¿Cuándo cerrar un negocio?

Pasamos tiempos difíciles. Momentos en los que no sabemos si en unas horas estaremos bien, o mal. Y esa sensación también se lleva a los negocios. Comprar o vender objetos o servicios ya no es tan sencillo como hace unos años. No solo han aumentado el número de sectores. Ahora, los clientes son más exigentes, buscando siempre lo mejor al precio más económico o algo que les aporte ese “algo más”. Y esto, créeme, puede llegar a asustar mucho.

Sin ir más lejos, son muchos los negocios que están cerrando sus puertas por diferentes motivos. Aunque el número 1 sea el dinero, existen otros factores que provocan que un negocio deba clausurar sus puertas debido a que no es rentable. La pregunta es ¿cuando debemos llevar a cabo este proceso, sabiendo a ciencia cierta que no se está cometiendo un error?

Antes de cerrar un negocio es muy importante conocer el estado del sector en el que está involucrado. Estos significa que habrá vaivenes en la rentabilidad. Los dueños no deben dejarse llevar por una pequeña caída de ventas o interés. Es necesario saber manejar muy bien las cifras.

Existe un factor que no te engañará para saber que debes cerrar tu negocio y evitar perder más dinero. Estoy hablando de esa situación en la que el producto que comercializas apenas se vende. El objetivo de una empresa es el de ofrecer una determinada serie de productos o servicios a un nicho de personas. Entonces ¿qué sentido tendría seguir hacia adelante con la compañía, si no es rentable? Ahí reside el principal indicativo.

Si ves que los productos que tienes no se venden. Si ves que ya no es rentable, es hora de cerrar el negocio. Hay mucha gente que, en vez de clausurar las puertas se ha reinventado a sí misma. Ya sea cambiando de sector o escogiendo productos nuevos que, esta vez sí, tuvieran más éxito. También puedes hacer esto. Ya ves que existen muchos caminos cuando se pierde la rentabilidad.

Resumamos todo: cuando el negocio no sea rentable, es hora de cerrarlo o dedicarse a otra cosa. Es evidente que si estás perdiendo dinero no podrás mantener la empresa a flote durante mucho tiempo. También es muy importante saber diferenciar entre una caída de ventas y una caída del sector. Generalmente, cuando es la primera las compras empiezan a aumentar en unos meses.

Recuerda que siempre puedes reinventar tu comercio para no dejar atrás todo el esfuerzo. Esta es, en ocasiones, la salvación de muchas compañías. También puedes crear un nuevo negocio que te funcione bien, ten en cuenta que en el negocio que cierres habrás aprendido mucho que te puede servir para nuevos emprendimientos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: