32500 autónomos que no declaran en España: Breve reflexión sobre la situación de la economía sumergida para los autónomos

Laborales

Según hemos podido ver en diversos medios, y en base a la Encuesta de Población activa (EPA) descubrimos que hay 5,77 millones de españoles parados, y muchos más si nos planteamos la cifra en otros países, y ha aumentado el número de autónomos en 65100 pese a perder autónomos en los meses de julio, agosto y septiembre.

Teniendo en cuenta estas cifras, basados en las encuestas a 60000 personas al mes, nos damos cuenta que hay una clara diferencia entre los autónomos que se declaran como tal oficialmente con los autónomos que declaran hacer la actividad, lo que sale que aunque los autónomos oficiales se reducen hay aproximadamente 32500 personas que se declaran ser autónomos y no cotizan como tal. El número de autónomos ha subido un 2,16% hasta un total de 3077400 autónomos, aunque las cifras de inscritos en la RETA hablan de 3044654 autónomos.

32500 personas que tienen que recurrir al trabajo en negro o la economía sumergida para sobrevivir ¿y esto es porque sí? No, aunque habrá quien trabaje en la economía sumergida por no pagar impuestos hay muchas más personas que lo hacen por necesidad, nadie quiere estar en una situación irregular por capricho. Las familias necesitan la actividad en negro para sobrevivir, muchas de ellas que no todas, y en los autónomos pasa lo mismo.

La UATAE califica este desfase de cifras como actividad pirata y afirman que es “”la mayor carga con la que tienen que luchar los autónomos con su actividad en regla”.

Y todo esto  pese a que ha habido un período de regularización voluntaria de mayo a julio del año pasado en que se han producido un total de 5062336 altas de ocupados en la seguridad social.

Pero cuáles son los problemas a que se arriesga una persona que emprende una actividad ilegal:

  • Las denuncias por parte de otras personas
  • Los clientes descontentos o con dudas que piden datos de empresa o facturas que no se pueden hacer
  • Una inspección al azar
  • Cualquier otra que pueda comprometer

Y el plan de lucha contra el fraude fiscal que se ha creado hace unos meses en este mismo año ha traído nuevas medidas entre las que se encuentra la de:

  • No pagar más de 2500 euros en metálico si no es con una empresa o comercio, no se puede cobrar esa cantidad no siendo empresa ni comercio (la multa es del 25% de lo abonado)
  • Si se denuncia un pago ilegal se libra de la multa, si te denuncian un pago ilegal esa persona se libra de la multa, por lo que hay más riesgos en caso de que se quiera cobrar más de 2500 en efectivo
  • Hay que guardar las facturas durante 5 años
  • Hay que declarar el dinero o propiedades en el extranjero, ya no vale desviar cantidades de dinero en cuentas en el extranjero
  • Sólo se puede acoger al régimen de estimación objetiva si se factura menos del 50% de operaciones a particulares

Y estas son las consecuencias a nivel legal (si se descubre, claro). Las otras consecuencias son la afectación que supone a los autónomos que declaran legalmente que tienen menor margen de competividad por tener que pagar más impuestos, lo que es cierto en parte ya que si bien es cierto que se pierden muchos clientes por personas que trabajan fuera de la ley también es cierto que quien trabaja al margen de la ley pierde muchos clientes (incluso clientes importantes) por no poder acreditar su situación u ofrecer factura a los clientes.

Porque esa es otra, mientras se está trabajando en la economía sumergida se pierden muchas posibilidades y clientes importantes, o clientes que no lo son tanto, por eso nos lleva a pensar que en realidad la economía sumergida surge en la mayoría de los casos (que no todos) por necesidad, por miedo a perder clientes o una actividad no estable, por inicio de una actividad que no se sabe si continuará o por cualquier razón personal o profesional.

Y tú ¿qué piensas de la economía sumergida y los autónomos que no están inscritos en el Régimen General de Autónomos en España? ¿Y en tu país?

Concurso para bloggers de Terra ¡7000 euros al año por 1 artículo al día!

Blog

Terra crea un concurso de bloggers en el que se podrá ganar un total de 7000 euros al año, lo que supone 580 euros al mes, por participar en el portal de Terra escribiendo un artículo al día.

Para participar en el concurso, hay que entrar en la página del concurso y dar a Participa, en que hay un formulario en que hay que poner datos básicos y seleccionar una de las cuatro categorías (Deporte, Estilo de Vida, Entretenimiento y Actualidad), escribiendo además un tema en el blog relacionado con esa categoría e indicando la url de ese artículo. Hazlo antes del 11 de noviembre, que es cuando finaliza la posibilidad de apuntarse.

Hay que registrarse en el concurso y aceptar las bases para entrar en la fase de selección. El 14 de noviembre publicarán los 400 preseleccionados, de los que habrá 100 por cada categoría. Y después vendrá la parte más complicada para algunos, la  más sencilla para otros, y es la de demostrar el poder de movilización en Twitter durante 24 horas, fase en la que pasarán 10 blogueros por cada categoría la final que se producirá el día 30 de noviembre en Madrid.

En esta fase final habrá varias pruebas, cada cual más dispar, para seleccionar al ganador de cada categoría que empezará a trabajar del 1 de enero al 31 de diciembre del año que viene 7000 euros al año por escribir un artículo al día.

Lo cierto es que puede parecer un proceso complicado para no saber si finalmente se es seleccionado o no, pero merece la pena intentarlo. Hay que hacer un artículo sobre un tema de una categoría, cubrir un formulario y si se pasa utilizar Twitter y hacer algunas pruebas.

Ocupa el trono de las islas que te esperan y sé el Blogger que están esperando en Terra. ¿Crees ser tú quien merezcas eso? Trendy Island, Fun Island, Stadium Island y Now Island te están esperando.

Un artículo que se puede escribir en casa, en una oficina, en las vacaciones, en cualquier sitio ya que es un trabajo a distancia. Y por supuesto, sin exclusividad, puedes seguir colaborando en todos los proyectos de Trabajo freelance en que se busquen redactores freelance.

Datos de la EPA demuestran que podría ser más fácil emprender que encontrar un trabajo

Laborales

Lorenzo Amor, presidente de ATA, ha indicado que en los próximos meses será más fácil emprender que encontrar un puesto de trabajo. Hace esta reflexión en base a datos de la EPA (encuesta de población activa) del tercer trimestre de año en que el paro aumentó en 85000 personas para llegar a los 5778100 parados, un nuevo máximo histórico que sitúa  en el 25,02% de la población activa.

Por otro lado, en julio y septiembre ha crecido el número de autónomos con respecto al trimestre anterior, según destaca Lorenzo Amor, los empleadores han aumentado en 9100 y empresarios sin asalariados en 56600. Estos datos realzan que es necesario facilitar la situación a empleadores para crear nuevas empresas y reducir las cifras de paro.

En UATAE afirman que la subida de emprendedores ha evitado una caída de 15000 ocupados.

Fátima Báñez también se ha pronunciado ante los datos de la EPA diciendo que la subida de autónomos es uno de los datos más esperanzadores pese a la subida del paro. Ha destacado además que el aumento de autónomos se ha dado en un contexto de recesión. Además ha indicado que la reforma laboral ha permitido 61800 contratos indefinidos para emprendedores y que han aumentado los contratos a tiempo parcial en un 25%. Los contratos de formación también han aumentado en un 4%.

Pero la cuestión es esa, el paro ha subido. Los autónomos han crecido, pero habrá que ver si se mantiene la cifra y pueden sobrevivir en su negocio en estos momentos difíciles. Entonces la reflexión que se plantea es ¿será realmente más accesible emprender que encontrar un trabajo?

Las noticias parece ser que son buenas, según lo enfocan estos puntos de vista, pero la realidad me parece bien distinta. El paro aumenta, menos personas trabajan. Es cierto que hay más emprendedores, especialmente autónomos extranjeros que han crecido en una mayor medida, pero también es cierto que muchos autónomos tienen que dejar la actividad cada mes y que los que se dan de alta no sabrán cuánto durará su actividad.

Sólo esperamos que realmente próximamente se tomen medidas reales y efectivas que ayuden al emprendimiento, que tanta falta hace, como a la creación de empleos más allá de meras subvenciones. Soluciones reales para personas reales. Habrá que ver cómo es la tendencia en los próximos trimestres, especialmente este último del año para ver si las perspectivas son optimistas.

“Teaming”, todo sobre una nueva vieja idea

Recursos

Una de las grandes virtudes de Internet es que permite hacer las cosas de siempre en forma diferente… potenciando los resultados y  creando nuevas oportunidades.  Por ejemplo, la solidaridad.  La vieja y querida idea de ayudarnos entre todos ha encontrado un nuevo horizonte: el teaming.

Una palabra, una idea
“Teaming” es un término acuñado por  Jil van Eyle, un holandés residente en España, creador de una plataforma que permite a distintas organizaciones o grupos solidarios, obtener y gestionar donaciones de la comunidad para alcanzar sus objetivos.   Como él mismo lo explica, esta idea nació en 1998, puede traducirse como “microdonaciones en equipo”  y apela a la solidaridad social mediante aportes comunitarios mínimos.  En realidad, la idea de los aportes solidarios no es nueva, sino que viene practicándose desde hace décadas y es la que permitió la creación de innumerables instituciones como escuelas, hospitales, centros de abastecimiento y prestación de los más diversos servicios, a través de cooperativas, asociaciones mutuales, cooperadoras y clubes.  Sin embargo, su alcance estaba limitado por el tiempo y espacio.  Gracias al “teaming” una causa solidaria puede difundirse y obtener recursos en forma global.  La idea es muy sencilla: individualmente, una persona con un aporte simbólico podría lograr muy poco, pero si los aportantes se multiplican por miles, las organizaciones realmente pueden comenzar a beneficiarse.

Exigencia número uno: transparencia
La mayoría de la gente está dispuesta a donar no sólo un valor simbólico, sino hasta una pequeña suma de dinero, si se trata de una causa justa.  Sin embargo, realizar este tipo de aportes a través de Internet a organizaciones poco conocidas o inclusive personas que individualmente necesitan ayuda, puede despertar cierta desconfianza.  Por eso, el primer requisito que deben cumplir las plataformas o sistemas de microdonaciones es la transparencia, es decir que en todo momento los aportantes deben poder acceder a la información acerca de los fondos recaudados y a qué obras fueron destinados.   Además, debe cumplir con todos los protocolos de seguridad y ser abierto a todo el mundo.

Teaming Manager, un nuevo oficio en la red
Junto con la idea del “teaming” apareció la necesidad del “teaming manager”, es decir, la persona encargada de liderar y gestionar el grupo de aportantes.  El “teaming manager” tiene muchas responsabilidades: mantener actualizada la información sobre la causa, comunicarse con los aportantes y crear confianza para incrementar los donativos.  Es imprescindible que este funcionario tenga sensibilidad social, ya que debe comprender la causa y motivar a los usuarios para hacer crecer la organización y conseguir nuevos aportantes.  En realidad, la tarea del “teaming manager” se basa en el marketing social del que ya hablamos en otra oportunidad: al mismo tiempo, debe conocer las herramientas y oportunidades que brinda Internet, como difundir los objetivos de la organización en forma atractiva y personalizada a través de las nuevas técnicas de marketing por Internet y por supuesto saber utilizar las redes sociales.

Adecuación legal de nuestras funciones a los servicios prestados como freelance

Recursos

El trabajo freelance, entendido siempre como aquel que han traído consigo tecnologías de la información y la comunicación como Internet, pero también entendido como aquel trabajo de autónomo a la antigua usanza, es decir, aquel empresario individual sin empresa con personalidad jurídica propia constituida que presta sus servicios sin depender de un tercero, ha tenido a veces dificultades en la regulación de quien presta estos servicios, esto está cambiando. Veamos cómo.

Destacar que aquí, en este artículo no nos estamos refiriendo ni a aquel freelance que presta sus servicios a su empresa, en la que está en nómina, en este caso nos estamos centrando en aquellos freelance (que también sería válido para trabajadores no freelance) que montan un negocio, que prestan unos servicios y que para ello han de reunir unos requisitos concretos, unas habilitaciones específicas, ¿todos ellos lo tienen?, ¿esto seguirá así?

Veamos, primero tendríamos que diferenciar entre lo que se trata de certificaciones, títulos o análogos que demuestren simplemente nuestras capacitaciones, y segundo que se requieran de títulos específicos o de habilitaciones específicas para poder ejercer.

En el primero de los casos la cuestión es más simple, pero no por ello menos importante. Este es por ejemplo el caso de servicios prestados por freelance en el ámbito de las nuevas tecnologías, donde pueden generalmente prestarlo sin unos requisitos al respecto, pero que si además cuentan con las titulaciones o certificaciones que lo habilitan es una garantía de calidad o de profesionalidad y de buen servicio que da sin duda mayores garantías y seguridad al cliente. En estos casos, obviamente lo ideal, no es estar tan sólo capacitado para prestar el servicio, sino poder demostrarlo, pero evidentemente será más un tema comercial que no de imperativo legal. Destacar que existen administraciones, que están realizando certificaciones oficiales de competencias al respecto (el caso de Catalunya es uno de ellos), para poder certificar las garantías de los profesionales que operan en el sector TIC.

En el segundo caso, nos encontramos con un tema mucho más complejo, por ejemplo resulta evidente que ningún médico o abogado puede ejercer si no está titulado al respecto, o que ningún arquitecto puede diseñar la arquitectura de una construcción sino tiene la titulación para ello. Pero esto que parece resultar obvio no lo es tanto cuando vemos que la ley (por ejemplo en España con la nueva Ley de Servicios Profesionales donde prácticamente quedarán reguladas las profesiones vinculadas a la medicina y al ámbito legal, quedando las otras y primando en general el libre ejercicio) y la sociedad avanzan a una mayor prestación de servicios sin tanta regulación, donde las competencias, manden más que las titulaciones.

Y es que ¿cuál es el sentido de unas titulaciones o habilitaciones en muchos casos obsoletas para ejercer unas determinadas profesiones en un mundo libre donde cada uno puede ofrecerse sin prácticamente limitaciones geográficas? Y más aún, tener la titulación puede aún resultar importante, pero ¿de dónde la obligación de colegiarse? Y en todo caso, ¿no es más importante estar capacitado para ello que no estar titulado para ello?

Obviamente en casos estrictamente legales donde se deba ejercer como abogado ante un tribunal con garantías, o en ámbitos como un médico o un cirujano que puede poner la vida o la salud en grave riesgo de una persona la titulación, la habilitación, la colegiación y todo lo que resulte una garantía añadida no debe nunca de ponerse ni en cuestión, pero excepto esto, y alguna función más, a entender de quien este artículo firma, debería ser a libertad de quien se ofrece y quien contrata. Cada uno que ofrezca las capacitaciones que desee, y quien contrata que exija aquellas garantías que le aporten mayor calidad y seguridad.

Esto trasladado a lo que aquí nos atañe, al freelance, decir que hoy en día es muy fácil ofrecer todos nuestros servicios por Internet, casi sin límites y casi sin regulación, por eso somos nosotros mismos quienes deberemos saber si estamos capacitados o no para saber lo que ofrecemos, pero sin duda, no ha sido tan fácil como ahora ofrecerse para prestar múltiples servicios.

Obviamente siempre deberemos tener mucho cuidado, y debemos cumplir estrictamente la ley, pero ¿quién ha dicho que si por ejemplo tenemos amplios conocimientos de un ámbito pero no estamos titulados de un sector no podamos montar una empresa en ese sector? Igual no podremos ejercer directamente como tal profesión, pero de buen seguro que pueden existir profesiones cercanas, funciones análogas o parecidas, que podamos prestar como freelances, cumpliendo estrictamente la ley y exponiendo y aportando al mercado todas nuestras capacitaciones.

¿Y para aquellas funciones en las que igual no podamos dirigir nosotros directamente? Pues en estas, nada mejor que nosotros actuar como directores de nuestra empresa y la practica y la acción dejarla en manos de personas habilitadas que colaboren con nosotros.

En definitiva, una cosa es por ejemplo ejercer de médico y otra es tener una empresa que presta servicios médicos o que por ejemplo como profesionales freelance escribimos sobre temas médicos, sin ser médicos, ¿eso es ilegal? No, al contrario, en ese caso somos escritores, no médicos (otra cosa es que suplantásemos la identidad o que firmásemos como médicos o lo que fuere pero estos no son los supuestos que aquí planteamos).

En España se pierden 88 emprendedores al día… pero crecen los autónomos extranjeros

Laborales

El Régimen Especial de Trabajadores Autónomos ha perdido 88 emprendedores al día a lo largo de los 9 primeros meses del año, aunque los autónomos extranjeros han crecido en una cantidad de 32 diarios. De esto podemos deducir que aunque los autónomos nacionales están teniendo que dejar la actividad, sin embargo los autónomos extranjeros en el país no están teniendo la misma “suerte” ya que crecen constantemente.

El número de autónomos extranjeros hasta Septiembre de este año se incrementó en 8679, lo que supone un crecimiento del 4,2%. Sin embargo, el número de autónomos en general desciende en 23937 afiliados. De agosto a septiembre, ha habido 314 autónomos extranjeros más afiliados, un 01,% intermensual a mayores. Por eso mismo, los autónomos extranjeros suponen el 7,1% de trabajadores por cuenta ajena.

Hay 3,04 millones de autónomos en España, de los cuales hay 217191 trabajadores por cuenta propia extranjeros.

Por comunidades autónomas, Baleares ha sido la comunidad en que más ha crecido el número, seguida de Cantabria, Cataluña, La Rioja, Andalucía y Comunidad Valenciana.

De los autónomos extranjeros, los que más han crecido en estos últimos nueve meses han sido los de Italia, China, Marruecos y Rumanía, en ese orden. Extremadura y País Vasco han sido las únicas comunidades en que se han perdido autónomos extranjeros, aunque se compensa con las demás.

En cuanto a géneros, las mujeres extranjeras han tenido un crecimiento del 5,6% al año, los varones han crecido en un 3,4% más. En sectores de actividad, han crecido en casi todos los sectores, sobre todo en hostelería y comercio.

Más autónomos extranjeros, menos autónomos en general. Cada día se pierden 88 emprendedores, los nuevos autónomos no son suficientes para cambiar esta tendencia. Y la cuestión es que podría haber más autónomos extranjeros si no existieran tantas trabas, como también podría haber más autónomos nacionales o permanecer los autónomos en la actividad si existieran nuevas iniciativas de ayudas a los trabajadores autónomos y nuevos emprendedores.

La obligación de cotizar por accidente y enfermedades seguirá siendo opcional hasta 2014

Laborales

El Gobierno de España ha decidido nuevamente retrasar un año hasta el 2014 la obligación de cotizar por accidente de trabajo, enfermedades profesionales y cese por actividad de los nuevos autónomos, lo que quiere decir que por ahora no será obligatorio acogerse a estas prestaciones ni pagar por ello.

Hace muy poco lo acaba de anunciar Fátima Bañez, la ministra de empleo y seguridad social, recordando que sigue siendo voluntario en el 2013 para ayudar a crear riqueza y empleo, por ello harán una enmienda en los Presupuestos Generales del Estado.

Esta medida supondrá, según los cálculos, un ahorro de 40 euros al mes para los autónomos, equivalente a 500 euros al año, y 25 a al mes los que cotizan en el sistema especial de trabajadores por cuenta propia que inician la actividad en estos momentos.

Además ha asegurado que las medidas que han realizado, aunque no sean populares ni comprendidas, suponen el empleo de mañana por lo que se muestra orgullosa ante su reforma laboral en que afirma se han formalizado 61800  nuevos contratos indefinidos de emprendedores.

Lorenzo Amor, presidente de la ATA, ha indicado que esta decisión de retrasar esta obligatoriedad de cotizar por accidente es muy importante para el sector. Por su parte, la OPA considera que esto es una invitación a crear una precariedad de los autónomos al no estar obligados a pagar estas contingencias, y es que aunque se ahorren 500 euros al año tampoco se está asegurado ante lo que pueda pasar y eso es un paso atrás en el acceso a las mejoras sociales del colectivo.

Hay que recordar que si un autónomo no paga por estas prestaciones tampoco las reciba, por lo que si sucede algo como una enfermedad o accidente no se tendrán prestaciones durante el tiempo que se está de baja, no se tiene derecho a nada y eso sí es un paso atrás.

Está claro que ante la nueva decisión hay diferentes puntos de vista, desde los que piensan que es un ahorro en tiempos complicados hasta los que piensan que es un paso atrás de cara a asegurar el futuro del colectivo. Porque lo cierto es que si una persona ahorra 500 euros y después le pasa algo pierde la posibilidad de cubrirse ante ello, está pagando una cuota a la seguridad social sin recibir garantías de poder continuar la actividad pase lo que pase.

Aunque lo cierto es que ahora esto está en decisión de cada uno. Los autónomos deben ser conscientes de que pueden no pagar estas cotizaciones pero de los riesgos que esto supone, y por eso en este blog tenemos que recalcar que acceder a estas prestaciones es decisión de cada uno, por lo que hay que pararse a pensar en ventajas y desventajas de cada decisión.

Emprendedores sociales, la nueva economía

Blog

Tradicionalmente, los “sectores” de la economía eran: el primario (agricultura), secundario (industrias) y terciario (servicios). Sin embargo los cambios de las últimas décadas en las formas de producción y consumo y también las crisis económicas que empujaron a miles de personas fuera del llamado “mercado de trabajo” dieron lugar a una nueva economía: la economía social, un sector emergente basado en otros valores.

Actores y valores de la economía social
La economía social es un sector que hasta hace algunos años no era considerado “realmente” parte de la economía (claro, de la economía del lucro).  Integrado por ejemplo por cooperativas, organizaciones sociales, autoempleados, microemprendedores y muchos otros protagonistas, las actividades económicas tienen un modelo de gestión basado en valores como la sostenibilidad, participación, responsabilidad social y compromiso con la comunidad. Los actores de esta “nueva economía”, como comenzó a denominarse a fines del siglo pasado, pueden formar parte de cualquiera de los sectores tradicionales ya que el término alude en realidad a una nueva forma de producción y consumo. Por otra parte, la economía social está alcanzando una impresionante expansión de la mano de la popularización del acceso a Internet y el relativo abaratamiento de los equipos; en la actualidad, estas nuevas formas de producción y consumo están relacionadas con la información, la comunicación y la globalización: las empresas de la economía social, dinámicas e innovadoras, se relacionan e interactúan a través de Internet, que les ofrece la oportunidad de crecer y encarar nuevas actividades.

Renacimiento de la economía social 
Si bien la solidaridad es vieja como el mundo, los motivos por los cuales no se prestaba mucha atención al sector de la economía social, estaban relacionados por una parte con, precisamente, la ausencia de afán de lucro que guía normalmente a las empresas, y por otra con la dimensión. Por ejemplo el movimiento cooperativo, que incluye millones de personas en todo el mundo, tradicionalmente se consideró poco dinámico, o las fundaciones y organizaciones se veían como instituciones dedicadas a la beneficencia. Hay que decir también que las propias crisis empujaron a este tipo de instituciones a tecnificarse y convertirse en organizaciones capaces de generar sus propios recursos, al no poder seguir dependiendo de las donaciones públicas. En la actualidad, el sector de la economía social experimenta un verdadero renacimiento, ganando apoyo público y privado desde el nivel local hasta el mundial.

¿Cómo puedes convertirte en un actor de la Economía Social?
Para empezar, es interesante saber que la Economía Social realiza contribuciones decisivas a la comunidad, genera valor agregado y es capaz de resolver desafíos y desequilibrios de la sociedad. Por esta razón, en la actualidad las empresas de la economía social son apoyadas por los gobiernos locales a través de múltiples herramientas. Una de las grandes ventajas de desempeñarse realizando una actividad económica en el sector social, es que resulta mucho más gratificante y menos estresante que comenzar un emprendimiento en los sectores tradicionales. Si quieres comenzar a explorar qué oportunidades puede brindarte la economía social, te recomendamos:

  • Dirígete al gobierno local para conocer sus planes y herramientas para el sector social
  • Infórmate acerca de la legislación vigente para conformar una cooperativa o una organización social
  • Visita cooperativas, mutuales y asociaciones civiles, investiga en Internet
  • ¡Únete a otras personas con tus mismas necesidades e inquietudes! La economía social es, básicamente, cooperación, solidaridad y ayuda mutua.

Consejos para finales de año para evitar pagar muchos impuestos

Consejos

Cuando se acerca final de año y es el momento de controlar las cuentas de cara a las tributaciones de ese año, que serán meses después, hay que tomar medidas para evitar que los impuestos acaben con nosotros el año que viene.

Y ¿cómo se puede hacer eso?

  • Hacer donaciones a buenas causas, a ong que ayuden a los demás, ya que es algo que además de ser bueno da una buena imagen a la empresa y cuenta a la hora de deducirse impuestos.
  • Amortizar totalmente las inversiones realizadas en el ejercicio
  • Deducir como gasto primas de seguro de enfermedad de propia cobertura y la de familiares
  • Tener en cuenta las deducciones ocultas que a veces no se utilizan
  • Abrir una cuenta ahorro-empresa
  • Verificar las cuentas de gastos flexibles
  • Si se inicia la actividad, capitalizar el paro ya que la cantidad obtenida está exenta del irpf hasta cierto límite
  • Hacer aportaciones a planes de pensiones y de jubilación
  • Contratar un seguro de salud u otro tipo de seguros deducibles
  • Deducir por adquisición, ampliación o reformas en vivienda (este año)
  • Conocer si existen ayudas o bonificaciones por contratación de personal o cualquier otra cosa
  • Si se necesita realizar alguna compra o inversión, es mejor hacerlo a final de año antes que empezar al nuevo año, ya que así se puede deducir para la siguiente declaración
  • Se debe calcular el efecto fiscal de las compras
  • Invertir en formación, no sólo porque a veces hay ayudas sino que también se puede deducir como gasto
  • Ten en cuenta la situación de los fondos mutuos o ventas de valores o instrumentos financieros
  • En caso de cambio de estado civil, hay que comunicarlo antes de presentar la declaración de la renta
  • Si es necesario y está a punto de finalizar el año, se puede posponer algún cobro para el año siguiente
  • Y si no se está seguro/a de lo que se hace, se puede contratar un asesor que además de deducir sus cuotas en la declaración puede encontrar elementos deducibles que no se habrían tenido en cuenta
  • Y por supuesto, con ello no se ahorra directamente (a menos que se encuentre algo deducible que no se iba a deducir) pero ahorra tensiones, y es organizar los documentos y archivos para prepararlos de cara a la época de impuestos

¿Nos ofreces algún consejo más para ahorrar en impuestos el año que viene con acciones que se deban hacer antes de finalizar el año?

Cómo darse de baja como Autónomo

Recursos

No basta con dejar de ejercer la actividad, hay que solicitar la baja, ya que si no se hace se puede tener problemas con deudas generadas en la seguridad social y complicaciones en la declaración de la renta e impuesto de actividades económicas. Por ello, en el momento en que se toma la decisión hay que pedir la baja cuanto antes.

Es importante saber que no existe un tiempo de permanencia mínima en la RETA, por lo que se puede solicitar la baja tanto al mes de haberse dado de alta como 20 años después en el momento en que se necesite.

La baja del Régimen General de Autónomos se realiza, al igual que las modificaciones de datos identificativos, laborales o domiciliarios, en el modelo TA0521 presentando un original o copia de documento o medio de prueba de la procedencia de la baja.

Lo primero que hay que hacer es darse de baja en el impuesto de actividades económicas en el ayuntamiento de residencia para constar que se cesa en la actividad.

Después, se va a solicitar la baja a la agencia tributaria por medio del modelo 036.

Más tarde, se ha de ir a la Tesorería de la Seguridad Social para pedir la baja en la RETA con los trámites que se piden y el modelo indicado anteriormente (TA06521) antes de 6 días en que se cesa en la actividad.

Se completarán los datos exigidos y además se debe aportar, tanto para el alta como baja como modificación de datos:

  • Documento identificativo del solicitante
  • Original y copia del permiso de trabajo o certificación de la excepción de ese permiso
  • Original y copia de cualquier documento o medio de prueba que determina la baja
  • Si es socio de una sociedad, original y copia del documento de constitución de la sociedad

Una vez solicitada la baja, se hará efectiva el primer día del mes siguiente en que se cesa la actividad, ya que la cuota mensual se paga entera tanto se trabaje un día ese mes como si se trabajan todos o la mitad.

No es fácil darse de baja como autónomo, y no por los trámites que hay que realizar que se pueden hacer en poco tiempo si no hay grandes listas de espera, sino por la decisión de dejar la actividad o por el hecho de que el negocio no ha funcionado como debería. Pero en el momento en que no queda más opción, se debe hacer cuanto antes sin pensar más ya que, por muy doloroso que sea mejor eso que perder dinero y acumular deudas.

Guardar filtro
×