Blog

Gastos que puedes desgravar siendo autónomo

Consejos

Uno de los principales problemas que te encontrarás en la actividad como autónomo es la necesidad de desgravar el máximo posible de gastos, aprovechando lo máximo posible, sin pasarse, ya que desgravar algo que no es un gasto de trabajo puede llevarte a muchos problemas. Por eso, lo más aconsejable es consultar con un asesor para que te indique exactamente los gastos que te puedes deducir, o que te haga todos los trámites necesarios.

A la hora de deducir gastos, es muy importante que tengas la factura de estos gastos, no ticket sino factura. Puedes deducir todos los gastos que estén relacionados con la actividad laboral, y ten cuidado con no pasarte deduciendo gastos ya que podrías estar  incitando a que hagan una revisión de tu declaración. No valen ni compras personales ni gastos que no tienen que ver con tu actividad laboral ni la factura de la compra de alimentación. Sí son deducibles gastos de representación, como gasolina para visitas, taxis, comidas de “empresa” o reuniones de negocios, etc.

Algunos de los gastos que puedes deducir como autónomo, los más importantes, son:

  • Cotización a la Seguridad Social.
  • Equipos informáticos.
  • Dietas
  • Taxis y transporte
  • Internet
  • Asesoramiento legal o fiscal
  • Mobiliario de oficina
  • Programas informáticos
  • Consumibles
  • Colegios profesionales, asociaciones
  • Libros y material de trabajo
  • Teléfono móvil y gastos del teléfono móvil

Además, puedes deducir otros gastos en función del consumo que vayas a utilizar para la actividad profesional. No es conveniente abusar de las facturas para deducir más de lo necesario. La electricidad, el gas, el agua, el teléfono fijo y el alquiler del piso pueden ser deducidos en la declaración considerándolos como gastos profesionales, hasta un máximo del 50% según el gasto y en función de lo que se utilice a nivel profesional. No deduzcas el alquiler del piso más allá de un 49% ya que sino sería local comercial.

A la hora de declarar el iva y a la hora de la declaración de hacienda ten en cuenta los gastos que estén relacionados con la actividad que estás desarrollando, y los gastos que de lógica son los que utilizas con motivo del trabajo. Si sientes que no eres capaz de llevar a cabo estos trámites por tu cuenta, puedes contar con un asesor, cuyo iva también te desgrava.

Es tan importante saber desgravar todos los gastos como no pasarse.

Deja un comentario

Guardar filtro
×