Como realizar una oferta (Propuesta)

Muchas veces hemos visto en esta misma página, como por el ansia de obtener un trabajo, se cometen errores en la presentación de la oferta ante un proyecto. Precios excesivamente bajos, plazos de entrega demasiado cortos, ofertas realizadas sin conocer a fondo los detalles del proyecto, etc.

La reputación del trabajador freelance depende en gran medida del cumplimiento de los objetivos planteados en el proyecto y reafirmados en la oferta. Si se oferta un trabajo por un precio menor del valor real del mismo, luego de que se produce la contratación no hay forma de conseguir que el contratante otorgue el beneficio de un aumento de la cotización.

Trabajo Freelance da una serie de recomendaciones, incluso durante el proceso de publicación de una oferta, que son muy útiles y que aparentemente no todos siguen. A continuación daremos una serie de pautas que es indispensable seguir para no cometer los errores que hemos descrito.

  1. Leer bien la información del proyecto. La información escrita en el proyecto debe ser leída con atención, a fin de comprender bien el alcance y los objetivos del proyecto y poder hacer un presupuesto acorde al mismo. Una incorrecta evaluación puede resultar en un precio por el que quizá no estemos dispuestos a trabajar, o ofertar por un servicio para el cual no estamos capacitados.
  2. Preguntar. Muchas veces los proyectos presentados no poseen todos los detalles necesarios para poder realizar una oferta, o los mismos aparecen como poco claros. En todos los casos, siempre es preferible preguntar antes de realizar la oferta, ya que es el mejor medio de obtener todos los datos necesarios.
  3. Ofertar precios razonables. La competitividad en algunas áreas del trabajo freelance es muy dura, lo que hace que algunos trabajadores realicen ofertas muy por debajo del valor normal de un trabajo. Esto no solo es contraproducente para la economía del trabajador, sino que además va en detrimento de la calidad de los trabajos presentados, al menos a mediano plazo, cuando el trabajador se da cuenta que está trabajando demasiado por muy poco. Es preciso ser competitivo, lo que no quiere decir que se deba regalar el trabajo, sobre todo si se tiene conciencia que el mismo es de calidad.
  4. Cumplir con lo pactado. Una vez que se ha obtenido un trabajo, se debe dar cumplimiento a todos los términos del acuerdo. Un cliente satisfecho es un cliente que posiblemente nos volverá a contratar. Además, la reputación es fundamental para conseguir nuevos trabajos.
  5. Ofertar solo para lo que se está capacitados. Esta premisa está relacionada con el ítem anterior. El cumplimiento de lo acordado es posible solo en caso de que estemos preparados debidamente para realizar el trabajo para el que nos hemos postulado. Además, una baja preparación en algún área, puede dar como resultado trabajos de baja calidad, y por consiguiente, una baja en la reputación.

El éxito o el fracaso de un trabajador freelance depende directamente de su reputación y la cantidad de clientes satisfechos (muchos de ellos volverán a contratar). Un trabajador con buena reputación puede obtener mejores precios por sus trabajos, ya que cuenta con una garantía de calidad. Descuidar algunos de los aspectos que hemos enumerado, puede resultar en algún beneficio a corto plazo, pero a mediano y largo plazo, la única forma de obtener éxito como freelancer consiste en tener una reputación alta.

Andrés Fernández

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: