Novedades legislativas en la ley del IVA

España se encuentra en un proceso de importantes transformaciones sociales y legislativas, muchas de estas transformaciones tienen que ver con la legislación del país, y muchos de dichos cambios tienen una afectación directa en el ámbito profesional y empresarial y, por supuesto, en el ámbito de los freelance. Uno de estos casos es el de la Ley del IVA, una ley que en el año 2015 ha vivido importantes cambios.

Los objetivos del cambio

En primer lugar, y antes de adentrarnos en aquellos aspectos que ha modificado esta importante ley (que en realidad atañe, afecta, aplica e implica a toda la sociedad pues de un modo u otro prácticamente todos nos encontramos bajo su influjo) cabe mencionar el motivo por el cual se ha llevado a cabo la modificación.

Una ley, cuando se modifica, obviamente se hace por algún motivo. Del mismo modo que cuando una ley se crea de nuevo o se deroga una de existente también se hace por los motivos que sean. Bien sea para adaptarse a los tiempos y realidades actuales, bien sea por cualquier otro aspecto pero no existe modificación, creación o derogación legal sin motivo. En este caso, en el caso que aquí nos ocupa de la ley del IVA, la misma se ha modificado esencialmente para lo siguiente:

Sin duda, uno de los objetivos claros del legislador ha sido sobre todo adaptar la norma española del IVA al terreno comunitario europeo en el que nos encontramos inmersos. Específicamente ha perseguido adaptar la norma a lo que la jurisprudencia que el alto tribunal europeo (TJUE) ha establecido, y que en diversos ámbitos tantas veces ha colisionado con el ordenamiento jurídico español,  dando pie a una infinidad de conflictos.

Lo anterior ha venido acompañado también de una doble voluntad por parte del legislador, por un lado el legislador ha pretendido dotar a la nueva Ley del IVA de una eficacia mayor en la lucha contra el fraude. Un fraude sobre este tributo que supone una auténtica lacra para las arcas del fisco español, a la vez que paradójicamente flexibilizar (que no rebajar) la misma ley. Todo ello, por supuesto, dentro del marco ordenativo europeo que se venía mencionando.

Las claves del cambio

Dicho lo anterior y centrándonos en las novedades que la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido, decir que las novedades básicas son las siguientes:

Quizá una de las novedades más importantes y que mayor impacto ha tenido, así como una de las novedades que mayor relevancia mediática y controversia ha generado es la modificación de donde se entienden localizados, a efectos del IVA, los servicios efectuados por vía electrónica (además de los servicios televisión, radiodifusión y telecomunicaciones).

A raíz de la nueva ley, todos estos servicios se entienden localizados a los efectos del IVA indefectiblemente (tanto se trate el destinatario de profesionales, empresas o personas físicas) en el estado miembro (en esta caso España) del destinatario de los servicios. Esto supone un importante cambio y tiene una importante afectación en muchos ámbitos.

Otra de las importantes modificaciones que se han incorporado es la aplicación de uno u otro tipo de IVA en determinados productos (ópticos, sanitarios, etc.) pero eso nos alejaría del impacto de la modificación de la ley en el terreno profesional, y además, este aspecto aún está en plena ebullición y es muy probable que el legislador (probablemente ya el que emane de las siguientes elecciones generales, aunque pudiera aún ser antes) decida aplicar algunas modificaciones al respecto.

Otro interesante punto se encuentra en la importación de productos. Para este ámbito, y aún y cuando a ello le corresponde su propio desarrollo reglamentario, existe una importante novedad, y ésta no es otra que la facultad de que algunos operadores del ámbito de la importación puedan diferirse el ingreso del IVA sin que exista la necesidad de que se deba realizar el ingreso del IVA cuando se produce, en el instante en el que se produzca la importación.

Y sin duda, donde se han aplicado novedades interesantes, es en el aspecto de intentar mejorar la lucha del fraude, pues tal y como se decía, este es uno de los objetivos principales de la modificación de la ley.

Al respecto, el legislador ha incorporado a la ley sanciones nuevas, así como nuevos tipos de infracciones y, por ejemplo, establece que incurrirán en infracción aquellos empresarios que estando obligados a realizar comunicación en base a la regla de la inversión del sujeto pasivo se le impondrá una sanción tanto si no realizan la comunicación correspondiente como si la misma se realiza incorrectamente.

Cómo se puede ver una gran ristra de novedades que, sumadas a todas las que se quedan en el tintero, hacen que estas modificaciones en vigor este año 2015, hayan hecho una de las modificaciones legislativas más importantes de los últimos tiempos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: