Cómo superar el miedo a emprender

Muchas personas tienen ganas de emprender pero hay algo que les paraliza, que les impide continuar, esto es el miedo a emprender. ¿Y si sale mal? ¿Qué tendré que hacer, lo tendré todo bien?

Es normal tener miedo cuando se va a hacer algo nuevo, cuando todo es más “serio” y hay que profesionalizarse, cuando hay que aprender a manejar clientes, financias, cuidar todos los aspectos del negocio y hacerlo todo bien.

Si bien es cierto que el 95% de las empresas no supera los 5 primeros años de vida, también es cierto que en muchas ocasiones es por no saber hacer las cosas mejor, por no manejar correctamente el negocio. Si tienes una idea y una pasión puedes ser perfectamente de los que duran mucho más que ese tiempo. El éxito de un negocio depende más de la actitud que de otros factores, y es por ello por lo que hay que aprender a superar esos miedos.

Emprender supone iniciar un negocio, algo que no muchos pueden permitirse en los tiempos que estamos, y además es que se pueden iniciar negocios con bajos recursos (porque los hay). Lo único que lo impide es un miedo irracional que se puede superar estudiando muy  bien todos los detalles antes de iniciar un negocio y prepararse para cualquier cosa, sabiendo que si un estudio de mercado indica que puede ser un buen negocio sólo hay que poner lo máximo de sí para que lo sea.

Puedes emprender a tiempo parcial si estás trabajando para una empresa y no confías de que vaya bien hasta que consigas la suficiente confianza para dar el paso final. Puedes incluso escribir las razones por las que quieres emprender y las razones que te lo impiden, estudiando así lo que hay dentro de ti.

Haz una buena estrategia empresarial, estudiala bien, mira si el negocio es rentable, piensa todo lo que tienes que hacer, crea objetivos realistas e inténtalo. Intenta apoyarte de otras personas para tener una base todavía más sólida y buscar consejos de expertos.
Pero sobre todo, aprende a creer en tu propia persona. Piénsalo ¿y por qué no?

¿Qué necesitas?

  • Un buen plan de negocios
  • Cantidad de dinero para llevar a cabo el negocio y algo de dinero de emergencias
  • Confianza en ti mismo
  • Un buen plan b, en caso de que el primer plan falle
  • Mucha imaginación y creatividad para triunfar en el negocio

Además, en la actualidad se están creando nuevas cosas que ayudan a los emprendedores, como mayores posibilidades de financiación (todavía muy pocas), una posible cuota de 50 euros en España (durante 6 meses), la posibilidad de no tener que responder con los bienes personales, la posibilidad de acceso a paro para autónomos, los seguros para autónomos, la posibilidad de contratar un asesor y otras tantas acciones que quedan por venir.

Y ¿qué pasa si fracasas? Y ¿qué pasa si triunfas? Plantéatelo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: