Las ventajas de ser autónomo

Ser autónomo puede ser una decisión que de algo de miedo, sobre todo por los trámites, gastos y responsabilidades que se ha de tener, pero también beneficia porque sólo la actividad puede crecer tras tomar esta decisión. Muchos clientes no se fían de personas que no son autónomas ni contratan a alguien que no les pueda dar una factura, así que dar el paso supone abrirse ante la posibilidad de llegar a nuevos clientes que puedan pagar más que los anteriores. Acceder a más clientes y conseguir más confianza con respecto a potenciales clientes son ventajas que no hay que dejar de lado si se está pensando si ser autónomo o no.

Otra de las principales ventajas de ser autónomo es que, al adquirir obligaciones también se adquieren derechos, lo que supone que si un cliente no paga se pueda reclamar el dinero adeudado. Si no se es autónomo sólo queda confiar en que la otra persona pague, porque no hay mucha más garantía que esa.

Existen ayudas para el inicio de la actividad, y ahora ya no es excusa el que se está cobrando el paro y no se quiere perder ya que se puede capitalizar para iniciar una actividad por cuenta propia, de esta manera es más fácil iniciar la actividad, aunque no tanto como debería. Existen ayudas a formación e incluso para gastos.

Otra de las ventajas es que se pueden desgravar los gastos que supone la realización de la actividad, incluso recuperar el iva, algo que no se puede conseguir si no se es autónomo. De esta manera, los gastos en compras para realizar la actividad serán menores.

Y por supuesto, ya que se cotiza también se adquieren derechos de cara al futuro, como acceder a un servicio médico, el poder cobrar una jubilación e incluso acceder al paro para autónomos en caso de no poder continuar la actividad.

Con respecto a ser autónomo o empresa, aunque las empresas no tienen responsabilidad sobre la propia persona que la inicia y los autónomos sí, ser autónomo es la mejor opción si se acaba de empezar o no se espera ganar grandes cantidades de dinero, ya que las empresas también están sujetas a más impuestos y obligaciones.

Con respecto a trabajar para una empresa, ser autónomo supone ser su propio jefe, no tener que depender de órdenes de otros, trabajar donde se quiera, trabajar a la propia manera y en los horarios que se quiera, hacer un trabajo más flexible y compatibilizarlo con la familia. No hay que dedicarse el tiempo mandando currículums a empresas y viendo los constantes rechazos de muchas de ellas, lo único que hay que hacer es buscar clientes e intentar mantenerlos.

Trabajar para sí mismo puede ser para muchos una motivación en sí misma. No es lo mismo trabajar por un sueldo y ver que los beneficios van para la empresa que trabajar y ver que todos los beneficios (menos los gastos) son para uno mismo.

Aunque claro, si estamos hablando de unos ingresos mínimos y unos gastos máximos ¿compensa ser autónomo? Quizá compense más pensar en cómo mejorar los beneficios para legalizar la situación y aprovecharse de las ventajas que supone ser autónomo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: