Cómo encontrar financiación en la red

¿Tienes una idea pero es difícil conseguir el dinero para hacerla realidad? Realmente, los trámites para acceder a un microcrédito o subsidio estatal para concretar un emprendimiento son largos y engorrosos. Sin embargo, muchas personas solidarias practican el “crowdfunding”, ayudando a financiar todo tipo de proyectos.

Los microcréditos, herramienta transformadora
Parece que el microcrédito es antiguo como el mundo: en la antigua Roma, las mujeres se prestaban entre sí pequeñas sumas de dinero, que garantizaban con objetos personales, y así conseguían realizar actividades económicas. Pero su poder transformador se reveló en el año 2006, cuando el premio Nobel de la Paz fue otorgado a… un banco y a su creador, Muhammad Yunus: el banco Grameen. Sus microcréditos se otorgaban mayoritariamente a mujeres y tenían un índice de cobrabilidad ¡más alto que cualquier banco comercial! En el 2012, Yunus fue considerado uno de los más grandes empresarios de la década, por su visión innovadora y su capacidad para hacer las cosas. La “Cumbre del Microcrédito”, una organización formada por prestigiosos líderes mundiales y co-presidida por la Reina Sofía y Tsutomu Hata, antiguo Primer Ministro de Japón, informó que hasta 2009 se habían otorgado más de 190 millones de micropréstamos confirmando el poder transformador de esta herramienta, ya que la mayoría permitieron a 128 millones de familias salir de la pobreza, pero otros estuvieron destinados a financiar iniciativas ingeniosas e ideas creativas. Precisamente en este modelo se basaron los creadores del “crowfunding”, una iniciativa que permite brindar y encontrar ayuda económica en la red.

Ejemplos de Crowdfunding
Películas, libros y discos se encuentran entre los más antiguos proyectos de crowdfunding, como la película “El Cosmonauta”que cuenta con casi 4100 colaboradores y ha conseguido más de 450.000 euros.  En la actualidad hay miles de proyectos que ya están encontrando dinero en la red; pueden funcionar como plataformas de financiación de proyectos independientes y también como redes sociales, al estilo de Kiva, una red con más de 1.1 millones de usuarios que se unen para crear oportunidades a partir de aportes de 25 dólares. La ventaja es que los proyectos se exponen en forma transparente y se aprovecha la sinergia de las redes sociales entusiasmando a diferentes usuarios para unirse a un proyecto.

Crowdfunding no es beneficencia
Al ser un sistema de préstamos, está claro que los beneficiarios del “crowdfunding” deben devolver el dinero recibido de sus aportantes. Lo bueno de este sistema es que todos pueden participar; es decir, que para apoyar una idea que nos gusta no necesitamos ser magnates ni filántropos, sino simplemente querer ayudar y realizar el aporte que esté a nuestro alcance. Por eso, la devolución de lo prestado por cada usuario puede ser en especies, como entradas gratis si se trata de un espectáculo, libros o encuentros exclusivos con sus autores, camisetas o lo que la creatividad de los emprendedores dicte, y también en dinero de acuerdo a lo aportado. En algunos sitios los inversores deben estudiar los proyectos y proponer mejoras o participar en la elaboración, combinando crowdfunding y crowdsourcing; en otros, los proyectos tienen un plazo para conseguir la financiación. Y ya hay hasta sitios especializados como el crowdfunding ambiental, orientado a financiar proyectos destinados a cuidar el planeta.

Guía de recursos
Organizaciones: KivaCumbre del Microcrédito
Más información sobre crowdfunding:  Revista Consumer, Tendencias 21

Foto: vía morguefile

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: