¿Cómo reconocer si estás quemado con tu trabajo y cómo evitarlo?

El síndrome de burnout, o estar quemado en el trabajo, es un mal que afecta a muchas personas y se puede deber a múltiples causas. Llega un momento en que la persona se siente mal en su trabajo, se vuelve más irritable y es menos productiva, la fatiga acumulada y el estrés hacen que no rinda como tiempo atrás. Suele ser la respuesta a estrés crónico (o mantenido) en el trabajo (en otros ámbitos de la vida también se puede estar quemado).

¿Cómo saber si estás quemado en el trabajo?

  • Tienes fatiga, agotamiento, te falta energía
  • Te sientes mal en tu trabajo, nada te motiva
  • Sientes una despersonalización hacia el trabajo
  • No rindes como antes, tienes falta de eficacia
  • Empiezas a tener fallos que antes no tenías
  • Puedes tener cierta frustración y enfado cuando trabajas
  • Se te nota cierta suspicacia
  • No quieres ir a trabajar, te asquea

Cherniss dijo que no se llega directamente a estar quemado, sino que se pasan por las fases de:

  • Entusiasmo
  • Estancamiento
  • Frustración
  • Apatía
  • Quemado

Según un estudio, hay 3 perfiles de personas quemadas al trabajo:

  • Frenético. Personas que trabajan más de 40 horas a la semana tienen una probabilidad 6 veces mayor de llegar a tener el síndrome de burnout. Pluriempleados y trabajadores temporales forman parte de este grupo.
  • Sin desafíos. Persona que realiza tareas monótonas, con bajo nivel de desarrollo personal o profesional. Sobre todo es masculino.
  • Desgastado. Personas con una larga trayectoria en una empresa, especialmente si tienen más de 16 años de servicio en el mismo espacio de trabajo.

¿Cómo puedes ayudarte a evitar estar en esta situación?

  • Averigua por qué estás así y cómo puedes cambiarlo
  • No te exijas mucho
  • Descansa lo que necesites
  • Ríe más, cambia de actitud
  • Estudia tu escala de prioridades personales y laborales
  • Promueve un buen ambiente de trabajo y busca apoyo en compañeros de trabajo
  • Vive tu vida familiar y social lo mejor que puedas
  • Haz ejercicio con frecuencia
  • Aliméntate de forma sana
  • Adquiere un hobby, o dedica tiempo a cosas que te gusten
  • Tómate vacaciones en ese momento si es posible
  • Y si no te queda otra, tendrás que cambiar de trabajo porque si es muy duradero pueden aparecer secuelas en la salud. Aunque intenta ver si lo puedes solucionar sin tener que renunciar a tu trabajo.

Un comentario

  1. FABIANA
    Publicado el 5 junio 2014 a las 01:57 | Permalink | Responder

    Tengo 42 años y hace 7 años que realizo las mismas tareas y no siento ninguna motivación por el mismo. Realizo 100 kms diarias para ir a trabajar y todo los días me planteo de como puedo realizar un cambio en mi vida laboral. Gracias por los consejos para poder seguir adelante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: