Un lugar en el mundo para los trabajadores móviles

Considerando las posibilidades que ofrecen los dispositivos móviles en la actualidad, sumadas a la conectividad que pronto será gratuita y universal, y la ubicación de las empresas en la red, no sorprende que éstas dependan cada vez más de trabajadores móviles y los trabajadores, a su vez, necesiten coordinar sus tareas con las oficinas centrales en forma permanente.  Un trabajador móvil puede estar todo el tiempo conectado pero… ¿con qué dificultades se encuentra fuera de la oficina?

Limitaciones del trabajador móvil
Las limitaciones del ambiente pueden actuar como verdaderas barreras para el trabajador móvil. En realidad el objetivo del trabajo móvil, cuando comenzó, era ofrecer a los trabajadores que se encontraban alejados de su oficina, todas las facilidades de conectividad, pero nadie imaginó la dimensión que tomaría el trabajo móvil y las necesidades de estos trabajadores para realizar su tarea en forma eficiente. Por ejemplo, se descubrió que la mayoría de los trabajadores móviles consulta su correo electrónico y llamados mientras se desplazan y que esto obliga a permanentes replanteos y reconsideraciones. Sin embargo, la oficina fija sigue teniendo grandes ventajas sobre la oficina virtual: garantiza cierto nivel de privacidad, el ordenador de escritorio permite realizar ciertas rutinas que no son posibles para uno portátil, evita la “eterna disponibilidad” del trabajador móvil, permite controlar la ejecución de tareas o búsqueda de información, y aunque muchas empresas han intentado beneficiar a sus trabajadores móviles con reducciones de costo de sus llamadas telefónicas particulares o conexión familiar a la red, no se ha conseguido mejorar la eficiencia.  En realidad, los trabajadores móviles necesitan, en algún momento del día, recrear las condiciones de la oficina fija, pero se encuentran con la desagradable sensación de que… no tienen dónde ir.

¿Dónde trabajan los trabajadores móviles?
Trabajar desde casa, la oficina de un cliente, el aeropuerto o un café puede resultar muy poco productivo pero, de hecho, el trabajador móvil no cuenta con muchas más posibilidades. Para no mencionar otras necesidades, como cargar las baterías, encontrar un lugar silencioso desde donde hacer una llamada telefónica, en fin, un lugar adecuado y un sitio determinado.  Actualmente son tantos los trabajadores móviles (se calcula en 30 millones solamente los norteamericanos, una quinta parte de la fuerza laboral) que ya tienen nombre generacional: los “Kinko”. De momento el lugar en el mundo preferido por los trabajadores móviles cuando no están en casa ni en la oficina parecen ser los cafés y restaurantes.

Las “café-etiquettes”
Si este es tu caso, te interesará conocer las “café-etiquettes”, las normas de etiqueta de café para trabajadores móviles:

  • Realizar una consumición razonable
  • Poner el teléfono móvil en modo silencioso
  • Controlar el volumen de la voz en las conversaciones telefónicas
  • No ocupar espacio innecesariamente
  • No perder de vista dispositivos o documentos valiosos
  • No mirar la pantalla del ordenador de nuestro vecino. Se considera tan atroz como robar secretos de empresa.
  • No invadir el espacio de los vecinos; sólo si el saludo es respondido, se interpreta que hay aceptación para traspasar la puerta de la oficina invisible.

Fuente y más información: Tercerlugar.es
Comunicación Móvil y Sociedad, Manuel Castells y otros

Foto: vía Flickr

Foto:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: