Problemas físicos ocasionados por exceso de tiempo frente al ordenador

La aplicación de las nuevas tecnologías en los ambientes laborales y la aparición de nuevas formas de trabajo, como el diseño gráfico por ordenador, creación de contenidos web, etc., ha hecho que muchas personas se vean obligadas, por razones profesionales, a pasar mucho tiempo sentados frente al ordenador.

Esto ha originado la aparición de nuevas enfermedades profesionales ha generado estudios relacionados con el tema, que buscan la forma de que el entorno del trabajador se modifique y que el trabajador cambie algunos de sus hábitos para minimizar los riesgos de la aparición de problemas físicos.

La mala posición del monitor, por ejemplo, puede originar cansancio visual, dolores musculares en la zona del cuello, dolores de cabeza y de espalda, y a mayor plazo, problemas en la zona cervical y problemas visuales permanentes. La mala postura al estar sentado, puede hacer que se produzcan dolores en la espalda, cuello y hombros, y a mediano y largo plazo, la aparición de enfermedades relacionadas con la mala circulación en miembros inferiores y problemas en la columna vertebral.

Estos son los problemas más evidentes y los de más sencilla identificación; sin embargo, no son los únicos. Por ejemplo, la utilización del teclado que hace que los trabajadores deban permanecer con los músculos de los brazos soportando el peso de los miembros superiores, puede acarrear la aparición de problemas musculares en esta zona.

También es posible que aparezcan problemas en los ligamentos y tendones de las manos y muñecas, debido al uso constante, por ejemplo, al escribir. El uso del ratón hace que el cuerpo pierda balance hacia la derecha (en los diestros, a la izquierda en los zurdos), originando una sobrecarga en los músculos del tronco que deben soportar esta pérdida del balance.

Formas de minimizar los riesgos

Trabajador freelance
El entorno del trabajador que pasa mucho tiempo frente a un ordenador, debe modificarse. Para evitar los problemas de postura, es conveniente que se utilice una silla ergonómica; pero esto no es suficiente, ya que el trabajador debería permanecer con la espalda lo más recta posible, algo a lo que los trabajadores no estamos muy acostumbrados.

El espacio debajo del escritorio debería ser suficiente como para que el trabajador pueda colocar sus piernas en un ángulo aproximado a los 90º, mejorando sensiblemente la circulación. De ser posible, es conveniente que se cuente con escritorios con posapiés.

El monitor es motivo de debates, aunque la mayoría acepta que la mejor posición del mismo es que la parte superior de la pantalla se encuentre a la altura de los ojos, con lo que se mejora la postura de la cabeza y se evita el cansancio en los músculos de los ojos. La distancia más apropiada, según opina la mayoría de los expertos, es una distancia superior a los 40 centímetros de la vista del usuario.
Postura correcta

Se debe evitar que se produzcan reflejos en la pantalla, la que además debe estar limpia y exenta de rayones y manchas. El brillo y contraste del monitor debe adecuarse de forma tal que no produzca un exceso de entrada de luz en forma constante en los ojos, pero que a su vez no haga que el trabajador deba forzar la vista.

La altura a la que se deben encontrar el teclado y el ratón, debe ser tal que los brazos descansen en forma cómoda. Debe evitarse que los brazos deban estar demasiado altos, provocando posiciones incómodas, o demasiado bajos, haciendo que el usuario deba inclinarse para verlos. El ratón debería ubicarse en una posición cercana al teclado. Durante la operación del teclado y el ratón, los hombros deberían permanecer lo más relajados posible, y a una distancia de no menos de diez centímetros del borde del escritorio, de forma que las muñecas puedan apoyarse sobre el mismo.

Otro consejo útil es que se tomen tiempos de descanso, durante los cuales se pueda caminar aunque sean distancias cortas. También debe recurrirse en forma periódica a lo que se denominan “pequeños descansos”, que consisten en cambios de postura o ponerse de pie durante unos segundos, sobre todo ante la aparición de molestias.

Las consecuencias a corto plazo de realizar el trabajo frente al ordenador en forma inadecuada, es la aparición de dolores y molestias, estrés, cansancio y trastornos musculares leves. A largo plazo, pueden originarse enfermedades que inclusive, pueden llevar a la incapacidad parcial o completa para llevar adelante el trabajo.

Un comentario

  1. Publicado el 25 octubre 2010 a las 23:52 | Permalink | Responder

    Es muy bueno este artículo. Todas las empresas debieran tenerlo y los que trabajamos en una computadora debemos pensar que para profesar en esta y en cualquier otra ocupación, hay que tomar en cuenta no solo la cuestión de lo material, sino también contemplar los conocimientos necesarios para preservar la salud y trabajar con alegría.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: