Supresión del régimen específico de autónomos en Francia

Edouard Philippe, primer ministro francés, anunció el pasado 5 de septiembre la supresión del régimen específico de autónomos pasando a partir del próximo 1 de enero a depender del régimen general de la Seguridad Social.

 

En dicha presentación también fueron dadas a conocer una serie de medidas que ayudarán a simplificar las gestiones administrativas. El cambio más importante dentro de este contexto es la eliminación del denominado Régimen Social de los Independientes (RSI), que incluye hoy a 2,8 millones de autónomos que existen en Francia.

 

Según Philippe esta supresión del régimen específico de los autónomos se debe a las “graves disfunciones” y los “ dramas que ha generado”, fijándose un período de transición que tiene un plazo máximo de dos años para que el organismo general de la Seguridad Social (Urssaf) asuma todas las competencias, buscando un acercamiento de su cobertura actual a la que tienen los asalariados.

 

Bajas por enfermedad o la liquidación de las pensiones básicas, fueron citadas por Philippe como dos puntos importantes que ayudarán a facilitar el paso de un régimen a otro.

 

Asimismo todos los autónomos serán compensados en lo relacionado al aumento previsto de la Contribución Social Generalizada, impuesto que grava las rentas de trabajo y de capital. Esto se hará a través de una reducción de sus cotizaciones, concretamente las que hoy financia las ayudas familiares.

 

Existirá además, un beneficio para más del 75% de los miembros de ese colectivo gracias a la disminución de las cotizaciones para la sanidad.

 

Resumiendo, según lo expresado por Philippe, un autónomo que percibe un salario mínimo de 1139,81 euros, por treinta y cinco horas semanales, ganará a partir de la implementación del nuevo sistema 270 euros anuales. Ya para los trabajadores que perciben 2.400 euros mensuales la ganancia se incrementa hasta llegar a 550 euros.

 

El compromiso del Primer Ministro francés fue que a partir de ahora y hasta el año 2020 los autónomos no tendrán que hacer dos declaraciones diferentes, generando así una mayor flexibilidad en el pago de las cotizaciones.

 

Por último, quedó establecidos que se elevarán los baremos de ingresos con el objetivo de poder acogerse al “régimen micro” que será de -170.000 euros para actividades de venta y 70.000 euros para los servicios, permitiendo así un cálculo muy sencillo del beneficio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: