Blog

El teletrabajo, también para PYMES

Blog

Hasta hace poco tiempo, el teletrabajo era visto como una posibilidad para dos grandes grupos: el de teletrabajadores independientes, o las grandes empresas, que podían implementar programas de teletrabajo para sus empleados tomando a su cargo el equipamiento necesario. Sin embargo, actualmente empresas de menores dimensiones también encuentran en el teletrabajo una opción para reducir gastos y compensar a los empleados.

Una tendencia mundial

Según Sonia Boiarov, directora del Centro de Teletrabajo de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, adoptando esta modalidad las PYMES podrían ahorrar entre un 20% y un 40% de sus presupuestos destinados a gastos de personal, por ejemplo en utilización de recursos tecnológicos y reducción de superficie ocupada destinada a puestos de trabajo. En España, por su parte, se analiza la promoción del teletrabajo como una estrategia de empleo en estos tiempos de la sociedad de la información, ofreciendo a los empleadores una serie de directivas y recomendaciones para que puedan implementarlo. De todas formas, recién estamos en los comienzos de una etapa que podría tener beneficios importantes para sectores tradicionalmente postergados, como las mujeres, los jóvenes, las personas mayores de 50 ó 45 años y los que sufren alguna discapacidad que les impide movilizarse hasta los lugares de trabajo.

Ventajas para las Pymes

Según los últimos estudios, las Pymes que se animen a implementar un programa de teletrabajo podrían transformarse en estructuras empresariales más dinámicas y productivas, modernizándose y ganando en eficiencia y capacidad de adaptación. Por otra parte, un programa de teletrabajo debe combinar el trabajo presencial con el remoto.

Puntualmente podrían:

  • Reducir gastos de infraestructura, energía y equipamiento
  • Obtener mayor productividad por parte de los empleados al trabajar por objetivos
  • Mejorar la gestión del tiempo, calidad y eficacia del trabajo
  • Mayor compromiso del trabajador con la empresa ya que mejora su compensación al reducir los gastos y costos que implica estar fuera de casa
  • Disminuir el desgaste físico y emocional
  • Posibilidades de contratar miembros de colectivos desfavorecidos incentivados por beneficios fiscales
  • Estructuras más flexibles
  • Impulso a una nueva imagen organizacional, comprometida con sus trabajadores y la comunidad

Candidatos y candidatas al teletrabajo

Las PYMES que deseen implementar un programa de teletrabajo deben saber ante todo que, de acuerdo a la legislación y prácticas vigentes, debe ser una opción voluntaria para los empleados que decidan participar. A partir de esta comprensión, será necesario determinar qué tareas y qué empleados o empleadas pueden asignarse al programa, pues como es sabido, no todos los empleados tienen las características psicológicas y anímicas necesarias como para trabajar en forma remota. Por otra parte, todos los empleados de la empresa deben comprender que el teletrabajo no es un premio ni un castigo, sino una forma diferente de trabajar, con ventajas y desventajas, y que el objetivo del programa es mejorar la eficiencia de la organización de la que ellos forman parte.

Para comenzar un programa de teletrabajo, es conveniente selecciones candidatos:

  • Fuertemente automotivados
  • Autodisciplinados
  • Competentes y preparados
  • Flexibles e innovadores
  • Con un ambiente familiar dispuesto a aceptar al teletrabajador

Deja un comentario

Guardar filtro
×