Cómo fidelizar a los clientes

Consejos

El tema que voy a tratar es la fidelización de clientes, uno de los temas más importantes del área de negocios.

Qué es la fidelización del cliente.

La fidelización consiste en la retención de los clientes que tiene la empresa, aunque más que retener podemos hablar de cuidar. Cuando uno cuida al cliente, el cliente es fiel a la marca o a la empresa que la ofrece y además puede atraer a potenciales clientes por medio del boca a boca.
La fidelización se basa en las 3 C “captar, convencer y conservar”.

Atención y satisfacción del cliente.

La mejor manera de conseguir fidelización será mediante la satisfacción del cliente, que se puede conseguir de diversas maneras. Si bien es difícil conseguir clientes, más difícil es retenerlos. Un cliente satisfecho es un cliente que volverá, sin embargo, un cliente insatisfecho son varios clientes perdidos.
La atención al cliente es el tema más importante que debes cuidar en tu negocio. Se dan casos de empresas que triunfan no por sus precios sino por la atención que dan a sus clientes. Sigue siempre el lema “el cliente siempre tiene la razón” y procura satisfacer las expectativas del cliente y sobre todo, aunque no lleve la razón decírselo de una manera diplomática buscando encontrar la mejor solución posible a las controversias que puedan surgir.

Tu producto o servicio es tu mejor carta de presentación.

Para cuidar al cliente, lo más importante es que cuides lo que le ofreces, por ello tienes que ofrecer un buen producto o un buen servicio, y cuidar al máximo los detalles, porque sin eso no tendría sentido hablar de fidelización del cliente.
Lo que ofreces al cliente debe ser algo que le sea útil, y además de eso, siempre debes buscar la mejor manera de llegar al cliente según lo que ese producto o servicio pueda ofrecerle. El cliente debe conocer las ventajas de lo que le ofreces, pero no todas las ventajas, sino las ventajas que necesita, no es bueno saturar al cliente con miles de características que no va a necesitar.

Cuida al cliente, hazle sentir único.

Tener una base de datos con tus clientes es importante. En base a ella puedes hacer un seguimiento por medio de llamadas e emails, preguntando acerca de su satisfacción con la marca y la atención al cliente. El envío de un Newsletter informando acerca de las novedades que van surgiendo hace que el cliente esté informado y conozca las últimas noticias, y también puede incitar al cliente a la compra.
Ofrece al cliente exclusividad y hazle ver que te preocupas por él. Infórmale de las novedades de la empresa, del producto o del servicio, ofrécele promociones, felicítale el cumpleaños, agradécele sus pedidos. Son pequeños detalles que agradan a un cliente.
Ofrece descuentos, promociones, extras y regalos al cliente, haz ver al cliente que piensas en él y no sólo en las ventas. Si el cliente puede disfrutar de tu producto o servicio y además consigue ahorrar por medio de descuentos o extras al mismo precio, esto hará que no tenga necesidad de buscar lo que tú ofreces en ningún otro sitio.

Proceso de fidelización.

El proceso de seguimiento de un cliente es:

  • Captar al cliente.
  • Conocer al cliente.
  • Convencer al cliente.
  • Dar una buena atención al cliente.
  • Formalizar la venta.
  • Hacer un seguimiento de la venta.
  • Hacer encuestas de satisfacción.
  • Hacer un seguimiento por medio de Newsletter.
  • Ofrece promociones y descuentos al cliente.
  • Sé novedoso, no te estanques.

En conclusión, si ofreces un buen producto o servicio, una buena atención y un buen seguimiento conseguirás fidelizar al cliente. No hay mejor plan de fidelización.

El teletrabajo llegó para quedarse

Blog

A comienzos del año 2009, la amenaza de una pandemia de Gripe A puso en evidencia una realidad que ya tiene varios años de experiencia en todo el mundo: el teletrabajo. El riesgo de una epidemia mundial de la enfermedad obligó prácticamente a paralizar las actividades escolares y laborales y limitar a lo indispensable el traslado de personas. Muchas empresas tomaron en ese momento la decisión de implementar sistemas de teletrabajo. Entregaron ordenadores portátiles y teléfonos móviles a sus empleados y empleadas, les instalaron pequeñas oficinas en el hogar y… ¡a seguir trabajando!
Tele-Trabajo

Tele-Trabajo

Pero el teletrabajo ya existía: según una estadística europea, en el año 2005 cerca del 7% del total de la fuerza laboral realizaba teletrabajo, con algunos países por encima de la media como la República Checa y Dinamarca, donde uno de cada siete empleados trabaja habitualmente a distancia, y otros como Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo) o los países nórdicos. En América Latina no hay muchas estadísticas, pero una encuesta realizada en noviembre de 2006 en Montevideo y otras ciudades uruguayas más de 10.000 habitantes, reveló que el 9% de los usuarios de Internet son teletrabajadores.

Pero… ¿qué es el teletrabajo? La definición adoptada por la Organización Internacional del Trabajo en el año 19903 tiene gran consenso entre los especialistas: “Una forma de trabajo en la cual (a) el mismo se realiza en una ubicación alejada de una oficina central o instalaciones de producción, separando así al trabajador del contacto personal con colegas de trabajo que estén en esa oficina y (b) la nueva tecnología hace posible esta separación facilitando la comunicación”.

Debemos decir que esta definición no describe en su totalidad el ámbito del teletrabajo sino solamente el que se realiza en relación de dependencia, organizado por las empresas a fin de reducir costos y tiempo improductivo dentro del ámbito laboral. El mundo del teletrabajo está formado también por personas que por necesidad, conveniencia o elección, trabajan en forma autónoma mediante Internet; son sus propios jefes, son los gestores de sus propios recursos, iniciativas, negocios y capacitación.

¿Sientes que podrías rendir mucho más si hicieras algo que te gusta, tienes ideas creativas, eres mujer y necesitas dedicar tiempo a la crianza de tus hijos pero también quieres seguir trabajando, eres un varón mayor de cuarenta años que todavía tiene mucho para dar pero es considerado “viejo” para el mercado laboral, tienes dificultades para movilizarte, vives en una ciudad alejada de los principales centros urbanos, prefieres organizar tus propios tiempos y elegir tus horarios de trabajo?… De hecho, ¡este es el perfil de la mayoría de los teletrabajadores!

Prácticamente todos los trabajos para los cuales no es necesario el contacto personal entre la persona que demanda el servicio y la que lo presta, pueden realizarse en forma remota: asesoría, enseñanza, ventas, diseño gráfico y de sitios web, tareas de secretaría, edición, redacción, investigación, dibujos e ilustraciones, sistemas y bases de datos, traducciones, contabilidades o telemarketing, son sólo algunas de las especialidades demandadas en uno de los más prestigiosos sitios de teletrabajo.

Para comenzar a teletrabajar es necesario contar con unos conocimientos básicos que no son difíciles de adquirir: saber manejar un ordenador personal, conocer los programas básicos de oficina, Internet y correo electrónico.

Un segundo paso es analizar qué es lo que sabes hacer y cómo crees que podrías hacerlo utilizando en forma remota las tecnologías de la información, para elaborar tu perfil y darte a conocer en los sitios web a través de los cuales se ofrece y demanda teletrabajo.

Un poco más compleja es la organización, sobre todo si has decidido trabajar en el hogar, pues si ésta falla, la ilusión de una mejora en la calidad de vida y ahorro en los gastos puede transformarse rápidamente en una nueva fuente de conflictos.

En este sentido, hay algunos elementos que consideramos clave:

Lograr el apoyo y comprensión de la familia;
Disponer un espacio propio y separado de la funcionalidad de otros ambientes, así sea un rinconcito en un pasillo o debajo de una escalera;
Trabajar como si lo estuvieses haciendo fuera de casa;
Ser perseverantes, pacientes, organizados y optimistas; buscar estímulos a la creatividad y la automotivación.
Evitar el aislamiento y combatir el sedentarismo casi inevitables si se pasan muchas horas en soledad frente al ordenador.

Subsidio de desempleo para trabajadores autónomos de España

Blog

En los últimos días se ha aprobado por unanimidad del Congreso la ley que permite a los trabajadores autónomos recibir subsidio por desempleo. Si bien es cierto que se trata solo del paso inicial, ya que aún resta la aprobación en el Senado y que el proyecto retorne al Congreso, el hecho de que el mencionado proyecto haya sido aprobado por todos los grupos parlamentarios tras un arduo proceso de negociación hace pensar que el proyecto será aprobado. La aprobación de esta medida ha llevado un largo proceso de negociaciones entre los diferentes grupos, y en medio de medidas que han supuesto la división del parlamento, puede considerarse un verdadero logro en momentos tan difíciles.

Acogerse a este sistema será opcional, y los trabajadores que así lo deseen, deberán pagar entre un 1.5 y 2.2% más sobre la cotización inicial, porcentaje que será revisado en forma periódica. Esto hace que el sistema diseñado sea una mezcla del sistema que tienen los trabajadores voluntarios y el que poseen los trabajadores mixtos. El único grupo de trabajadores autónomos que deberán cotizar obligatoriamente serán aquellos que cotizan obligatoriamente por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.

Para acceder al nuevo subsidio, los trabajadores deberán contar con al menos un año de cotización, y el subsidio se extenderá también por un año (la mitad del tiempo máximo por el cual reciben el subsidio los asalariados). Cuando el trabajador autónomo cese involuntariamente en su actividad, tendrá derecho a cobrar un 70% de los ingresos sobre los cuales se calcula la cotización. Esto supone que los pagos oscilarán entre los 590 y 1.400 €. Un trabajador autónomo que aporta por ingresos declarados de 1.000 €, podrá recibir un subsidio de 700 € mensuales.

Los trabajadores autónomos que comiencen a cotizar tras la aprobación de estas medidas, tendrán aún que esperar un año para acceder a tener derecho a recibir el pago del subsidio por desempleo. Por cada año de aportaciones, los trabajadores autónomos tendrán derecho a recibir el subsidio por dos meses, hasta el máximo de un año de beneficios. Esto quiere decir que un trabajador cuyas aportaciones hayan sido realizadas a lo largo de tres años, podrá recibir el subsidio por un máximo de seis meses.

Pese a que los autónomos aún no alcanzan las ventajas de los trabajadores asalariados, esta medida supone un paso importante para el reconocimiento del trabajo autónomo como fuente genuina de ingresos.

La eficiencia como pilar de una relación laboral freelance estable

Blog

Por más que parezca un contrasentido, la estabilidad en el trabajo freelance existe. La diferencia con un trabajo estándar es que la estabilidad laboral depende en gran medida de la eficiencia del trabajador freelance.

El mayor problema a los que se enfrenta un trabajador es la pérdida de interés en el proyecto, una vez que el mismo se ha estandarizado y comienza a volverse rutinario. Si tenemos en cuenta esto, vemos que muchas veces el verdadero problema del trabajo a distancia es la disciplina.
Un trabajo de creatividad tiene momentos donde el realizador se encuentra muy a gusto, sobre todo cuando su creatividad se va plasmando en el objeto de creación. Sin embargo, muchas veces el trabajo creativo se combina con algunos trabajos rutinarios.

Por ejemplo, un diseñador gráfico que se encuentra trabajando en una imagen corporativa, encuentra en la creación de los logotipos, combinaciones de color, diseños de páginas y papelería, lo más atractivo y fructífero de su trabajo. Sin embargo, cuando se encuentra modificando las medidas de sus diseños para los diferentes formatos, se enfrenta a un trabajo rutinario y que puede llevarle mucho tiempo.

Todo trabajo requiere disciplina

Aun aquellos trabajos que parecen tener una menor disciplina, requieren para su sostenimiento en el tiempo de un arduo trabajo que muchas veces es rutinario. Una estrella de cine o de fútbol, además de presentarse frente al público y brindar un espectáculo mientras también se divierte, requiere de incontables horas de entrenamiento, ensayos, ejercicios, estudio, y una larga lista de etcéteras, que necesitan de una gran constancia y disciplina.

El talento, sea natural o adquirido, necesita apoyarse en el trabajo para conducir al éxito a quien lo posee. De nada sirven las condiciones técnicas de un jugador de fútbol si solo puede mostrarlas durante veinte minutos, o las grandes dotes actorales de un artista si éste se olvida del guión. Ambos, seguramente serán rápidamente sustituidos por otras personas que posean las mismas condiciones pero puedan sostener su trabajo en el tiempo.

El éxito de cualquier trabajador es la continuidad en el tiempo de la calidad de su trabajo. Esto es lo que buscan los empleadores y lo que todo trabajador freelance debe ofrecer. La llave de la estabilidad laboral en el trabajo independiente es la eficiencia. No se trata solo de presentar un gran trabajo, sino de poder presentar una secuencia de trabajos de calidad a lo largo del tiempo y en los plazos establecidos.

El problema de la disciplina en el trabajo freelance

Muchos trabajadores consiguen sostener la calidad de su trabajo a largo plazo siempre y cuando tengan la supervisión exigente que esté midiendo su actitud y presencia en el horario de trabajo.

Esto, el trabajador freelance no lo tiene. Es su propio jefe, su supervisor, es quien marca la disciplina, los horarios, los descansos. La mayoría de las personas que fracasan como trabajadores independientes tienen el talento suficiente como para ser exitosos y fracasan por no poder sostener trabajos a largo o aún a mediano plazo.

Los empresarios que optan por contratar trabajadores freelance lo hacen pensando en obtener una mayor eficiencia que la que obtienen de sus trabajadores presenciales. Esto quiere decir que este elemento será fundamental en la evaluación de la calidad del trabajo. Inevitablemente, la conclusión de este razonamiento, nos lleva a pensar que si se desea tener estabilidad en los trabajos a distancia, deberemos contar con una buena disciplina que nos permita presentar un trabajo eficiente siempre que sea requerido.

Guardar filtro
×