Teletrabajo: de la nueva economía a la nueva geografía

Si bien el comercio en el mundo sigue consistiendo en producir, vender y consumir bienes y servicios, el crecimiento de las operaciones por internet configura una nueva economía de la mano de las TICs. Pero estas sorprendentes posibilidades… ¿determinarán también una nueva geografía?

Un mundo más pequeño
La transición hacia la nueva economía se caracteriza centralmente por el menor costo de implementar un negocio en la red en comparación con un negocio físico y la posibilidad de alcanzar el mercado global sin necesidad de estar presente localmente, lo que se complementa con el fácil acceso a servicios de distribución global. Es que las posibilidades de Internet van derribando una a una todas las barreras de la antigua economía, empezando por preciados monopolios como las telecomunicaciones… a partir de las plataformas de transmisión de voz e imagen. Sin dudas el desarrollo de Internet ha acortado las distancias. El ejemplo más fácil de comprender es el de quienes tienen un familiar viviendo o trabajando en un país lejano: Internet permite hoy en día la comunicación instantánea y casi cotidiana. Poder ver y escuchar a nuestros hijos o padres todos los días aunque estén a más de 10.000 Km. de distancia era algo impensable por sus costos y dificultades algunas décadas atrás.

Un nuevo concepto de centro y periferia
Entonces, ¿qué está lejos y qué está cerca en la nueva economía? Precisamente uno de los parámetros utilizados para medir las nuevas distancias es la facilidad y costo relativo de las llamadas telefónicas. Un estudio realizado por la Comisión Europea de Teletrabajo dibujó el nuevo mapa del mundo, según el cual por ejemplo, Suecia y Gran Bretaña limitan con Estados Unidos y Canadá, y los cuatro países están en el centro. Según este estudio, los países de Europa Central se mueven más rápidamente hacia el centro y China está más cerca que la India. Sin embargo, el costo de la llamada telefónica no es el único nuevo patrón de medida; también se considera el acceso a Internet y las facilidades para comprar y vender en la red. La regulación de las telecomunicaciones tiene una gran importancia, pero además los gobiernos pueden diseñar medidas para que cada vez más ciudadanos puedan estar conectados, aprender más rápido las nuevas habilidades y acortar su distancia al centro. Por ejemplo en Gran Bretaña hay muchos planes telefónicos que ofrecen Internet sin cargo, y en Estados Unidos la suscripción de un plan para utilizar Internet por un período determinado incluye un ordenador “gratis”.

La nueva geografía
De hecho, las estrategias locales e internacionales entre Estados Unidos y Gran Bretaña han conseguido que el costo de llamadas telefónicas residenciales entre ambos países sea el más bajo del mundo, determinando, así, la “unidad de distancia”, patrón de medida de la nueva geografía. Las distancias relativas son los múltiplos de esta unidad y nos informan cuán lejos estamos del centro.  Lo que queda claro es que desde este punto de vista, las razones para estar lejos o cerca, en el centro o en la periferia, son más políticas que económicas, como las posibilidades de regular el mercado de las telecomunicaciones o invertir en infraestructura. Hoy más que nunca, parece que podemos decidir nuestra posición futura en el mapa, partiendo de la idea de que un ciudadano que carece de una conexión telefónica, está a infinita distancia del centro en la nueva geografía.

Recursos: ETO

Foto: vía Morguefile

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: