Como ser productivo trabajando desde casa

Trabajar en casa puede llegar a convertirse en la mejor forma de ser poco productivo. Trabajar desde casa nos convierte en nuestros propios jefes y supervisores, lo que implica una doble responsabilidad. Tanto si nos volvemos demasiado pasivos como si trabajamos en exceso, terminará redundando en una baja productividad.

Tener un espacio de trabajo

Oficina en casa. Autor: Archenemy. Fuente: Flickr.

Oficina en casa. Autor: Archenemy. Fuente: Flickr.

Trabajar desde el sofá o desde la cama, atentan contra el desempeño como trabajadores. Tener continuamente fuentes de distracción hará que tarde o temprano terminemos por disminuir nuestra cantidad de trabajos o bajará la calidad de los mismos. Todo trabajo bien realizado requiere necesariamente de concentración.

La TV, la cocina, los otros habitantes de la casa, serán suficiente motivo para que durante el tiempo que dedicamos al trabajo, buena parte de él estemos con el pensamiento en otra cosa. La mejor idea es tener un espacio de la casa destinado exclusivamente al trabajo. Si se cuenta con una habitación extra, puede establecerse una oficina. La misma deberá contar con todos los elementos necesarios para el desarrollo de nuestro trabajo (un escritorio, una silla cómoda, artículos de informática y de oficina, etc.), debe estar bien iluminada (preferentemente con abundante luz natural) y estar ordenada y limpia.

Si no se cuenta con una habitación, una esquina del dormitorio preferentemente separada del resto de la habitación con alguna división será suficiente, pero teniendo en cuenta que deberá cumplir con los mismos requerimientos que enumeramos anteriormente.

Generar hábitos de trabajo

No contar con un jefe no quiere decir que no tengamos cierto control sobre como desarrollamos nuestro trabajo. Para ser productivos necesitamos tener tiempo suficiente dedicado al trabajo y mantener ciertos hábitos.

El trabajo es trabajo, independientemente de donde se desarrolle el mismo. Esto quiere decir que para lograr un nivel de productividad suficiente para sostenernos económicamente trabajando desde casa, deberemos hacer algunos ajustes a nuestra conducta que nos permita cumplir con las metas trazadas. Sin necesidad de estar uniformados o tener una corbata puesta, estar adecuadamente vestidos es una buena forma de decirnos a nosotros mismos que estamos trabajando.

También es útil marcarnos horarios de trabajo, con las necesarias pausas para descansar y relajarnos. Si nos marcamos desarrollar el trabajo en períodos de una hora con diez minutos de descanso, deberemos hacer que estos tiempos se hagan efectivos.

Los tiempos de descanso también son importantes. Realizar paradas de diez o quince minutos para movernos un poco, caminar, interactuar con los demás, etc., nos dará la pausa necesaria para concentrarnos en forma efectiva cuando retomemos el trabajo.

Hábitos personales y descanso

La falta de ejercicio no solo puede resultar perjudicial para nuestra vida personal, sino que tarde o temprano terminará por perjudicar nuestro trabajo. Estar saludables es indispensable para poder cumplir con nuestras metas laborales.

Concurrir a un gimnasio periódicamente puede ser muy bueno para la salud, pero no es el único método para mantener la salud y el bienestar corporal. Caminatas, paseos en bicicleta o hacer ejercicios en un parque cercano, serán suficiente para que el cuerpo y la mente del trabajador freelance se mantengan con salud.

Estar en casa todo el día también resultará perjudicial a mediano o largo plazo. Mantener relaciones sociales, tomarse vacaciones, pasear, son vitales para mantener un estado de equilibrio entre nuestra vida personal y laboral. Relajarse en exceso o trabajar demasiado son igualmente negativos.

El poder administrar el tiempo de trabajo es una gran ventaja que hay que saber usar. Dedicar parte del día a salir de la casa, tomarse un día libre a la semana, tomarse vacaciones por tres o cuatro días, son necesarios para mantener un ritmo de trabajo suficiente por un período prolongado de tiempo.

Andrés Fernández

Un comentario

  1. Publicado el 3 julio 2010 a las 19:54 | Permalink | Responder

    Lo de vestirse bien es cierto. No trabajes en chncletas, date un ducha antes y ponte guapo, incluso perfúmate.Tu estado mental será mejor para afrontar las tareas que tienes que desempeñar ese día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: