Cómo estructurarse financieramente un profesional freelance de forma legal

Una de las grandes preocupaciones de cualquier profesional freelance, sea este del tipo que sea, cuando se establece como un profesional activo es saber cómo se estructurará financieramente. De tal decisión dependerá mucho la forma de operar y que incluso pueda operar adecuadamente y con normalidad.

En este artículo vamos a tratar de una forma llana y nada exhaustiva las distintas formas de operar con el sistema financiero tradicional que tiene un profesional freelance, pero también se adentrará en las denominadas oportunidades de financiación alternativa que actualmente depara especialmente el entorno fintech. Y todo ello con la intención de operar y establecer la mejor forma posible de operar, la que ofrece mayor resguardo y siempre teniendo presentes las implicaciones fiscales que de ello se puede derivar.

De entrada bien puede decirse que un profesional freelance piense que lo primero que debe tener es una cuenta bancaria para operar y bien cierto que ello es, cierto es que una cuenta bancaria aún es indispensable, pues la misma es la puerta de entrada a un sinfín de servicios financieros y, además, es aún la forma por defecto que muchos de los recibos que se tengan que pagar se domiciliarán y la forma en la que un gran número de clientes querrán pagar las facturas, por no mencionar que es la forma en la que muchos profesionales freelance tendrán la entrada a una gran variedad de servicios bancarios, como productos de ahorro, productos de inversión, líneas y productos de crédito y un largo etcétera que se podría mencionar.

Ahora bien, del mismo modo que se decía lo anterior, también debe decirse que en el mundo actual las soluciones financieras que nos puede ofrecer la banca denominada tradicional ya no son ni mucho menos las únicas existentes. En el mundo actual existe una gran diversidad de productos financieros que alejados del concepto de la banca tradicional nos pueden ofrecer y nos ofrecen en muchos casos soluciones muy interesantes a nivel complementario de las solucione que aporta la banca tradicional y en otros casos directamente aportan soluciones sustitutivas a estas.

Así, por ejemplo, en el mundo actual ya no es necesario estar directamente a un banco para disponer de tarjetas financieras (especialmente de débito o de prepago) y tampoco es esencial estar vinculado a una entidad financiera para poder acceder a productos de inversión o de ahorro, y ni mucho menos es necesario ya estar vinculado al ámbito financiero como se decía tradicional para acceder a productos de financiación antiguamente ofrecidos tan sólo por la banca tradicional.

En estos momentos es más que posible, es accesible, interesante incluso muy recomendable el estudiar las opciones alternativas que ofrecen las soluciones ofrecidas por el ámbito fintech. Existe desde la posibilidad de financiación directa a través de préstamos a la propia actividad como posibilidad de productos más relacionados con el factoring, el confirming o análogos que con las nuevas tecnologías y los nuevos actores existentes se convierten en soluciones accesibles y con unas condiciones financieras mucho mejores que las que monolíticamente se ofrecían hace tan sólo unos años.

A todo lo anterior se debe mencionar que las entidades de dinero electrónico (con PayPal por ejemplo a la cabeza) también juegan un papel importante y capital en este ámbito (y más que lo jugarán en los próximos años) y que actores bancarios que ahora nos parecen impensables como Amazon, Apple o Google pueden estar más cerca de ofrecer grandes soluciones de crédito y financiación que hoy, en la actualidad, todavía ni imaginamos.

Y todo lo anterior por no mencionar la posibilidad de abrir cuentas transfronterizas, por ejemplo, si vivimos en España abrir una cuenta bancaria en otro país de la Unión Europea o incluso plantearse la opción de abrir cuentas bancarias en otras áreas del planeta para mantener los ahorros diversificados o incluso para operar y cobrar con distintas divisas.

Todas estas realidades que se planteaban anteriormente eran impensables hace tan sólo unos pocos años y hoy en día gracias a una globalización acelerada y gracias, sobre todo y muy especialmente, a los avances tecnológicos y más concretamente de Internet y de las tecnologías de la información y la comunicación en su conjunto no son ya tan sólo viables sino que, en muchos casos, empiezan a ser predominantes.

Para finalizar, indicar que el profesional freelance también tiene otras herramientas muy interesantes a su disposición que están destinadas a facilitarle enormemente las operaciones económicas y financieras con sus clientes y con los demás entes con los que interactúa. Así, por ejemplo, los TPV virtuales, los pagos de móvil a móvil o múltiples gadgets y software que sirven para procesar, recibir y emitir pagos se pueden convertir y convierten en el mejor amigo, en el mejor aliado, en el compañero perfecto de muchos profesionales freelance.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: