Blog

Cómo, trámites y requisitos para capitalizar el paro para ser autónomo

Recursos

El capitalizar el paro es una buena solución a la hora de plantearse ser autónomo y no esperar a que acabe la prestación por desempleo, y consiste en un pago único o capitalización del desempleo mediante el cual el Ministerio de Trabajo e Inmigración pretenden fomentar el autoempleo y que ya lleva un tiempo en funcionamiento.

Existen dos opciones: para los que quieren iniciar una actividad por cuenta propia o quienes quiere ser socio trabajador en cooperativas o formar parte de sociedades laborales de recién creación o en funcionamiento. Cualquiera de las dos busca el autoempleo entre personas que se encuentran en el paro.

¿Cómo funciona o en qué consiste? Consiste en que gran parte del dinero que un autónomo tiene pendiente todavía de cobrar se encuentre en un solo pago que se utilizará para poner en marcha un negocio. Las dos opciones que se presentan son: tener un solo pago para poder aguantar los primeros meses en el inicio de actividad o utilizar esta cantidad de dinero para subvencionar las cuotas de autónomo a la seguridad social.

Una de las principales condiciones es que deben quedar al menos tres meses de prestación y además el alta de autónomos debe ser posterior a la petición de pago único. Para poder beneficiarse del pago único se debe ser beneficiario de una prestación contributiva por desempleo con al menos tres mensualidades pendientes de recibir y no haber hecho uso de este derecho en los cuatro años inmediatamente anteriores. Se debe además acreditar lo que se va a hacer, la realización de actividad como trabajador autónomo o la incorporación a la nueva sociedad tal como hemos indicado.

La solicitud se debe haber en la Oficina de Servicio Público de Empleo o Dirección Provincial de la Entidad Gestora correspondiente. Se debe presentar con la solicitud de prestación contributiva por desempleo o después, siempre que quedan al menos tres meses.

Una vez que se ha pedido el pago único, una vez recibido se debe iniciar la actividad laboral como máximo en un mes, presentar ante la entidad gestora la documentación que acredita el inicio de la actividad y destinar la cantidad recibida a la aportación social obligatoria o inversión para el desarrollo de la actividad.

Es cierto que esta nueva medida va a dar lugar a más de un fraude, como el que se descubrió hace poco más de un mes en que una firma de seguros ha despedido a un trabajador para cobrar las prestaciones por desempleo y crear una correduría que trabajaría para la anterior empresa, pero también ayuda mucho a que las personas en paro puedan aprovechar la oportunidad para crear su propio negocio.

Guardar filtro
×