Emprender por necesidad ¿conviene?

Son cada vez más los autónomos que se decantan por emprender por necesidad, bien porque no encuentran un trabajo o porque los que encuentran no son totalmente de su agrado. En ciertos momentos, el emprender se convierte más en una necesidad que en un deseo.

Hay que tener mucho cuidado con emprender por necesidad, porque se requiere mucha constancia y un pequeño colchón económico mientras no se obtienen beneficios económicos con el negocio y hay más gastos que ingresos.  Hay que tener en cuenta que la mayoría de empresas que nacen por necesidad no pasarán de los 5 años de actividad, según un informe GEM, porque abandonan la actividad cuando encuentran una mejor oportunidad de trabajo o porque fracasan al no tener una oportunidad de negocio decidida estratégicamente.

Si se emprende por necesidad, se suele poner en marcha una idea de negocio sin conocer si tiene o no potencial. Es la solución a falta de trabajo u otras situaciones financieras.  La falta de planificación, la obligación y la falta de ilusión en los proyectos pueden ser muchas razones por las que el emprendimiento fracase. En ciertos casos, aunque sea por obligación, puede funcionar si se quiere y se sabe cómo.

Emprender por necesidad tiene sus pegas, ya que los emprendedores generalmente tienen menos recursos económicos, tienen menos tolerancia al fracaso, crean empresas pequeñas o son autónomos y no suelen tener vocación empresarial. Sin embargo, la principal ventaja es que su trabajo puede convertirse en su medio de subsistencia y el de su familia, en la que si quieren pueden apoyarse para ello, y además los autónomos pueden tener una amplia experiencia profesional en su sector. Además, la necesidad agudiza el ingenio.

10 consejos sobre cómo emprender por necesidad y no fracasar

  1. Tener una buena idea de negocio viable, pensar cómo llevarla a cabo y crear un plan de empresa.
  2. Es posible emprender con bajos recursos o crear negocios sin apenas dinero, así como promocionar negocios con poco dinero.
  3. Aprovechar la experiencia con la que se cuenta para el negocio.
  4. Ver una industria en crecimiento y emprender en ella.
  5. No iniciar negocios que se desconozca o donde no se pueda competir.
  6. Aprovechar los contactos que se tiene, siempre sin hacer competencia desleal.
  7. Optimizar todos los recursos al alcance, maximizar la inversión al máximo.
  8. Ser flexible, estar en disposición de dedicarse más al negocio (más de 8 horas y fines de semana) y adaptarse.
  9. Ilusionarse por el negocio, tener motivación, ganas.
  10. Hay que saber cómo afrontar los gastos fijos del negocio, siempre conociendo cómo ahorrar siendo autónomo.

Emprender por necesidad puede ser como una lotería, ya que alrededor del 30% de autónomos lo hacen y son muchos los negocios que no pasan de los 5 años; sin embargo es algo que puede funcionar, así que es necesario pensarlo bien antes, consultarlo y planificar la estrategia en caso de dar el paso. ¿Emprenderías por necesidad?

Ver también: 10 ideas para iniciar un negocio con poco dinero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: