¿Qué es y cómo hacer un fondo de emergencias?

Un fondo de emergencias es una herramienta financiera que consiste en guardar cierta cantidad de dinero en una cuenta remunerada o depósito a la que se puede hacer en cualquier momento y fácilmente en caso de que surja solo alguna emergencia o gasto imprevisto. Está pensado para utilizar solo para gastos imprevistos.

El fondo de emergencias está pensado por si hay una factura muy elevada, un gasto imprevisto, una emergencia, una enfermedad, una herramienta que se estropea, una avería,  una mala situación económica temporal del negocio o realmente se necesita el dinero. No está pensada para comprar nuevos aparatos electrónicos, ir de viaje o darse algún capricho. Hay que tener en cuenta que ese dinero estará ahí por si las cosas van mal ayudando a salir de ese apuro.

La cantidad que se debe destinar al fondo de emergencias dependerá de muchos factores, pero lo recomendable es que cubra los gastos de al menos 3-6 meses de gastos habituales, aunque si es más mucho más mejor.

Cada mes hay que depositar una cierta cantidad de dinero (la que se considere o sea posible) para este fin, dinero que no se ha de tocar hasta el momento en que se necesite. El mejor sitio para depositar el dinero es aquel seguro, donde se pueda quitar el dinero rápido y que ofrezca cierta rentabilidad, como una cuenta remunerada o algún depósito seguro sin penalizaciones por quitar el dinero.

Es necesario revisar la cantidad del fondo de emergencias con cierta frecuencia para ver si es suficiente o se requiere incrementar la cantidad porque los gastos fijos/habituales son mayores. Lo recomendable es que cuanto mayor sea más será la tranquilidad futura.

¿Qué pasa si no se tiene un fondo de emergencias?

Que si surge un imprevisto puede suceder que:

  • No se tenga el dinero para ello
  • Haya que cerrar el negocio porque no se cuenta con dinero para afrontar los gastos
  • Haya que pedir un préstamo, con las consecuentes comisiones e intereses
  • Haya que tirar del crédito, con sus intereses y comisiones
  • Haya que deshacerse de inversiones a largo plazo, quizá con pérdidas, un precio inferior o gastos a mayores por esta acción

Un comentario

  1. Vipo
    Publicado el 29 septiembre 2015 a las 23:12 | Permalink | Responder

    muy bueno

3 Trackbacks

  1. […] por qué ahorrar mucho, pero intenta asignar una pequeña cantidad mensual a ello y no recurrir al fondo de emergencias a menos que sea estrictamente necesario. Si te cuesta ahorrar con lo que haces habitualmente, busca […]

  2. […] trabajando hay que ahorrar al máximo para posteriormente dar el paso de emprender teniendo un fondo de emergencias por lo que pueda pasar. El mejor momento de emprender es cuando ya se tengan clientes suficientes […]

  3. […] tener un dinero guardado por si surge algún imprevisto que haga necesario contar con este fondo de emergencias. Eso sí, solo se debe utilizar cuando sea estrictamente necesario. Lo ideal es poner cada mes algo […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: