesional los mismos valores de siempre: atención personalizada, solución rápida a los problemas y proximidad.

En realidad, a esto apuntan por ejemplo las nuevas estrategias de comercialización, basadas en la segmentación de la cartera de clientes para anticiparse a sus deseos y necesidades. Fortalecer la identidad, brindar una experiencia placentera y al mismo tiempo ofrecer un producto de calidad parece ser la forma de diferenciarse y encontrar un lugar en el mundo… de Internet.

Una de las ideas más interesantes para alcanzar la tan deseada diferenciación en un producto o servicio es la del “valor agregado”. Sin embargo, este concepto no siempre es bien entendido. La mayoría de las veces se lo confunde con beneficios materiales; se cree que agregar valor es hacer un regalo, brindar un servicio extra u ofrecer un descuento. Estos recursos pueden ayudar en algunos casos, pero no sirven para construir una relación larga y fructífera con nuestros clientes o contratistas. Agregar valor a nuestros productos o servicios es una cuestión que va más allá de lo material, es una decisión estratégica que exige del emprendedor o teletrabajador una gran dosis de flexibilidad.

Uno de los errores más comunes es creer que “agregamos valor” si damos más por el mismo precio, por ejemplo, creando una especificación no solicitada por el cliente. Al contrario, es posible agregar valor sin aumentar los costos por ejemplo siendo más eficientes y más amables. Es que lo que desde nuestro punto de vista podría ser considerado un valor agregado, no representa lo mismo para el cliente; lo que debemos buscar es la satisfacción del cliente, no la compensación ni la sofisticación. También agregamos valor cuando hacemos cada vez mejor lo que sabemos hacer o somos capaces de encontrar los recursos y soluciones para lo que no podemos hacer.

Hay muchos tipos de valor agregado y conviene evitar las simplificaciones. Indudablemente la calidad agrega valor; especialmente cuando se trata de teletrabajo o venta de servicios, las fuentes de valor agregado pueden encontrarse en:

  • La satisfacción del cliente
  • El momento u oportunidad
  • El precio justo
  • La reducción del tiempo de espera
  • La combinación de diferentes procesos de cuya suma resulte un producto con mayor valor que si se ofrecieran por separado.

Un aspecto importante cuando nos planteamos cómo agregar valor a nuestro trabajo o servicio es conocer los valores de los clientes. ¿Cómo son, cómo se relacionan con la comunidad? ¿Les interesa el cuidado del ambiente, la forma en que se hacen las cosas, valoran el tiempo libre y compartir con la familia? A veces el volumen de trabajo y la escasez de tiempo parecen conspirar contra la posibilidad de saber algo más acerca de las personas con las que nos relacionamos laboralmente, pero un breve comentario, el contenido de su sitio web o las tareas que nos encargan nos pueden dar pistas valiosas. La necesidad de competir en el mercado global no puede empañar el brillo de una siempre esperanzadora relación entre personas.

Fundosa recibe el Premio Autónomo del Año

Blog

El Premio Autónomo del año 2011 ha recaído este año sobre Fundosa. La organización de autónomos ATA le ha dado el precio por su dedicación a la creación de empleo estable en personas con discapacidad. En el mismo momento se ha premiado la trayectoria del empresario Alejandro Fernández de Bodegas Pesquera.

El jurado ha sido presidido por José Barea y ha premiado la labor de Fundosa, la división empresarial de la Fundación Once, por su labor ayudando y ofreciendo trabajo a personas con discapacidad, además de que ha demostrado la importancia del autoempleo como una forma interesante de acceder al mercado laboral ya que les han dado la posibilidad a personas con discapacidad a crear su propio negocio.

Alejandro Fernández, de las Bodegas Pesquera, ha dedicado muchos años a la hostelería y el turismo, de hecho hace más de 30 años se había puesto al frente de viñedos para más tarde crear Bodegas Pesquera. Por eso, ha sido premiado en esta ocasión por su labor y dedicación durante todos estos años.

El Mejor Producto para el autónomo fue a parar a la empresa Parrot, por la mplantación y fomento de nuevas tecnologías.  También han sido galardonados la Asociación Española de Turismo Rural (Asetur) y el programa radiofónico “La Hora del Taxi” (por su información y dedicación a los autónomos del taxi). Estos son algunos de los premios de Autónomo del Año 2011 que se entregarán el próximo 24 de Noviembre en Valladolid, y que continúan premiando la labor de personas que han hecho y están haciendo mucho por el trabajo autónomo, al menos desde el año 2002 en que han nacido y año desde el cual ATA ha empezado a dar premio a los autónomos del año.

Estos premios han surgido, como hemos dicho anteriormente, en el 2002 y pretenden premiar la labor y reconocimiento de los autónomos que tanto están aportando año tras año para conseguir grandes cosas, con la esperanza de que uno de estos años sea quien nos está leyendo el que reciba este galardón. ¿Quién sabe?

Nueva tarifa autónomos Vodafone con tarifas Pro y Empresa@

Blog

Vodafone ofrece una nueva alternativa a los autónomos y empresas, y es que ante la competitividad de las empresas por llevarse a los clientes a su terreno hace que surjan cada vez más ofertas que permitan que el cliente ahorre a la vez que la compañía consiga nuevos clientes.

Por eso mismo, Vodafone acaba de lanzar en España un nuevo conjunto de ofertas para pymes y autónomos con unas ofertas segmentadas para un mejor control de gasto telefónico de los autónomos por medio de tarifas planas en función de sus necesidades.

Además de esto, la estrategia de Vodafone es dar un  nuevo impulso al uso de datos para este sector, así como las opciones de movilidad en aplicaciones empresariales, algo que hasta ahora sólo utilizaban las grandes empresas.

Por eso mismo, han lanzado nuevas ofertas “por tallas”, pero esta vez de ámbito profesional. Para autónomos han creado las nuevas tarifas Pro: Pro M, ProM+ y ProL “para hablar”, y Pro@M, Pro@M+ y Pro@L “para hablar y navegar”.

Para hacernos una idea de estas ofertas, la Tarifa Pro M incluye por una cuota de 30 euros al mes la posibilidad de realizar 450 minutos a cualquier operador y hora además de 1000 minutos en llamadas entre móviles de la misma empresa; con Pro@M cuenta con una cuota de 40 euros al mes y la posibilidad de hablar 450 minutos a cualquier hora y operador, 1000 minutos entre teléfonos de la misma empresa además de navegación por Internet y correo en 500 megas. Estas son las dos tarifas básicas que se ofrecen para autónomos existiendo varias más por distintos precios y mayores capacidades.

Para Pymes también se han desarrollado nuevas tarifas interesantes cuyos precios van desde los 10 euros hasta los 38 y cada una de ellas ofrece distintos beneficios a quien las contrata. Estas nuevas tarifas de la gama Empresa@ son: Empresa@ 10, Empresa@ 24, Empresa@ 28 y Empresa@ 38.

Para que nos hagamos una idea, la tarifa Empresa@10 cuenta con una cuota de 10 euros al mes con la capacidad de llamar hasta 1000 minutos al mes entre móviles de la misma empresa, llamadas a fijos y móviles por 16 céntimos el minuto y 100 megas al mes para navegación por Internet y correo electrónico; existiendo otras ofertas más completas hasta llegar a Empresa@38, la más cara pero también la más completa, para los que necesitan más.

Estas son las nuevas posibilidades para autónomos y PYMES en Vodafone, aunque existen otras ofertas anteriores que pueden ser de interés.

Ver también: Tarifa Movistar Autónomos

Radiografía del perfecto teletrabajador

Blog

Un estudio del año 2011 de una universidad privada 100% virtual de Colombia, en la que más de 70% de sus empleados trabaja en forma remota, realizó un interesante análisis acerca de las características que debían tener los funcionarios para participar en forma eficiente y efectiva en un programa de teletrabajo.   Las bases para el éxito estarían en la integración tecnológica, la capacidad comunicativa y el conocimiento de las funciones.

Cada vez más el teletrabajo aparece como una opción interesante para empresas y profesionales, que encuentran en esta modalidad una oportunidad para disminuir costos y mejorar la calidad de vida tanto personal como de la familia y la comunidad.  Sin embargo, no todos los empleados o funcionarios de las empresas pueden teletrabajar; el límite lo establecen, por una parte, las tareas asignadas, pues se debe determinar si pueden o no ser realizadas en forma remota.  Por otra, las características individuales que conducen a un mejor o peor desempeño dentro del programa de teletrabajo.

La mayoría de los estudios señalan una serie de características que ayudarían a dibujar un “perfil del teletrabajador” que está comenzando a tomar forma ya que el teletrabajo empieza a ser considerado como una posibilidad cierta y realista.   Es interesante detallarlas, para que tanto teletrabajadores actuales o potenciales como empresas, puedan realizar su propio cuadro de fortalezas y debilidades.  Según estos estudios, el teletrabajador ideal…

  • Se orienta a los resultados.  Siempre tiene en mente la meta y resuelve los imprevistos durante el proceso para llegar a los objetivos.
  • Tiene excelentes habilidades para la comunicación.  El trabajo a distancia exige capacidad para comunicar en forma escrita o mediante la utilización de herramientas como teléfono, chat o videoconferencia.
  • Puede trabajar solo.  No requiere demasiada supervisión para realizar la tarea y obtener los resultados.
  • Es adaptable, organizado y automotivado.  Puede trabajar en diferentes ámbitos (el hogar, la oficina móvil, espacios públicos).  Maneja adecuadamente sus tiempos y espacio físico para cumplir con los objetivos.  Se propone y alcanza metas por sí mismo.
  • Conoce su trabajo.  Está entrenado para realizar su tarea o sabe pedir asesoramiento para resolver un problema en forma remota.
  • Conoce la organización.  Entiende los objetivos de la organización y los resultados a los que debe llegar.
  • Es alegre y optimista.  Además de la motivación, es vital que tenga buen ánimo, perspectivas de futuro  y sentido del humor para sobrellevar adecuadamente el aislamiento que representa el trabajo en forma remota.

Se debe tener en cuenta que además, el teletrabajo debe estar claramente definido, con resultados medibles para que el teletrabajador pueda evaluar su propio desempeño y apto para ser realizado en forma remota con las herramientas que el teletrabajador tenga a su alcance.

Comerciales freelance o autónomos

Blog

Una de las profesiones más demandadas a nivel autónomos son los trabajadores por cuenta propia que se dedican a las labores de comercial. De hecho, en muchos diarios y anuncios de trabajo se están siempre buscando comerciales.

Las ofertas de comercial más demandadas son:

  • Comerciales con amplia experiencia, sueldo fijo más comisiones (y en ocasiones beneficios sociales)
  • Comerciales con o sin experiencia, sueldo fijo primeros meses
  • Comerciales con o sin experiencia, sueldo a comisiones

La primera opción la realizan empresas farmacéuticas o de otro tipo que necesitan tener el mejor comercial para expandirse a nivel nacional o para ofrecer sus productos, por eso ofrecen un sueldo fijo como garantía al trabajador y comisiones que incentiven las ventas.

Existe otra opción de sueldo fijo, aunque sólo los primeros meses, puede ser alguna editorial o empresa que quiere ofrecer sus productos pero necesita a alguien que alcance los objetivos en un período de tiempo que pueden ser dos meses, tras los cuales se garantizan que si el trabajador que permanezca en la empresa consiga los objetivos.

La otra opción la utilizan muchas empresas, y son aquellas que no quieren arriesgar en la persona que será la que realice las ventas. Le costará encontrar un buen comercial ya que generalmente los buenos comerciales se hacen valorar esperando al menos un sueldo fijo que demuestre que se cree en ellos, pero puede encontrar algún buen comercial aún  no descubierto. Mientras tanto, los recursos de la empresa para el trabajador se limitarán a la selección y formación, hasta que el trabajador obtenga beneficios tras los cuales recibirá su comisión.

Saber cuál es la mejor forma de remuneración para la empresa es complicado, ya que si es una empresa que empieza con pocos recursos no querrá arriesgar en vendedores a pesar de que habrá invertido en cosas que le darán menos beneficio, sin embargo una empresa grande puede querer o no invertir en sus vendedores ya que el dinero no es el problema. La mejor opción probablemente sea un fijo más comisiones, ya que se garantiza al comercial que se le pagará su trabajo a la vez que se le motiva a conseguir los objetivos por medio de las comisiones.

Es muy importante saber que la persona que vale para las ventas finalmente será la que se quede en la empresa, pero si no se le ofrece al menos un sueldo fijo quizá no se interese por la oferta, mientras que la persona que no vale para las ventas muy seguramente acabará desistiendo aunque se le ofrezca un sueldo fijo.

Esto nos lleva al problema del comercial, ya que si no recibe un sueldo fijo finalmente acabará siendo un comercial autónomo, que tendrá que pagar su propia seguridad social, sus gastos y la parte proporcional de sus beneficios, entre otras cosas. Para ser comercial autónomo hay que valer, hay que motivarse, hay que ser una persona decidida y hay que saber cerrar las ventas. En muchas ocasiones una venta está hecha hasta que llega el momento del cierre en que muchas personas no saben cómo conseguir la venta, a pesar de haber hecho todo el resto del proceso exitosamente. Es necesario tener una técnica de ventas que es la que oriente en todas las ventas, aunque cada venta sea distinta, y que se conseguirá tras mucha práctica y haber probado trucos que funcionen y otros que no, y también es importante saber cerrar la venta.

Un comercial autónomo es como cualquier autónomo en cuanto a derechos y obligaciones. Es una de las profesiones más demandadas ya que las empresas necesitan personas que se encarguen de las ventas, personas independientes de la empresa que logren aumentar sus clientes. Muchos autónomos empiezan de la nada y acaban consiguiendo su propia cartera de clientes que es la que le dará los beneficios mes a mes con menos esfuerzo mientras centra su atención en captar nuevos clientes que le den más ingresos. Aunque parece algo sencillo, hay que saber mantener a los clientes, conseguir más y siempre es un reto en el que el comercial quiere cada vez alcanzar más nivel.

La ventaja de ser comercial autónomo es que las comisiones pueden llegar a ser muy altas, y trabajando para una empresa por cuenta ajena una persona que logra muchas ventas y es buen comercial no podría alcanzar el mismo sueldo que puede tener por su propia cuenta. La desventaja es que si no se vende un día o una semana o un mes no se cobra, ya que sólo se gana lo que se consigue.

Un buen comercial es una persona con orientación al logro, orientación al cliente, iniciativa, impacto e influencia, autoconfianza y flexibilidad, entre otras competencias que van a llevar a esa persona al éxito en sus labores comerciales. Una persona con estas competencias puede vender bien tanto en tienda como en el puerta a puerta como por teléfono, aunque cada persona se siente más cómoda en una u otra función. ¿Tienes estas competencias? Quizá tu trabajo sea comercial autónomo.

Consejos para elegir una base de cotización

Consejos

Ahora que surge la nueva posibilidad de cambiar la base de cotización con la ley 27/2011, es necesario saber algo más acerca de las bases de cotización y cuál es la que más conviene.

Lo primero que se debe saber es que cuanto más cotice una persona a la seguridad social más le va a beneficiar, sobre todo a la hora de la jubilación, por lo que aunque se empiece con una base de cotización baja se puede empezar a aumentar a cierta edad.

Al iniciar la actividad, si se es menor de 30 años se puede acoger a una reducción de la cuota de autónomos, una bonificación que se encuentra en el 30% por lo que se ahorra una cantidad importante durante un tiempo, entre otras ventajas por inicio de actividad para jóvenes.

Se puede empezar con una base de cotización baja, sobre todo si no se gana mucho dinero o se empieza con pérdidas por lo que no es bueno gastar todos los recursos, pero cuando se pueda se debe acceder a una base de cotización más alta porque mayores serán los beneficios en el futuro. Lo ideal es que al menos a partir de los 50 años, o incluso antes, se debe aumentar la base de cotización ya que a la hora de la jubilación va a ser ésta la que se tenga en cuenta y nadie quiere llegar con una pensión baja. Muchas personas prefieren siempre cotizar bajo pero lo mejor es que llegado a los 50 años máximo se empiece a cotizar más.

Es necesario cotizar para cubrir accidentes de trabajo y para acceder a la prestación por desempleo, ya que son protecciones para el autónomo que no puede trabajar por una razón u otra.

Por otra parte, ya hemos explicado lo que consiste ser autónomo por módulos, por lo que el autónomo que pueda acceder a esta opción por su sector puede disfrutar de las ventajas de esta opción, que consisten principalmente en tributar según una estimación de lo que debe pagar cada trimestre independientemente de sus beneficios, esto es algo que favorece a quien más beneficios tiene y no conviene a otros pero su gran ventaja es que se sabe siempre lo que se va a pagar, su desventaja es que aunque no haya beneficios o sean pocos hay que pagar.

Para los que no pueden acceder a ser autónomo por módulos o prefieren otra opción pueden optar a la estimación directa simplificada (tributando según los beneficios de la actividad) o estimación directa normal (obligatoria con volumen de operaciones mayor a 600000 euros).

Está claro que cada autónomo va a elegir lo que más le beneficie, pero hay que pensar tanto a corto plazo como a largo plazo para asegurar tanto su propio presente como su futuro.

Guardar filtro
×