Cómo registrar nuestras ideas y proyectos

Muchos profesionales freelance (no todos, ni mucho menos, por supuesto) se dedican a actividades profesionales de las que emanan elementos merecedores de ser debidamente protegidos como autores o creadores de los mismos. Estamos hablando de aquellos elementos relacionados con la propiedad intelectual (obras escritas, audiovisuales, etc) que merecen debido registro para que el profesional autor y creador de las mismas vea reconocida y protegida su obra. De todos ellos, y también de los relacionados con la propiedad industrial, vamos a hablar en este artículo.

Y decimos lo anterior pues son muchas las personas que se piensan que en realidad la propiedad intelectual y la propiedad industrial son lo mismo, se piensan que por ejemplo registrando en el registro de la propiedad intelectual un escrito con la idea, el proyecto o la marca todo ello queda protegido, cuando en realidad ello no puede estar nada más lejos de la realidad, pues como veremos nada tiene que ver la propiedad intelectual con la industrial como a continuación vamos a ver.

Dicho de forma sencilla, podemos decir que lo que vamos a registrar mediante la propiedad intelectual es la expresión por cualquier medio (escrito, audiovisual, etc) de la idea o del proyecto, no la plasmación de la idea o del proyecto en sí misma, que en todo caso correspondería a la propiedad intelectual. Expresado de otra manera: mediante la propiedad intelectual registraremos y protegeremos el cómo expresamos una idea o proyecto, mediante la propiedad industrial podremos decir que registraremos y protegeremos el cómo la plasmamos.

Así, y refiriéndonos ahora a la propiedad industrial vemos que ésta (a través del organismo que es la OEMP (Oficina Española de Patentes y Marcas en el caso español), o sus análogos en otros países, podremos registrar “títulos de propiedad industrial referidos a las invenciones, los diseños industriales, los signos distintivos y las topografías de productos semiconductores”,es decir, todos aquellos elementos plasmados de una idea que hayamos tenido o de un proyecto que hayamos desarrollado.

Destacar cabe también que las marcas comerciales son registrables en la OEMP y que cualquier registro en la OEMP adquiere eficacia en todo el territorio español. Paralelamente existen otro tipo de registros como son las patentes internacionales y demás que además de tener eficacia en España pueden tener eficacia internacional según el caso.

Un detalle importante que no se nos debe escapar es que si decíamos que en la OEMP podremos registrar y proteger, podremos reclamar los títulos de propiedad que nos correspondan de propiedad industrial pero que ello no debe de confundirse con lo referido a la propiedad intelectual (que para los que no lo sepan diremos que deben ejercitarse en los registros de propiedad intelectual correspondiente u en otros organismos privados que existen para asegurarnos nuestros derechos emanantes de la misma, si bien no cabria en realidad registro aunque el mismo es sumamente conveniente pues en realidad todo derecho nace por el mero hecho de la acción de ser los autores pero ese sería en todo caso sería otro tema), también debemos tener claro lo que no podremos registrar y proteger en la OEMP: los planes de empresa, los proyectos de negocio.

Y cabe decir lo anterior pues son muchas las personas que una vez han tenido una idea y la han plasmado en un producto o procedimiento concreto se piensan que no sólo pueden proteger esa idea o procedimiento, sino que pueden proteger el negocio que nazca de ella, y ello para nada es así, pues tal y como manifiesta la misma OEMP, el artículo 4 de la Ley de Patentes excluye específicamente del concepto de patentabilidad “los planes, reglas y métodos. etc. para el ejercicio de actividades económico-comerciales”, así “en la Oficina Española de Patentes no pueden protegerse las ideas de negocio al no tratarse de invenciones de aplicación industrial, es decir, aparatos, mecanismos, instrumentos, productos, etc. que se fabriquen en una industria”

Dicho de otra forma también, mediante la OEMP podremos pretender solicitar la titularidad que nos corresponda respecto a la aplicación industrial concreta que hayamos desarrollado pero no podremos solicitar titularidad ni ningún derecho sobre la forma de llevar al marcado la misma, no podremos protegernos de la forma de desarrollar en un negocio la aplicación protegida, pues ello no representa una invención en sí misma, la novedad patentable o registrable es la invención no el negocio que se haga con la invención.

Y para finalizar, decir a los que estén pensando en patentar o registrar una idea o proyecto, una marca comercial o cualquier otro elemento merecedor de ser debidamente protegido al amparo de la ley de propiedad industrial decirle que lo podrá hacer por vía telemática o presencial, que los modelos y datos a aportar diferirán mucho de cada una de las peticiones que ante tal organismo se pueden realizar. Destacando que algunos datos comunes a todas las peticiones son: la debida identificación del solicitante, así como una expresión clara e inequívoca de la solicitud de título. Además de que en los casos que corresponda (modelos de utilidad y patentes) nos soliciten descripción y reivindicación/es concretas,y en los casos de diseño industrial una reproducción del signo distintivo o diseño industrial con la debida explicación de la aplicabilidad en los productos que corresponda de dicho diseño o signo distintivo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: