Consejos de finanzas para autónomos

Hay que ahorrar al máximo, aunque no por ello se debe reducir costes en lo que es necesario. Cada vez más autónomos y empresas son conscientes de esto y evitan los denominados gastos hormiga. Hay que saber gestionar los recursos adecuadamente para conseguir un perfecto equilibrio entre ahorrar e invertir. ¿En qué se puede ahorrar? En papelería, impresiones, teléfono, utensilios de oficina, luz, agua, etc. ¿Y qué más?

Analizar los costos para conocer los márgenes de actuación es clave. También hay que analizar, cuando el negocio va bien, la idoneidad de comprar el local o instalaciones en lugar de alquilar.

Se debe gestionar los pagos correctamente, evitando así impagos que desequilibren las financias del negocio. Hay que evitar en la medida de lo posible “fiar” o que alguien quede a deber, pero si es así es bueno recordarle su deuda de forma amistosa, e incluso si pasa un tiempo prudencial perdonar parte de la deuda por pronto pago. No hay que dejar deudas por mucho tiempo, aunque sí puede ser bueno en ocasiones esperar a pagar en los últimos días.

La liquidez es clave. Hay que evitar en todo momento evitar problemas de liquidez y solvencia. Por ello mismo, se ha de hacer una previsión de cobros y pagos para poder anticiparse a problemas de liquidez e impagos. Se recomienda contar con un fondo de emergencias.

En ocasiones, será necesario a recurrir a financiación, aunque es algo que debe evitarse. Sobre todo se requiere financiación en los inicios y cuando se quiere comprar nuevas herramientas o crecer en algún ámbito empresarial. En caso de recurrir a financiación, se ha de comparar ofertas entre las entidades bancarias que lo ofrezcan, evitando acudir a empresas privadas, a menos que sean de capital riesgo o business angels. Hay que conseguir la mejor financiación por el dinero que se necesite (y sólo eso) con las mínimas comisiones e intereses, y si para ello hay que negociar se negocia. Si se tiene que cubrir algún desfase temporal, se puede utilizar la financiación a corto plazo de los bancos mediante cheques, pagarés u otros, teniendo bien claro que se podrá devolver el dinero.

Si es necesario, se puede aplazar los pagos de Hacienda y la Seguridad social. En ocasiones, puede ser una buena decisión.

Lo importante es estudiar las finanzas de vez en cuando para ver si están correctamente o se puede mejorar en algo. Pero desde luego no es un tema que se deba dejar de lado…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: