La imagen personal en Internet

Ya hace bastante tiempo que el término “globalización” se ha instalado entre nosotros. Aunque es difícil de definir, la mayoría de los especialistas coincide en que es un fenómeno en el que la revolución informática ha tenido un papel fundamental.

¡Qué lejano parece aquél día del año 1838 en que un pintor estadounidense llamado Samuel Morse inventó el telégrafo! Y sin embargo, fue el primer paso en una verdadera aventura de las telecomunicaciones que hoy da como resultado, el mundo globalizado.

Es que, básicamente, la globalización es una nueva mundialización de una economía que se mueve al ritmo de las tecnologías de la información (cada vez más pequeño, cada vez más rápido).  Son también las múltiples relaciones e interconexiones que van más allá de los límites físicos,  disolviendo fronteras.

Cualquier persona, en cualquier lugar, puede dialogar en forma instantánea con cualquier otra persona en cualquier otro lugar, y virtualmente “ver” qué está sucediendo en ese momento, en cualquier parte del mundo.

Frente a este nuevo paradigma del tiempo y el espacio, el desafío es conseguir que la globalización pueda incluir a todos en sus beneficios, en lugar de que éstos queden reservados para unos pocos mientras la mayoría vive la ilusión de una “second life”.

Precisamente hablando de una “second life”, lo interesante es que las nuevas tecnologías de la información y la comunicación y su máxima las redes sociales, tienen una gran influencia y son un espacio sumamente seductor para la creación de una “imagen personal”.

De hecho, las redes sociales no se utilizan solamente para hacer nuevos amigos sino que para muchas personas, y cada vez más, son una herramienta de alto impacto para teletrabajadores y emprendedores, que posibilita buscar, conseguir y realizar trabajos.

En el “mundo real”, construir una imagen personal lleva años y es la mejor carta de presentación, y aunque las tecnologías de la información pueden jugar a favor o en contra, Internet nos puede ayudar a crear y consolidar nuestra imagen personal.

Los ciber-criterios son más o menos los mismos que cuando preparamos nuestra imagen personal física: armonizar aspecto y personalidad, ser sobrios, escribir correctamente, si tenemos un sitio personal, que sea acorde a nuestra personalidad y no una caricatura.   Tener en cuenta que la imagen personal en Internet comienza a revelarse en el momento mismo en que alguien se pone en contacto con nosotros, aceptamos una invitación de amistad o dejamos un mensaje.

No contamos con la posibilidad de que nuestro interlocutor vea nuestros gestos, nuestra forma de sonreír o dar la mano, cómo nos vestimos, qué colores elegimos, elementos que ayudan a establecer la comunicación con los demás; según unos famosos estudios, en una conversación, ¡sólo el 7% de los intercambios se produce a través de palabras! El resto está formado por esos otros elementos elementos “no verbales” de la comunicación.

El desafío en la construcción de la imagen personal en Internet es precisamente cómo reemplazar esos invalorables componentes no verbales, por los recursos que nos facilita Internet, ya que “la primera impresión es lo que cuenta” y ésta no se produce generalmente a través del contacto audio-visual (como  una videoconferencia) sino de un sitio web.

Las herramientas de comunicación en Internet representan, para quien sabe utilizarlas, un aliado invalorable a la hora de la construcción de una imagen personal, pero la efectividad de esa construcción no se basa en el mejor o peor uso de las herramientas, sino en la coherencia de una imagen de verdad: quiénes somos y qué queremos transmitir.

Recursos para la construcción de una buena imagen personal en Internet:

  • Crear un blog o micrositio personal, bien desarrollado y relacionado con la comunidad, acorde a nuestra personalidad
  • La foto: es imprescindible cuidar la apariencia, pero causan mejor impresión la sencillez, elegancia y buen gusto que los lujos o accesorios caros o extravagantes.
  • Avatar: si se utiliza, que sea adecuado, nada extraño, acorde a la imagen que se quiere transmitir
  • Expresión escrita: correcta, sin faltas de ortografía, redacción clara y concreta
  • Trato: respetuoso, si hacemos comentarios que sean adecuados, atinentes al tema
  • Twitter: estas cuentas permiten publicar constantemente lo que se está haciendo o pensando utilizando no más de ciento cuarenta caracteres. Tiene mucho éxito.
  • Skype: cada vez más utilizado por teletrabajadores, actualmente permite interactuar casi como si se estuviese frente a frente. Incluye comunicaciones con audio e imagen; una de la últimas proezas es el famoso “The Silk Demise”, un álbum de modas para el cual la modelo posó frente al fotógrafo ¡a través de Skype!
  • Participación en los foros, blogs y diferentes publicaciones: remarca y fortalece la imagen personal en Internet al mostrar una imagen activa y participativa que genera la confianza e interés de otras personas en relacionarse con nosotros.

Recursos en la red:
Ayuda de Twitter

Recursos de Sype

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: