Casos concretos y prácticos de gastos profesionales de un freelance

Muchas veces son las que se comenta y expone la estructura fiscal que debe de soportar un o una freelance (es más, incluso de ello se ha tratado en este mismo sitio). También son muchas las veces que se comenta y expone la teoría o los detalles concretos de esa estructura fiscal, y en muchas ocasiones se habla de cual es el mejor sistema para optimizar (es decir, para pagar menos impuestos legalmente, para reducir nuestra factura fiscal), pero en pocas ocasiones se da con nombre y apellidos la lista, el conjunto de elementos y factores que a la postre son los que nos van a permitir esa reducción en la suma a pagar al fisco, y eso es lo que se va a ver en este artículo.

Primero de todo, decir que obviamente en cada país y en cada realidad normativa fiscal, existirán unos elementos u otros que nos permitirán reducir el pago en el fisco. Y que bien pudiera ser que lo que en un país determinado se considera como un bien o un factor adecuado para reducir la factura fiscal, en el país de al lado no sea así, pero a modo general básicamente el sistema es muy parecido, y en consecuencia solo deberemos adecuarlo a las concretas particularidades.

Del mismo que a las concretas particularidades deberemos adaptarnos según sea nuestra actividad profesional. Pues obviamente no tendremos las mismas necesidades si tenemos una profesión u otra, traducido al lenguaje del fisco: no tendremos las mismas cargas, ni las mismas necesidades de compra (de gasto) profesional si estamos dados de alta en un epígrafe de la hacienda pública que si estamos dados de alta en otro.

Es decir, si partimos de la base de que para reducir la factura al fisco, a modo general cabe decir que solo cabe la solución de tener los menores beneficios posibles al año y que ello pasa por tener el mayor número de gastos posibles al año, obviamente no tendremos los mismos gastos si trabajamos en la construcción, que si por ejemplo somos traductores y trabajamos básicamente a través de sistemas informáticos y sin grandes desplazamientos o contacto presencial con clientes.

Entonces ¿cuáles son aquellos productos, aquellos enseres concretos que pueden servirme para pagar menos a hacienda? La respuesta es simple: todos aquellos que sirvan directamente a nuestra actividad profesional. A todo esto se le tendría que añadir que serán gastos profesionales todos aquellos gastos que tengan relación directa con nuestra actividad profesional. Así, además de los productos que podamos comprar para nuestra actividad profesional, o de los equipos profesionales que compremos, también puede sernos deducible: los gastos en desplazamientos, dietas, etc., pero siempre con sus particularidades.

A modo general diremos que por ejemplo todos aquellos productos de oficina (papelería, etc.) entrarán siempre sin problemas en la lista de gastos deducibles, como también entrarán en esta lista todos los productos o equipos informáticos o de índole tecnológica que debamos comprar (tinta para la impresora, software, gadgets, etc.) siempre y cuando los hagamos servir para nuestra actividad profesional.

También podrán entrar en esta lista los gastos que incurramos en telecomunicaciones, los gastos de estacionamiento de nuestro vehículo, transporte o nuestros gastos en dietas (restaurantes, etc.) siempre (cabe decir otra vez) que estén relacionados directamente con nuestra actividad profesional (es decir, no nos incluirá el estacionamiento, el transporte o la comida que se realice para actividades o asuntos personales) y dentro de los límites y particularidades que establezca la ley que nos compete.

En definitiva, en general cualquier gasto que sea directamente relacionable con nuestra actividad profesional será deducible, ahora bien, aún falta hacer algunas consideraciones más al respecto:

A veces es difícil (y más en las profesiones liberales) discernir si un gasto se ha producido por índole estrictamente profesional o no (un viaje por ejemplo habitualmente es claro si se ha realizado por negocios o no, pero no siempre por ejemplo el consumo del teléfono o gasolina, o bien si compramos consumibles de distinta índole y les damos un uso mixto). En este caso será siempre interesante consultar con un profesional que nos indicará exactamente el qué y el cómo puede deducirnos.

Decir también que el principio de prudencia y de no abuso puede evitarnos sustos posteriores. Así, no abusar de los gastos a introducir, y especialmente que estos no sean de un volumen desproporcionado en relación a los ingresos que tenemos es el camino más seguro para evitar para que la hacienda pública ponga los ojos sobre nosotros, y para evitar que seamos la mejor presa para que nos hagan una inspección fiscal o como mínimo para que nos pidan explicaciones.

Un último apunte al respecto, en este artículo no se ha entrado a valorar las demás opciones de deducción que existen (como por ejemplo amortizaciones por bienes adquiridos), o por nuestra estructura fiscal personal (ya que un freelance computa habitualmente como autónomo y por ende imputable directamente a su renta personal) (como si tenemos o no hijos, estado civil, inversiones, etc.), y es que eso en todo caso es más adecuado para otros artículos de índole genérica, o al contrario, en casos individuales al respecto. Como genérica y nada individual es la necesidad de que para poder deducirnos todos los gastos anteriormente mencionados siempre aportemos el justificante aceptado al respecto, que siempre pidamos, tengamos y aportemos las facturas, sin excepción.

2 comentarios

  1. Dana
    Publicado el 8 abril 2011 a las 00:38 | Permalink | Responder

    Hola.
    Quisiera preguntar y, de ser pobible, obtener una respuesta.
    Antes de subir un artículo al blog, ¿editan el texto? Es solo para saber.
    Desde ya muchas gracias.

  2. Publicado el 11 abril 2011 a las 17:52 | Permalink | Responder

    Estimada/o Dana,

    Sí, son editados.

    Atte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: