Como realizar una oferta (Propuesta)

Blog, Consejos

Muchas veces hemos visto en esta misma página, como por el ansia de obtener un trabajo, se cometen errores en la presentación de la oferta ante un proyecto. Precios excesivamente bajos, plazos de entrega demasiado cortos, ofertas realizadas sin conocer a fondo los detalles del proyecto, etc.

La reputación del trabajador freelance depende en gran medida del cumplimiento de los objetivos planteados en el proyecto y reafirmados en la oferta. Si se oferta un trabajo por un precio menor del valor real del mismo, luego de que se produce la contratación no hay forma de conseguir que el contratante otorgue el beneficio de un aumento de la cotización.

Trabajo Freelance da una serie de recomendaciones, incluso durante el proceso de publicación de una oferta, que son muy útiles y que aparentemente no todos siguen. A continuación daremos una serie de pautas que es indispensable seguir para no cometer los errores que hemos descrito.

  1. Leer bien la información del proyecto. La información escrita en el proyecto debe ser leída con atención, a fin de comprender bien el alcance y los objetivos del proyecto y poder hacer un presupuesto acorde al mismo. Una incorrecta evaluación puede resultar en un precio por el que quizá no estemos dispuestos a trabajar, o ofertar por un servicio para el cual no estamos capacitados.
  2. Preguntar. Muchas veces los proyectos presentados no poseen todos los detalles necesarios para poder realizar una oferta, o los mismos aparecen como poco claros. En todos los casos, siempre es preferible preguntar antes de realizar la oferta, ya que es el mejor medio de obtener todos los datos necesarios.
  3. Ofertar precios razonables. La competitividad en algunas áreas del trabajo freelance es muy dura, lo que hace que algunos trabajadores realicen ofertas muy por debajo del valor normal de un trabajo. Esto no solo es contraproducente para la economía del trabajador, sino que además va en detrimento de la calidad de los trabajos presentados, al menos a mediano plazo, cuando el trabajador se da cuenta que está trabajando demasiado por muy poco. Es preciso ser competitivo, lo que no quiere decir que se deba regalar el trabajo, sobre todo si se tiene conciencia que el mismo es de calidad.
  4. Cumplir con lo pactado. Una vez que se ha obtenido un trabajo, se debe dar cumplimiento a todos los términos del acuerdo. Un cliente satisfecho es un cliente que posiblemente nos volverá a contratar. Además, la reputación es fundamental para conseguir nuevos trabajos.
  5. Ofertar solo para lo que se está capacitados. Esta premisa está relacionada con el ítem anterior. El cumplimiento de lo acordado es posible solo en caso de que estemos preparados debidamente para realizar el trabajo para el que nos hemos postulado. Además, una baja preparación en algún área, puede dar como resultado trabajos de baja calidad, y por consiguiente, una baja en la reputación.

El éxito o el fracaso de un trabajador freelance depende directamente de su reputación y la cantidad de clientes satisfechos (muchos de ellos volverán a contratar). Un trabajador con buena reputación puede obtener mejores precios por sus trabajos, ya que cuenta con una garantía de calidad. Descuidar algunos de los aspectos que hemos enumerado, puede resultar en algún beneficio a corto plazo, pero a mediano y largo plazo, la única forma de obtener éxito como freelancer consiste en tener una reputación alta.

Cómo cobrar por tus servicios

Consejos

Seguro que muchas veces te habrás preguntado cómo cobrar tus servicios o productos, cuál es la forma más cómoda, práctica y efectiva para recibir dinero de clientes que pueden estar en tu localidad, en tu comunidad autónoma, en tu país o incluso en otro país.

¿Qué métodos de pago utilizan los demás?

En efectivo. Cuando el que te contrata es de tu localidad o se desplaza a tu zona, la forma más habitual es el pago en efectivo o “pago en mano”.

Transferencia bancaria. Otra de las formas más habituales de cobrar un producto o servicio es la transferencia bancaria. Se utiliza principalmente cuando la otra persona es de tu mismo país. Con la mayoría de los bancos puedes hacer transferencias a través de Internet o en el propio banco, y algunos de ellos no cobran las transferencias a otros bancos nacionales.

Cheque. El cheque es otra forma de enviar dinero, pero una de las menos habituales. Hay formas más económicas de enviar/recibir dinero.

Giro postal. Otra forma de enviar dinero es a través de giro postal, aunque es una de las formas menos utilizadas, ya que para envíos internacionales tenemos Western Union, y para envíos nacionales existen otras vías de envío de dinero más económicas.

Western union. Otro modo de enviar dinero, sobre todo a personas de otros países, es a través de Western Union, ya que puedes hacerlo a través de Internet, de Correos o de tu distribuidor más cercano. Recomiendo Internet ya que sus tarifas son más económicas, aunque son variables dependiendo de los países emisores y receptores de dinero, y de la cantidad total de dinero a enviar. Por ejemplo, si quiero enviar 49 euros a Argentina desde la web de Western Union y desde España, el precio de envío es de 5,50 euros.

PayPal. No cabe duda que PayPal ha ganado mucho terreno en el campo del envío de dinero, tanto a nivel nacional como internacional, ya que con sólo tener un email puedes recibir dinero, ese dinero puedes utilizarlo para tus compras en Internet o puedes enviarlo a tu cuenta bancaria/tarjeta. Sin embargo, muchos países, como Argentina, no se benefician de los servicios de paypal por lo que necesitan otras formas alternativas de recibir dinero. Las tarifas no son abusivas, incluso si tienes una cuenta personal con la que puedes recibir pagos con saldo paypal y no con tarjeta de crédito recibir dinero es gratis. Recibir dinero en tu cuenta es gratis a partir de 100 euros, con menos cantidad cuesta 1 euro.

Xoom. Desde 2,99 dólares se pueden recibir pagos con tarjeta de crédito  por medio de Xoom, incluso en Argentina, que aunque se desactivaron los pagos por paypal sigue siendo una opción de cobro por tarjeta de crédito, aunque los costos son más altos, lo que incidirá negativamente en transacciones de montos bajos, es una buena alternativa para los cobros en Argentina.

Dineromail. Otra forma de recibir dinero a través de Internet es esta, recomendable para transferencias de dinero a otros países. Las comisiones por retirar fondos son de 2,99% + 0,50 dólares (coste fijo); la venta con tarjeta de crédito es de 4,99% + 1,50 dólares fijo; con otros medios de pago 2,99% + 1,50 dólares de fijo; y retirar fondos cuesta 3 dólares como mínimo. Es una alternativa a PayPal para Argentina y otros países que no pueden recibir dinero a través de PayPal. Aceptan pagos con Visa, MasterCard, American Express, PagoFacil, Rapipago, PayPal, etc.

Tarjeta de crédito. Una forma de recibir dinero para empresas o autónomos con su negocio consolidado, ya que se necesita hacer un convenio con el banco y crear e instalar la pasarela de pago en la página web. Pueden recibir dinero a través de tarjetas de crédito de cualquier país con una comisión establecida.

2checkout. Es otra forma de recibir dinero a través de Internet. Existe una tarifa de establecimiento única de 49 Dólares. Así mismo, aplica una comisión del 5.5 por ciento sobre cada transacción, más un cargo de 0,45 dólares por transacción. Existe lista de productos prohibidos. Aceptan PayPal. Ideal para quien reciba dinero por Internet frecuentemente, debido a que hay un coste de establecimiento de 49 dólares y después sólo se paga por lo que se recibe.

Moneybookers. Enviar dinero cuesta un 1% de comisiones, recibirlo es gratis, y retirarlo cuesta desde 1,80 euros. No disponible para todos los países.

Aunque existen otras formas de enviar y recibir dinero a través de Internet, estas son las principales. ¿Ya sabes cuál es la que más te conviene?

Como ser productivo trabajando desde casa

Consejos

Trabajar en casa puede llegar a convertirse en la mejor forma de ser poco productivo. Trabajar desde casa nos convierte en nuestros propios jefes y supervisores, lo que implica una doble responsabilidad. Tanto si nos volvemos demasiado pasivos como si trabajamos en exceso, terminará redundando en una baja productividad.

Tener un espacio de trabajo

Trabajar desde el sofá o desde la cama, atentan contra el desempeño como trabajadores. Tener continuamente fuentes de distracción hará que tarde o temprano terminemos por disminuir nuestra cantidad de trabajos o bajará la calidad de los mismos. Todo trabajo bien realizado requiere necesariamente de concentración.

La TV, la cocina, los otros habitantes de la casa, serán suficiente motivo para que durante el tiempo que dedicamos al trabajo, buena parte de él estemos con el pensamiento en otra cosa. La mejor idea es tener un espacio de la casa destinado exclusivamente al trabajo. Si se cuenta con una habitación extra, puede establecerse una oficina. La misma deberá contar con todos los elementos necesarios para el desarrollo de nuestro trabajo (un escritorio, una silla cómoda, artículos de informática y de oficina, etc.), debe estar bien iluminada (preferentemente con abundante luz natural) y estar ordenada y limpia.

Si no se cuenta con una habitación, una esquina del dormitorio preferentemente separada del resto de la habitación con alguna división será suficiente, pero teniendo en cuenta que deberá cumplir con los mismos requerimientos que enumeramos anteriormente.

Generar hábitos de trabajo

No contar con un jefe no quiere decir que no tengamos cierto control sobre como desarrollamos nuestro trabajo. Para ser productivos necesitamos tener tiempo suficiente dedicado al trabajo y mantener ciertos hábitos.

El trabajo es trabajo, independientemente de donde se desarrolle el mismo. Esto quiere decir que para lograr un nivel de productividad suficiente para sostenernos económicamente trabajando desde casa, deberemos hacer algunos ajustes a nuestra conducta que nos permita cumplir con las metas trazadas. Sin necesidad de estar uniformados o tener una corbata puesta, estar adecuadamente vestidos es una buena forma de decirnos a nosotros mismos que estamos trabajando.

También es útil marcarnos horarios de trabajo, con las necesarias pausas para descansar y relajarnos. Si nos marcamos desarrollar el trabajo en períodos de una hora con diez minutos de descanso, deberemos hacer que estos tiempos se hagan efectivos.

Los tiempos de descanso también son importantes. Realizar paradas de diez o quince minutos para movernos un poco, caminar, interactuar con los demás, etc., nos dará la pausa necesaria para concentrarnos en forma efectiva cuando retomemos el trabajo.

Hábitos personales y descanso

La falta de ejercicio no solo puede resultar perjudicial para nuestra vida personal, sino que tarde o temprano terminará por perjudicar nuestro trabajo. Estar saludables es indispensable para poder cumplir con nuestras metas laborales.

Concurrir a un gimnasio periódicamente puede ser muy bueno para la salud, pero no es el único método para mantener la salud y el bienestar corporal. Caminatas, paseos en bicicleta o hacer ejercicios en un parque cercano, serán suficiente para que el cuerpo y la mente del trabajador freelance se mantengan con salud.

Estar en casa todo el día también resultará perjudicial a mediano o largo plazo. Mantener relaciones sociales, tomarse vacaciones, pasear, son vitales para mantener un estado de equilibrio entre nuestra vida personal y laboral. Relajarse en exceso o trabajar demasiado son igualmente negativos.

El poder administrar el tiempo de trabajo es una gran ventaja que hay que saber usar. Dedicar parte del día a salir de la casa, tomarse un día libre a la semana, tomarse vacaciones por tres o cuatro días, son necesarios para mantener un ritmo de trabajo suficiente por un período prolongado de tiempo.

Cómo fidelizar a los clientes

Consejos

El tema que voy a tratar es la fidelización de clientes, uno de los temas más importantes del área de negocios.

Qué es la fidelización del cliente.

La fidelización consiste en la retención de los clientes que tiene la empresa, aunque más que retener podemos hablar de cuidar. Cuando uno cuida al cliente, el cliente es fiel a la marca o a la empresa que la ofrece y además puede atraer a potenciales clientes por medio del boca a boca.
La fidelización se basa en las 3 C “captar, convencer y conservar”.

Atención y satisfacción del cliente.

La mejor manera de conseguir fidelización será mediante la satisfacción del cliente, que se puede conseguir de diversas maneras. Si bien es difícil conseguir clientes, más difícil es retenerlos. Un cliente satisfecho es un cliente que volverá, sin embargo, un cliente insatisfecho son varios clientes perdidos.
La atención al cliente es el tema más importante que debes cuidar en tu negocio. Se dan casos de empresas que triunfan no por sus precios sino por la atención que dan a sus clientes. Sigue siempre el lema “el cliente siempre tiene la razón” y procura satisfacer las expectativas del cliente y sobre todo, aunque no lleve la razón decírselo de una manera diplomática buscando encontrar la mejor solución posible a las controversias que puedan surgir.

Tu producto o servicio es tu mejor carta de presentación.

Para cuidar al cliente, lo más importante es que cuides lo que le ofreces, por ello tienes que ofrecer un buen producto o un buen servicio, y cuidar al máximo los detalles, porque sin eso no tendría sentido hablar de fidelización del cliente.
Lo que ofreces al cliente debe ser algo que le sea útil, y además de eso, siempre debes buscar la mejor manera de llegar al cliente según lo que ese producto o servicio pueda ofrecerle. El cliente debe conocer las ventajas de lo que le ofreces, pero no todas las ventajas, sino las ventajas que necesita, no es bueno saturar al cliente con miles de características que no va a necesitar.

Cuida al cliente, hazle sentir único.

Tener una base de datos con tus clientes es importante. En base a ella puedes hacer un seguimiento por medio de llamadas e emails, preguntando acerca de su satisfacción con la marca y la atención al cliente. El envío de un Newsletter informando acerca de las novedades que van surgiendo hace que el cliente esté informado y conozca las últimas noticias, y también puede incitar al cliente a la compra.
Ofrece al cliente exclusividad y hazle ver que te preocupas por él. Infórmale de las novedades de la empresa, del producto o del servicio, ofrécele promociones, felicítale el cumpleaños, agradécele sus pedidos. Son pequeños detalles que agradan a un cliente.
Ofrece descuentos, promociones, extras y regalos al cliente, haz ver al cliente que piensas en él y no sólo en las ventas. Si el cliente puede disfrutar de tu producto o servicio y además consigue ahorrar por medio de descuentos o extras al mismo precio, esto hará que no tenga necesidad de buscar lo que tú ofreces en ningún otro sitio.

Proceso de fidelización.

El proceso de seguimiento de un cliente es:

  • Captar al cliente.
  • Conocer al cliente.
  • Convencer al cliente.
  • Dar una buena atención al cliente.
  • Formalizar la venta.
  • Hacer un seguimiento de la venta.
  • Hacer encuestas de satisfacción.
  • Hacer un seguimiento por medio de Newsletter.
  • Ofrece promociones y descuentos al cliente.
  • Sé novedoso, no te estanques.

En conclusión, si ofreces un buen producto o servicio, una buena atención y un buen seguimiento conseguirás fidelizar al cliente. No hay mejor plan de fidelización.

Guardar filtro
×