La llave del éxito, recursos para emprendedores

¿Es posible convertir tu idea en un emprendimiento que te permita progresar y llevar adelante tus proyectos?  ¿O esta posibilidad está sólo reservada a personas con cualidades innatas para los negocios? En realidad, la idea de una “personalidad emprendedora” está siendo reemplazada, cada vez más, por la de que las competencias necesarias para transformarse en un emprendedor o emprendedora pueden perfectamente adquirirse y desarrollarse.

La llave de éxito
Es interesante analizar el concepto de éxito. En realidad, la llave del éxito no está precisamente en saber qué es el éxito de un proyecto, sino cuándo un proyecto puede ser considerado exitoso para determinado emprendedor o emprendedora.  Internet (y no sólo Internet; periódicos, revistas, la televisión, la propaganda) rebosan de “casos de éxito” que son meros espejismos: devuelven una imagen de personas exitosas indefectiblemente jóvenes, bellas y… ricas.  No es ése el espejo en el que se mira –nos miramos- la mayoría.  Por eso, al comenzar con tu emprendimiento, debes trazar un panorama realista y verificar que el proyecto coincida con tus valores y los de las personas que te rodean: tu familia, futuros colaboradores y proveedores.   En realidad, una de las claves del éxito de un proyecto, es saber cómo hacer para no desistir de la idea.  Cuando, al preguntarte frente a las dificultades: ¿sigo o no sigo? la respuesta sea: sigo.

Emprendimiento =  creatividad, innovación, oportunidad
La idea del emprendimiento debe ser analizada como lo que realmente es: un destello de creatividad.  De hecho, el emprendedor está comenzando con algo que no existe en la realidad (todavía) sino en su mente: una idea que él mismo ha creado.  A veces lo más difícil de las ideas es explicarlas, sobre todo a los financistas de proyectos, ya sean del sector privado o de las oficinas públicas.  El emprendedor puede estar muy convencido pero la persona del otro lado del escritorio no conoce del tema.  Allí se ponen a prueba la creatividad y las claves del éxito de un proyecto: en la perseverancia del emprendedor o emprendedora para explicar una y mil veces si es necesario de qué se trata su idea, buscar aliados estratégicos, prepararse y estudiar.

Está muy extendida la idea de que las personas creativas e innovadoras son quizás un poco extravagantes o de aspecto un tanto exótico; por otra parte, según un conocido refrán, “a la oportunidad la pintan calva”, haciendo alusión a la diosa romana llamada “Ocasión”, calva por detrás y con largos cabellos sobre la frente, queriendo decir que si no se aprovechan a tiempo las oportunidades, éstas pasan de largo y no vuelven más.   Sin embargo, el solo hecho de tener una idea y desear emprender, te convierte en una persona creativa e innovadora, capaz de generar sus propias oportunidades. Un emprendimiento es innovador cuando atiende una necesidad que hasta el momento no estaba satisfecha; un emprendimiento es creativo cuando está siempre en movimiento; un emprendimiento genera oportunidades cuando permite al emprendedor o emprendedora aumentar sus competencias profesionales.

Emprendedores  siglo XXI
Los emprendedores y emprendedoras actuales tienen una gran ventaja sobre otro tipo de empresas, y es que están más próximos, no sólo a los nuevos conceptos de mercadotecnia a partir de la irrupción de Internet, sino al consumidor del siglo XXI, al que las crisis han vuelto más austero, que se fija más en la calidad, se preocupa por el ambiente y la forma en que han sido fabricados los artículos que adquiere.  Internet permite que hasta el más pequeño emprendedor pueda utilizar las mismas herramientas que las grandes empresas: correo electrónico, sitio web, boletines electrónicos, comercio electrónico, diálogo con el cliente a partir de suscripciones y cuestionarios, casi todas ellas hoy en día prácticamente gratuitas.

Volviendo entonces al concepto de “éxito”, ahora sí, quizás, podríamos decir que un emprendimiento será exitoso si consigue agregar experiencia al producto, si gana la confianza del cliente y su preferencia, si el producto logra una identidad, personalidad y carácter acordes a los valores de su creador y de quienes lo prefieran, si el emprendedor entabla un diálogo positivo con sus potenciales, actuales y futuros clientes.

Ahora te proponemos reflexionar sobre frases célebres de personajes exitosos:

  • “Si llega la inspiración, que me encuentre trabajando” – Pablo Picasso, pintor
  • “El emprendedor es el creador del futuro” – Joseph Schumpeter, economista
  • “Las personas que tienen éxito pueden ser gregarios o taciturnos, analíticos o intuitivos, buenos o pésimos para los detalles, con aversión al riesgo o sedientos de emociones, que saben delegar o son maníacos del control, miembros prestigiosos o anónimos de la comunidad” – Amar Bhidé, profesor de la Universidad de Columbia.

Guía de recursos: Algo más que intuición para los negocios – Universidad de Navarra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: