Blog

Cómo darse de baja como Autónomo

Recursos

No basta con dejar de ejercer la actividad, hay que solicitar la baja, ya que si no se hace se puede tener problemas con deudas generadas en la seguridad social y complicaciones en la declaración de la renta e impuesto de actividades económicas. Por ello, en el momento en que se toma la decisión hay que pedir la baja cuanto antes.

Es importante saber que no existe un tiempo de permanencia mínima en la RETA, por lo que se puede solicitar la baja tanto al mes de haberse dado de alta como 20 años después en el momento en que se necesite.

La baja del Régimen General de Autónomos se realiza, al igual que las modificaciones de datos identificativos, laborales o domiciliarios, en el modelo TA0521 presentando un original o copia de documento o medio de prueba de la procedencia de la baja.

Lo primero que hay que hacer es darse de baja en el impuesto de actividades económicas en el ayuntamiento de residencia para constar que se cesa en la actividad.

Después, se va a solicitar la baja a la agencia tributaria por medio del modelo 036.

Más tarde, se ha de ir a la Tesorería de la Seguridad Social para pedir la baja en la RETA con los trámites que se piden y el modelo indicado anteriormente (TA06521) antes de 6 días en que se cesa en la actividad.

Se completarán los datos exigidos y además se debe aportar, tanto para el alta como baja como modificación de datos:

  • Documento identificativo del solicitante
  • Original y copia del permiso de trabajo o certificación de la excepción de ese permiso
  • Original y copia de cualquier documento o medio de prueba que determina la baja
  • Si es socio de una sociedad, original y copia del documento de constitución de la sociedad

Una vez solicitada la baja, se hará efectiva el primer día del mes siguiente en que se cesa la actividad, ya que la cuota mensual se paga entera tanto se trabaje un día ese mes como si se trabajan todos o la mitad.

No es fácil darse de baja como autónomo, y no por los trámites que hay que realizar que se pueden hacer en poco tiempo si no hay grandes listas de espera, sino por la decisión de dejar la actividad o por el hecho de que el negocio no ha funcionado como debería. Pero en el momento en que no queda más opción, se debe hacer cuanto antes sin pensar más ya que, por muy doloroso que sea mejor eso que perder dinero y acumular deudas.

Guardar filtro
×