Programas institucionales que respaldan al emprendedor

Las pequeñas y medianas compañías tienen mucho que decir en los programas públicos que pretenden fomentar la innovación y el uso creciente de las nuevas tecnologías en el tejido empresarial.El Plan Ingenio 2010, puesto en marcha por el Gobierno el pasado año, trata de que la inversión en I+D alcance en 2010 el dos por ciento del PIB, y que la contribución privada a esa inversión alcance en 55 por ciento en la misma fecha, entre otros objetivos.

Varias líneas de ese plan se centran en las pymes. Un ejemplo son los Proyectos Cénit, acuerdos de colaboración a largo plazo entre grupos de investigación públicos y privados en un programa conjunto de investigación. Dos de las cuatro empresas participantes en cada uno de los consorcios deben ser pequeñas o medianas entidades.

El Plan Avanz@ para converger con la Unión Europea en Sociedad de la Información se estructura en cuatro líneas estratégicas: ciudadanos, Administración electrónica, educación y pymes. Entre los objetivos del programa en relación con estas firmas, se encuentra la implantación generalizada de la factura electrónica, la concesión de créditos blandos para financiar sus inversiones en tecnología e innovación y la financiación de proyectos de formación en tecnologías de la información dirigidos a los trabajadores.

La unión del sector público y privado para innovar

Los Consorcios Estratégicos Nacionales en Investigación Técnica (Cénit) constituyen uno de los principales pilares sobre los que se articula el Plan Ingenio 2010. Cénit contempla la financiación de grandes proyectos integrados de investigación industrial, con el fin de mejorar el nivel tecnológico de las empresas, generar nuevos productos, procesos y servicios y mejorar la participación española en los programas internacionales de investigación y desarrollo tecnológico.

Este programa se articula gracias a la mediación del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), que subvenciona el 50% del coste de las iniciativas aprobadas -200 millones de euros- y el resto se consigue a través de financiación privada.

En su primera convocatoria, sobre un total de 53 proyectos presentados que implicaban a más de 553 empresas y 510 grupos de investigación, el CDTI seleccionó 16 proyectos. En estos programas trabajarán finalmente 178 compañías -de las que el 52 por ciento son pymes- junto con 240 grupos de investigación.

“Con estos resultados, Cénit ha conseguido un gran éxito en el ámbito científico y en el sector empresarial español. Esto demuestra que, en España, existe una notable capacidad para transformar el conocimiento científico en procesos, bienes y servicios de alto contenido innovador”, explica el director general del CDTI, Maurici Lucena.

La segunda convocatoria de estos programas, que permanecerá abierta hasta el 31 de octubre ha ampliado el número mínimo de empresas participantes en cada consorcio. Deben concurrir cuatro como mínimo, dos de ellas grandes o medianas y dos pymes. “Además, valoraremos la incorporación de pequeñas empresas y la creación de consorcios de carácter multidisciplinar, multisectorial e interregional”, añade Lucena.

Línea directa con la Universidad

El objetivo del Programa Unipyme, puesto en marcha por el Ministerio de Educación y Ciencia, tiene como objetivo fomentar la colaboración del sector empresarial con las Univerdidades y otros Centros Públicos de Investigación (CPI), en lo que se refiere a I+D+i.

El programa está dirigido a pequeñas y medianas empresas que acudan a estos centros públicos para resolver sus necesidades de innovación. Las pymes podrán obtener préstamos exentos de intereses y comisiones -gestionados por Banesto- con un periodo de amortización de tres años, más un año de carencia opcional.

Existen dos tipos de créditos: los primeros, con una cuantía fija de 6.000 euros, pretenden “cubrir los gastos de preparación de los proyectos conjuntos entre universidades y empresas para convocatorias nacionales o europeas a proyectos de instalaciones científicas”, según explica Josep Badía, responsable de Márketing de Pymes y Comercios de Banesto.

La segunda línea de créditos incluye préstamos de hasta 100.000 euros, destinados a financiar directamente los contratos de colaboración entre la empresa y las Universidades y CPI, así como aquellos que se establezcan con firmas tecnológicas, fundaciones o entidades sin ánimo de lucro promovidas por estos organismos públicos.

La pyme también puede dedicar estas ayudas a sufragar los gastos derivados de solicitar una patente de titularidad compartida entre la Universidad y la empresa, y a adquirir licencias para explotar comercialmente las invenciones y tecnologías desarrolladas en el marco de los organismos públicos.

La financiación obtenida con a través de estos créditos puede tener carácter retroactivo, para cualquier acción cuya fecha de inicio sea posterior al 1 de julio de 2005.

La importancia de seguir formando el talento

El Programa Crece pretende cubrir las necesidades de formación y asesoramiento de los emprendedores y las pymes. La actuación, llevada a cabo a través de cursos que imparte la Fundación EOI, está cofinanciada por el Fondo Social Europeo, el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio y un grupo de más de sesenta socios locales repartidos por todo el territorio nacional.

El objetivo de los cursos, en los que ya han participado más de 21.000 personas, pasa por crear empresas competitivas y respetuosas con el medio ambiente, fomentar la innovación y la igualdad de género.

La formación de responsables en el ámbito de la internacionalización, la prevención de riesgos laborales, el diagnóstico medioambiental, la creación de empresas tradicionales y la modernización del pequeño comercio son algunas de las líneas de actuación.

Entre 2001 y 2006, el programa ha contado con unos recursos de 81,8 millones de euros, y ya están previstas las actuaciones que tendrán lugar durante los próximos siete años. A lo largo del presente ejercicio, se espera realizar un centenar de actuaciones y crear o consolidar más de 1.400 empresas.

En un principio, los cursos ayudan al emprendedor a fundar y mejorar la gestión de sus negocios. Una vez terminados, EOI realiza un seguimiento personalizado de todos los alumnos, con la finalidad de apoyarles en la implantación de su plan de viabilidad.

El objetivo final es integrarlos en Redepyme, una red de más de 3.200 pymes surgidas a través de estos programas, que facturan más de 1.350 millones de euros. Redepyme promueve las relaciones comerciales y el intercambio de información entre ellas, a la vez que favorece la introducción de nuevas tecnologías y la formación continua.

Una de las actividades organizadas por EOI para impulsar la consolidación de los proyectos es el Congreso Redepyme, cuya undécima edición se celebrará entre los próximos 30 de noviembre y 1 de diciembre en Madrid. Allí, las pymes que forman parte de la red podrán exponer sus productos y servicios y encontrarse con otras pequeñas y medianas empresas europeas.

Madrid, a la cabeza en creación de empresas

Madrid es la segunda región española con mayor número de sociedades creadas en 2005, más de 25.000, según el INE. Esta situación hace que desde la Consejería de Economía e Innovación Tecnológica de la Comunidad de Madrid se haga especial hincapie en cuidar y ayudar a las pymes.

Dos de las principales instituciones que apoyan a este sector son el Instituto Madrileño de Desarrollo y su Grupo Empresarial (Imade) y la Dirección General de Innovación Tecnológica. “Estos organismos disponen de programas de ayudas dirigidos a financiar proyectos de I+D empresarial, ayudas específicas al sector aeroespacial y biotecnológico, entre otros, así como programas específicos para pymes a través de Avalmadrid”, explica el Consejero de Economía e Innovación Tecnológica de la Comunidad de Madrid, Fernando Merry del Val. Según el consejero, la Comunidad cuenta con el Plan de Innovación Tecnológica 2005-2007 que dispone de un prespuesto de 300 millones de euros y un capítulo dedicado a las pymes.

Desde la puesta en marcha de esta plan, la administración autonómica ha subvencionado cerca de novecientos proyectos por un importe de 21 millones de euros.”Además, completamos este apoyo con la puesta en marcha de productos financieros asociados a instrumentos de garantías que faciliten la obtencion de recursos”, concluye Merry del Val.

Fuente: C. L. A. y S. G. P., Expansión y Empleo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: