Las mujeres y el teletrabajo

Un libro publicado hace algunos años por una escritora española, periodista y apasionada viajera, Cristina Morató, llamado “Viajeras intrépidas y aventureras” nos cuenta la epopeya de algunas mujeres que se atrevieron a incursionar en un mundo eminentemente masculino, el de los viajeros y exploradores de siglos pasados.

Mujer y Teletrabajo

Mujer y Teletrabajo - Foto vía Morguefile

Hoy en día es muy frecuente ver viajeras solitarias e inclusive muchos hoteles y agencias de viaje han desarrollado servicios especiales para mujeres que viajan solas. Pero… ¿imaginas a Egeria viajando por Oriente en el siglo IV, con un salvoconducto que le permitía desplazarse por la antigua red de calzadas romanas? Egeria recorrió así casi todo el Imperio Romano, teniendo como guía de viaje nada menos que… ¡las Sagradas Escrituras!

Al igual que Egeria, muchas mujeres, en distintas épocas y actividades, se animaron a hacer algo reservado a los varones (la ciencia, la política, el arte) y fueron así labrando el camino que otras seguimos o intentamos seguir, en nuestra lucha por alcanzar la igualdad social con nuestros compañeros varones.

Por supuesto, el mundo del teletrabajo, no escapa a la regla. Desde que, en 1975, se utilizó por primera vez el término “teletrabajo” planteado como una solución a problemas sociales como reducción de costos, conciliación de la vida laboral y familiar, oportunidades de empleo para sectores desfavorecidos, reducción de gastos en energía y contaminación (precisamente la idea de teletrabajo nació con la crisis del petróleo), hasta la concepción actual teórica y la aplicación práctica del teletrabajo, las mujeres hemos sido indudables protagonistas de esta innovación pero todavía nos queda mucho camino por recorrer.

Por una parte es necesario decir que, según algunos estudios, los factores considerados como desventajas del teletrabajo, parecen profundizarse en las mujeres, especialmente debido a  la falta de espacioa físicoa y temporales apropiados, a la vez que un afianzamiento de los roles hogareños. Precisamente uno de los motivos más recurrentes para motivar la decisión de adoptar el teletrabajo es el deseo o necesidad de pasar más tiempo con la familia, pero parece que en el caso de las mujeres, es difícil establecer los límites y dedicarse al teletrabajo como si físicamente estuviese fuera del hogar.

Un interesante estudio del Centro Internacional de Investigaciones para el Desarrollo, de Canadá, realizado en el año 2004, sobre el teletrabajo en América Latina y el Caribe, explica que la mayor parte de los teletrabajadores son varones, inclusive en una mayor proporción sobre la población total masculina, que el porcentaje de mujeres. Y aunque se podría argumentar mucho a favor de que el teletrabajo puede ser más atractivo para las mujeres que para los varones, especialmente teniendo en cuenta que en las últimas décadas cada vez más mujeres asumen totalmente la responsabilidad del sostenimiento económico del hogar, ellas perciben que, trabajando en el hogar, se verán sometidas a mayores presiones que si lo hicieran fuera de casa. Por otra parte, no se ha analizado con la necesaria profundidad si las mujeres que se beneficiarían con una política de teletrabajo cuentan con las herramientas y capacitación necesarias, y cuál sería el impacto de la incorporación de las tecnologías de la información y la comunicación en el hogar.

Hoy en día el teletrabajo ofrece nuevas posibilidades. En principio el concepto de teletrabajo casi se ha independizado de “trabajar desde casa”; los ciber cafés y centros informáticos comunitarios, la popularización de las conexiones gratuitas a Internet del tipo wi-fi, también independizan al teletrabajo inclusive de la necesidad de tener una conexión a Internet paga. Además, las oportunidades laborales se multiplican en forma exponencial: hoy en día es posible realizar casi cualquier actividad por Internet, excepto aquellas que requieren inevitablemente el contacto físico entre el prestador del servicio y quien lo adquiere. Todo lo demás: comprar, vender, remitir, cobrar, pagar, conversar, convencer, enseñar, aprender, asesorar, y muchísimo más, puede ser realizado en forma remota.

Para que los beneficios del teletrabajo alcancen a todos y a todas es necesario trabajar sobre los desequilibrios de género: por ejemplo, en el caso del teletrabajo en relación de dependencia, predomina la asignación de teletrabajo a mujeres en las tareas de apoyo o que sólo requieren calificaciones básicas, como centros de llamadas para clientes, consultas de rutina, centros de servicios virtuales, procesamiento de datos. En cambio, en las tareas que requieren experiencia específica y nivel gerencial, la mayoría de los puestos son ocupados por varones: publicaciones electrónicas, diseño y gestión de sitios web, redacción técnica o investigación, apoyo técnico, etc.

Guía de recursos:
Vittorio di Martino:  El teletrabajo en América Latina y el Caribe
Escritura creativa Viajeras intrépidas y aventureras
Mujeres de empresa: apoyo para emprendedoras

2 comentarios

  1. Publicado el 16 diciembre 2010 a las 23:45 | Permalink | Responder

    Estimadas amigas,me podrían informar, las bolsas de Teletrabajo con empresas de energías renovables naturales.

    Saludos

    Patricia Ramos

  2. MARIA DEL CARMEN PALACIO
    Publicado el 28 octubre 2011 a las 20:31 | Permalink | Responder

    MUJERES DE EMPRESA: SOY URUGUAYA, REMATADORA PÚBLICA Y ESTOY PROFUNDAMENTE INTERESADA EN EL “TRABAJO FREELANCER”, PARA ÚTILIZARLO EN MI PROFESIÓN, NECESITO CAPACITARME MAS,(REALICÉ TODOS LOS CURSOS DE NETGATE)COMO PARA ORGANIZAR Y AYUDAR A OTRAS MUJERES, ME GUSTARÍA CONÉCTARME CON USTEDES, UNIR IDEAS,ETC.
    EL URUGUAY CREO QUE ESTÁ EN PAÑALES, PERO SÉ QUE HAY MUCHAS PERSONAS QUE ESTARÍAN INTERESADAS,CUENTEN CONMIGO.MARIA DEL CARMEN PALACIO

Un Trackback

  1. […] que no consiguen “insertarse en el mercado de trabajo”. Más allá de que, efectivamente, el teletrabajo es una posibilidad para madres de familia, personas con discapacidad, personas mayores de 40 años, […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: