Algunos consejos para antes de emprender un negocio

No hay nada que garantice el éxito de un negocio, aunque sí existen indicios de que algo puede ir bien o no.

Si vas a adentrarte un negocio más vale que conozcas de antes el sector, sino te será muy complicado entrar en ese mundo desconocido. Se puede conocer por los estudios, e incluso muchos han tenido experiencia trabajando para otras empresas y quieren dar el salto (o se han quedado sin trabajo). Si no sabes nada, es mejor esperar y formarse o adquirir experiencia, a menos que tengas la total seguridad de que debas iniciar en el negocio cuanto antes.

A cualquier negocio hay que entrar con dinero, aunque haya negocios en que se requiere poco dinero y mucho trabajo, así que es bueno contar con el dinero que se necesita para iniciar el negocio (y recomendable tener un fondo de emergencia). Si no se cuenta con el suficiente dinero, es mejor pedirlo a familiares y amigos que a los bancos (o empresas privadas).

Si no tienes dinero, compénsalo con trabajo. Si no quieres trabajar, entonces has de compensarlo con dinero, aunque emprender sin querer trabajar… ¡no es lo más idóneo!

Descubre cómo diferenciarte de la competencia, ten creatividad, crea algo diferente que no haya ya en el mercado o al menos en el mercado que se va a abarcar. Muchos negocios no triunfan porque no saben gestionarse, pero otros simplemente ofrecen lo mismo que empresas que llevan mucho tiempo en el sector y que cuentan con una buena cartera de clientes.

Si necesitas dinero y no lo tienes pero tienes una idea innovadora, puedes contactar con Business angels o empresas de capital riesgo que se interesen por el proyecto, incluso pueden participar con algo más que con dinero.

Es muy importante crear un buen plan de negocio, ya que ayuda a visualizar mejor lo que se pretende hacer y es una buena herramienta para emprender. Un plan de empresa también es una buena herramienta para saber si el proyecto es viable, qué estrategias se pueden y se deben utilizar, cómo es la situación de la competencia, conocer el mercado objetivo al que enfocarse, saber la cantidad de dinero que se requiere e incluso es importante si se busca financiación o subvenciones.

Si tienes un trabajo y no quieres arriesgarlo todo, puede mantener el trabajo fijo mientras se inicia el negocio, por lo menos hasta el momento en que el negocio empiece a ir bien y permita vivir de él. El trabajo por cuenta ajena es un salario fijo que puede ayudar a vivir en los inicios de un negocio e incluso para cubrir gastos hasta que empiece a mantenerse solo. Si tanto crees en tu negocio y tienes dinero para él, puedes dejarlo todo ¡pero piénsalo antes muy bien!

Si la idea de negocio es muy innovadora (e incluso aunque no)… empieza cuanto antes. A veces emprender no consiste en pensar hacerlo sino en ponerse en marcha desde el mismo momento en que surge la idea.

No todo tiene que ser perfecto para emprender, se puede empezar con algo básico que se puede mejorar con el paso del tiempo. Esto ayuda a ganar tiempo y a emprender aunque no se cuente con el suficiente dinero para grandes inversiones.

Ten mucha paciencia, te hará falta. Hay que pensar que los negocios no suelen tener ingresos hasta pasado cierto tiempo, e incluso muchos negocios fracasan, pero no hay que pensar en lo peor y se debe tener paciencia.

No te creas todo lo que te dicen, ni para bien ni para mal, ten tus ideas propias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: