5 consejos para mantener la salud financiera como freelance

Para que el negocio vaya bien y vivir gracias al propio trabajo, es necesario mantener la salud financiera del negocio. Podemos dar muchos consejos para ahorrar en el negocio o para conseguir ganar más dinero, pero en este caso vamos a dar 5 consejos básicos para mantener la salud financiera del negocio en condiciones normales.

Conocer las tarifas que se deben cobrar

Es necesario saber cuánto es lo que cobran otros profesionales con características similares, no solo las personas que trabajan de lo mismo sino también los que tienen una experiencia o valía similar. Teniendo en cuenta esto, se debe comparar con lo que se está cobrando.

Si el resultado es que se cobra muy poco, es momento de plantearse cobrar más, al menos con los nuevos clientes, y después de pasado un tiempo de adaptación es posible que se necesite hacer con los clientes actuales. Cobrar muy poco es muy frustrante, sobre todo sabiendo que otros cobran más.

Hacer contratos

La mejor manera de asegurarse ante cualquier impedimento o duda que pueda surgir con un cliente es hacer un contrato en que se presente todo por escrito. Si se llega a un nuevo acuerdo tras el contrato hay que actualizarlo para evitar problemas, y si surge alguna duda antes de firmarlo es necesario aclararla bien y redactar un nuevo contrato si es necesario.

Pedir una parte del pago por adelantado en nuevos clientes y grandes proyectos

Cuando hay un nuevo cliente o se presenta un gran proyecto que requiere mucha dedicación, es necesario cobrar una parte por adelantado evitando así trabajar sin cobrar. Es cierto que la mayoría de clientes son de confianza y pagan, pero puede suceder que no por lo que es bueno cubrirse un poco las espaldas. Lo recomendable es un 50% por adelantado, aunque puede ser un 30% o la cantidad que se convenga, o incluso pagar según avances.

Seguir bien los cobros y pagos

En ocasiones, se trabaja tanto que no se tiene tiempo ni a comprobar los cobros y los pagos, lo que lleva como consecuencia que muchos clientes tardan en pagar o no lo hacen. Es necesario hacer un buen control de cobros y pagos.

Tener un fondo de emergencias

Para asegurarse que no se vaya todo el negocio al traste en los malos momentos, es necesario contar con un pequeño o no tan pequeño fondo de emergencias al que acudir cuando realmente se necesita dinero. No se ha de recurrir a él si no se necesita, ni tampoco para hacer nuevas inversiones (a menos que sea estrictamente necesario).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: