10 cosas buenas y malas de ser freelance

Ser trabajador freelance de forma legal tiene sus beneficios e inconvenientes, sus cosas buenas y malas, por ello vamos a comentar 10 cosas buenas y malas de ser freelance que pueden ser de tu interés. ¿Te animas a comentar alguna más?

  1. Eres tu propio jefe. Puede parecer un tópico, y parecería no cierto del todo debido a que dependes de tus clientes, pero si eres freelance tú eres tu jefe. Tú decides todos los aspectos de tu negocio, sean buenas o no tus decisiones.
  2. Tienes que pagar la cuota de la seguridad social todos los meses, independientemente de tus ingresos. Si cobras menos del dinero por el que cotizas, si ni si quiera obtienes dinero para pagar la cuota de la seguridad social o si no ganas no suficiente da igual porque tendrás que pagar la misma cantidad de dinero.
  3. Los ingresos son muy variables, lo que es malo cuando no es lo esperado pero se puede considerar bueno porque hay posibilidades de un mayor crecimiento del negocio. No te limitas a un salario, ganas diferente cada mes, lo que puede ser más o menos.
  4. Trabajar en casa supone un alto ahorro de dinero, aunque en muchas ocasiones no es posible porque es complicado acondicionar la casa, por evitar distracciones o porque se tiene que tratar con clientes.
  5. Administrar tus propias finanzas es complicado, lleva su tiempo y puede ser un quebradero de cabeza. Tienes que preocuparte por ello y has de hacerlo bien. Impuestos, gastos, ingresos, etc. Puedes contratar una asesoría o hacerlo tú mismo, pero es importante que tengas en cuenta las cifras de tu negocio.
  6. Tienes una mayor flexibilidad laboral. Puedes elegir tus propios horarios, te permite conciliar mejor tu vida laboral y familiar. Aunque esto también es una contra cuando acabas trabajando más horas delas que harías como trabajador por cuenta ajena.
  7. Puedes elegir los trabajos que aceptas y los que no, tú tienes decisión sobre tus propios clientes. En una empresa tendrías que aceptar los clientes y trabajos que te proporcionaran.
  8. Tienes que saber llegar a nuevos clientes y ganarte su confianza. Esto es más complicado de lo que parece, sobre todo cuando puedes llegar a competir con muchos más autónomos y empresas. Pero si lo consigues merecerá la pena.
  9. Si hay deudas o tu negocio va mal, tienes que afrontarlo tú incluso con tus bienes personales. Tienes responsabilidad ilimitada.
  10. Cotizas para tener unos derechos, entre los que destacan el derecho a una pensión de jubilación y asistencia médica, entre otros beneficios. No estás pagando una cuota mensual para nada. También puedes cotizar para tener derecho a paro de autónomos.

2 comentarios

  1. Publicado el 25 octubre 2016 a las 08:31 | Permalink | Responder

    Muy muy buen artículo, gracias por publicarlo. Por otro lado no se que ocurre pero la gente de soporte no responde a los casos llevamos mas de 6 días esperando y ni responden. ¿ A que e-mail debo dirigirme ? Por que es una tontería abrir otro caso.

  2. Publicado el 16 noviembre 2016 a las 21:11 | Permalink | Responder

    Totalmente de acuerdo, como ventaja yo añadiría que tú pones las tarifas y como desventaja, tener que enfrentarte a reclamar facturas que tardan en pagarse.

    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: