Cómo evitar los gastos hormiga

gasto hormiga eliminar

En ocasiones, cuando tenemos un negocio, o aún sin tenerlo, llegamos a principios de mes (ya no a finales) sin saber dónde ha ido a parar todo el dinero cobrado. Y ya sin contar que habrá clientes que se retrasen, otros que intenten no pagar y los gastos fijos de cada mes.

Es posible que en estos casos el dinero se vaya en pequeños gastos de los que a penas nos damos cuenta porque no los controlamos. Los gastos hormiga son pequeños gastos que se realizan a diario y que se van sumando a los gastos más grandes llegando a cifras que no nos llegamos ni a  imaginar. Cualquier persona, de cualquier edad, clase social y género, acaba cayendo en ellos.

Porque parecen tonterías y no se contabilizan en ningún informe de gastos. El tabaco, chicles, caramelos, golosinas, la prensa que se ha comprado ese día, alguna revista, algún capricho, el café de mediodía en el bar, el café de la tarde, todo suma. Y de poco que cueste cada cosa, al pasar unos días se ha ido una gran cantidad de dinero. Hasta un 15% de los gastos que se producen cada mes son de este tipo, gastos que no son “necesarios” pero se hacen.

Para eliminar o reducir los gastos hormiga hay que:

  • Contabilizarlos, anotarlos y analizarlos
  • Registrarlos en el presupuesto semanal o mensual para ver realmente cuánto se gasta en ellos
  • Registrar todo y detectar cuáles son
  • Ser consciente de que hay que reducirlos, y empezar con los más asumibles
  • Evitar las comprar por impulso
  • Llevar poco  más del dinero necesario para lo que se quiere comprar (y quizá algún imprevisto u olvido)
  • Puede ser interesante guardar en algún sitio el dinero que se iba a gastar en pequeñas cosas
    Evitar el uso de la tarjeta de crédito o débito, ya que además de ofrecer la posibilidad de gastar más se llevan menos las cuentas de este tipo de compras
  • Probar productos sin marca para ver si son iguales o mejores con los de marca (aunque esto simplemente es ahorrar, no evitar gastos hormiga)
  • Ponerse pequeñas metas para ahorrar, e ir superando las metas cada vez más
  • Dejar una cantidad fija para pequeños gastos para no reducirlos todos (a veces conviene un pequeño capricho)

¿Qué hacer con el dinero ahorrado? Quizá el dinero ahorrado no sea tanto como parece, porque era dinero que se necesitaba para unos gastos mayores y por eso la economía familiar nunca estaba al día. Quizá sí se ahorra dinero, que se puede mantener para imprevistos, para mejorar algo del negocio o de la casa que se llevaba esperando mucho tiempo o para otros gastos mayores. O simplemente para hacer eso que siempre se quiso pero nunca se puede.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: