Cuándo decir que no a un cliente

Decir que no a veces es sumamente complicado, otras veces ni si quiera se sabe cuándo decir que no. Hay que saberlo para no acabar haciendo cosas que no gustan o no agrada hacer, o simplemente para no acabar en algo que no se puede llevar acabo.

¿Y cuándo se debe decir que no?

  • Cuando un cliente quiere pagarte menos de lo que corresponde por tu trabajo. Se puede negociar un poco el dinero del proyecto, pero no aceptes nunca una remuneración menor de lo que esperas por tu trabajo. No te rebajes, al menos no demasiado, y si lo haces que sólo sea una ocasión puntual.
  • No aceptes trabajar gratis ni trabajar por poco dinero por la promesa de algo mejor futuro. No aceptes trabajar a comisión bajo los “futuros ingresos” de un proyecto que acaba de comenzar, el que cree en su proyecto no ofrecerá esta posibilidad sino que arriesgará en su negocio.
  • Cuando te encargan algo que no sabes hacer. Puedes pensar que aprenderás o que es cuestión de saber algo más, y que además te pagarán el aprendizaje, pero la realidad es que puedes atrasar los tiempos de entrega, no terminar aprendiendo a hacer algo o dar una mala impresión.
  • Si un cliente no te da una buena sensación o lo ves con una actitud muy crítica, aprende a decir no, a no rebajarte en todo. Intenta hacer tu trabajo con la máxima profesionalidad, pero no agachar las orejas ante todo lo que te diga.
  • Si un cliente te pide algo a mayores de lo que te ha pedido y pagado sin pagarte a mayores por ese “sobretrabajo” no te rebajes a decir que no, ya que tras ese poco más puede haber otro poco más y otro poco más, y además no agradecido. Lo que vayas a hacer más cóbralo.
  • Si sabes con casi total seguridad que no vas a cumplir con el trabajo o con los plazos, o simplemente lo piensas, no aceptes el trabajo porque al final quedarás peor no cumpliendo que rechazando el trabajo. Si no puedes perder el trabajo, sincérate con el cliente.

Cuando sientes que no puedes ceder, cuando sientes que debes decir no, por mucho que te cueste, es el mejor momento para decir no. Una vez que aprendas a decir no te animarás a hacerlo siempre que lo necesites, pero no te pases.

Un comentario

  1. MadaraUchiha
    Publicado el 18 junio 2012 a las 15:29 | Permalink | Responder

    Si muchos clientes a veces, le prometen disque más proyectos , con la intención de que se lo hagan más barato. y que opinas de el cliente que te huye, es decir tu terminaste ya el proyecto y siempre busca una excusa o siempre disque que hay un error o buscan información para que se la pongas en la página, para retrazar el pago, que crees de esos clientes?
    .
    También hay otros cientes que te ven como un muchacho joven digamos por ejemplo yo tengo 19 años y tengo muchas habilidades (modestia parte), y los clientes ven a uno como un muchacho y dicen , “Bueno a este no le voy a pagar un montón de dinero”, solamente por la apariencia…

    ¡Muchas Gracias por este post!

Un Trackback

  1. […] error, ya que finalmente no se puede afrontar el trabajo y se acaba mal con los clientes. Es mejor decir que no en ocasiones, o también se puede delegar en otros profesionales o […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: