¿Trabajar para otros o para uno mismo?

Muchas personas tienen dudas con respecto a si es mejor trabajar para otros o para uno mismo. La respuesta es difícil de contestar y debe ser valorada por cada persona. En todo caso el autoempleo es una herramienta muy eficaz para crear empleo uno mismo en momentos en que es complicado conseguir uno.

Conviene valorar la posibilidad de ser autónomo si:

  • Se tiene dinero para empezar el negocio e imprevistos, o se puede acceder a él de alguna forma (por ejemplo financiación)
  • Se es capaz de gestionar las propias finanzas, los impuestos, el tiempo, etc
  • Se tiene capacidad de constancia para trabajar por uno mismo en horarios establecidos o un horario flexible
  • Se quieren deducir gastos de actividad (internet, teléfono, luz, etc)
  • Se cuenta con espíritu emprendedor
  • Se está dispuesto a trabajar las horas que sea necesario (siempre dentro de un límite) para mantener el negocio funcionando
  • No se quiere un salario limitado
  • No se encuentra un trabajo por cuenta ajena

Si no se cuenta con espíritu emprendedor, no se es capaz de gestionar correctamente el tiempo sin nadie que ordene, no se cuenta con todos los conocimientos de negocios y la actividad que se requieren o no se cuenta con dinero para invertir puede que la mejor forma sea trabajar por cuenta ajena, sobre todo si solo se aspira a un salario fijo al mes. Hay que tener en cuenta que los trabajadores por cuenta ajena tienen mayores coberturas y prestaciones. Aunque eso sí, hay que ponerse a buscar trabajo y esperar que alguna empresa se interese en uno.

Algunas de las principales ventajas que se tienen al trabajar por cuenta ajena son:

  • Hay un salario todos los meses
  • No hay meses sin ingresos o incluso con pérdidas
  • No se tienen gastos de actividad (más que los propios de ir a la oficina)
  • Si el negocio va mal o tiene pérdidas, no hay riesgo de perder el capital o bienes
  • Hay un horario fijo de trabajo, no se trabajan más horas
  • La seguridad social corre a cargo de la empresa
  • Se tiene varias protecciones, como el derecho a paro
  • Se obtienen beneficios laborales y sociales
  • Se tiene derecho a un mes de vacaciones (en algunas actividades según convenio)
  • Se obtiene experiencia y se aprende de otros
  • Si se es funcionario, incluso se tiene un trabajo fijo

Algunas de las principales ventajas de ser trabajador por cuenta propia son:

  • No hay un jefe que ordene más que uno mismo (y los clientes)
  • El que se beneficia del propio trabajo es uno mismo
  • Se marca el ritmo de trabajo y horarios
  • Se puede llegar a ganar más dinero que trabajando para una empresa
  • Se pueden desgravar gastos de actividad
  • Se tiene mayor control y gestión sobre la actividad y el negocio

Obviamente, algunos beneficios para unos no lo son para otros, e incluso algunos de ellos no se cumplen en la realidad, por ello es algo que se debe estudiar y valorar. Una buena idea es empezar trabajando para otros para después dar el salto y trabajar para uno mismo. De todas formas, es posible ser trabajador por cuenta propia y trabajador por cuenta ajena a la vez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: