Blog

Ser autónomo ¿compensa?

Opinión

Muchos autónomos están realizando su actividad diaria sin plantearse su situación, pero hay una serie de preguntas que todo autónomo debe tener en cuenta para ver si situación de autónomo les compensa en todos los aspectos.

La principal pregunta que se debe hacer un autónomo es si le gusta lo que hace ¿a ti te gusta lo que haces? Si la respuesta es sí, estamos ante un claro aspecto de gran importancia para valorar esto, pero no el único. Hay personas que son autónomas por obligación, ya que no han podido encontrar otro trabajo, y esto es una clara motivación que hace pensar que ser autónomo les ha merecido la pena, sin embargo hay quienes lo son por devoción, y a estos también les compensa ya que les gusta y disfrutan con lo que hacen.

Una vez tenido en cuenta este aspecto, hay dos más que se deben tener en cuenta y son: ¿cobras lo suficiente? Y ¿tienes tiempo para tus cosas? Existe una cierta valoración que permite conocer si un autónomo cobra lo suficiente, y una de las principales es si descontando todos los gastos profesionales da a la persona para vivir decentemente. La cantidad que debe salir fuera de gastos se debe calcular según el nivel de vida actual, los gastos que se necesitan e imprevistos. Hay quien calcula que por menos de 1500 euros al mes no merece la pena hacerse autónomo, y hay quienes piensan que 1000 euros ya está bien para hacerlo. Es cuestión de hacer cálculos. A la respuesta del tiempo, es muy importante, ya que si ganas una cantidad importante del dinero cada mes y trabajas 14 euros al día ¡no tendrás tiempo de disfrutarlo!

Hay que hacer una balanza entre economía, tiempo y motivación. A todo esto hay que añadirle otros factores según las necesidades e intereses de la persona. Existen ventajas o desventajas a mayores que se deben tener en cuenta y planificar: ¿jubilación, cuál será? ¿paro, es posible? ¿imprevistos, se pueden afrontar? ¿crecimiento del negocio? ¿se puede acceder a un trabajo mejor pagado? ¿se puede acceder a un trabajo por cuenta ajena? ¿ser tu jefe o no? ¿tienes constancia o no? ¿capacidad para afrontar los pagos?

Aunque tener un jefe en muchas ocasiones es bastante incómodo, lo cierto es que en muchas ocasiones ser tu propio jefe es algo esclavo, y no sólo eso sino que hay gente que simplemente, por una razón u otra, no puede ser autónoma.En gran parte, también es una vocación, aunque las personas se pueden adaptar “si les compensa”. ¿Tienes madera de autónomo? ¿Has hecho una balanza y ves que te compensa? Siempre hay que luchar por los propios sueños, y aunque al principio cueste merece la pena.

Deja un comentario

Guardar filtro
×