Asesoramiento legal clave para el profesional freelance

Pocas cosas en la vida pueden hacerse completamente solas, y en el ámbito profesional, por supuesto, también es así. Podemos ser buenos en una cosa, en diez o en mil, pero no podemos ser buenos en todo y en todos los ámbitos, por lo que recibir los servicios de otras personas, profesionales y empresas que nos puedan prestar los servicios que nos ayuden a desempeñar mejor nuestra actividad resulta esencial.

En este artículo vamos a tratar sobre la importancia de que cualquier profesional freelance cuente con un buen asesoramiento legal detrás de su actividad. Vamos a ver la importancia de ello y la importancia de tales motivos, y también veremos hasta qué punto es necesario contar con asesoramiento profesionalizado y hasta qué punto por uno mismo puede valer para realizar las acciones que se deban realizar.

Del mismo modo que cuando queremos comer pan vamos a la panadería y compramos el pan y normalmente no nos da por hacerlo en casa, del mismo modo que cuando queremos una tortilla vamos a comprar los huevos al tendero de la esquina y no criamos la gallina en casa y del mismo modo que cuando nos tienen que operar vamos a un hospital para que un médico, un especialista en la materia nos opere y no nos abrimos por nosotros mismos, con los servicios de asesoramiento legal debería ser igual, pero desgraciadamente no siempre lo es.

Cabe decir lo anterior pues, en muchas ocasiones, parece existir la percepción entre la sociedad de que no es necesario dejarse asesorar legalmente para desarrollar la actividad profesional, de que son cosas de poca importancia o que con cuatro consejos de los amigos, vecinos y demás supuestos “especialistas” en la materia ya es suficiente, y ello para nada es así, todo lo contrario, ya que hacerlo así puede acarrear graves problemas, pues una mala acción o un pequeño error puede arruinarnos la actividad profesional e incluso la vida.

Tal y como se decía, del mismo modo que no existen dudas a que si nos deben operar no nos operaremos nosotros mismos, ni nos iremos al bar de la esquina a que nos opere aquel amigo el cual de pequeño jugaba con juguetes de médicos y del cuerpo humano, para el tema del asesoramiento legal, lo mismo: a lo largo de la actividad profesional como profesionales freelance se nos presentarán mil y una necesidades de asesoramiento para resolver multitud de situaciones  y debemos saber darles el valor que tienen y entender que la inversión que hagamos en esos servicios de asesoramiento, además de comodidad y de ayudarnos a resolver o llevar de la mejor manera las situaciones que se presenten pueden hacer que nos ahorremos mucho dinero y muchos problemas.

Ahora bien, dicho lo anterior, también corresponde decir otra cosa: ¿es necesario disponer de un asesor para nos asesore en todo y en todo momento? Hombre, puede que en realidad un asesor para todo y en todo no sea necesario. Es más, ni tan siquiera puede que sea viable a nivel económico, pues para disponer de asesores en todos los ámbitos y disponer de los mismos permanentemente es algo muy costoso que sólo puede estar al alcance de las grandes compañías, no estamos hablando de eso, pero sí que estamos hablando de que para aquellos asuntos y momentos clave no basta con las respuestas de cuatro foros de Internet o las respuestas bienintencionadas de cuatro amigos no duchos precisamente en Derecho.

Así, cierto es que, por ejemplo, algunos de los trámites que debamos desarrollar para iniciar una actividad económica a nivel profesional podremos hacerlos por nosotros mismos, pues existe una parte burocrática que no tiene mayor complejidad que acudir a cuatro instituciones públicas y rellenar cuatro simples formularios, pero para actividades complejas o sino disponemos de tiempo el asesoramiento es más que indispensable.

Además, una cosa es realizar los cuatro trámites burocráticos simples y otra cosa es luego acceder a todas las subvenciones, ayudas que pueda disponer nuestra actividad o llevar todos los asuntos fiscales de nuestra actividad como autónomos freelance o como sociedad, en estos casos mejor disponer siempre disponer de un buen asesoramiento para llegar a buen puerto y para no cometer errores que luego podrían pagarse muy caros.

Por supuesto, si en algún momento la cosa se complica con inspecciones tributarias, denuncias de clientes, proveedores o lo que sea, huelga decir que no existirá alternativa a disponer de un adecuado asesoramiento pues lo contrario puede ya no ser contraproducente, sino nefasto para nuestros intereses.

En resumen, hasta donde podamos llegar por nosotros mismos estará bien que lo hagamos, pero ni debemos caer en la falsa creencia de que podemos llegar a todo ni debemos minusvalorar la importancia de contar con el asesoramiento adecuado, pues aquello que puede parecer la nimiedad más grande, se puede convertir en la complicación más importante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: