La importancia del descanso para los autónomos

Blog

Los autónomos, al igual que otros trabajadores, necesitan de sus tiempos de descanso para mantener su rendimiento en el trabajo. Aunque parezca una tontería, lo cierto es que un buen descanso es la clave del rendimiento de muchos autónomos y algo a lo que debemos prestar atención en nuestros trabajos, como también es la clave de una vida sana.

Hay 3 tipos de descanso clave para los autónomos:

  • Los descansos en el tiempo de trabajo, necesarios para mantener un ritmo de trabajo adecuado parando de vez en cuando para no saturarse.
  • El descanso nocturno, ya que es imprescindible dormir al menos 8 horas en la noche para mantener sano nuestro organismo y cerebro.
  • Las vacaciones, a veces no utilizadas por los autónomos o no aprovechadas por no saber desconectar en vacaciones.

Dormir 8 horas al día

No dormir de forma adecuada puede causar problemas físicos y psíquicos en las personas, y por su puesto afecta a su vida laboral. Un estudio de la Universidad de Cambridge realizado a más de 21.000 trabajadores británicos desveló que dormir menos de 6 horas diarias reduce la eficiencia en el trabajo más incluso que beber o fumar.

No dormir lo suficiente afecta a la energía de la persona, a su humor e incluso provoca irritabilidad, desgana, ansiedad y otros sentimientos negativos. El descanso es bueno para la concentración, la productividad, la memoria y muchas otras cosas.    Un estudio de de la Universidad de Notre Dame dice que el sueño consolida la memoria, favorece que produzcamos ideas nuevas y más creativas.

Por ello, es necesario que los autónomos duerman al menos 8 horas al día para mantener su rendimiento en el trabajo, aunque en ocasiones piensen que el tiempo no les llega para todo lo que tienen que hacer. Es necesario dedicar el tiempo suficiente a dormir en sus horas.

Pausas pequeñas, pero frecuentes

Por otro lado, no hacer descansos para desconectar un poco, pequeños descansos, puede reducir la productividad.  Un estudio publicado en la revista Journal of Applied Psychology ha valorado cuál es el mejor momento del día para hacer una pausa en el trabajo llegando a la conclusión de que el mejor momento es a mediodía, en lugar de esperar a la tarde después de comer. Es mejor hacer pausas más cortas y frecuentes que descansos más largos pero menos frecuentes. Se recomienda hacer pequeñas pausas de 5 minutos cada hora de trabajo.

Las vacaciones, imprescindibles

Las vacaciones son clave para que los autónomos vuelvan con las pilas cargadas y nuevas energías al trabajo, por eso es importante organizarse para tener al menos unas vacaciones al año… si no es de un mes que sea de dos semanas o una semana. Pero es importante tomarse unas vacaciones y no pasarse todo el año trabajando.

Los tipos de sociedades que hay en España

Blog

Además de diferenciarse en microempresas, pequeñas, medianas y grandes empresas en función de su tamaño, las empresas tienen diversas clasificaciones según su forma jurídica, el ámbito de actividad, la propiedad del capital, el sector de actividad y más.

Algunos de los principales tipos de sociedades son:

  • Empresario individual. Autónomo, trámites sencillos de realizar aunque con responsabilidad ilimitada en la propia persona.
  • Comunidad de bienes, fácil de realizar con reparto de cargas fiscales entre los comuneros y responsabilidad ilimitada.
  • Emprendedor de responsabilidad limitada. Con un mínimo de un socio, sin mínimo legal de capital social y responsabilidad ilimitada con excepciones.
  • Sociedad Civil, con la que dos personas depositan cierto capital para repartirse los beneficios.
  • Sociedad Limitada. Con gestión sencilla dentro de lo que cabe y responsabilidad limitada de los socios. Ideal para sociedades con pocos socios y baja inversión. No hay muchas posibilidades de captar capital ajeno. Capital social no inferior a 3005.06 euros.
  • Sociedad Limitada Nueva Empresa, con responsabilidad limitada al capital aportado y un mínimo de 1 socio con un máximo de 5. La denominación social se compone de los dos apellidos y el nombre de uno de los socios fundadores. Sus trámites  son más sencillos y rápidos que en otro tipo de sociedad.
  • Sociedad Anónima. Altos costes de constitución pero responsabilidad limitada y con posibilidades de obtención de capital y financiación. Idónea para grandes sociedades que tienen muchos accionistas.
  • Sociedades Cooperativas. Creadas para conseguir beneficios para sus integrantes, no con ánimo de lucro. Creadas por trabajadores, consumidores o productores.
  • Sociedades Comanditarias. Con dos tipos de socios, los que participan en la empresa y cuentan con responsabilidad ilimitada y los socios comanditarios que no participan en la gestión y tienen responsabilidad limitada al capital aportado.
  • Sociedades profesionales. Para ejercer una actividad profesional.
  • Sociedad de Garantía Recíproca. Entidades financieras que facilitan la financiación de pequeñas y medianas empresas.

Estos son algunos tipos de empresas que conviene tener en cuenta, pero hay muchos más por lo que conviene dedicar tiempo a tomar una decisión entre el tipo de sociedad que se va a crear. En función del destino de beneficios, también existen las empresas con ánimo de lucro y las empresas sin ánimo de lucro.

Los autónomos o freelance generalmente tienen dudas sobre si crear una Sociedad Limitada o una Sociedad Limitada Nueva Empresa o seguir en su actividad como autónomo, pero si el negocio crece mucho o se tienen otras necesidades puede que la duda esté entre otro tipo de sociedades. ¿Qué tipo de empresa iría mejor a tu negocio?

Más de 70 mil empleos netos creados por autónomos en 2016

Noticias

Si los autónomos ya son una de las principales fuentes de empleo en distintos tipos de sector, con altas que se suceden día tras día, hay que mencionar que también son los encargados de que cada vez haya más empleados. O, al menos, eso indican las estadísticas.

Según los últimos números, referentes al año 2016, los autónomos han sido los encargados de crear, al día, una media de 193 puestos de empleo. Si contabilizamos el año, se puede decir que se han generado 45.011 nuevos puestos de trabajo asalariado, además de 25.479 nuevas personas que se han sumado al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos. Es decir, 70.490 nuevos empleos al año.

El informe no tiene en cuenta a los autónomos societarios, ante los cuales las cifras se verían aumentadas. La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos ha destacado que los trabajadores por cuenta ajena contratados por un autónomo persona física ha pasado de los 811.895 contabilizados en diciembre de 2015 a los 856.906 en diciembre de 2016. Es decir, el empleo generado por los autónomos ha crecido en un porcentaje de aproximadamente el 5,5%.

Desde las asociaciones se ha comentado que “cada vez hay más autónomos empleadores, y cada vez más el empleo generado”. De hecho, dos de cada tres autónomos persona física llevan más de tres años encargándose de su negocio. El 55,2% tiene más de cinco años de antigüedad en su trabajo.

Por otra parte, los autónomos siguen esperando a que se solucionen los problemas que más demandan: que se les pongan las cosas  más fáciles y se les proporcione una cierta estabilidad. Se trata de un potencial de trabajo muy importante, pero que también tiene desventajas importantes en estos momentos.

Queda demostrado que los trabajadores autónomos pueden generar bastantes empleos. Eso sí, siguen necesitan ayuda en algunos de los aspectos de los que se encargan ya que los autónomos no están todo lo valorados que se requiere ni están lo suficientemente respaldados.

Guardar filtro
×