5 de las principales desventajas de ser autónomo

Aunque ser autónomo o freelance puede ser muy satisfactorio en muchos aspectos, también es cierto que tiene muchas desventajas que o bien puedes conocer antes de dar el paso o no considerar que son tan importantes. Por ello, te vamos a comentar unas de las principales desventajas de ser autónomo.

5 Desventajas de ser autónomo

  1. Tu jefe es tu cliente. Puedes pensar que tú eres tu propio jefe, pero en realidad cada nuevo cliente es un jefe. Y además tendrás tantos diferentes tipos de clientes que en algunas ocasiones las llevarás mejor y en otras peor. Intenta lidiar con ello porque tienes que adaptarte a tus clientes.
  2. Si no te organizas o planificas bien pierdes. No calcular las horas que te va a llevar un trabajo a la hora de hacer presupuestos, gastar más de lo que puedes permitirte, no gestionar bien las finanzas, ser demasiado flexible, etc.
  3. Los impagos te matan. Puede darse la situación de que algún cliente, o varios, tarden en pagar más de lo esperado o ni si quiera lleguen a pagarte. Algunos se harán de rogar y si consigues crear la suficiente presión cobrarás. El problema es el tiempo que tienes que dedicar a ello, esperar los pagos, las tensiones por los impagos, la desconfianza posterior en otros clientes o ante retrasos, etc. Pero sobre todo lo que más te va a perjudicar es que algún impago desbarajuste tus cuentas finales, cree una inestabilidad económica en tu negocio. Además de los impuestos que tendrás que pagar por algo que no has cobrado.
  4. Trabajas más horas. Aunque piensas que puedes gestionar tu tiempo como quieras y así trabajar menos horas que si lo hicieras por cuenta ajena la realidad es bien distinta. En muchos casos tendrás que trabajar más horas, y cuando quieras aumentar tus ingresos también. Con suerte, tu negocio será algo rentable trabajando 8 horas al día, aunque en momentos tengas que dedicar más, aunque eso también depende de muchos factores. Pero la cuestión es que ser autónomo no es trabajar pocas horas al día.
  5. Olvídate de las vacaciones. Puedes tener que renunciar a tus vacaciones por no poder ausentarte de tu negocio tantos días seguidos, a menos que tus clientes no trabajen en agosto. O a menos que te organices bien para ello. Lo que sí puedes hacer es ir de viaje trabajando algunas horas al día si te organizas bien, en vez de hacerlo a jornada completa, teniendo así unas minivacaciones. Aunque también puedes ver la forma de tener vacaciones. Eso sí, si como autónomo no trabajas tampoco cobras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: