Radiografía del perfecto teletrabajador

Un estudio del año 2011 de una universidad privada 100% virtual de Colombia, en la que más de 70% de sus empleados trabaja en forma remota, realizó un interesante análisis acerca de las características que debían tener los funcionarios para participar en forma eficiente y efectiva en un programa de teletrabajo.   Las bases para el éxito estarían en la integración tecnológica, la capacidad comunicativa y el conocimiento de las funciones.

Cada vez más el teletrabajo aparece como una opción interesante para empresas y profesionales, que encuentran en esta modalidad una oportunidad para disminuir costos y mejorar la calidad de vida tanto personal como de la familia y la comunidad.  Sin embargo, no todos los empleados o funcionarios de las empresas pueden teletrabajar; el límite lo establecen, por una parte, las tareas asignadas, pues se debe determinar si pueden o no ser realizadas en forma remota.  Por otra, las características individuales que conducen a un mejor o peor desempeño dentro del programa de teletrabajo.

La mayoría de los estudios señalan una serie de características que ayudarían a dibujar un “perfil del teletrabajador” que está comenzando a tomar forma ya que el teletrabajo empieza a ser considerado como una posibilidad cierta y realista.   Es interesante detallarlas, para que tanto teletrabajadores actuales o potenciales como empresas, puedan realizar su propio cuadro de fortalezas y debilidades.  Según estos estudios, el teletrabajador ideal…

  • Se orienta a los resultados.  Siempre tiene en mente la meta y resuelve los imprevistos durante el proceso para llegar a los objetivos.
  • Tiene excelentes habilidades para la comunicación.  El trabajo a distancia exige capacidad para comunicar en forma escrita o mediante la utilización de herramientas como teléfono, chat o videoconferencia.
  • Puede trabajar solo.  No requiere demasiada supervisión para realizar la tarea y obtener los resultados.
  • Es adaptable, organizado y automotivado.  Puede trabajar en diferentes ámbitos (el hogar, la oficina móvil, espacios públicos).  Maneja adecuadamente sus tiempos y espacio físico para cumplir con los objetivos.  Se propone y alcanza metas por sí mismo.
  • Conoce su trabajo.  Está entrenado para realizar su tarea o sabe pedir asesoramiento para resolver un problema en forma remota.
  • Conoce la organización.  Entiende los objetivos de la organización y los resultados a los que debe llegar.
  • Es alegre y optimista.  Además de la motivación, es vital que tenga buen ánimo, perspectivas de futuro  y sentido del humor para sobrellevar adecuadamente el aislamiento que representa el trabajo en forma remota.

Se debe tener en cuenta que además, el teletrabajo debe estar claramente definido, con resultados medibles para que el teletrabajador pueda evaluar su propio desempeño y apto para ser realizado en forma remota con las herramientas que el teletrabajador tenga a su alcance.

Fuente: UCN

Foto: vía es123

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: