Nuevos profesionales en un mundo con menos empleo

La más prolongada recesión mundial desde 1946, con una duración de 18 meses y que provocó una grave crisis de empleo principalmente en los países industrializados (Estados Unidos alcanzó cifras de 9.6% de desocupados, mientras que España llegó al 18%), parece haber llegado a su fin en junio de 2009. Sin embargo, la recuperación de puestos de trabajo en los países más afectados se produce a un ritmo muy lento, y los especialistas afirman que esto no tendrá modificaciones a corto plazo.Educación para el trabajo independiente

La necesidad de encontrar ocupación, ha hecho que muchos trabajadores hayan tomado la decisión de iniciarse en el empleo individual, sea a través del auto-empleo, el trabajo independiente, la formación de pequeñas empresas, como freelancers y consultores o a través de empresas culturales en internet. Obviamente, cuentan con gran ventaja aquellos que vuelcan su experiencia anterior, adquirida en empleos formales, a las nuevas formas de trabajo. Siempre es mucho más sencillo vender un servicio cuando se cuenta con una experiencia previa demostrable.

Resulta particularmente rentable ante esta nueva realidad, la educación y el conocimiento, herramientas más que importantes para los que deben vender sus servicios en forma autónoma, lo que puede ser considerado como un bien o un capital para los nuevos emprendedores. En los países desarrollados, resulta particularmente útil como forma de combatir los efectos sobre el empleo de la actual crisis económica, mientras que en los países con menor desarrollo, tiene una cada vez mayor incidencia en la disminución del desempleo, llegando en algunos países a competir con la producción formal como generador de divisas.

La industria en los países desarrollados se ha mostrado incapaz de competir con la industria de aquellos países con políticas de empleo intensivas, como es el caso de Asia y América Latina, y en alguna medida, también África. Otro factor importante en la pérdida de empleo en los sectores industriales de los países desarrollados es la aplicación de nuevas tecnologías, que sustituye a la mano de obra.

Algunos analistas sostienen que estos países continúan una política errónea, tratando de incentivar la creación de fuentes laborales de “pleno empleo” del tipo tradicional, mientras que la realidad indica que las fuentes laborales que pueden contar con futuro y en la que se deberían enfocar los planes educativos, hacia la educación profesional y el desarrollo de pequeñas empresas personales y al auto-empleo, para colaborar con aquellos que cuentan con dificultades para acceder a empleos seguros del tipo tradicional o con aquellos que prefieren la independencia que brinda el desempeño profesional en algunos sectores de la industria y los oficios.

Un viraje en las políticas educativas es absolutamente necesario para acompañar los cambios que se vienen registrando en forma natural en las formas de empleo actuales, con una participación cada vez mayor de los trabajadores independientes y de las pequeñas empresas en el total de la generación de empleos.

Fuente: El Universal (Mx) http://www.eluniversal.com.mx/columnas/86126.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: