Consejos para vender una empresa o negocio

Si quieres o consideras que debes vender tu empresa, es el momento de que hagas una reflexión de por qué la vas a vender y cuáles son los objetivos que pretendes alcanzar después de realizada la venta.
Si la razón es que se encuentra en una mala situación financiera o mal momento, has de tener todas las garantías de que al vender te liberas de todas las deudas de la empresa. Revisa bien lo que firmas y confirma que esto es así. Si quieres ganar dinero con la venta de la empresa, has de buscar bien el momento y el comprador para sacarle el máximo provecho posible, sin que se muestre demasiado interés en vender rápido porque sino las ofertas serán más bajas.
Pide que hagan una valoración neutral de la empresa para poder conocer lo que puede llegar a valer, y en base a esto es en lo que vas a empezar a pensar en el precio que quieres poner, siempre inicialmente superior al que deseas con la venta.
Si tienes desconfianza en algo, estudia y comprueba muy bien todo, sobre todo si hay una oferta que te parece demasiado buena. Consulta con una persona especializada o asesor, algo que te ayudará mucho a que no te engañen en la venta. También puede ser interesante que cuentes con un intermediario que tenga conocimientos y experiencia en venta de empresas para que te pueda ayudar a sacar el mayor rendimiento de la tuya, aunque si te decantas por los clásicos anuncios y búsqueda de potenciales compradores vale pese a que no le saques tanto provecho. Pedir una segunda opinión a familiares y amigos no es mala idea.
Todos los componentes de la empresa deben estar de acuerdo en lo que se negocie, incluidos empleados, incluso se debe firmar alguna cláusula que ponga en buena situación a los trabajadores de la empresa y les garantice mantener su trabajo. Por eso es bueno que no priorices solo lo material, sino que te preocupes por vender a quien sabes que llevará adelante la empresa.
Además, debes garantizarte de que mientras estás en negociaciones de venta todo funciona como debe, que los empleados rinden como siempre y el negocio marcha adecuadamente. Es importante que tengas una buena política de comunicación interna que permita a tus empleados que se enteren de todo cuanto está sucediendo y les dejes expresar sus opiniones.
A la hora de negociar el precio de venta de la empresa debes tener en cuenta no solo el dinero que vas a recibir sino el que quieres obtener por esta transacción, teniendo en cuenta que no vas a ganar todo lo que te dará el comprador. Vas a tener una serie de gastos e impuestos derivados de la venta de la empresa. No tengas prisa, busca sacar el mayor provecho, a menos que te urja la venta en cuyo caso mejor vender a menos precio y asegurártela.
Una vez que se está de acuerdo en la venta es el momento de leer absolutamente todo lo que se va a firmar, si existen dudas consultar y que quede todo bien claro, y si no se está de acuerdo en algo no se firma. Que se vuelva a plantear de otra forma antes de la firma, todo por escrito sin un “quiere decir esto aunque ponga lo contrario” porque finalmente se acepta lo que se firma. Cualquier término desconocido debe ser consultado.

Tras haber firmado, será el duro momento de empezar a desligarte de una empresa a la que ya te habías acostumbrado. Te costará, pero puedes hacerlo, mentalízate antes de ello.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: