Cuando el freelance realiza negocios ilícitos y su legislación

Son muchos los profesionales que interesados en trabajar por su propia cuenta se plantean establecerse dentro del marco de una profesión freelance. Esta loable intención y sin duda gran iniciativa, debe de ir primero de todo precedida de un análisis por nuestra parte de que actividades podemos desarrollar bajo esa modalidad, y sobre todo tener muy presente el peligro de una mala elección.

Y digo ello, pues en el común imaginario, existe la errónea creencia (como ya he advertido en otras ocasiones) de que ser freelance es una profesión en sí misma, cuando nada más lejos de la realidad ello está, pues, como ya he advertido en otras ocasiones también, en todo caso, el profesional freelance, es un profesional que desempeña una profesión cualquiera y que en este caso la desempeña de un modo freelance. De ello la necesidad de que antes de decidir que queremos ser freelance, es clave que decidamos que profesión queremos desarrollar, y entonces y sólo entonces, determinar si la misma la queremos y podemos llevar a cabo bajo la modalidad de trabajo freelance.

Todo esto es importante de reseñar, pues al calor de está falsa (pero extendida) creencia popular que mencionaba anteriormente a veces, y gracias a la existencia de la visión de que nos ofrecerán trabajos como exitosos profesionales freelance, proliferan supuestas ofertas de altísimo nivel, cuando en realidad detrás de dichas ofertas lo único que se encuentran son auténticas estafas y conviene estar alerta. Y es de ello de lo que en este artículo concretamente vamos a tratar.

Podríamos, en este texto, tratar de las acciones ilícitas de un  profesional freelance en muchos términos, podríamos enfocarlo a cuando él deliberadamente incurre en delito, en distintas irregularidades, etc.  Pero en este caso, queremos referirnos concretamente a aquellos casos en los que el profesional que busca una tarea freelance es captado bajo falsas promesas profesionales o empresariales, y termina siendo víctima de ello, a la vez que termina desarrollando una actividad ilícita. Concretamente queremos referirnos a los supuestos vendedores o “profesionales independientes” de sistemas piramidales.

Atención que no estamos hablando de que en la búsqueda de clientes  como freelance que seamos de cualquier profesión nos surja un cliente que quiera embaucarnos con actividades ilícitas o que él tenga tales pretensiones (por ejemplo si somos abogados freelance, y el cliente nos pide asesoramiento para actos ilícitos suyos). Aquí no estamos hablando de eso, aquí hablamos de aquellas “super ofertas” dirigidas a personas incautas, comúnmente con la necesidad de encontrar un trabajo y de ganar dinero, que se las engatusa con falsas promesas y negocios, sino ficticios, si fraudulentos.

Destáquese también al respecto, que en este caso  no estamos tratando realidades distintas a la española, pues es bien cierto, que en otros países, concretamente en los USA, existen modelos de venta, y modelos de oportunidades profesionales, que en España son directamente un fraude, que por la idiosincrasia y como está estructurado en esos  países allí funcionan perfectamente y son una buena opción en muchos casos.

Y al unísono de todo lo anterior tampoco debemos confundirnos entre lo que es piramidal, de lo que resultan otras actividades inocuas y que si pueden representar una oportunidad, como son por ejemplo las ventas por catalogo u otras.

Centrados en lo que dice la legislación española al respecto de las ventas piramidales (atención, destaquemos que no las ventas multinivel en sí, o ni mucho menos las ventas directas, por catálogo, análogas o parecidas, etc.) decir que la misma prohíbe expresamente tales actividades en la Ley 7/1996, de 15 de enero, de Ordenación del Comercio Minorista, quien en su artículo 23 (vigente actualmente y redactado según lo que se estableció en la ley 29/2009 de 30 de diciembre) regula plenamente las actividades de venta multinivel o network marketing. Artículo que establece concretamente que  “son prácticas de venta piramidal las previstas en el artículo 24 de la Ley 3/1991, de 10 de enero, de Competencia Desleal, siendo nulas de pleno derecho las condiciones contractuales contrarias a lo dispuesto en dicho precepto”.

Lo anterior traducido, y plasmado fuera del tecnicismo legal, a la vez que resultar como modelo con la pretensión de que sepamos detectar cuando detrás de una supuesta buena oferta profesional o de montar un negocio propio existe fraude y engaño, diremos que deberemos sospechar muy seriamente y no caer en el páramo de propuestas que nos hagan pagar precios desorbitados por comprar (para nuestra posterior reventa) unos stocks de productos que después (por mucho que nos digan serán difíciles de vender), cuando por ese stock no nos ofrezcan una opción de recompra en condiciones de mercado, y cuando detectemos que el negocio nos lo enfocan más a que alimentemos la red con más incautos participantes, que no con la lógica venta comercial de una distribuidora al uso.

En resumidas cuentas, sospechemos y no paguemos productos o servicios a precio de oro, cuando su precio de distribuidor tiene que posibilitar con margen que lo revendamos. Y muy, muy especialmente tengamos presente que cualquier negocio de distribución que se precie tiene como objetivo vender a un cliente final o no final, productos de un determinado o determinados fabricantes, no engrasar una red supuestamente comercial que lo único que pretende es que cuantos más entren y paguen el canon o precio de entrada mejor. Ello, nos lo vistan como nos lo vistan, nada tiene que ver con una profesión freelance de futuro y de éxito, y sí que tiene que ver, y mucho, con el fraude y la estafa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: